viernes, marzo 01, 2013

El legado del Papa Benedicto XVI: Su Bella Teología

El Papa Benedicto XVI en el 2010.
Foto tomada por el Rev. Diácono Rick Golden y Sra
.
Hermanos y hermanas, Paz y Bien a todos.

Ayer el Santo Padre Benedicto XVI se retiró. La Sede de Pedro queda ahora vacante y la semana que viene los cardenales-electores anunciarán la fecha del cónclave que elegirá a su sucesor. Quiero hacerle homenaje por bella teología y darle la
gracias por ella.

La teología es esa ciencia humana que tiene a Dios por su objeto. Es "el estudio de Dios." Afirmo que solamente existe una manera de practicar una teología que rinda frutos y estas es formularla mediante una conversación con Dios en oración contemplativa. La teología verdadera es aquella que fluye del diálogo entre el teólogo y Dios.

Así fue este santo varón que se sentó en la cátedra de San Pedro duranto los 8 años pasados. A su paso a dejado la belleza, una belleza apenas apreciada hasta por los mismos católicos. Esa falta nos debe avergonzar. Tanto la bella teologia del Papa Benedicto como la filosofía moral de su predecesor detuvo a la Iglesia de su deriva posconciliar; ellos sacaron la Barca de Pedro de un rumbo breve hacia el naufragio perpetrados por aquellos que defendían la transmutación de la Iglesia en algo irreconocible, en nombre del "progreso" y del "espíritu" del Vaticano II. Estos papas arrancaron de las manos de esos pretenciosos la auténtica interpretación del Vaticano II para que esta corriera otra vez dentro de los causes de una reforma "dentro de la continuidad" católica.

Ya que la casa doctrinal está en orden y la interpretación auténtica del Concilio en las manos firmes del Sucesor de Pedro, quien siga al Papa Benedicto tiene mano libre para renovar y darle nuevos bríos a la disciplina eclesiástica, la cual necesita reparación inmediata. El próximo Papa una formación de herejes y herejías distorsionantes de la naturaleza de Dios, los seres humanos y de la Iglesia misma. Cada una de estas formaciones heréticas tiene su conexión directa con el mundo laicista, conexiones que han venido envenenando a la Iglesia hacen muchose años ya.

Aquellos que tienen como norte al mundo, a la carne, o al diablo, cuestionan constantemente el carácter, la contribución, el legado y hasta la validez de la misma noticia del Papa Benedicto y su legado. He leído barbaridades vulgares, demoniacas en su manifestación coprolálica, dirigidas a Benedicto como hombre mismo en el contexto de su renuncia. Lo que pasa es que la oscuridad, aparte de ser ignorante, hace fiesta a la hora de alardear sus "vastos conocimientos" y pretensiones de "libertad" y así llamar la atenció. Pero al cochino, aunque se vista de seda, cochino se queda.

Hermano y hermana que me lees, ignóralos. No te dejes engañar. Hazle caso omiso. Eso es lo que más les disgusta, que se les ignore. Y ora por ellos y bendícelos, porque ellos también son hijos de Dios.

Recemos por el Papa Emérito, Benedicto XVI en su retiro. Que Nuestro Señor Jesucristo a quien le servimos le abrace y proteja en esta etapa de su vida que ahora comienza. Y que el Espíritu Santo, Señor y Dador de Vida, quede con los señores cardenales mientras eligen al próximo sucesor de Pedro y que el próximo Santo Padre tenga la salud, la fuerza y la valentía de mente y carácter para guiar la Iglesia a Cristo, su Principio y Fin.

No hay comentarios.: