martes, septiembre 30, 2008

"¿Para qué tantos rezos?"

Amigos, el colega Omar, bitacorista de Pensamiento Católico escribió hacen dos años un interesante diálogo en el cual los dialogantes se preguntan si vale la pena orar. La entrada se titula ¿Para qué tantos rezos? Así es que empieza:

-Si yo fuera Dios -me dice mi amigo Juan-, me resultarían terriblemente aburridas las interminables oraciones de los hombres.

-Es cierto, menos mal que tenemos la suerte de que no eres Dios. Él tiene más paciencia que tú. Tampoco se harta tan fácilmente de nada. Desde hace muchos miles de años produce narcisos en primavera. Una y otra vez. Tú hace mucho tiempo que lo habrías abandonado.

-De todos modos no deja de ser una gran estupidez -afirma mi amigo Hugo-. Si Dios es todopoderoso, omnisciente, omnisapiente, ¿qué objeto tiene que yo rece para que mi tía Julia se cure de su enfermedad? Dios sabe de todos modos si va a seguir viviendo o no. Según lo que me has contado, Dios vive fuera del concepto del tiempo; por tanto ya ha sabido siempre si la tía Julia seguirá viviendo o no. Lo sabía incluso ya mucho antes de que naciera.

-Efectivamente, pero entonces sabía también ya si tú rezarías por ella o no.

-Muy bien, de acuerdo. ¿Pero por qué mis raquíticos rezos pueden suponer alguna diferencia?

-Porque, en definitiva, el móvil de toda oración es el amor y porque el amor siempre supone una diferencia.

-¿Amor? Sí, si uno reza con ganas, quizá. Pero no si se hace muy a disgusto...

-Entonces puede incluso ser una oración mucho mejor. Para rezar sin tener ganas hay que violentarse. Y el dominio de uno mismo es un mérito. Puedes comprenderlo muy bien en la relación entre los padres y el niño. El niño que posterga una diversión para cumplir un deber...

-No estoy de acuerdo. Creo que sólo se debe rezar cuando uno siente deseos de hacerlo, de lo contrario se tratará de recitar monótonamente palabras vacías.

-No existe ningún campo de actividades humanas que pudiese prosperar siguiendo este principio. El soldado que sólo se incorpora a la formación, cuando tiene ganas...

Síguelo leyendo aquí.


 

Recordamos hoy a San Jerónimo: "Ignorar las Escrituras es ignorar a Cristo"

San Jerónimo, presbítero
Prólogo al comentario sobre el libro del profeta Isaías, 1.2 (CCL 73,1-3)

San Jerónimo Cumplo con mi deber, obedeciendo los preceptos de Cristo, que dice: Estudiad las Escrituras, y también: Buscad, y encontraréis, para que no tenga que decirme, como a los judíos: Estáis muy equivocados, porque no comprendéis las Escrituras ni el poder de Dios. Pues, si, como dice el apóstol Pablo, Cristo es el poder de Dios y la sabiduría de Dios, y el que no conoce las Escrituras no conoce el poder de Dios ni su sabiduría, de ahí se sigue que ignorar las Escrituras es ignorar a Cristo.

Por esto, quiero imitar al padre de familia que del arca va sacando lo nuevo y lo antiguo, y a la esposa que dice en el Cantar de los cantares: He guardado para ti, mi amado, lo nuevo y lo antiguo; y, así, expondré el libro de Isaías, haciendo ver en él no sólo al profeta, sino también al evangelista y apóstol. Él, en efecto, refiriéndose a sí mismo y a los demás evangelistas, dice: ¡Qué hermosos son los pies del mensajero que anuncia la paz, que trae la Buena Nueva! Y Dios le habla como a un apóstol, cuando dice: ¿A quién mandaré? ¿Quién irá a ese pueblo? Y él responde: Aquí estoy, mándame.

Nadie piense que yo quiero resumir en pocas palabras el contenido de este libro, ya que él abarca todos los misterios del Señor: predice, en efecto, al Emmanuel que nacerá de la Virgen, que realizará obras y signos admirables, que morirá, será sepultado y resucitará del país de los muertos, y será el Salvador de todos los hombres.

¿Para qué voy a hablar de física, de ética, de lógica? Este libro es como un compendio de todas las Escrituras y encierra en sí cuanto es capaz de pronunciar la lengua humana y sentir el hombre mortal. El mismo libro contiene unas palabras que atestiguan su carácter misterioso y profundo: Cualquier visión se os volverá - dice- como el texto de un libro sellado: se lo dan a uno que sabe leer, diciéndole: «Por favor, lee esto». Y él responde: «No puedo, porque está sellado». Y se lo dan a uno que no sabe leer, diciéndole: «Por favor, lee esto». Y el responde: «No sé leer».

Y, si a alguno le parece débil esta argumentación, que oiga lo que dice el Apóstol: De los profetas, que prediquen dos o tres, los demás den su opinión. Pero en caso que otro, mientras está sentado, recibiera una revelación, que se calle el de antes. ¿Qué razón tienen los profetas para silenciar su boca, para callar o hablar, si el Espíritu es quien habla por boca de ellos? Por consiguiente, si recibían del Espíritu lo que decían, las cosas que comunicaban estaban llenas de sabiduría y de sentido. Lo que llegaba a oídos de los profetas no era el sonido de una voz material, sino que era Dios quien hablaba en su interior como dice uno de ellos: El ángel que hablaba en mí, y también: Que clama en nuestros corazones: «¡Abbá! (Padre)», y asimismo: Voy a escuchar lo que dice el Señor.

Fuente: El Testigo Fiel

"Feed" de Comentarios Restaurado - "Feed" Mediático Perdido - Página de Google Activada

Amigos, he restaurado el "Feed" o "corriente" de comentarios. Ahora se pueden suscribir a esta corriente vía RSS/Atom y así estar al tanto de todos los comentarios que los lectores comparten en ¡Vivificat! y entrar de este modo dentro de la conversación. Apunte aquí para acceder al feed o apunte al símbolo a la derecha que el subtítulo "Feed de Comentarios."

Malas noticias para mis oyentes. El Feed Mediático no funciona. El servicio de Ourmedia me cerró la cuenta sin decirme siquiera por qué. No sé si intentaron comunicarse conmigo o no así que desconozco sus motivos. De todos modos, estoy estudiando otra manera de compartir mis producciones mediáticas así que les dejaré saber. Fue un montón de trabajo lo que se perdió. SadAngry

Finalmente, tanto ¡Vivificat! y Vivificat en Español están disponible vía mi "Google Shared Items Page." Normalmente publicaré mis artículos por ahí también junto con cualquier otro que me llame la atención de los blogs que sigo. Accedan a esa página aquí.

¡Eso es todo por ahora! ¡Gracias por su atención y patrocinio!

lunes, septiembre 29, 2008

¡Jesús es Señor!

Amigos, este fin de semana pasado tuve el privilegio inmerecido de ser lector en la Misa dominical y también el singular privilegio de leer el Evangelio, ya que nuestro monseñor es casi invidente y necesita de una lupa gigantesca para leer las partes propias de la liturgia. Debido a ese padecimiento, el obispo le ha dado permiso de introducir y concluir la lectura del Santo Evangelio con las palabras rituales prescritas mientras que el lector proclama la lección propiamente dicha.

De todos modos, fue la segunda lectura para este XXVI Domingo del Tiempo Ordinarion, Ciclo A, la que me cautivó ya que es una de mis favoritas. La cita es de la Carta del Apóstol San Pablo a los Filipenses, capítulo II, versículos del 1 al 11:

Así, pues, os conjuro en virtud de toda exhortación en Cristo, de toda persuasión de amor, de toda comunión en el Espíritu, de toda entrañable compasión, que colméis mi alegría, siendo todos del mismo sentir, con un mismo amor, un mismo espíritu, unos mismos sentimientos. Nada hagáis por rivalidad, ni por vanagloria, sino con humildad, considerando cada cual a los demás como superiores a sí mismo, buscando cada cual no su propio interés sino el de los demás. Tened entre vosotros los mismos sentimientos que Cristo:

El cual, siendo de condición divina, no retuvo ávidamente el ser igual a Dios. Sino que se despojó de sí mismo tomando condición de siervo haciéndose semejante a los hombres y apareciendo en su porte como hombre; y se humilló a sí mismo, obedeciendo hasta la muerte y muerte de cruz. Por lo cual Dios le exaltó y le otorgó el Nombre, que está sobre todo nombre. Para que al nombre de Jesús toda rodilla se doble en los cielos, en la tierra y en los abismos, y toda lengua confiese que Cristo Jesús es SEÑOR para gloria de Dios Padre.(Biblia de Jerusalén)

Los estudiosos ven los versículos 5 al 11, comenzando en "El cual, siendo de condición divina," (literalmente en griego,""hos en morphe theou" o "teniendo la forma de Dios") hasta el final como un himno neotestamentario, cantado quizás en las comunidades paulinas. El Apóstol entonces hubo adaptado este himno a su epístola sabiendo que a su audiencia le sería familiar. Esto es un ejemplo claro de la liturgia convergiendo en la Revelación.

