miércoles, enero 30, 2013

Puerto Rico: La Madre Peregrina Auxiliar de Schoenstatt en la Arquidiócesis de San Juan

 

Con motivo del Centenario en el 2014 de la alianza con la Madre, Reina y Vencedora, Tres veces admirable de Schoenstatt, el sábado, 26 de enero de 2013, se llevó a cabo la Santa Misa de envío de misioneros, en la Catedral de San Juan Bautista. La campaña del Rosario de la Virgen de Schoenstatt, que es un apostolado mariano al servicio de la Iglesia y originado en Brasil, llegó a la Capital de la Isla del Cordero con un espíritu de amor y entrega.

El evento que comenzó a las 10:30 con la procesión y el rezo del Rosario desde la Plaza de Armas hacia la Santa Catedral, estuvo muy bien representado. Un gran número de hermanos devotos y con sus rosarios en mano, y provenientes de diferentes partes de la Isla, participaron de tan importante acontecimiento.

Una vez frente a las puertas de la Catedral, los fieles católicos continuaron la peregrinación hacia la Iglesia con la imagen, la cual era sujetada por cuatro hermanos, seguidos por otros devotos con sus réplicas consagradas a esta advocación mariana. A partir de las 11:00 a.m. empezó la Santa Misa, y todos estaban reunidos en un espíritu de oración y hermandad.

Con la voz angelical de Grisobelle Virella, interpretando varios himnos, se preparaba el ambiente espiritual para este momento solemne de favor y gracias especiales de Dios.

Una vez comenzó la Santa Misa, durante la Homilía, la cual fue oficiada por Padre Mario Mastrangelo, Capuchino, de la Parroquia Santa Teresita en Ponce, y quien pertenece a la Liga de Sacerdotes de Schoenstatt, habló sobre la importancia de la “alianza” y el compromiso de los hermanos como misioneros. “En este día solemne le queremos decir a ella (María), que queremos llevarla a todos los rincones del mundo. Llevándola sin miedo, pero con valentía. […] ¡Nosotros somos instrumentos de la Virgen María!”, dijo.

Además, Mastrangelo añadió también que “No importa donde vivamos, somos una sola familia. La Virgen Peregrina no quiere divisiones. […]. Somos una sola familia, en una sola cultura y alianza, con un solo Padre Fundador (Padre José Kentenich), un solo Santuario, y todos unidos por el Santuario del amor…”

Una vez concluyó la celebración eucarística, la hermana María Palmer, asesora del Movimiento apostólico de Schoenstatt en Puerto Rico, mencionó unas palabras a los presentes y les invitó al memorable encuentro de “María con María”. Este encuentro estuvo basado en colocar la imagen auxiliar de la Virgen Schoenstatt junto a Nuestra Señora de la Divina Providencia, Patrona de Puerto Rico.

Entre los hermanos presentes, también se encontraba el cuatrista Quique Domenech que junto a su esposa, ofrecieron también unos cánticos a la Madre de Dios.

En un aparte con El Visitante la hermana Palmer, de la Diócesis de Mayagüez, explicó lo que distingue a esta advocación mariana que precisamente se encuentra en sus tres virtudes: "imagen de gracia, el misionero y la vinculación al Santuario".

Esta campana y visita de “la réplica de la Madre Auxiliar va a estar en la Arquidiócesis hasta mayo”, informó la religiosa. Además, mencionó que la Campaña de la Madre Peregrina está organizada por un equipo nacional de laicos (y coordinada por la Familia Bracero), quienes son asesorados por la hermana Sophy Ann Rivera.

“Tenemos siempre el deseo que el Rosario continúe siendo patrimonio de nuestra cultura mariana como pueblo puertorriqueño. Y esto responde a que (El Beato Papa) Juan Pablo II cuando nos visitó el 12 de octubre de 1984 nos pidió a todos los movimientos de la Iglesia que volviésemos a evangelizar a través del Rosario porque hizo alusión que el buen jíbaro puertorriqueño siempre tenía un rosario puesto. Y la respuesta nuestra ha sido entonces impulsar a través de la Campaña del Rosario de la Madre Peregrina esta gran cruzada de oración. Quisiéramos que Puerto Rico entero de nuevo encontrase en la Santísima Virgen el camino más seguro, más directo al corazón de Dios”, concluyó la hermana Palmer.

No hay comentarios.: