lunes, julio 30, 2012

Protege a tus hijos de la amenaza de las drogas

Fuente: El Visitante

“La Iglesia tiene la gran responsabilidad de educar las conciencias, educar en la responsabilidad moral y desenmascarar el mal [...] desenmascarar también las falsas promesas, la mentira, la estafa, que está detrás de la droga”, (Santo Padre Benedicto XVI, Visita Apostólica a México, 2012).

Los padres católicos deben conocer que la buena educación muchas veces no es suficiente para combatir los peligros que asechan a sus hijos.

Es necesario orientarse y conocer las nuevas modalidades de sustancias controladas para así contrarrestarlas y mantener a sus adolescentes a salvo de sus garras.

Al licor, al tabaco y a drogas como la cocaína, la heroína y el crack, ahora se suma la variedad de drogas sintéticas, al alcance fácilmente de nuestros chicos.

¿Cómo protegerlos de su amenaza?

La Dra. Aida Mirna Vélez Cardona, Psicóloga Clínica y Forense que trabaja como asesora en la Administración de Servicios de Salud Mental y Contra la Adicción (ASSMCA), propone orientación detallada sobre los efectos destructivos de las sustancias controladas.

“Todo lo nuevo lo quieren probar”, dijo en alusión a la actitud y comportamiento de numerosos preadolescentes y jóvenes.

"Debemos ser responsables en la educación de los hijos", añadió al recordar que "todo padre debe saber quienes son los compañeros que frecuentan sus hijos".

Asimismo indicó que "el adolescente es muy vulnerable y sensitivo por su etapa de desarrollo psicosocial y psicosexual”, por lo que recomienda a los padres mayor proactividad en la orientación sobre los riesgos y peligros de las drogas.

Por su parte, la pediatra y laica Luisa Burgos Vázquez alertó sobre los efectos y consecuencias del uso de estupefacientes.

“El uso progresivo provoca un daño serio que puede llegar a ser irreversible", dijo al indicar que una droga lleva a otra de mayor intensidad.

“El uso de drogas pueden intoxicar, afectar severamente el cerebro, afectar otros sistemas y destruir las células y provocar pérdida en las funciones cerebrales”, señaló al enumerar entre sus efectos los problemas de socialización, agresividad y muerte por intoxicación.

En tiempos recientes la tendencia en algunos sectores apunta a mezclar diversas drogas para incrementar los efectos.

Nuevas modalidades

Las drogas de diseño (éxtasis, etc.), la marihuana sintética (a la venta en estaciones de gasolina y en tiendas de inciensos, etc.), las "zetas mágicas" u hongos alucinógenos, la ketamina (analgésico/anestésico de uso hospitalario que usan como sicoestimulante), el "spice" o hierba deshidratada con efecto similar al canabis y la combinación de bebidas energizantes con pastillas son usadas por muchos jóvenes en ambientes como discotecas, conciertos masivos, fiestas privadas y en otras actividades sociales.

Son modificadas o creadas en algunos laboratorios con cambios a la estructura molecular de las drogas convencionales, como el éxtasis (metilendioximetanfetamina) y la marihuana sintética. Como señalamos arriba, unas son ilegales y otras de fácil acceso.

Enemigos en la Red

En la Internet existen cientos de portales que venden las nuevas modalidades de drogas con la apariencia de “sales de baño”, “inciensos” o “abono”. Por lo tanto, la supervisión de las computadoras, teléfonos móviles y las tabletas se hace obligatoria. También, como señalamos arriba, la orientación en cuanto a las consecuencias nefastas de las drogas es indispensable.

Factores de protección y estadísticas

Para mantener a salvo a nuestros jóvenes de la amenaza de las nuevas drogas, Juan Rivera Meléndez, Administrador Auxiliar (ASSMCA), reitera que la orientación es fundamental.

“El 56% de los jóvenes han experimentado con el alcohol alguna vez y el 16% con el tabaco. Desde el hogar muchos jóvenes utilizan las drogas legales (el licor y el tabaco) y cuando se exponen a la presión de grupo negativa son más propensos", explicó.

Las estadísticas de ASSMCA indican que a nivel intermedio el 43% ha utilizado alcohol, el 8.9% cigarrillos y el 7.2% las drogas ilegales, excluidas las sintéticas o de nueva modalidad que son usadas por miles de jovencitos que las adquieren fácilmente.

Recientemente, el legislador José E. Torres Zamora radicó la Medida 3819 para definir los términos cannabinoides y cannabinoides sintéticos con la finalidad de prohibir el expendio de estas en establecimientos locales. Al momento de este reportaje, el proyecto, aprobado por la Cámara y por el Senado, espera por la firma del Gobernador.

Respeto, amor y comprensión

La orientación, en palabras claras y sencillas, es necesaria. Pero la atención de los padres a los hijos es igualmente relevante.

Padre Felipe Núñez, Vicario de la Familia de la Arquidiócesis de San Juan, recordó que a los padres les corresponde suplir las necesidades afectivas de sus hijos para que no busquen en la calle y en las redes sociales, con los riesgos conocidos, lo que no reciben en el hogar.

“Hay cuatro necesidades básicas que tiene todo ser humano y se tienen que satisfacer. La pertenencia, la autonomía, el auto-valor y el amar y ser amado. Cuando una de ellas no se llena correctamente en la familia se provoca un vacío. Esto pudiera provocar que el adolescente busque llenarlos de forma artificial y destructiva". explicó.

Cuando los jóvenes se sienten amados, respetados y acompañados por su familia, continuó diciendo, concilian paz y serenidad en su interior.

Entonces, muchos no buscarán refugio en las drogas y en el momento en que se las ofrezcas las rechazarán efectivamente.

“La comunidad de fe también va a contribuir con una acción concreta de amor y cariño especialmente para aquellos que carecen del amor en su familia”, añadió Padre Núñez al aludir a la labor pastoral de los hermanos en la parroquia.

Con Padre Núñez coincide la doctora Aida Mirna Vélez Cardona, quien subrayó la importancia de la comunicación y confianza que se deposita en los hijos, además de una supervisión proactiva.

Jóvenes católicos: acción preventiva

Los grupos de la pastoral juvenil católica y de otras denominaciones religiosas, en su gestión de orientación y acompañamiento, han sido efectivos.

Las estadísticas de ASSMCA revelan que, en términos de prevención, un 20.8% a se mantiene a salvo del consumo de drogas.

El Documento de Aparecida reafirma el compromiso de la Iglesia en su lucha contra el narcotráfico y las drogadicción. “La Iglesia debe promover una lucha frontal contra el consumo y el tráfico de drogas, insistiendo en el valor de la acción preventiva y reeducativa”. (#423).


Comentario: La responsabilidad primaria de proteger a los hijos de las drogas recae sobre los padres, no el estado. Cuando el estado interviene mediante acción policial o civil, ya es demasiado tarde. Mientras más familias se envuelvan en la crianza moral de sus hijos, más haremos mella contra la amenaza de las drogas.

jueves, julio 26, 2012

"Un gobierno no puede obligar a las religiones a ir contra sus convicciones"

Entrevista a SER Roberto González Nieves, OFM, Arzobispo de San Juan, acerca de la amenaza que el  mandato de salubridad del gobierno de Obama representa contra la libertad religiosa.

Autor: José Antonio Varela Vidal | Fuente: Zenit.org vía Catholic.net

Monseñor Roberto González Nieves, OFM
SAN JUAN DE PUERTO RICO, Jueves 26 julio 2012 (ZENIT.org).- Los ataques contra la libertad religiosa se dan actualmente en varias partes del mundo. Algunas veces con diatribas, otras con sangre y fuego, y también a través de leyes que vulneran uno de los derechos fundamentales de las personas: creer y seguir una convicción moral que les dicte esa fe.

En los Estados Unidos de Norteamérica se viene librando una verdadera “batalla” entre el gobierno actual y las confesiones religiosas, unidas de un modo sin precedentes, para evitar que se implemente la norma conocida como la ‘Health and Human Services’, la cual obligaría a los establecimientos regidos por los entes religiosos, a proporcionar medicamentos que atentan contra la vida del niño por nacer o los principios de la paternidad responsable.

ZENIT entrevistó al arzobispo de San Juan de Puerto Rico, monseñor Roberto González Nieves, OFM, quien ha sido muy claro y enérgico al advertir sobre el panorama que se vislumbra en la sociedad estadounidense si este procedimiento se implementara, a la vez que podría ser tomado como un precedente para otros países.

Excelencia, ¿por qué preocupa tanto a los obispos estadounidenses la norma de los Health and Human Services (HHS) del Gobierno federal?

- Arzobispo González: La reglamentación de la Health and Human Services consiste en obligar a los empleadores, instituciones religiosas incluidas, a ofrecer cobertura médica a sus empleados en lo que se refiere a esterilizaciones y anticonceptivos aprobados por la FDA, incluyendo medicamentos abortivos, al igual que obliga a ofrecer consejería y educación a las mujeres sobre esterilización y anticonceptivos. De ahí que la preocupación de los obispos estadounidenses es muy genuina, oportuna y sumamente necesaria. Cuando un gobierno utiliza sus facultades para obligar a instituciones religiosas y a individuos en calidad de empleadores a actuar en contra de sus principios y enseñanzas, cuando les obliga a actuar en contra de sus conciencias, es signo de que la Libertad Religiosa está siendo amenazada y pone de manifiesto que ese gobierno, lejos de respetar la cláusula constitucional sobre la Libertad Religiosa, la está menoscabando.

¿En qué estado se encuentra actualmente esta ley?

- Arzobispo González: Actualmente en el Congreso de los Estados Unidos se están considerando las siguientes dos medidas: Abortion Non-Discrimination Act (ANDA) y la Respect for Right of Conscience. La primera de ellas, reafirma el principio básico según el cual ninguna estructura sanitaria debería ser obligada por el Gobierno a efectuar abortos o a participar en ello. La otra medida va dirigida a proteger el derecho de objeción de conciencia. Estas medidas protegerían el derecho de millones de estadounidenses a tener acceso al sistema de salud sin violar sus más profundas convicciones morales y religiosas sobre el respeto a la vida humana.

La Iglesia se ha movilizado al respecto, incluso con otras religiones y confesiones cristianas, porque va contra la Libertad Religiosa, ¿no?

- Arzobispo González: Ciertamente la pretensión estatal de obligar a una institución religiosa y a un individuo en calidad de empleador a ir contra sus propios principios, convicciones y creencias, no es un asunto que atañe a una sola confesión religiosa. Aquí lo que está en juego es la Libertad Religiosa misma en los Estados Unidos. El Estado está llamado a garantizar y proteger el derecho de libertad de culto de cada uno de los miembros de la sociedad garantizado por la Constitución. Esta legislación vulnera dicho principio. Es sumamente alarmarte y preocupante que sea el Gobierno mismo, principal garante de la Carta Magna, quien atente contra la Libertad Religiosa. Hoy se pisotea el derecho a la Libertad Religiosa con la norma HHS, mañana podrían comprometerse fácilmente otros principios morales innegociables.

De hecho, al ser un asunto que toca el derecho inalienable de la Libertad Religiosa, atañe no solo a la Iglesia Católica, sino a todos los ciudadanos creyentes (e incluso no creyentes), adeptos a cualquier confesión religiosas presente en los Estados Unidos, porque esta acción gubernamental puede dejar sentado que el Gobierno, so pretexto de la implementación de legislaciones de interés social y sanitario, puede actuar en cualquier momento contra la Libertad Religiosa de cualquier ciudadano. Además, este precedente en los Estados Unidos, que hasta ahora se había caracterizado por el sumo respeto de la Libertad Religiosa de sus ciudadanos, puede ser usado como pretexto por otros países para violar o seguir violando la Libertad Religiosa de sus ciudadanos.

¿Por qué la Libertad Religiosa es importante para una sociedad?

- Arzobispo González: Quisiera responder a esa pregunta con una cita del papa Benedicto XVI: "En particular, los padres conciliares aprobaron, hace exactamente cuarenta años, una Declaración concerniente a la cuestión de la Libertad Religiosa, es decir, al derecho de las personas y de las comunidades a poder buscar la verdad y profesar libremente su fe. Las primeras palabras, que dan el título a este documento, son "Dignitatis humanae": la Libertad Religiosa deriva de la singular dignidad del hombre que, entre todas las criaturas de esta tierra, es la única capaz de entablar una relación libre y consciente con su Creador. "Todos los hombres —dice el Concilio—, conforme a su dignidad, por ser personas, es decir, dotados de razón y voluntad libre, (...) se ven impulsados, por su misma naturaleza, a buscar la verdad y, además, tienen la obligación moral de hacerlo, sobre todo la verdad religiosa" (Dignitatis humanae, 2). (Cfr. Angelus, 4 de diciembre de 2005)

El papa, luego de definir y resaltar la importancia de la Libertad Religiosa, muy proféticamente nos advierte acerca de las amenazas a la misma: “En efecto, la Libertad Religiosa está lejos de ser asegurada efectivamente por doquier: en algunos casos se la niega por motivos religiosos o ideológicos; otras veces, aunque se la reconoce teóricamente, es obstaculizada de hecho por el poder político o, de manera más solapada, por el predominio cultural del agnosticismo y del relativismo.” (cfr. Angelus, 4 de diciembre de 2005)

Con la norma de los Health and Human Services que, como hemos visto, va contra la Libertad Religiosa, se hace factible que cualquier gobierno en los Estados Unidos, hoy o mañana, impida solapadamente a los ciudadanos creyentes y a las instituciones religiosas, en cuanto a dadores de empleo, por razones ideológicas y políticas, profesar y práctica su fe. Y como se puede deducir de las palabras del Sumo Pontífice, toda amenaza contra la Libertad Religiosa es una amenaza a la dignidad humana misma.

¿Cómo ha sido la respuesta de la población a la campaña de la Iglesia estadounidense de las últimas dos semanas?

- Arzobispo González: Primeramente es menester resaltar la reacción a tiempo y responsable de los obispos estadounidenses ante este ataque frontal del Gobierno contra la Libertad Religiosa. La campaña desplegada por los obispos y en general por los católicos en los Estados Unidos, ya de por sí incisiva, no se puede medir solo por su impacto a corto plazo. Los obispos estadounidenses muy sabiamente han hecho una campaña multimedia y multiforme. La intervención de los obispos trasciende la presente circunstancia. Su objetivo principal es formar la conciencia humana de tal manera, que más allá de la presente contingencia, las personas conozcan sus deberes y derechos, con Dios, consigo y con los demás, y no estén jamás dispuestos a negociar con nadie, por poderoso que sea, sus propios principios.

Por otro lado, la circunstancia actual impone esfuerzos de impacto inmediato como alertar, denunciar y educar, haciendo uso de incluso de la más efectiva red de movimientos eclesiales laicales católicos que se dedican a la defensa de la vida y la Libertad Religiosa. Me impresionó la respuesta de la población católica de los Estados Unidos al llamado de sus obispos al convocar la quincena de oración por la Libertad Religiosa. De todos los esfuerzos, la oración es el más indispensable. Los obispos estadounidenses y los fieles católicos, inspirados en las palabras del apóstol Santiago, el cual asegura que “la oración del justo tiene poder”, han orado fervorosamente seguros de que en última instancia, “nuestro auxilio viene del Señor”.

lunes, julio 23, 2012

Perú queda sin su "Pontificia Universidad Católica"

Hermanos, Gracia y Paz a todos Uds.

Algunos de Uds. ya sabrán - y si no, les informo - que después de años de diálogo al respecto, la Santa Sede le quitó a (la ahora, "ex-") Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP) el privilegio de llamarse "Pontificia" y "Católica" por no adherirse a los debidos requisitos impuestos por la Constitución Apostólica Ex Corde Ecclesiae este tipo de institución docente desde 1990. La respuesta de los rectores de la ex-PUCP han contestando con desafío, diciendo que mantendrá dichas apelaciones en su título básicamente, porque les viene en gana.

Sucede que la ex-PUCP viene cambiando sus estatutos desde al menos 1967 en forma detrimental al deber del Arzobispo de Lima de supervisar y mantener la identidad católica de esa institución. Entre tanto, la ex-PUCP se movía de modo creciente a la órbita "liberacionista," ese que dice que una cosa es la jerarquía y otra "la Iglesia del Pueblo" y a tono con esa perspectiva, empezó a conceder honores y audiencias a personas indignas, incluyendo el arquitecto de la "reforma educativa" en España y a un sacerdote apóstata.

Para colmo, la ex-PUCP se fundó gracias a una donación de terrenos hecha en 1942 contenida en el testamento de José de la Riva Agüero, quien exigió como condiciones de su donación el mantenimiento de la identidad católica de la universidad y el derecho del arzobispo de Lima a ser parte de su junta de gobierno. Los rectores de la ex-PUCP buscaron todos los medios para anular esas exigencias y habiendo fracasado, se fueron por la vía de la decertificación.

Por supuesto, como ocurre en este tipo de conflictos, los rectores de la ex-PUCP buscaron agitar los ánimos y polarizar la opinión pública lanzando una ofensiva mediática de carácter propagandista y ofuscatorio, que hasta señalaron al Opus Dei como parte de una conspiración de tomar la universidad.  Para colmo, un número de obispos de la Conferencia Episcopal Peruana apoyaron de varias maneras - tal vez buscando una solución intermedia - el proceder de los rectores, lo cual provocó una seria amonestación por parte de la Santa Sede. Todo esto lo detalla ACIPrensa en sus cobertura noticiosa.

Como consecuencia, los peruanos ahora carecen de una verdadera universidad católica y pontificia.

Eso es algo que lo concede la Santa Sede, y no la arrogancia de un puñado de académicos. Quienes sufrirán las consecuencias serán aquellos estudiantes que buscaban estudiar en una institución netamente católica y los padres o tutores que pagaban dicha educación. Al traste también se fue la última voluntad de José de la Riva Agüero.

La Santa Sede y el arzobispo de Lima fueron más que pacientes durante este conflicto. Pero se impusieron las ideologías sobre las consciencias y este es el fruto.

Ahora queda exigir a otras universidades que se llaman a sí misma "católicas" pero que se han ido por la vereda de la heterodoxia a rendir cuentas. Puedo mencionar varias universidades en los EE.UU. que cualificarían para una revisión de este tipo - muchas de ellas lidereadas por jesuitas - pero que la Santa Sede decida hacerlo, queda por verse.

jueves, julio 19, 2012

La Sma. Trinidad de acuerdo a la visión de Sor María de Jesús de Ágreda

Hermanos: Paz y Bien a todos.
Estuve leyendo anoche un pasaje de la Mística Ciudad de Dios escrito  en el siglo XVII por la Venerable Sor María de Jesús de Ágreda que encontré impresionante. En pasaje Sor María describe su experencia visionaria del Dios Trino y Uno, la cual encuentro correcta en su teología y como que deja a uno con ansias de experimentar lo que las palabras sólo logran apuntar. He aquí el pasaje:
Venerable Sor María de Jesús de Ágreda
27.    Vi al Altísimo con el entendimiento, cómo estaba Su Alteza en sí mismo, y tuve clara inteligencia con una noticia verdadera de que es un Dios infinito en sustancia y atributos, eterno, suma trinidad en tres personas y un solo Dios verdadero; tres, porque se ejercitan las operaciones de conocerse, comprenderse y amarse; y sólo uno, por conseguir el bien de la unidad eterna. Es trinidad de Padre, Hijo y Espíritu Santo. El Padre no es hecho, ni criado, ni engendrado, ni puede serlo, ni tener origen. Conocí que el Hijo le trae del Padre sólo por eterna generación y son iguales en duración de eternidad y es engendrado de la fecundidad del entendimiento del Padre. El Espíritu Santo procede del Padre y el Hijo por amor. En esta individua Trinidad no hay cosa que se pueda decir primera ni postrera, mayor ni menor; todas tres personas en sí son igualmente eternas y eternamente iguales; que es una unidad de esencia en trinidad de personas y un Dios en la individual trinidad y tres personas en la unidad de una sustancia. Y no se confunden las personas por ser un Dios, ni se aparta o se divide la sustancia por ser tres personas; y siendo distintas en el Padre, en el Hijo y en el Espíritu Santo, es una misma la divinidad, igual la gloria y la majestad, el poder, la eternidad, inmensidad, sabiduría y santidad y todos los atributos. Y aunque son tres las personas en quien subsisten estas perfecciones infinitas, es uno solo el Dios verdadero, el santo, justo, poderoso, eterno y sin medida.

28.  Tuve también inteligencia de que esta divina Trinidad se comprende con una vista simple y sin que sea necesaria nueva ni distinta noticia; sabe el Padre lo que el Hijo, y el Hijo y el Espíritu Santo lo que el Padre; y que se aman entre sí recíprocamente con un mismo amor inmenso y eterno; y es una unidad de entender, amar y obrar, igual e indivisible;  que es una simple, incorpórea, indivisible naturaleza, un ser de Dios verdadero, en quien están en supremo e infinito grado todas las perfecciones juntas y recopiladas.

29.   Conocí la condición de estas perfecciones del Altísimo, que es  hermoso sin fealdad,  grande  sin  cantidad, bueno  sin  calidad, eterno sin tiempo, fuerte sin flaqueza, vida sin mortalidad, verdadero sin falsedad; presente en todo lugar, llenándole sin ocuparle, que está en todas las cosas sin extensión; no tiene contradicción en la bondad, ni defecto en la sabiduría; es en ella inestimable, en consejo terrible, en juicios justo, en pensamientos secretísimo, en palabras verdadero, en obras santo, en tesoros rico; a quien ni el espacio le ensancha, ni la estrechez de lugar es angosta, ni la voluntad es varia, ni lo triste lo conturba, ni las cosas pasadas pasan, ni las futuras suceden; a quien ni el origen dio principio, ni el tiempo dará fin. ¡Oh inmensidad eterna, qué interminables espacios en ti he visto! ¡Qué infinidad reconozco en vuestro ser infinito! No se termina la vista, ni se acaba mirando a este objeto ilimitado. Este es el ser inconmutable, el ser sobre todo ser, la santidad perfectísima, la verdad constantísima; esto es lo infinito, la latitud, longitud, la alteza y profundidad, la gloria y su causa, el descanso sin fatiga, la bondad en grado inmenso. Todo lo vi junto y no acierto a decir lo que vi.
Descarga  la Mística Ciudad de Dios de aquí.

miércoles, julio 18, 2012

Sacerdote que negó comunión a lesbiana budista devuelto a Rusia

Hermanos, Paz y Bien a todos.

Esto, de acuerdo a ACIPrensa:
WASHINGTON D.C., 13 Jul. 12 / 01:18 pm (ACI/EWTN Noticias).- La Arquidiócesis de Washington D.C. (Estados Unidos) informó que el P. Marcel Guarnizo, conocido por negarle la Comunión a una mujer lesbiana y budista que vivía con su pareja, ya no labora en esa jurisdicción eclesiástica.

En un comunicado enviado a ACI Prensa el 10 de julio, el director arquidiocesano de comunicaciones, Chieko Noguchi Scheve, explicó que "el P. Marcel Guarnizo es un sacerdote de la Arquidiócesis de Moscú, Rusia, a quien se le dio trabajo temporal en la parroquia de San John Neumann".

"El periodo de trabajo ha concluido y el P. Guarnizo no está más en el ministerio en la Arquidiócesis de Washington", señaló Scheve.

El P. Guarnizo declinó expresar cualquier comentario sobre el anuncio de la Arquidiócesis.

En febrero de 2012, el sacerdote atrajo la atención de todo el país por negarle la Eucarisía a Bárbara Johnson en el funeral de su madre. El P. Guarnizo tomó esta decisión luego de que Johnson le presentara a su pareja lesbiana, antes de la Misa.
Johnson quedó indignada tras el incidente y amenazó con "remover de la vida parroquial" al P. Guarnizo. La Arquidiócesis de Washington D.C. se disculpó por su "falta de sensibilidad pastoral" y dijo que estaba contra la política de que un sacerdote "reprenda públicamente" a una persona que se acerca al sacramento.

En marzo, el P. Guarnizo fue removido del ministerio en la Arquidiócesis. El anuncio no hizo referencia a Johnson, pero señaló "comportamiento intimidatorio hacia personal de la parroquia y otros".

El presbítero defendió lo que hizo, y dijo que su remoción del ministerio estaba relacionada al incidente del funeral.
Por favor, sigue leyendo aquí.
Comentario. No quiero cuestionar la decisión del arzobispado de devolver al Padre Guarnizo a su juridicción original, ya que las cuestiones relacionadas con personal son complicadas y lo que sale al aire casi siempre es parcial y prejuiciado. Sería injusto para ambas partes si yo cuestionara la decisión.
Por eso, quiero enfocar el acto en sí mismo: ¿hizo bien el P. Guarnizo al negar la comunión a alguien que a todas luces no estaba preparada para recibir a Jesús Sacramentado? Sí, el P. Guarnizo hizo bien. Otras fuentes indican claramente que la Sra. Johnson fue con ánimo de fabricar un escándalo ese día y lo consiguió.
Todos los ministros, ya sean ordinarios o extraordinarios, de la Santa Comunión están obligados a negar el sacramento a personas que por un signo visible demuestran que no están preparados a recibir la Eucaristía. El ministro sólo tiene que estar moralmente seguro de que ese es el caso. Por otra parte, los pastores están obligados a indicar y demostrar cuándo y cómo el ministro de la Santa Comunión debe de tomar esta medida y no dejarlo todo al juicio privado y particular del ministro.

Más aun, el ministro de la Santa Comunión debe de estar preparado a sufrir incomprensión y persecución si toma esta decisión y se encuentra con un pastor airado y excéptico.
La formación es la clave, tanto del ministro como de los pastores. Esta acción se toma cuando hay que proteger al Sacramento de recepción indigna y al comunicante de cometer un pecado grave, según lo indica San Pablo:
«Por tanto, quien coma el pan o beba la copa del Señor indignamente, será reo del Cuerpo y de la Sangre del Señor. Examínese, pues, cada cual, y coma así el pan y beba de la copa. Pues quien, sin examinar su conciencia come y bebe el Cuerpo, come y bebe su propia condenación». (1 Cor. 11:28)
Entonces, al comunicante indigno realmente se le está haciendo un favor.

Oremos, pues, por el P. Guarnizo, por las autoridades arquidiocesanas, y por la Sra. Johnson. Que Dios los sane e ilumine a todos.

domingo, julio 15, 2012

Tomás de Kempis: "No le creas a todos"

Autor: Tomás de Kempis | Fuente: La Imitación de Cristo

1. Señor, ayúdame en la tribulación, porque es vana la seguridad del hombre. ¿Cuántas veces no hallé fidelidad donde pensé que la había? ¿Cuántas veces también la hallé donde menos lo esperaba? Por eso es vana la esperanza en los hombres; mas la salud de los justos está en Ti, mi Dios. Bendito seas, Señor, Dios mío, en todas las cosas que nos sucedan. Flacos somos y mudables: presto somos engañados, y nos mudamos.

2. ¿Qué hombre hay que se pueda guardar con tanta cautela y discreción en todo, que alguna vez no caiga el algún engaño o perplejidad? Mas el que te busca a Ti, Señor, y te busca con sencillo corazón, no resbala tan fácilmente. Y si cayere en alguna tribulación, de cualquier manera que estuviere en ella enlazado, presto será librado por Ti, o consolado; porque no desamparas para siempre al que en Ti espera. Raro es el fiel amigo que persevera en todos los trabajos de su amigo. Tú, Señor, Tú solo eres fidelísimo en todo, y fuera de Ti no hay otro semejante.

3. ¡Oh, cuán bien lo entendía aquella alma santa que dijo: ¡Mi alma está asegurada y fundada en Jesucristo! Si yo estuviese así, no me acongojaría tan presto el temor humano, ni me moverían las palabras injuriosas. ¿Quién puede preverlo todo? ¿Quién es capaz de precaver los males venideros? Si lo que hemos previsto con tiempo nos daña muchas veces, ¿qué hará lo no prevenido sino perjudicarnos gravemente? Pues ¿por qué, miserable de mí, no me previne mejor? ¿Por qué creí de ligero a otros? Pero somos hombres, y hombres flacos y frágiles, aunque por muchos seamos estimados y llamados ángeles. Señor, ¿a quién creeré, a quién sino a Ti? Eres la verdad, que no puede engañar ni ser engañada. El hombre, al contrario, es falaz, flaco y resbaladizo, especialmente en palabras; de modo que con muy gran dificultad se debe creer lo que parece recto a la primera vista.

4. Cuán prudentemente nos avisaste que nos guardásemos de los hombres: que los amigos del hombre son los de su casa, y que no diésemos crédito al que nos dijese: A Cristo míralo aquí o míralo allí. He escarmentado en mí mismo: ¡ojalá sea para mi mayor cautela, y no para continuar con mi imprudencia! Cuidado, me dice uno, cuidado, reserva lo que te digo. Y mientras yo lo callo, y creo que está oculto, él no pudo callar el secreto que me confió, sino que me descubrió a mí y a sí mismo, y se marchó.

Defiéndeme, Señor, de aquestas ficciones, y de hombres tan indiscretos, para que nunca caiga en sus manos ni yo incurra en semejantes cosas. Pon en mi boca las palabras verdaderas y fieles, y desvía lejos de mí las lenguas astutas. De lo que no puedo sufrir, me debo guardar mucho.

5. ¡Oh, cuán bueno y de cuánta paz es callar de otros, y no creerlo todo fácilmente, ni hablarlo después con ligereza: descubrirse a pocos, buscarte siempre a Ti, que miras al corazón, y no moverse por cualquier viento de palabras, sino desear que todas las cosas interiores y exteriores se acaben y perfecciones según el beneplácito de tu voluntad!

¡Cuán seguro es para conservar la gracia celestial huir la vana apariencia, y no codiciar las cosas visibles que causen admiración, sino seguir con toda diligencia las cosas que dan fervor y enmienda de vida! ¡A cuántos ha dañado la virtud descubierta y alabada antes de tiempo! ¡Cuán provechosa fue siempre la gracia guardada en silencio en esta vida frágil, que toda es malicia y tentación!


- Posted using BlogPress from my iPad

viernes, julio 13, 2012

Oración por los sacerdotes de Santa Teresita del Niño Jesús

Oh Jesús!Te ruego por tus fieles y fervorosos sacerdotes,
por tus sacerdotes tibios e infieles,
por tus sacerdotes que trabajan cerca o en lejanas misiones,
por tus sacerdotes que sufren tentación,
por tus sacerdotes que sufren soledad y desolación,
por tus jóvenes sacerdotes,
por tus sacerdotes ancianos,
por tus sacerdotes enfermos,
por tus sacerdotes agonizantes
por los que padecen en el purgatorio.
Pero sobre todo, te encomiendo a los sacerdotes que me son más
queridos,
al sacerdote que me bautizó,
al que me absolvió de mis pecados,
a los sacerdotes a cuyas Misas he asistido y que me dieron tu Cuerpo
y Sangre en la Sagrada Comunión,
a los sacerdotes que me enseñaron e instruyeron, me alentaron y
aconsejaron,
a todos los sacerdotes a quienes me liga una deuda de gratitud,
especialmente a...

¡Oh Jesús, guárdalos a todos junto a tu Corazón y concédeles
abundantes bendiciones en el tiempo y en la eternidad!
Amén

jueves, julio 12, 2012

Trascendiendo la incompresión a la homosexualidad

Hermanos, Paz y Bien a todos.

Mi colega Jesús Mata escribió un epígrafe bien interesante allá en el blog Sentire cum Ecclesia. Se titula Más allá de la incomprensión a la homosexualidad el cual creo deben leer. He aquí un extracto:

Es difícil mirar a la cara ciertas cuestiones delicadas cuando no se sabe realmente qué es lo que está en juego. Más aún cuando el problema puede que no nos afecte directamente, como es el caso de la mal llamada homosexualidad. Y digo mal llamada, porque habría que considerarla como un homoerotismo. A pesar de estas matizaciones, que bien pueden verse como gratuitas, detrás se esconde la raíz de la incomprensión que dio lugar a que el lobby gay se reivindicara y, poco a poco fueran cambiando la percepción que de ellos se tenía...
Palabras con mucha luz. Sigan leyendo aquí.

miércoles, julio 11, 2012

Sacerdote mexicano explica qué es una Misa de sanación

Fuente: ACIPrensa
MÉXICO DF, 10 Jul. 12 / 08:39 pm (ACI/EWTN Noticias).- El P. Pedro Velázquez Figueroa, comisionado de Pastoral de la Salud de la Arquidiócesis de México, explica qué es una Misa de sanación y aclara qué es válido y qué no dentro de una celebración eucarística.
El sacerdote dio estas explicaciones en una entrevista concedida al Sistema Informativo de la Arquidiócesis de México (SIAME) que a continuación reproducimos:.

P. Pedro, ¿qué es una Misa de sanación?

Son celebraciones en las que se pone un acento especial en las peticiones de salud, porque se esperan este don de Dios, sobre todo del alma, pero también del cuerpo. Cabe señalar que estas Misas se otorgan a solicitud de la Iglesia, mas no como capricho de una persona o grupo de fieles que por su exigencia prepotente o necedad, reclaman.

¿Es diferente a otras Misas?

En esencia ninguna Misa es diferente, pero en estos casos algunos fieles o grupos, particularmente denominados carismáticos y otros de reciente surgimiento, agregan oraciones adicionales de invocación del Espíritu Santo para pedir el don de la salud.

¿Por qué?

Porque sabemos que la oración de fe puede ganar gracias específicas en algún momento particular de la vida de una persona o grupo. Esto siempre es para gloria de Dios y para bien de los fieles y la salvación de sus almas.

¿En las Misas de sanación es válido el exorcismo? ¿Puede ayudar a liberarnos de la presencia demoníaca que nos provoca nuestra enfermedad?

La Misa como tal es el mayor exorcismo desde la realidad profunda del Sacramento, pero las normas indicadas por nuestros obispos nos señalan este otro servicio a los hermanos que lo requieran. El exorcismo lo realiza el propio Obispo o una persona designada por él. En la Ciudad de México cada vicaría tiene un exorcista con las licencias respectivas emitidas por el mismo obispo.

¿Es cierto que las "Misas de Sanación" pueden ser un momento favorable para que Dios pueda curar cualquier mal?

¡Claro que puede suceder! Pero no es exclusividad de una Misa de Sanación, esto puede ocurrir incluso en celebración eucarística que no tenga tal connotación. Eso lo decide Dios, no yo o mi grupo, por más devotos que seamos. Dios sabe si otorga y a quién este don en el momento que Él considere oportuno.

Finalmente, el Sacramento de la Unción de Enfermos, ¿cuál debe ser la forma válida de celebrarlo?

Está indicado en el Ritual de la Unción y Viático que todo sacerdote debe conocer, pues es la persona autorizada para administrarlo. Se recomienda celebrarse después de la Liturgia de la Palabra y antes de la Liturgia de la Eucaristía, dentro de la Misa y, bajo las indicaciones que aparecen en las normas 138 a 142 de cuidados pastorales del enfermo. El sujeto de la Unción es cualquier bautizado que está en peligro de muerte por enfermedad o vejez.

Para poderlo recibir tiene que estar bautizado, tener uso pleno de razón, tener la intención de recibirlo y, si el enfermo ya no posee la facultad para expresarla, pero lo hizo mientras estuvo en pleno uso de razón, sí se puede administrar.

Puede ver la nota original en: http://www.siame.mx/apps/aspxnsmn/templates/?a=8198&z=32

domingo, julio 08, 2012

La Comunión Espiritual

<>
Autor: Antonio Royo Marín | Fuente: Teología Moral para Seglares vía Catholic.net
Con el nombre de Comunión Espiritual se entiende el piadoso deseo de recibir la Sagrada Eucaristía, cuando no se puede recibir sacramentalmente.

"De dos maneras -advierte Santo Tomás- se puede recibir espiritualmente a Cristo. Una en su estado natural, y de esta manera la reciben espiritualmente los ángeles, en cuanto unidos a Él por la fruición de la caridad perfecta y de la clara visión, y no con la fe, como nosotros estamos unidos aquí (en la Tierra) a Él. Este pan lo esperamos recibir, también en la gloria. Otra manera de recibirlo espiritualmente es en cuanto contenido bajo las especies sacramentales, creyendo en Él y deseando recibirlo sacramentalmente. Y esto no solamente es comer espiritualmente a Cristo, sino también recibir espiritualmente el sacramento" (III, 80, 2).

De las palabras finales del Doctor Angélico, se deduce que la Comunión Espiritual nos trae, de cierto modo, el fruto espiritual de la propia Eucaristía recibida sacramentalmente, aunque no sea ex opere operato, sino únicamente ex opere operantis.

Excelencia

Por la noción que acabamos de dar, se puede vislumbrar la gran excelencia de la Comunión Espiritual. Fue recomendada vivamente por el Concilio de Trento (D 881), y ha sido practicada por todos los santos, con gran provecho espiritual.

Sin duda, constituye una fuente ubérrima de gracias para quien la practique fervorosa y frecuentemente. Más aún: puede ocurrir que con una Comunión Espiritual muy fervorosa se reciban mayor cantidad de gracias que con una Comunión Sacramental recibida con poca devoción. Con la ventaja de que la Comunión Sacramental no puede recibirse más que una sola vez por día, y la Espiritual puede repetirse muchas veces.

Modo de hacerla
No se prescribe ninguna fórmula determinada, ni es necesario recitar ninguna oración vocal. Basta un acto interior por el cual se desee recibir la Eucaristía. Es conveniente, sin embargo, que abarque tres actos distintos, aunque sea brevísimamente:

a) Un acto de Fe, por el cual renovamos nuestra firme convicción de la presencia real de Cristo en la Eucaristía. Es excelente preparación para comulgar espiritual o sacramentalmente;

b) Un acto de deseo de recibir sacramentalmente a Cristo y de unirse íntimamente con Él. En este deseo consiste formalmente la Comunión Espiritual;

c) Una petición fervorosa, pidiendo al Señor que nos conceda espiritualmente los mismos frutos y gracias que nos otorgaría e l a Eucaristía realmente recibida.

Advertencias

1) La Comunión Espiritual, como ya dijimos, puede repetirse muchas veces al día. Puede hacerse en la iglesia o fuera de ella, a cualquier hora del día o de la noche, antes o después de las comidas.

2) Todos los que no comulgan sacramentalmente deberían hacerlo al menos espiritualmente, al oír la Santa Misa. El momento más oportuno es, naturalmente, aquel en que comulga el sacerdote.

3) Los que están en pecado mortal deben hacer un acto previo de contrición, si quieren recibir el fruto de la Comunión Espiritual. De lo contrario, para nada les aprovecharía, y sería hasta una irreverencia, aunque no un sacrilegio.

viernes, julio 06, 2012

Peregrina este verano por Puerto Rico

Fuente: El Visitante

“Desde hace varios años tengo un gran deseo de visitarlos”, (Rom 15, 23).

En tiempos de espar­cimiento y confraternización familiar se presenta la opor­tunidad de peregrinar con los seres queridos a lugares espirituales y de gran valor histórico para la Iglesia.

La experiencia de las visitas a las edificaciones santas refuerza el crec­imiento de nuestra fe y consolida los lazos de la iglesia doméstica, forjando un sentido de pertenencia en los niños.

La Provincia Eclesiás­tica de Puerto Rico ha sido bendecida por el Creador con varios lugares distribui­dos alrededor de la Isla que cada verano es oportuno recordar y considerar como destinos a visitar. ¿Cuáles son? ¿Dónde encontrarlos? Veamos.

Ermita de la Inmaculada en Aguada

Fundada en 1525, las ruinas de la Er­mita de la Inmaculada Concepción encierran una profunda tradición católica puertor­riqueña. Renombrada Parroquia Santuario Protomártires de la In­maculada Concepción en honor a los cinco frailes mártires asesinados en el tiempo de la coloni­zación, la estructura contiene en su interior las ruinas antiguas. La cultura del lugar señala que pudo ser el primer lugar del hemisferio donde se celebró la Eu­caristía. La carretera 442 en el Barrio Espinar conduce al lugar. Infor­mación adicional en el 787-891-2989.

Schöenstatt de Campo Alegre

El Santuario Magnifi­cat, consagrado en 1984, se encuentra a cargo de la Orden de los Esclavos de la Eucaristía. El santuario, la Parroquia Ntra. Sra. de Guadalupe y el Mon­asterio hacen del lugar un sitio muy espiritual para los visitantes que reciben la gracia de Dios. Está ubi­cado en la Carretera 129 en Hatillo y el teléfono es 787-898-8035.

Ntra. Sra. del Encuentro

El centro de Borin­quen emana paz para los peregrinos que arriban a territorios de mayor altu­ra donde se encuentra el Santuario Nuestra Señora del Encuentro, rodeado de montañas, a pasos del Bosque de Toro Negro. Ofrecen servicios para pernoctar y se prestan las facilidades para retiros. La casa de oración se ubica en la Carretera PR 143, kilómetro 36.0 en el Barrio Bauta Abajo en Orocovis. Para mayor información llame al 787-867-0773.

Iglesia San José

La segunda iglesia más antigua de América y una de las pocas en el hem­isferio de estilo gótico se ubica en el Viejo San Juan. La construcción comenzó a principios del siglo XVI y en la actualidad se en­cuentra en reconstruc­ción. La riqueza histórica del templo es indiscutible. (787-722-0861)

Catedral San Juan Bautista

El gran valor arqui­tectónico, histórico y religi­oso de la Santa Catedral Metropolitana Basílica Menor San Juan Bautista es un patrimonio para to­dos los puertorriqueños. También posee el distin­tivo de Capilla consagrada. En ella se encuentra el al­tar a nuestra Señora de la Divina Providencia, patro­na de Borinquen, el Altar de la Patria y el sarcófago en mármol que contiene los restos de Luis Card­enal Aponte Martínez. El número de la oficina de la catedral es 787-722-0861.

Capilla del Cristo

La Calle del Cristo, una de las más antiguas de la Isla, finaliza en esta humilde capilla que cobija un tesoro cultural artístico. Legendaria, la Capilla del Santo Cristo de la Salud fue construida en 1753-1780. Junto a la capilla se encuentra el parque de las palomas. Para horarios y visitas favor comunicarse al 787-722-0861.

Santuarios de Schöen­statt en Juana Díaz

La Carretera 14 y lue­go la PR 574 conducen a una colina con brisa fresca y vista al Mar Caribe donde se encuentra el Cenáculo de la Inmaculada, Madre del Redentor. Es perfecto para la meditación, la con­templación de Jesús Sac­ramentado o la oración. Para información adicional llame al 787-526-6362.

Santuario de Schöen­statt en Cabo Rojo

El santuario de la soli­daridad, con igualdad de condiciones al anterior, of­rece a sus visitantes la paz y el silencio necesario para el deleite de la oración, des­de la loma. La Carretera 100, a la altura del kilomet­ro 5.3 en dirección al pueb­lo de Cabo Rojo, dirige al camino que culmina en el santuario. (787-851-5368)

jueves, julio 05, 2012

La verdadera comunión con el Papa: Los tres vínculos de unidad con el sucesor de Pedro

Autor: Andrea Tornielli | Fuente: vaticaninsider.lastampa.it

«La voz del Papa no es una voz como las demás». Lo dijo el arzobispo Antonio Filipazzi, Nuncio apostólico en Indonesia, durante la homilía que pronunció en la catedralde Jakarta por la Solemnidad de los Santos Pedro y Pablo.
Citando el Concilio Vaticano II, el Nuncio subrayó que «es muy importante que cada fiel y cada comunidad cristiana esté en plena comunión con el Papa».

«No se trata simplemente de un sentimiento de simpatía, de un interés intelectual por lo que dice, o de actos solamente exteriores de entusiasmo para con él. Hay que estar ligados al Papa con vínculos objetivos, visibles, concretos, con esos vínculos que nos unen entre nosotros en la Iglesia».

Monseñor Filipazzi después indicó los tres vínculos de unidad con el sucesor de Pedro.

  1. Sobre todo, la fe: Por ello, la voz del Papa no es comparable con «las opiniones de los teólogos, ni siquiera con la de los obispos, sino que es un criterio determinante para evaluar las doctrinas que se enseñan y se predican en la Iglesia, y las opiniones y las teorías que se difunden en la sociedad... El Papa no necesita nuestros aplausos cuando habla, sino que es necesario que su enseñanza se convierta en el punto de referencia constante para nuestros pensamientos y nuestras acciones».
  2. El segundo vínculo es el de la liturgia: «Como a menudo nos ha recordado Benedicto XVI, nosotros debemos celebrar la liturgia no como algo que inventamos a placer, según nuestras ideas, siguiendo las modas o las teorías del momento, sino que debemos celebrarla como algo más grande que todos nosotros, en la que nosotros entramos y con la que plasmamos nuestra plegaria». «Es necesario apelar con fuerza la fidelidad hacia las normas sobre la liturgia que ha dado la Iglesia: los obispos y los sacerdotes, ministros de la santa liturgia, no son sus padrones, no pueden cambiarla a placer, y los fieles no deben considerar que las celebraciones litúrgicas pueden ser objeto de sus gustos y deseos. La liturgia no pertenece a nadie y no puede ser manipulada por nadie».
  3. El tercer y último vínculo es el de la disciplina: A Pedro y a sus sucesores, así como a los obispos en comunión con el Papa, «fue confiada la tarea no solo de enseñar y santificar, sino también la de gobernar al pueblo de Dios, dándole directirces y normas, que deben ser acogidas con respeto y obediencia».

«No se trata de decisiones arbitrarias de los que tienen el poder, sino que a través de ellas se nos manifiesta la divina voluntad... La mentalidad corriente ce a menudo en las leyes y en la autoridad un límite y un obstáculo para la libertad, en vez de una ayuda para vivir la libertad según la verdad y por el verdadero bien de todos. Incluso en lascomunidades cristianas permanece la falsa convicción de que el derecho se opone a la pastoral, mientras, en cambio, las leyes también son por el bien de las almas, y existe el riesgo de que en nombre de la pastoral se comentan injusticias y abusos».

«La verdadera comunión con el Papa, pues, también pasa a través de la fiel obediencia a las normas y directrices de la Sede Apostólica. Y no hay unión con el sucesor de Pedro si estas normas y directrices se ignoran, se rechazan o no se desarrollan», con el pretexto de la situación local o de la pertenencia a una cultura particular

lunes, julio 02, 2012

Testimonio de Juan el Bautista

Padre Nicolás Schwizer

El Evangelio nos presenta un hermoso testimonio de Juan Bautista sobre Jesús. Y es muy conveniente este testimonio del precursor, porque ahora Jesús termina su vida retirada de Nazaret. Ha vivido allí como cualquiera de sus contemporáneos, ignorado por el mundo. Nada llama la atención. Es un hombre más de los muchos que ahora se acercan para ser bautizados por Juan. Es imposible reconocerlo a Dios en Él.

Por eso interviene el Bautista con un solemne testimonio. De este modo va presentando al mundo el origen divino de Jesús. Y el Bautismo del Señor es, como sabemos, la preparación e introducción en su vida pública.

El triple testimonio. ¿En qué consiste el testimonio de Juan? Podemos decir que es un triple testimonio:

1. Primero presenta a Jesús como el Cordero de Dios, que quita todo el pecado del mundo. Con eso revela su gran misión: Él es el verdadero Cordero pascual que se sacrificará por su pueblo. Él es el Mesías esperado, el Salvador de los hombres que los reconciliará con Dios Padre.

2. Jesús es aquel sobre quien Juan vio bajar el Espíritu de Dios como una paloma. Al comenzar su misión, el Espíritu Divino lo colma con su fuerza y sus dones. Por eso, de ahora en adelante Cristo se manifestará como hombre lleno del Espíritu en sumo grado, como portador del Espíritu Santo por excelencia. En su fuerza comenzará a predicar la Buena Nueva, curará a los enfermos y tratará de ganar a su pueblo para el Reino del Padre. Por todo su ser y actuar manifestará la presencia singular del Espíritu de Dios.

3. Finalmente, Juan asegura que Jesús es el Hijo de Dios. Porque al bautizar a Jesús, Juan escuchó la voz del Padre que decía: “Este es mi hijo amado, mi hijo predilecto”. Y Cristo es el hijo preferido del Padre, por su actitud ante Él. Todo lo que dice y hace para cumplir su misión mesiánica, lo hace por encargo del Padre, en obediencia y amor a Él.

Se pone incondicionalmente a disposición de la voluntad del Padre. Nada le puede apartar de su camino: queda fiel hasta la muerte en la cruz.

Pero, ¿qué significa este triple testimonio de Juan, el Precursor, para nosotros? Me parece que Cristo quiere recordarnos que también nosotros, el día de nuestro Bautismo, nos convertimos en testigos de Dios.

Y nos invita de nuevo a ser sus testigos fieles, a dar un triple testimonio de vida:

1. En el Bautismo nos hemos convertido todos en hermanos de Jesús y, sobre todo, en discípulos del Señor. Y como tales hemos de dar, permanentemente, testimonio de su amor y misericordia, de su paz, justicia y verdad en medio de este mundo y ante nuestros hermanos.

2. A partir del Bautismo y de la Confirmación, todos nosotros somos portadores del Espíritu Santo. Mi alma y toda mi persona es consagrada al Espíritu y habitada por Él. “¿No sabéis que sois templo de Dios y que el Espíritu de Dios habita en vosotros?”, nos explica San Pablo. Y si es así, debemos dar testimonio de que Él vive y actúa en cada| uno de nosotros. Los demás deben sentir la presencia del Espíritu Divino en cada cristiano.

3. En el Bautismo nos transformamos también en hijos de Dios Padre. Con su muerte en la cruz, Cristo nos regaló la gracia de ser, como Él, auténticos hijos. Fruto y testimonio de esta infancia espiritual ha de ser nuestra actitud filial, es decir, nuestra obediencia, disponibilidad y amor de hijos ante el Padre celestial.

Nuestra vida es un caminar, un peregrinar hacia el Padre, hacia el corazón de Dios. ¡Ojalá podamos reencontrarnos todos, algún día, en la Casa del Padre!

Preguntas para la reflexión

1. ¿Conozco la fecha de mi bautismo?