El himno habla del Misterio de la Encarnación con el lenguaje técnico que San Pablo y sus comunidades tenían disponibles en su tiempo. De acuerdo a este, de Cristo se hablaba como existiendo "en la forma de Dios" ("hos en morfe zeou"), algo que no se indica de nadie más en la Biblia, el "se despojó de sí mismo" (literalmente en griego, "ekenusen," "vaciándose"), o sea, que sin dejar "la forma de Dios" se vació en una forma humana - la Biblia de Jerusalén no traduce estos versículos literalmente aunque traduce su sentido.

Estos versículos confunden hasta más no poder a muchos, particularmente aquellos que van de casa en casa tocando las puertas para contarnos su "descubrimiento sublime" de que Cristo no es Dios, si no que más bien algún tipo de ángel y que no resucitó corporalmente de entre los muertos y que solamente 144,000 fieles de su religión se salvarán para reinar como "criaturas espirituales" en el cielo con Dios.

Yo pienso que este himno, junto con el que se encuentra en San Juan 1:1-15, representan la cúspide de la enseñanza cristólogica - la enseñanza acerca de la persona de Cristo - en el Nuevo Testamento. Estos versículos nos enseñan claramente que Jesús era una Persona, Dios completamente y humano completamente - que no, "mitad y mitad." Es por esto que su entrada en la historia human fue y continúa siendo el eje central de nuestra existancia para todos nosotros. Es por esto que El y ningún otro es "el fin y el sello de los profetas" porque en El, Dios en persona nos reveló su propia naturaleza y su propósito para con el hombre. Con todo el respeto a los santos ángeles, tres de los cuales honramos hoy especialmente - Gabriel, Miguel y Rafael - ningún ángel pudo haber hecho lo que Dios mismo hizo en la persona histórica de Jesús de Nazaret.

Finalmente, este himno nos confronta con el siguiente mandato, "que al nombre de Jesús toda rodilla se doble en los cielos, en la tierra y en los abismos, y toda lengua confiese que Cristo Jesús es SEÑOR para gloria de Dios Padre." Este versículo debe leerse en paralelo con Isaías 45:23-24, en donde Dios, hablando en primera persona singular a través de su profeta, nos dice:
Yo juro por mi nombre; de mi boca sale palabra verdadera y no será vana:Que ante mí se doblará toda rodilla y toda lengua jurará diciendo: ¡Sólo en Yahveh hay victoria y fuerza! (Biblia de Jerusalén)
Es decir que la adoración debida solamente a Dios se le tiene que rendir ahora a Jesús "para la gloria de Dios Padre." Jesús es "Señor" - "kurios" en griego y "adonai" en hebreo, el nombre que los judíos usaban para no tener que pronunciar el nombre santo de Dios, YHVH quien ahora es referido como "Dios Padre" por San Pablo.

Jesucristo es Señor porque "en la forma de Dios" el comparte plenamente la naturaleza y vida íntima del Dios de Israel. Este es el reclamo central del cristianismo, lo que distingue a Jesús de todo otro maestro, sabio o profeta. Es por eso que El es la fuente de nuestra felicidad y alegría, El y nadie más. Esta es la idea central de este hermoso himno que yo atesoro desde que aprendí a entenderlo.

¡Sí! ¡Amén! ¡Jesús es Señor para la gloria de Dios Padre!

sábado, septiembre 27, 2008

Idiotez le sale cara a Evo Morales

El precio lo pagará el trabajador boliviano.

Amigos, de acuerdo a la BBC:

El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, pidió este viernes retirar a Bolivia de la nómina de países beneficiados de las preferencias arancelarias (ATPDEA, por sus sigla en inglés), con las que se benefician los países andinos desde 1991 por su lucha contra el narcotráfico.

"Propongo suspender la designación de Bolivia como país beneficiario bajo la ley de Preferencias Comerciales Andinas enmendada y como país beneficiario de la Ley de Preferencias Comerciales y Erradicación de las Drogas en los Andes", dijo Bush en un memorando para la representante comercial de EE.UU.

El canciller boliviano, David Choquehuanca, calificó la decisión de Bush como "una nueva agresión a la democracia boliviana" y precisó que la suspensión entraría en vigencia dentro de 30 días, lapso en el que Bush hará consultas sobre la pertinencia de cortar las preferencias a Bolivia.

Además, aclaró que esta suspensión será temporal y aseguró que el gobierno buscará otros mercados, citando como ejemplos a China y Vietnam.

Sin embargo, esos países son competidores de Bolivia en materia de manufacturas, sobre todo textiles, le explicó a BBC Mundo el gerente del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), Gary Rodríguez.

La noticia cayó como un balde de agua fría en el gobierno, pero sobre todo en los exportadores de manufacturas.

Los empleos generados por el ATPDEA se concentran, sobre todo, en la ciudad de El Alto, vecina de La Paz, donde el presidente Evo Morales tiene los más altos índices de popularidad.

Léanlo todo aquí.

Comentario. Oye Evo, ¿ves lo que deja seguir los consejos de Hugo? A ver si ahora este te compra tus textiles a justo precio de mercado. Quién sabe, a lo mejor Hugo te recompensará por lo bien que le cargas las botas. Y buena suerte vendiéndole a China y Vietnam. Estoy seguro que ellos están interesadísimos en comprar productos bolivianos que ellos son capaces de hacer mejores y más baratos en sus propios patios.

¿Ves ahora lo cara que sale la idiotez, Evo?

Saludos a Jesse y Joy

Amigos, les confieso que me encanta este vídeo de la música y la lírica del conjunto mexicano de Jesse y Joy y de este su hit "Espacio Sideral":

Jesse y Joy representan una buena música, joven sin ser juvenil, alegre, a veces pensativa, con un buen "beat," y letras limpias. La voz de Joy es especialmente fuerte y sonora y es que la modula muy bien, de modo maduro y con seguridad y con el sentimiento adecuado.

El arte de estos jóvenes ha cautivado a este viejo cuarentón. Ya descargué su álbum de ITunes. Mil enhorabuenas y muchímos éxitos a los talentosos Jesse y Joy.

viernes, septiembre 26, 2008

"Y pienso en Dios"

Amanece y despunta el alba con sus regios colores
Anunciando el arribo de otro día y el paso de la noche
Espantando el sueño de mi cuerpo ensortijado
Y mis dolores que a su modo cantan el albor de mi vejez
Y pienso en Dios.

A mi lado duerme mi compañera aun perdida en el monte
De sus propios sueños, su faz en paz y su suavidad
Calor y la textura de su pelo y el olor de su cuerpo recordándome
Que no estoy solo en esta vida
Y pienso en Dios.

Me levanto, visto, desayuno y me voy a trabajar
Me siento en la oficina donde día tras día escribo la crónica
De la tragedia humana donde la enfermedad, la adicción y la muerte
Son los panes cotidianos de tantos
Y pienso en Dios

Hablo con Dios
Le pido
Le reclamo
Le demando
Por que ejecute esa intervención prometida
La que espero cada vez que rezo “Venga tu Reino”
Sana y salva a estas víctimas de nuestra depravación
Para que los niños puedan crecer con sus padres y reír y jugar en calles
Vacías de tráfico y de gente mala que viven corrompidos y para corromper
Víctimas tal vez ellos mismos de una espiral de violencia y pobreza que nunca
Pudieron romper y ahora nos dejan en herencia
Y sigo pensando en Dios aunque en ese destiempo es cuando más siento
Su presencia y su silencio que parecen ausencia.

Anochece. Regreso a casa para estar con mi amada y mis hijos y mi nietecito
Esperado e inesperado
Medito una vez sobre lo poco de mi labor y lo poco que amé
Y mi fracaso en forjar un mundo de Amor y de comprensión
Y resuelvo no volver a fallar en ese menester
Mientras me acuesto al lado de mi compañera otra vez para terminar
Este día y empezar otro para terminarlo y empezar el siguiente
Pensando que tal vez pueda yo hacer alguna diferencia
Y pienso en Dios.

Vídeo: La dura realidad del aborto

Amigos, les presento la versión editada - todo lo que los miñones de YouTube les quieren dejar ver aunque le dan paso a un montón de otras porquerías - del vídeo El Aborto: la Dura Realidad. El contundente vídeo es hábilmente narrado por el actor mexicano Eduardo Verástegui. Veamos


La versión sin editar puede verse aquí.

jueves, septiembre 25, 2008

La ira

P. José P. Benabarre Vigo

Fuente: El Visitante

Como pecado capital, la ira es una pasión del alma que causa indignación y enojo; un apetito con deseos de venganza de las injurias recibidas.

No todas las iras son malas ni menos, son siempre injustificadas. Hay veces en que la ira es justa y santa, como cuando se defienden los derechos de Dios y de su Iglesia, injustamente atacados o denigrados, siempre y cuando se guarde la proporción debida en la defensa de los mismos. De esta verdad encontramos referencias claras en la Sagrada Escritura. Unos ejemplos lo demuestran.

Cuando el profeta Natán contó al rey David el supuesto injusto y vil comportamiento de un rico que, teniendo abundancia de ovejas, “robó la de un pobre para banquetear con su huésped, el rey se encendió con gran cólera contra tal rico”. (Lo horrible de este caso es que era el rey mismo el pésimo rico quien teniendo tantas mujeres en su harén, se acostó con la mujer de su fiel soldado Urías, a quien, para mayor deshonra, mandó matar en el campo de batalla (2 Sam 12:1-6).

Nehemías nos cuenta que, cuando un grupo de notables judíos decidió, en tiempo de una hambruna, “dar en prenda a sus hijos e hijas para obtener trigo…, el profeta se indignó mucho” (5:1-6).

Otra gran ejemplo de ira justificada nos la dio Jesús, “manso y humilde de corazón” (Mt 11:29), cuando, lleno de ira, haciendo un látigo con cuerdas, echó del templo a todos los comerciantes con sus ovejas y bueyes, desparramó el dinero de los cambistas y volcó las mesas; y dijo a los que vendían palomas: “Quitad esto de aquí; no convirtáis la casa de mi Padre en un mercado” (Jn 2:14-16).

En esos tres casos, la ira fue justificada y la corrección se mantuvo dentro de límites aceptables.

Iras injustificadas por exceso

Pero no todas las iras de que nos da cuenta la Biblia, santas y justificadas en sí mismas, fueron seguidas de un castigo proporcionado de los culpables. El primer ejemplo lo encontramos en el Primer Libro de los Reyes. En el Capítulo 18, versículos 1 al 40, se nos cuenta que el profeta de Dios, Elías, probó con un gran milagro que los profetas al servicio del dios Baal eran falsos, y que Baal no pasaba de ser un despreciable ídolo. Cuando el pueblo, testigo del gran milagro, quedó convencido de que “Yahveh era el único Dios verdadero”, el Profeta requirió la ayuda del pueblo para detener a todos los falsos profetas quienes, bajados al torrente Quisón, fueron degollados todos por su mano.

El otro gran ejemplo es del sacerdote Matatías. Requerido por el emisario del rey Antíoco a que renegara de su fe y ofreciera sacrificios a los ídolos, se negó rotundamente a hacerlo. Y al ver que otro judío sí lo estaba haciendo en el altar preparado, se lanzó sobre él y lo degolló sobre el mismo altar. También mató al emisario real (Primer Libro de los Macabeos 2:15-26). Tanto la reacción del profeta Elías como la del sacerdote Matatías fueron desproporcionadas.

Consecuencias de la ira mala

Cuando la ira no tiene razón de ser o sus efectos son desproporcionados, fácilmente causa pecados contra la caridad y/o la justicia. Nos lo afirma también la Sagrada Escritura. El Autor del Libro de los Proverbios nos dice que “el hombre violento provoca querellas, y el hombre airado multiplica los delitos” (29, 22). Y en Eclesiástico se afirma que “el que se venga, sufrirá venganza del Señor” (28, 1). Y en los versículos 3 y 4, se pregunta: “El hombre que al hombre guarda ira, ¿cómo del Señor espera curación?... ¿y se atreve a pedir al Señor el perdón de sus pecados?”.

El Autor del pequeño-gran libro La Imitación de Cristo, recoge estas ideas y nos dice que “el hombre pacífico aprovecha más que el muy letrado. El hombre apasionado, el bien convierte en mal, y de ligero cree lo malo” (Libro segundo, Capítulo 3). El buen Jesús quien, como se ha indicado antes, se clasificó manso y humilde de corazón, condena toda clase de ira, hasta el punto de afirmar que, llamar al prójimo renegado, merece condenación eterna (Mt 5:22).

San Pablo pidió a sus discípulos de Efeso y Colosas que desaparecieran de entre ellos “toda acritud, ira, cólera y gritos” (Ef 4:31); y que “desecharan la cólera, la ira, maldad, maledicencia y palabras groseras” (Col 3:8). Y añade: “Padres, no exasperéis a vuestros hijos” (Ef 6:4).

“Cuando somos zarandeados por la ira, estamos faltos de lucidez en el juicio, de la imparcialidad en el discernimiento, de la justa medida, indispensable para dirimir las disputas” (Casiano, Instituciones, 8, 1).

“Si uno se encoleriza cuando debe, en la medida en que debe, por lo que debe encolerizarse, etc., entonces la ira es un acto de virtud” (Santo Tomás de Aquino, Sobre los mandamientos, p. 263).

Remedios contra la ira

Supuesta la ayuda de la divina gracia, que podemos obtener siempre que la pidamos con humildad, plena confianza y frecuentemente, el hombre o mujer de temperamento malo y rápido podrá dominarlo a través de la meditación sobre las pésimas consecuencias que del mismo con frecuencia se derivan.

Callar y no tomar decisiones en momentos de ira, es otra buena medida para no empeorar las situaciones que queremos corregir. No estimar en más de lo que se debe nuestro propio juicio, y respetar siempre las opiniones ajenas, evitará el que nos sintamos humillados y así nazcan en nuestro ánimo explosiones de ira y/o de venganza. Finalmente, se recomienda a los de temperamento rápido no llevar consigo armas mortíferas y evitar las discusiones.

miércoles, septiembre 24, 2008

“La Sagrada Escritura es esencial para conocer a Cristo”

Entrevista al cardenal jesuita Albert Vanhoye
ROMA, martes, 23 septiembre 2008 (ZENIT.org).- “La Sagrada Escritura es esencial para conocer a Cristo”, explica en esta entrevista el cardenal Albert Vanhoye, uno de los biblistas contemporáneos más reconocidos en el mundo, cuando faltan pocos días para el próximo Sínodo de los Obispos.

El cardenal Vanhoye, jesuita, ex rector del Instituto Bíblico Pontificio y ex secretario de la Comisión Bíblica Pontificia, nació el 24 de julio de 1923 en Hazebrouck, en la diócesis de Lille, en el norte de Francia, cerca de la frontera con Bélgica.

De 1963 a 1998, fue profesor del Instituto Bíblico Pontificio de Roma, donde ejerció una intensa actividad didáctica en la enseñanza de exégesis del Nuevo Testamento y diversos cursos y seminarios sobre su especialidad.

Participó activamente en la redacción de documentos de la Comisión Bíblica Pontificia, en el surco del trabajo iniciado por el Concilio Vaticano II, tales como: “La interpretación de la Biblia en la Iglesia”, 1993, y “El pueblo judío y las sagradas Escrituras en la Biblia cristiana”, 2001.

Como reconocimiento a su servicio a la Iglesia en este campo, Benedicto XVI lo creó cardenal en el Consistorio del 24 de marzo de 2006. El mismo Papa lo nombró miembro del próximo Sínodo de los Obispos del mundo, que se celebrará en Roma en octubre sobre “La Palabra de Dios en la vida y en la misión de la Iglesia”.

En esta entrevista concedida a Zenit, explica lo que es para él la Biblia y lo que espera de la citada asamblea mundial de obispos. La segunda parte se publicará en el servicio de mañana.

--¿Cómo y cuándo empezó a interesarse en el estudio de la Palabra de Dios?

--Cardenal Vanhoye: Mi interés por la palabra de Dios empezó ciertamente desde la infancia pero se ahondó e intensificó especialmente con el estudio de la teología. Cuando me preparaba para la ordenación sacerdotal, me apasioné con el Evangelio de Juan. Pude estudiarlo porque, antes de la teología, durante dos años, tuve que enseñar griego clásico de nivel superior a jóvenes jesuitas que se preparaban para graduarse en la Sorbona de París. Por tanto, estaba en contacto directo con los textos griegos tanto del Nuevo como del Antiguo Testamento.

En especial, estudié el tema de la fe en el Evangelio de Juan, un tema evidentemente fundamental. Para Juan, la fe consiste en creer en Cristo Hijo de Dios, que no es simplemente la adhesión a las verdades reveladas sino que es sobre todo adhesión a una persona que es Hijo de Dios, que hace la obra del Padre, en unión con el Padre y que nos invita también a nosotros a hacer su obra.

--Posteriormente se convirtió en uno de los mayores especialistas en la Carta a los Hebreos...

--Cardenal Vanhoye: De este estudio de San Juan, salieron algunos artículos pero por cuestión de tiempo –tenía que ejercer la docencia--, no pude continuar esta trabajo. Al mismo tiempo, me di cuenta de que había encontrado cosas muy interesantes en la Carta a los Hebreos y que, por tanto, podía, dedicando algunos meses cada año, preparar una tesis sobre este escrito, entonces poco estudiado.

Por tanto, mi interés se concentró en la Carta a los Hebreos, que es un escrito muy profundo, una síntesis de cristología bajo el aspecto sacerdotal. Admiro siempre la profundidad de esta carta que en realidad es una homilía en la que el misterio de Cristo es presentado en todas sus dimensiones, desde la dimensión más alta de Cristo Hijo de Dios, esplendor de la gloria de Dios, impronta de su sustancia, hasta el Cristo nuestro hermano, que asumió toda nuestra miseria y se abajó al nivel de los condenados a muerte, precisamente para introducir allí todo su amor y abrir una vía que llega hasta Dios.