2. ¿Cómo bautizado y confirmado, en qué soy diferente a los demás?

3. ¿Soy obediente a los deseos de Dios?

domingo, julio 01, 2012

El Domingo, Día del Señor

Fuente: ACIPrensa

En la pastoral de estos últimos años, el día domingo se ha convertido en un grave problema, no sólo en los planos religioso y pastoral, sino también en lo cultural, social, político y económico. Cuando se intenta realizar una aproximación a este tema, no entran en causa solamente la vivencia de la fe y el compromiso propiamente pastoral, sino toda la complejidad del tejido social.

Ante tal panorama nos preguntamos ¿cómo entender realmente el domingo? ¿qué es? El Catecismo de la Iglesia Católica nos dirá: "La Iglesia, desde la tradición apostólica que tiene su origen en el mismo día de la resurrección de Cristo, celebra el misterio pascual cada ocho días, en el día que se llama con razón "día del Señor" o domingo. El día de la Resurrección de Cristo es a la vez el "primer día de la semana", memorial del primer día de la creación, y el "octavo día" en que Cristo, tras su "reposo" del gran Sabbat, inaugura el Día "que hace el Señor", el "día que no conoce ocaso". El "banquete del Señor" es su centro, porque es aquí donde toda la comunidad de los fieles encuentra al Señor resucitado que los invita a su banquete... Para los cristianos vino a ser el primero de todos los días, la primera de todas las fiestas, el día del Señor ("Hé kyriaké hémera", "dies dominica"), el "domingo"" (CIC, 1166.2174). Es mediante la Resurrección del Señor que el domingo es establecido como el día privilegiado, como el día de la Reconciliación.

A pesar de esto hay quienes critican fuertemente a la Iglesia católica por haber cambiado el precepto bíblico del descanso sabático, sustituyendo así la enseñanza divina con preceptos humanos, tomándose la libertad de convertir el domingo como el Día de los días, el Día principal. ¿Es esto verdad?

Para responder a esta crítica repasemos rápidamente los inicios de la historia de manera que entendamos el significado del día sábado: "Y acabó Dios en el día séptimo su obra que hizo y descansó el día séptimo de toda su obra que había hecho y bendijo Dios el día séptimo y lo santificó; porque en él cesó Dios toda la obra creadora..." (Gén 2, 2-3). Este día, el último día de la creación, donde Dios había terminado su obra creadora fue declarado día Santo y día de descanso en el Monte Sinaí; el día para recordar la alianza de Dios con su pueblo. "Recuerda el día del sábado (sabbath = descanso) para santificarlo. Seis días trabajarás, pero el día séptimo es día de descanso para Yahvé, tu Dios. No harás ningún trabajo..." (Ex 20, 8, 10). Los elementos que podemos extraer del relato de la Creación de la Sagrada Escritura son los siguientes:

a. Último día de la creación.

El día del descanso es "bendecido" y "santificado" por Dios, o sea, separado de otros días para ser, entre todos el "día del Señor". Es un día para ocuparnos de las cosas santas y no de las profanas, trabajar sería "profanar" el día santo.

b. Día de liberación.

El sábado se establece como ley de liberación en el Monte Sinaí (ver Dt 5,15). Yahvéh quiere que los judíos festejen el día de su liberación y del poder de Dios.

c. Día santo y santificado por Dios.

El día del descanso es "bendecido" y "santificado" por Dios, o sea, separado de otros días para ser, entre todos, el "día del Señor". Es un día para ocuparnos de las cosas santas y no de las profanas, trabajar -para el judío- sería "profanar" el día santo

d. Día consagrado a Yahvé.

El Señor del sábado es Yahvé, los judíos lo llamaban el día de Yahvé, el día consagrado a Yahvé (ver Ex 16, 23- 25).

Después de haber visto todo esto alguien podría preguntar ¿Es qué hay una oposición entre lo dicho en el Antiguo Testamento y el anuncio del Señor Jesús? No hay ninguna oposición, todos los elementos que hemos repasado encuentran su plenitud con la venida del Señor Jesús; análogamente -siendo conscientes de la limitación de la analogía- es como si primero tuvieras un televisor a blanco y negro en el que ves la imagen tal como es pero luego tienes un televisor a colores en el que ves la misma imagen pero de manera más nítida y más clara. El Papa Juan Pablo II menciona en la carta apostólica Dies Domini: "El domingo, pues, más que una "sustitución" del sábado, es su realización perfecta, y en cierto modo su expansión y su expresión más plena, en el camino de la historia de la salvación, que tiene su culmen en Cristo... Lo que Dios obró en la creación y lo que hizo por su pueblo en el Éxodo encontró en la muerte y resurrección de Cristo su cumplimiento... Es en Cristo que se realiza plenamente el sentido espiritual del sábado, como subraya San Gregorio Magno: "Nosotros consideramos como verdadero sábado la persona de nuestro Redentor, Nuestro Señor Jesucristo"" (Dies Domini, 18). Entre los elementos más importantes sobre este punto están:

a. Jesucristo es el Señor del sábado.

Los judíos se enfadaban con Jesús porque trabajaba el sábado sanando a las personas. (ver Mc 3, 1). Jesús se defiende afirmando que Él es "el Señor del sábado". (ver Mc 2, 23-28). Con su ejemplo, el Señor nos enseña que el sábado debemos trabajar haciendo el bien a los demás, porque la caridad no tiene tiempo, está por encima de los demás mandamientos.

b. El domingo es el día de la fe, para confesar que "Jesús es el Señor".

Jesucristo al declararse Señor del sábado, se adjudica además un título divino, por eso los fariseos querían matarlo. El domingo es el día en que los cristianos confesamos la divinidad y el señorío de Cristo; en ese día Tomás confesó su divinidad y señorío: "Señor mío y Dios mío" (ver Jn 20,26-28). Al cambiar el día de culto, confesamos a Jesús como Dios y Señor del tiempo y de la historia.

c. Dios sigue trabajando.

El Antiguo Testamento dice que Yahvé descansó de toda obra creadora, el Nuevo Testamento nos revela que Dios sigue trabajando (ver Jn 5,17). Si sigue trabajando, quiere decir que la obra de Dios no se acabó el sábado. El pecado de Adán introdujo desorden en el mundo y era necesario un día más de trabajo y un nuevo día de descanso.

d. Un nuevo día.

Con Cristo se inaugura un tiempo nuevo y definitivo. Él es el Alfa y el Omega, y como el domingo es el día primero de la semana y el último de la creación. La Sagrada Escritura lo llama y la Iglesia lo proclama: El día del Señor (ver Ap 1, 8.10).

e. Nueva Creación.

Ya con el profeta Isaías se predice una nueva creación (ver Is 65,17). ¿Y cuál es la Nueva Creación? La nueva creación es la iniciada con la resurrección de Cristo porque él es el primer nacido de entre los muertos, él es el principio de esa nueva creación (ver Col 1,18).

Por último nos debe quedar muy claro que el domingo es "el día del Señor, el día de la Resurrección, el día de los cristianos, es nuestro día. Por eso es llamado día del Señor: porque es en este día cuando el Señor subió victorioso junto al Padre. Si los paganos lo llaman día del sol, también lo hacemos con gusto; porque hoy ha amanecido la luz del mundo, hoy ha aparecido el sol de justicia cuyos rayos traen la salvación" (CIC, 1166).