Por otra parte, la Carta a los Hebreos manifiesta un conocimiento verdaderamente extraordinario del Antiguo Testamento y el sentido del cumplimiento del mismo con las tres dimensiones –de correspondencia, de ruptura en algunos aspectos y, naturalmente, de superación--, cumplimiento completo.

La Providencia ha hecho que yo haya podido consagrar verdaderamente toda mi vida a la profundización de la Escritura para provecho de tantos estudiantes de todo el mundo. Por tanto, agradezco al Señor haberme dado este privilegio.
Lee toda la entrevista aquí

Comentario. La tarea del cardenal Vanhoye comprueba una vez más el hecho de que la Iglesia Católica es una Iglesia bíblica, a pesar de varios esfuerzos centenarios para negarlo. Ella es más que una Iglesia bíblica, ella es la Madre y Protectora de la Biblia, la Iglesia de cuyo seno surgió la Palabra escrita y en donde se preserva la clave auténtica de su interpretación. El estudio metódico y la tarea científica de eruditos como el cardenal Vanhoye demuestran el amor que la Iglesia le tiene a las Sagradas Escrituras y el cuidado que los pastores de la Iglesia ponen en su estudio e interpretación.

martes, septiembre 23, 2008

Breve Catálogo de Herejías Anti-Trinitarias

Amigos, he estado leyendo el volumen no. 11 de la Twentieth Century Encyclopedia of Catholicism el cual compré recientemente en segundas manos. El volumen contiene dos obras: ¿Qué es la Trinidad? y El Espíritu Santo. El libro es un rico estudio de la cuestión central del teísmo cristiano. Empezando el quinto capítulo del estudio trinitario me encontré con las siguientes tablas detellando los diferentes tipos de herejías antitrinitarias y sus refutaciones, que ahora traduzco y comparto con ustedes.

I. Herejías que rechazan totalmente la Trinidad

Herejía

Refutación

AñoDe origen judaizanteDe origen filosóficoAutores InspiradosAutoridad FinalMaestros cristianos
50

100

150

200

Ebionitas

Cerintio (96-100)

Simon Mago.

Basilídes.

Valentín

(Gnosticismo rampante)

San Pablo

San Juan

Credo de los Apóstoles

San Clemente de Roma (96-100)

San Ignacio de Antioquía (+107)

San Justino Mártir(150)

San Ireneo

II. Herejías que rechazan la distinción de Personas

Herejía

Refutación

AñoAdopcionismoModalismoMaestrosAutoridades Finales

200

250

Teodoto el Adulador

Teodoto el Banquero

Artemio

Pablo de Samosata ("El Verbo vive en el hombre Jesús como en un Templo, por lo tanto Jesús no es el Hijo de Dios.")

Praxeas

Sabelio

Noecio de Smyrna

Tertuliano (213-18)

Hipólito de Roma (c. 230-40)

Los dos Danieles (265)

Los tres Concilios de Antioquía (263-8)

III. Herejías que rechazan la igualdad de la Personas

Herejía

Refutación

AñoAcerca del VerboAcerca del Espíritu SantoMaestrosAutoridades Finales
300

350

400

Arrio

Eusebio de Nicomedia

Eusebio de Caesarea

Anomeos

Homoiousianos

Homoeanos

Pneumatomaquianos

Macedonios

Maratón

San Alejandro de Alejandria (320)

San Atanasio

San Hilario

San Basilio de Cesarea

San Gregorio de Nissa

San Gregorio Nazianzeno

Concilios de:

Nicea (325)

Alejandria (362)

Segundo de Constantinopla (381)

lunes, septiembre 22, 2008

¿Por qué los católicos santificamos el domingo?

Fuente: TengoSeddeTi.org

INTRODUCCIÓN: los ADVENTISTAS DEL SÉPTIMO DÍA acusan abiertamente a la Iglesia Católica de haber sustituido la ley de Dios, cuando en el año 321, el emperador Constantino, cambió el día de descanso del sábado por el domingo.

I. EL DÍA SÁBADO EN EL PUEBLO JUDÍO

El tercer mandamiento del decálogo dice: “Guardarás el día del sábado para santificarlo” (Deuteronomio 5,12), ya que ese día fue creado el hombre (Éxodo 20,11), y porque Dios confía el sábado como signo de la alianza a favor de su pueblo Israel, cuando fue sacado de la esclavitud en Egipto (Deuteronomio 5,15). El sábado o sabbat (descanso) era el día consagrado a Yahveh. En el pensamiento hebreo tiene una connotación de “júbilo”, “paz” y “luz”. El sabbat empieza cuando desaparece la última luz del viernes, y dura hasta la puesta del sol del sábado. Se celebra mediante reuniones familiares y una cena especial, con la bendición de la comida y del vino; los judíos observantes de la ley mosaica acuden a la sinagoga para la oración y para la lectura de la Torá (Antiguo Testamento).

II. JESÚS Y EL DÍA SÁBADO

En las Escrituras se relatan que Jesús asiste a la sinagoga el día sábado para predicar la “Buena Nueva” (Marcos 1,21; Lucas 4,16), pero con su propia autoridad de Hijo de Dios, le da la auténtica interpretación de este decálogo: “El sábado ha sido instituido para el hombre y no el hombre para el sábado” (Marcos 2,27), “El Hijo del hombre es Señor del sábado” (Marcos 2,28); además realiza varios milagros ese día a pesar de las críticas de los fariseos (Marcos 3,1-6; Lucas 13,10-17; 14,1-6; Juan 5,8-9; 9,13-16). Cuando Él mismo describe los mandamientos al joven rico, los resume de esta manera: “Y Jesús le dijo: -No mates, no cometas adulterio, no robes, no digas mentiras en perjuicio de nadie, honra a tu padre y a tu madre, y ama a tu prójimo como a ti mismo” (Mateo 19, 18-19).

LA PLENITUD DEL DOMINGO

Jesús resucita de entre los muertos “el primer día de la semana” (Mateo 28,1; Marcos 16,2; Lucas 24,1; Juan 20,1), las apariciones del Señor resucitado ocurren también en este día (Juan 20,19), incluyendo a los dos discípulos de Emaús, que reconocieron que estaban frente al Señor al “partir el pan” (Lucas 24,13-31). “El primer día de la semana”, significa entonces la nueva creación del hombre, la libertad del poder del mal y de los demonios. Para los cristianos vino a ser el primero de todos los días, la primera de todas las fiestas, el “domingo”. La palabra domingo viene del latín “Dominucus” que significa “lo que pertenece al Señor” (Dominus), es entonces el “Día del Señor” (Dies Domini).

III. EL DÍA DOMINGO EN LA IGLESIA CATÓLICA

Ya en tiempo de los apóstoles la comunidad cristiana se empezó a reunir ese día para la celebración de la Eucaristía (Acción de Gracias): “El primer día de la semana nos reunimos para partir el pan” (Hechos 20,7). También se aprovechaba para recoger la limosna para los pobres de Jerusalén: “Cada primer día de la semana, cada uno de ustedes debe apartar algo, según lo que haya ganado…para que lleven a los hermanos de allá la colecta hecha por ustedes” (1 Corintios 16, 1-3).

En los primeros siglos de la existencia de la Iglesia Católica, también se recalca la importancia del día domingo, mucho antes del año 321, con el emperador Constantino:

  • El libro de la Didajé o “Doctrina de los Apóstoles”, escrito entre los años 90 y 99, dice en el capítulo 14: “Reunidos el día del Señor, tened la Fracción del Pan y la Acción de gracias…”
  • San Ignacio de Antioquia, mártir en el año 107, en su carta a los Magnesianos, aclara: “Los que vivían según el orden de cosas antiguo han pasado a la nueva esperanza, no observan ya el sábado, sino el día del Señor, en el que nuestra vida es bendecida por Él y por su muerte”.
  • San Justino mártir, en su primera Apología, dirigida al emperador Antonio Pío, hacia el año 150, relata así la reunión de los cristianos: “Nos reunimos todos el día del sol porque es el primer día (después del sábado judío, pero también el primer día), en que Dios, sacando la materia de las tinieblas, creó al mundo; ese mismo día, Jesucristo nuestro Salvador resucitó de entre los muertos”.
  • En el reinado del emperador romano Diocleciano, en el año 304, había prohibido a los católicos “so pena de muerte, poseer las Escrituras, reunirse el domingo para celebrar la Eucaristía y construir lugares para sus asambleas”. En Abitene, pequeña localidad en lo que hoy es Túnez, en un día domingo se sorprendió a 49 feligreses celebrando la Eucaristía, fueron llevados a Cartago para ser interrogados por el procónsul Anulino. En particular, fue significativa la respuesta que ofreció Emérito al procónsul, tras preguntarle por qué habían violado la orden del emperador. Le dijo: “Sin el domingo no podemos vivir”. Después de atroces torturas, los 49 mártires fueron ajusticiados.
  • El documento apócrifo “La Carta del Domingo”, redactado entre los siglos V o VI, subraya el carácter santo del domingo como exclusividad de los católicos: “El domingo es el día del Señor, porque en él resucitó Cristo de entre los muertos, y en él tuvo lugar la anunciación a María y el bautismo en el Jordán; en él tendrá lugar asimismo el juicio final. También es el día en que Dios creó el universo y en que la Trinidad se apareció a Abrahám en figura de los tres ángeles”.

Fuente: TengoSeddeTi.org

domingo, septiembre 21, 2008

Alerta Cúltica: los Adventistas del Séptimo Día

Fuente: ACIPrensa.

Elena G. White, fundadora del Adventismo del Séptimo Día Nació en el siglo XIX, en los Estados Unidos. La época de William Miller, su primer fundador, y después la de Ellen White, con sus importantes escritos y su impulso decisivo para el movimiento fue una época de profetismo intenso. Miller nació en una familia bautista, pero perdió la fe en su juventud. Al recuperarla, y ser admitido de nuevo en su iglesia, se dedicó al estudio de las Sagradas Escrituras.

Preocupado por el advenimiento del Señor creyó poder llegar a determinar su fecha con algunas cifras que aparecen en el libro de Daniel y él consideró que hacían referencia a la venida de Cristo.

Sus cálculos le llevaron a fijar ésta para 1843. Así lo profetizó en sus predicaciones y en su libro: "Pruebas evidentes por la Escritura y por la Historia de la segunda venida de Cristo hacia 1843". Poco feliz en sus predicciones, ni en ese año, ni transferida la fecha por su discípulo Snow al 22 de octubre de 1844, se cumplió su profecía. Ante el fracaso, sus seguidores trataron de buscar una explicación, una fórmula que descifrase su incumplimiento.

Tras aceptar que el advenimiento estaba muy próximo, sin fijar fecha, hallaron quien les elaborase no sólo una explicación sino toda una doctrina religiosa: la conocida hoy por Adventismo del séptimo día. Fue esto obra de una mujer de cualidades verdaderamente extraordinarias: Hellen Gould White.

White fue una mujer de una vida muy larga y activa. Nacida en 1827 y afiliada al principio al Metodismo, siguió más tarde las doctrinas de Miller, y por su matrimonio con un predicador adventista se convirtió en una ferviente propagandista de estas ideas. Viajó incesantemente por América, Europa y Australia y escribió infatigablemente.

Dotada de un poderoso don de organización, las doctrinas y la expansión del Adventismo a ella lo deben todo. Falleció en 1916. Nos interesa de ella especialmente su carácter hipersensible de visionaria y profetisa, en el que seguramente influyó el ambiente de aquel momento en Norteamérica.

Era una época en que abundaban los "profetas". En 1844 muere J. Smith, el fundador de los Mormones, quien con sus visiones y predicaciones consiguió arrastrar, en un portentoso éxodo, a miles de seguidores a través de toda Norteamérica, de este a oeste, hasta fundar un Estado teocrático a orillas del Lago Salado.

Esta época ve surgir también a Mary Baker Eddy, la "profetisa" fundadora de la Ciencia Cristiana. Otras muchas sectas proféticas y escatológicas pululaban en una atmósfera de fervor entusiasta y esperaban la próxima llegada del Señor.

Por favor, sigue leyendo aquí.

viernes, septiembre 19, 2008

Otra marca negra para el chavismo

Y ahora Chávez expulsa a ONG de Derechos Humanos

Amigos, nos informa Prensa Asociada a través de PrimeraHora.com que
El gobierno del presidente Hugo Chávez expulsó hoy, viernes, al director para las Américas de Human Rights Watch (HRW), horas después que esa organización no gubernamental presentó en Caracas un informe que afirma que Venezuela ha retrocedido en la protección a los derechos humanos y sus instituciones evidencian un debilitamiento propiciado por el gobernante.

José Miguel Vivanco, director de HRW, una organización internacional de derechos humanos con sede en Nueva York, junto al subdirector del grupo activista Daniel Wilkinson, tuvo que abandonar de manera inmediata al país "dado que ha cometido graves violaciones" en su condición de "turista en nuestro país", dijo el canciller venezolana Nicolás Maduro en una entrevista telefónica difundida por la televisión estatal.

El motivo lo explicó el canciller venezolana Nicolás Maduro en una entrevista telefónica difundida por la televisión estatal: "No vamos a soportar, ni vamos a tolerar que venga ningun extranjero a tratar de mancillar la dignidad de nuestra republica... y de las instituciones de nuestra democracia".

El informe de Human Rights Watch es detallado, basado en fuentes fidedignas, y sumamente convincente. Se titula Una Década de Chávez - Intolerancia política y oportunidades perdidas para el progreso de los derechos humanos en Venezuela. Leerlo es de rigor para todo estudioso de la situación venezolana.

Y la cuestión es que a esta ONG no se le puede acusar de "fascista" ni de "conservadora" ya que esta considera el aborto como un derecho (Fuente y Fuente 2), objeta a ciertas sanciones de los EE.UU contra Cuba (Fuente) y critica a los mismos EE.UU. por no reconocer los matrimonios entre personas del mismo sexo sancionados en otros países (Fuente). De hecho, en su mismo informe sobre los 10 años del régimen chavista y su efecto sobre los derechos humanos, HRW celebra que en la Constitución "Bolivariana" la ley internacional de DD.HH. tiene precedencia sobre la ley local, una proposición que resulta en un arma de doble filo aprovechadas por quienes ven en el aborto y en el matrimonio homosexual un "derecho." Y con excepción de una nota al calce de un documento, HRW no habla de la cristianofobia ni de la violación sistemática de los DD.HH. de las comunidades cristianas a través del globo. O sea, que su base de valores ni siquiera hace referencia a la tradición social de iglesia alguna, mucho menos de los cristianos como grupo social cuyos miembros sufren vejaciones de sus derechos.

En fin, que dentro de su campo ideológico "progresista" esta ONG mantiene cierta consistencia y por lo tanto goza de cierta credibilidad. Y es dentro de ese campo ideológico "progresista" en donde Chávez dice desenvolverse y sin embargo no encuentra apoyo de entidades afines para su gestión gubernamental. ¿Y cuál fue la reacción del régimen? Fue una perfectamente predecible: el grito, la injuria, la apelación a la "dignidad nacional herida," en fin, una reacción que demuestra la crasa falta de madurez de la cual padece el chavismo de modo terminal.

Los males apuntados por HRW son reales. La reacción a esperarse de un gobernante maduro es de aceptar la crítica y buscar por dónde empezar a hacer mejoras, no ponerse a gritar como niño malcriado. Este informe de HRW representa otra marca negra más para el récord del chavismo.

Oremos una vez más por los católicos, por todos los cristianos, por todas las personas de buena voluntad en la sufriente Venezuela y por sus gobernantes - ¿cómo no? Para que haya verdadera paz, convergencia y reconciliación en ese pueblo en guerra consigo mismo.

- Read the CNN report in English here.

- Read the HRW report on Venezuela in English here.

jueves, septiembre 18, 2008

Foro de Estudios Joseph Ratzinger: para conocer mejor al Papa Benedicto XVI

Amigos, el padre Pablo Blanco Sarto, teólogo de la Universidad de Navarra, especialista en el pensamiento del Papa alemán es el creador y coordinador del Foro de Estudio Ratzinger que propone fuentes para conocer mejor al pontífice desde la óptica teológica. Ese sitio-web es interesantísimo y por eso quiero compartir con ustedes la lista de los enlances a distintas publicaciones disponibles allí:

LIBROS

ARTÍCULOS, CONFERENCIAS Y ENTREVISTAS

ESTUDIOS

Algunos archivos tienen formato pdb. Para leerlos, puede utilizarse isilo o algún otro programa que abra este tipo de archivos

miércoles, septiembre 17, 2008

El Nuevo Herald: Miles rechazan nueva Constitución junto a la Iglesia en Ecuador

Amigos, esto, de acuerdo a El Nuevo Herald

Miles se congregaron en una misa al aire libre en Guayaquil para manifestarse, junto a la Iglesia, contra la nueva Constitución que propone el gobierno. (AFP/Getty Images) Miles de fieles ecuatorianos clamaron el domingo por la vida y la familia en inusuales misas al aire libre convocadas por obispos católicos de Guayaquil, bastión opositor, para repudiar el proyecto oficialista de Constitución que irá a referendo en 13 días.

En medio de su enfrentamiento con el gobierno, la Iglesia dio muestra de su poder de convocatoria al reunir a multitudes para defender sus reparos a una iniciativa que consideran favorable al aborto, al matrimonio entre homosexuales y a la concentración del poder en el presidente Rafael Correa.

El mensaje de monseñor Antonio Arregui, presidente de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana (CEE), se oyó a lo largo de una céntrica vía de Guayaquil, la ciudad más poblada de Ecuador y polo opositor a Correa.

"Todos deben reconocer su derecho a la vida, todos debemos ayudar a la viabilidad de esas vidas, cuando hay dificultades. Nunca podremos aceptar que esas vidas sean sacrificadas'', dijo el prelado en una homilía que fue seguida por los feligreses a través de pantallas gigantes dispuestas a lo largo de la calle Machala, donde se imponían los colores blanco y amarillo del Vaticano.

Con 13.3 millones de habitantes, Ecuador es un país de mayoría católica donde rige el estado laico.

Como pocas veces, los prelados compartieron el domingo el altar con pastores cristianos evangélicos para lanzar plegarias a favor de sus valores en tres ceremonias simultáneas en Guayaquil, en las que no se observó a partidarios del gobierno.

Monseñor Arregui, quien ha denunciado amenazas de muerte y hostigamiento judicial por su rechazo a la Constitución, invocó la tradición cristiana para defender la vida, la familia conformada por un hombre y una mujer y la unidad de la Iglesia ante los supuestos intentos del Ejecutivo por dividirla.

"Pedimos que siempre se reconozca el designio de Dios creador cuando hizo al varón y a la mujer, igualmente dignos y exactamente complementarios para que se ayudaran en estrecha sociedad y se convirtieran en fuente de nuevas vidas'', sostuvo el jerarca.

Leanlo todo aquí.

Comentario. Mi reciente visita a Ecuador y mi compartir con muchos ecuatorianos me hacen sentir bien cerca de ellos en estos momentos en que enfrentan un gobierno bien duro y aparentemente indiferente a los valores fundamentales de ese pueblo hermano. Me solidarizo completamente con ellos, con mis hermanos cristianos de Ecuador, católicos y no católicos, a quienes su devoción y defensa al Derecho a la Vida a traido juntos a testificar del Amor de Cristo y el deber de las naciones y los gobiernos a respetar la dignidad intrínseca de todo ser humano. Hermanos ecuatorianos, los llevo en mi corazón y en mis oraciones.

martes, septiembre 16, 2008

Las penas o sufrimientos de Jesús no pueden reducirse a lo meramente corporal

Pedro Castón Boyer

Las penas o sufrimientos de Jesús no pueden reducirse a lo meramente corporal. Eso sería algo demasiado superficial y, sin duda alguna, tampoco se adecua al sufrimiento de Jesucristo. Las penas y sufrimientos de Jesucristo hay que buscarlos no solamente en sus miembros destrozados sino en lo más profundo de su alma. Las penas de su alma sobrepasaron sus sufrimientos corporales que, sin duda alguna, fueron muchísimos.

En bastantes momentos de su vida pública sintió pena y compasión de la muchedumbre que le seguía. Esta pena le llevaba a curar todas sus enfermedades y a darles de comer. El Evangelista San Mateo nos dice que sentía pena y compasión de la muchedumbre porque “estaban maltrechos y derrengados como ovejas sin pastor” y les curaba “toda enfermedad y dolencia” (Mt.9,35-36). En otra ocasión al desembarcar “vio Jesús mucha gente, le dio pena y se puso a curar a los enfermos” y por la tarde le dio de comer a la muchedumbre multiplicando los panes y los peces (Mt. 14, 13-21). Y otra vez en un monte, junto al lago de Galilea, “acudió un gran gentío llevándole cojos, ciegos, lisiados, sordomudos y otros muchos enfermos; los echaban a sus pies y él los curaba”. Y le repitió a sus discípulos que le daba mucha pena de esta gente, porque llevaban tres días con Jesús y no tenían qué comer. “Y no quiero -dijo Jesús- despedirlos en ayunas, no sea que se desmayen por el camino” (Mt. 15,29-32).

Jesús sufría con las penas y sufrimientos de los demás. Y la pena más grande es la muerte de las personas queridas. Y Jesús lloró la muerte de amigos. Cuando murió su amigo Lázaro dice el Evangelista San Juan que Jesús “se echó a llorar” y la gente comentaba cuánto lo quería Jesús (Jn. 11, 14-36). Y una vez que fue a un pueblo llamado Naín, se compadeció de una madre viuda que había perdido a su hijo único. Al verla le dio pena de ella y le dijo “no llores”, y acercándose a su hijo difunto lo resucitó (Lc. 7, 11-14).

Y las penas de Jesús eran también muy grandes porque “vino a casa y los suyos no lo recibieron” (Jn, 1, 11), porque aquella generación que había oído sus palabras y visto sus obras no creyó en él, porque eran incrédulos y perversos (Mt. 17,17). ¡Qué sufrimiento tan grande el hacerse hombre para dar a conocer la Salvación de Dios y el verse rechazado, perseguido y condenado a muerte!

Pero indudablemente las penas y sufrimientos del Señor aumentaron en los días de su Pasión. La Pasión de Jesús concentra todo el sufrimiento humano posible: la traición de Judas, la angustia de ver la muerte cercana en el Huerto de los Olivos, el abandono por sus amigos más íntimos cuando más los necesitaba, bofetada, insultos y burlas, torturas físicas hasta provocarle la muerte, el considerarlo culpable siendo inocente y hasta el sentimiento de haber sido abandonado por su mismo Padre en el difícil momento de su muerte: Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado? (Mt. 27,46).

Para los cristianos en la Pasión de Jesús se manifiesta palpablemente que Dios se solidariza en el mundo con el que sufre (Mt. 25, 40 y 45). Para el creyente el problema no se plantea así: ¿cómo es posible que Dios ame al hombre si le deja sufrir?, sino que se resuelve en esta otra sorprendente pregunta: ¿cómo puede Dios amarnos tanto que se solidariza con nuestro sufrimiento? El trágico final de Jesús, dicen los teólogos, “es el resultado de la decisión del hombre, es la consecuencia de la libertad humana, no es la obra de Dios (...) Dios nos ha creado libres, con capacidad para hacer de la historia humana un paraíso o un infierno. Si las cosas van mal en la sociedad, la culpa la tiene el hombre y no Dios (...) Y así se ha comprometido a aceptar la libertad humana hasta sus últimas consecuencias. Incluso cuando la utilizamos contra el hombre y caemos en el homicidio, y cuando la usamos contra el mismo Dios y cometemos un deicidio”.

Jesucristo, decimos los cristianos, ha vencido al sufrimiento y la muerte, pero no los ha suprimido. Dios ha escogido los caminos del sufrimiento y del dolor para acercarse a los hombres y anunciarles de esta manera su salvación. El sufrimiento de Jesús para algunos será un escándalo y para otros una locura, algo sin ningún sentido. La cruz, dice San Pablo, “es una necedad para los que se pierden; mas para los que se salvan –para nosotros- es fuerza de Dios”. Dios ha escogido “lo débil del mundo, para confundir lo fuerte” (1 Co, 1, 18, 27). No sabemos por qué, pero los cristianos sabemos que Dios ha escogido lo que la sociedad desprecia y aborrece para manifestar su fuerza y su poder. Nada más despreciable y aborrecible que un condenado a muerte. Eso fue Jesús y de esa situación de impotencia y humillación surgió el poderío de Dios, la victoria sobre la misma muerte que es la Resurrección del Señor, garantía de nuestra propia resurrección. Dios hirió la muerte con la muerte mediante la resurrección de Jesucristo.

Este es el sentido teológico de la advocación Jesús Nazareno de las Penas que, evidentemente, debe configurar la espiritualidad de los hermanos de nuestra Hermandad. Primeramente los hermanos deben conocer bien los contenidos teológicos de las advocaciones para poderlos meditar y darlos a conocer a los nuevos hermanos. Es lo que se entiende por evangelización: no descansar hasta que el Señor de las Penas sea confesado como Hijo de Dios por todo el mundo.

Otra consecuencia es el fomento de la solidaridad y la caridad entre los mismo hermanos y de los hermanos con todos los necesitados. El cristiano se solidariza con el dolor y el sufrimiento para desterrarlo de este mundo. “Si Cristo resucitó, también se exige de los cristianos la participación en la protesta de Dios contra el sufrimiento que hay en el mundo y con ello la instauración de signos de que el sufrimiento, la enfermedad y la muerte no deben tener la última palabra. La superación del sufrimiento no puede ser relegada al futuro, irrelevante para hoy, de las postrimerías, pues el mundo en el que Jesucristo curó y resucitó no puede ser sólo un valle de lágrimas y de lamentos. La resurrección del crucificado pone en evidencia que Dios, no sólo penetra en el dolor humano, sino que quiere asimismo vencerlo y superarlo.

Los obispos andaluces, al mismo tiempo que valoran la importancia de la caridad en las hermandades y cofradías insisten en que esa caridad no se quede sólo en ayudas materiales, sino que llegue hasta el compromiso en asociaciones eclesiales o civiles para promoción del bien común, pues creen que uno de los fallos del catolicismo tradicional “ha sido el desconocimiento completo de las implicaciones sociales de nuestra fe”.

Fuente: Granada y el Cristo de San Agustín. Granada, 1994, Cofradía del Cristo de San Agustín/Hipercor, pp.253-256.

lunes, septiembre 15, 2008

Autoridad y Obediencia

Padre Nicolás Schwizer

Un aspecto práctico en nuestro camino hacia Dios, lo constituye una correcta aplicación de la autoridad, un aspecto muy afectado por la crisis de Padre en el mundo de hoy, que ha provocado una crisis de autoridad en todos los ámbitos.

Conceptos errados de autoridad

Un privilegio. Para muchos la autoridad es simplemente un privilegio. Se tiene autoridad para provecho propio. Eso hace que muchos hagan todo lo posible por llegar al poder, porque a través de él pueden dominar a los demás y llenarse de bienes. Antes de llegar a él se puede prometer cualquier cosa; después se muestra el verdadero rostro olvidando las promesas. En el ámbito familiar se aplica el mismo estilo de autoridad: el padre de familia es un señor que tiene todos los derechos y privilegios y los demás miembros de la casa deben obedecerle. Este concepto ha sido, con certeza, el que más ha contribuido a desprestigiar la autoridad.

Una carga pesada. Para otros la autoridad es una carga pesada que se lleva de mala gana y ejerciendo una especie de labor policíaca: es preciso poner orden y controlar todas las cosas y personas. Todo debe pasar bajo su control personal. Fiscalizar, reprimir, ordenar y corregir parecen ser los términos que contiene la autoridad.

Un derecho de mandar. Muchos confunden lisa y llanamente autoridad con potestad, es decir, con el derecho a disponer de alguien. Pareciera como si la autoridad se confundiera con el poder de mando. La mayoría piensa que tiene más autoridad el que más puede mandar.

El término autoridad evoca dos cosas a la mentalidad actual: mandar y obedecer. La autoridad aparece como una limitación de la libertad y por eso se ha hecho odiosa en nuestra época orientada hacia la liberación.

Concepto evangélico de autoridad: El servicio

Jesucristo plantea el asunto de una manera diametralmente opuesta. Nos dice: “Los que gobiernan las naciones las dominan y se hacen llamar benefactores. Uds. no deben ser así... El que quiera ser el primero que se haga el último”.
Nos muestra su ejemplo diciendo que él no vino “a ser servido sino a servir”. Esto significa que sitúa la autoridad en el plano del servicio. Existe una flagrante contradicción entre el concepto evangélico de autoridad y el concepto que reina en nuestro tiempo.

Etimológicamente, autoridad viene del verbo del latín “augere”, que significa hacer crecer, aumentar, hacer nacer, dar origen. De ahí viene “auctor esse”, que significa aquel que genera la vida en cada uno. Ya en su origen el término autoridad se define por el servicio a la vida.

Libertad y obediencia. Una comunidad no puede ser fecunda sin espíritu de obediencia. Se trata de ver a Dios detrás de toda autoridad humana legítima. Quiere decir, me inclino no ante la autoridad de un hombre, sino ante la autoridad de Dios que se manifiesta en él. Por eso, obediencia por amor a Dios. “Obediencia motivada por amor nos hace libres”, asegura el Padre Kentenich. Y cuanto más avanzamos por este camino, tanto más libres hemos de sentimos interiormente.

Obediencia es la gran señal de amor. El amor prueba su autenticidad en la obediencia. Es fundamentalmente fusión del yo con un tú. Pero la prueba de que esa fusión no es algo sentimental es que se exprese en mi deseo de fundirme con la voluntad de él. Es la gran prueba de amor de los hijos. Es la actitud fundamental de Cristo: “Mi alimento es hacer la voluntad del Padre” (Jn 4,34). Es también la actitud fundamental de la Virgen María: “He aquí la esclava del Señor. Hágase en mí según tu palabra” (Lc 1,38). La obediencia, actitud clave de Cristo y de María, es también la actitud clave de todo cristiano.

Preguntas para la reflexión

1. ¿Me es fácil obedecer?
2. ¿Cómo actúo cuando tengo autoridad?
3. ¿De qué manera podemos ser diferentes?

domingo, septiembre 14, 2008

Celebramos hoy la Exaltación de la Santa Cruz

Icono de la Exaltación de la Santa CruzLa Iglesia en este día celebra la veneración a las reliquias de la cruz de Cristo en Jerusalén, tras ser recuperada de manos de los persas por el emperador Heráclito.

Según manifiesta la historia, al recuperar el precioso madero, el emperador quiso cargar una cruz, como había hecho Cristo a través de la ciudad, pero tan pronto puso el madero al hombro e intentó entrar a un recinto sagrado, no pudo hacerlo y quedó paralizado. El patriarca Zacarías que iba a su lado le indicó que todo aquel esplendor imperial iba en desacuerdo con el aspecto humilde y doloroso de Cristo cuando iba cargando la cruz por las calles de Jerusalén. Entonces el emperador se despojó de su atuendo imperial, y con simples vestiduras, avanzó sin dificultad seguido por todo el pueblo hasta dejar la cruz en el sitio donde antes era venerada.

Los fragmentos de la santa Cruz se encontraban en el cofre de plata dentro del cual se los habían llevado los persas, y cuando el patriarca y los clérigos abrieron el cofre, todos los fieles veneraron las reliquias con mucho fervor, incluso, su produjeron muchos milagros. (Fuente: ACIPrensa)
Antífonas:

Murió en la santa cruz el que venció al infierno. Ceñido de poder, resucitó al tercer día.

¡Cómo brilla la cruz, de la que colgó Dios en carne humana y en la que, con su sangre, lavó nuestras heridas!

Resplandece la santa cruz, por la que el mundo recobra la salvación. ¡Oh cruz que vences! ¡cruz que reinas!, ¡cruz que nos limpias de todo pecado! Aleluya.

Tu cruz adoramos, Señor, y tu santa resurrección alabamos y glorificamos, por el madero ha venido la alegría al mundo entero.

Fuente: (El Testigo Fiel)

sábado, septiembre 13, 2008

Ciencia y Religión

Joanne M. Rodríguez-Veve
Fuente:
El Visitante

Hay quienes afirman que las religiones son excluyentes, intolerantes y acientíficas por naturaleza, perpetuando así el extenso debate entre la fe y la razón. Como si la ciencia y la religión estuvieran en absoluta oposición. Indudablemente, nada más lejos de lo cierto. Tan sólo basta repasar breves apuntes históricos para percatarnos que la Iglesia Católica, -Institución tomada como ejemplo entre las religiones del mundo- no tan sólo ha sido colaboradora en el desarrollo científico moderno, sino que ha sido precursora en diversos campos de las ciencias naturales a través de la historia. Veamos.

El Observatorio Astronómico o Telescopio Vaticano, fundado durante la segunda mitad del siglo XVI por el Papa Gregorio XIII, es considerado uno de los centros de investigaciones astronómicas más antiguos del mundo. Desde su edificación, la Santa Sede no ha cesado sus proyectos y análisis en este campo del saber. Por ejemplo, en 1993, en colaboración con el Observatorio Steward, se construyó el Telescopio Vaticano de Tecnología Avanzada, primer telescopio óptico-infrarrojo en formar parte del principal centro de estudios astronómicos del continente norteamericano.

Por otro lado, al examinar la historia de la ciencia durante el siglo XIX no podemos ignorar la figura del monje agustino Gregorio Mendel. Este religioso, llevó a cabo durante varios años, en el jardín de su monasterio, experimentos sobre la hibridación de plantas para estudiar la transmisión de los caracteres hereditarios. A través de estas investigaciones, las cuales fueron siempre respaldadas por el Abad de la Orden de los Agustinos, se desarrolló lo que hoy conocemos en el campo de la genética como las “leyes de la herencia”.

Con estos dos ejemplos pretendo señalar, aunque sea de manera somera, que la Iglesia Católica, institución representativa de una de las grandes religiones del mundo, -por sólo dar un ejemplo- no es naturalmente acientífica. Afirmar lo contrario sería desconocer u obviar burdamente la evidencia histórica. Claro, tampoco quiero postular que la ciencia y la teología siempre han estado en perfecta armonía o pretendan estarlo en toda instancia. Por el contrario, creo oportuno reconocer, tal como lo ha hecho la Iglesia públicamente, que es necesario el diálogo entre las diversas disciplinas, para no repetir los errores que ésta ha cometido en el pasado y para que la ciencia también sepa escuchar las razones de la religión.

La autora es Estudiante de Maestría en Historia de Puerto Rico.

viernes, septiembre 12, 2008

Venezuela: Opaca, Bélica y sin Paz

Amigos, es una pena ver como nuestros hermanos países de Venezuela y Bolivia se suman en un pantano gracias al desgobierno de su presidentes, Hugo Chávez Frías y Evo Morales. Pero concentrémonos en Venezuela.

En su informe del año 2007, la ONG internacional Transparencia Internacional reportó que Venezuela está entre las naciones percibidas como más corruptas por sus propios ciudadanos de entre las encuestadas del mundo. De 180 naciones encuestadas y luego categorizadas en orden descendente, Venezuela obtuvo la posición número 162, empatada con Bangladesh, Papua Nueva Guinea, Turkmenistán, la República Centroafricana y Camboya. Transparencia Internacional estimó que los paises con el índice de corrupción más bajo fueron Nueva Zelanda, Dinamarca y Finlandia, empatados todos en primer puesto. Empatados en último lugar con el rango número 179 se encuentran Somalia y Myanmar. Cabe notar que los EE.UU. no figuró ni entre los primeros cinco ni entre los primeros diez, con un escalafón número 20.

En su informe de este año 2008, Transparencia reportó una mejoría relativa en Venezuela, la cual ascendió al escalafón número 130 de 179 el año anterior según fuentes venezolanas. Transparencia publicará su informe completo el 23 de septiembre del corriente desde su sede en Berlín, Alemania.

El régimen chavista rechaza el escalafón asignado por Transparencia este año, describiendo a esta ONG independiente como "un organismo totalmente descalificado y mercenario." Eso dijo el Vicepresidente venezolano José Vicente Rangel en declaraciones recientes, sin aportar evidencia contraria alguna.

De acuerdo a la Wikipedia, Transparencia Internacional (TI) es una organización internacional dedicada a combatir la corrupción política, teniendo como herramienta principal la divulgación de información. Fue fundada en 1993 y tiene su sede en Berlín, Alemania. TI está organizada como una agrupación de más de 80 capítulos nacionales con un secretariado central. Fundada originalmente como una organización sin fines de lucro alemana, actualmente TI es una Organización no gubernamental y su estructura organizativa está en proceso de democratizarse completamente. En América Latina y el Caribe se ha formado una red de asociaciones afiliadas en catorce países, bajo las figuras de capítulos nacionales, capítulos nacionales en formación o contactos nacionales. Muchos cuestionan el valor de sus informes sobre la corrupción puesto que se basan en encuestas que miden la valoración subjetiva de los encuestados sobre el grado de corrupción de los países estudiados y no en información objetiva sin embargo, en mi opinión, esto es precisamente lo que dan autoridad especial a sus informes, haciendo de estos un instrumento mal visto por regímenes de corte totalitario como lo es el chavista.

Al cierre de este artículo, el enlace de Internet al capítulo venezolano de Transparencia se encontraba inaccesible debido a causas técnicas desconocidas. (Nota: pude finalmente acceder a la página el 13/9/08 a las 1138 tiempo diurno del este de los EE.UU.)

Los EE.UU.: chivo expiatorio conveniente

Para distraer la atención de sus graves contradicciones internas, Chávez ha expulsado al embajador estadounidense en Caracas como acto "solidario" con la expulsión ordenada por el presidente boliviano Evo Morales al contraparte estadounidense en ese país. De acuerdo a la BBC, Chávez recurrió al vocabulario soez que le caracteriza, gritando "¡Yanquis de mierda, váyanse al carajo cien veces"! para recalcar su punto. También amenazó con intervenir militarmente en países como Bolivia "si la oligarquía y los pitiyanquis (alineados con los EE.UU.) dirigidos, financiados, armados por el imperio, derrocan a algún gobierno nuestro," explicó, haciendo alarde a su vez del nuevo poderío militar de su régimen gracias a la aportación bélica rusa a esta nación, al costo de miles de millones de dólares al erario venezolano.

Las vituperaciones y moniciones de Chávez contra los EE.UU. han encontrado un amplio eco a través de la América Latina ya que explotan los múltiples resentimientos que existen en nuestro hemisferio a la falta de progreso social y al fracaso de políticas internas de frenar la pobreza en Venezuela, Bolivia y otros países con regímenes o políticas estatistas afines.

Es bien fácil y atractivo achacarle todos esos fracasos a intrusiones imaginarias y de corte conspiracionista por parte de los EE.UU., en lugar de llevar a cabo un análisis agudo y autocrítico de las causas de la pobreza y del proceso justo a reducirla; para estos agitadores y propagandistas es mejor y más fácil acusar a los EE.UU. de un sinfín de conspiraciones que poner su propia casa en orden.

Chavismo: amenaza para la paz.

La corrupción beneficiosa a los sectores oficialistas en Venezuela, así como la carrera armamentista inaugurada por su caudillo presidencial y los pronunciamientos bélicos de la cúpula chavista han creado una situación insostenible para el desarrollo ordenado de las instituciones políticas, económicas y culturales en Venezuela, situación que ha empeorado el lote de los pobres en ese país y principalmente la relación de Venezuela con sus vecinos. No en balde la otra ONG internacional, Vision of Humanity o "Visión de la Humanidad" le otorga a Venezuela el escalafón número 123 de 140 en su Índice de Paz Global en el 2008, un descenso en 20 escalafones de su posición en el 2007. (Incidentalmente los EE.UU. sólo lograron un 97 y Cuba un 62, mejor que los EE.UU. De acuerdo a este informe el país más pacífico del mundo es Islandia). El índice se genera en base a 24 indicadores de la presencia o ausencia de la paz, la cual ellos definen en términos de la "armonía alcanzada en la ausencia de paz y conflicto." El Índice es generado en parte por el equipo de trabajo de la revista británica The Economist. Los indicadores pueden ser estudiados en la página de la Wikipedia dedicada a Vision of Humanity.

La Doctrina Social de la Iglesia habla sobre la corrupción política

Hay que mencionar que en la Iglesia estamos bien apercibidos de la postura que todo católico debe tomar ante el fenómeno de la corrupción:

Entre las deformaciones del sistema democrático, la corrupción política es una de las más graves porque traiciona al mismo tiempo los principios de la moral y las normas de la justicia social; compromete el correcto funcionamiento del Estado, influyendo negativamente en la relación entre gobernantes y gobernados; introduce una creciente desconfianza respecto a las instituciones públicas, causando un progresivo menosprecio de los ciudadanos por la política y sus representantes, con el consiguiente debilitamiento de las instituciones. La corrupción distorsiona de raíz el papel de las instituciones representativas, porque las usa como terreno de intercambio político entre peticiones clientelistas y prestaciones de los gobernantes. De este modo, las opciones políticas favorecen los objetivos limitados de quienes poseen los medios para influenciarlas e impiden la realización del bien común de todos los ciudadanos.

La Doctrina Social de la Iglesia habla también acerca de Legítima Defensa de los Pueblos y del Desarme

Cabe también mencionar la posición de la Iglesia frente al derecho de las naciones a defenderse legítimamente y su crítica a las carreras armamentistas:

Una guerra de agresión es intrínsecamente inmoral. En el trágico caso que estalle la guerra, los responsables del Estado agredido tienen el derecho y el deber de organizar la defensa, incluso usando la fuerza de las armas. Para que sea lícito el uso de la fuerza, se deben cumplir simultáneamente unas condiciones rigurosas: « —que el daño causado por el agresor a la Nación o a la comunidad de las naciones sea duradero, grave y cierto; —que todos los demás medios para poner fin a la agresión hayan resultado impracticables o ineficaces; —que se reúnan las condiciones serias de éxito; —que el empleo de las armas no entrañe males y desórdenes más graves que el mal que se pretende eliminar. El poder de los medios modernos de destrucción obliga a una prudencia extrema en la apreciación de esta condición. Estos son los elementos tradicionales enumerados en la doctrina llamada de la "guerra justa". La apreciación de estas condiciones de legitimidad moral pertenece al juicio prudente de quienes están a cargo del bien común ».

Esta responsabilidad justifica la posesión de medios suficientes para ejercer el derecho a la defensa; sin embargo, los Estados siguen teniendo la obligación de hacer todo lo posible para « garantizar las condiciones de la paz, no sólo en su propio territorio, sino en todo el mundo ».No se puede olvidar que « una cosa es utilizar la fuerza militar para defenderse con justicia y otra muy distinta querer someter a otras Naciones. La potencia bélica no legitima cualquier uso militar o político de ella. Y una vez estallada la guerra lamentablemente, no por eso todo es lícito entre los beligerantes »…

… La doctrina social propone la meta de un « desarme general, equilibrado y controlado ».El enorme aumento de las armas representa una amenaza grave para la estabilidad y la paz. El principio de suficiencia, en virtud del cual un Estado puede poseer únicamente los medios necesarios para su legítima defensa, debe ser aplicado tanto por los Estados que compran armas, como por aquellos que las producen y venden. Cualquier acumulación excesiva de armas, o su comercio generalizado, no pueden ser justificados moralmente; estos fenómenos deben también juzgarse a la luz de la normativa internacional en materia de no-proliferación, producción, comercio y uso de los diferentes tipos de armamento. Las armas nunca deben ser consideradas según los mismos criterios de otros bienes económicos a nivel mundial o en los mercados internos.

El Magisterio, también ha formulado una valoración moral del fenómeno de la disuasión: « La acumulación de armas es para muchos como una manera paradójica de apartar de la guerra a posibles adversarios. Ven en ella el más eficaz de los medios, para asegurar la paz entre las Naciones. Este procedimiento de disuasión merece severas reservas morales. La carrera de armamentos no asegura la paz. En lugar de eliminar las causas de guerra, corre el riesgo de agravarlas ».1070 Las políticas de disuasión nuclear, típicas del período de la llamada Guerra Fría, deben ser sustituidas por medidas concretas de desarme, basadas en el diálogo y la negociación multilateral.

Conclusión

En Venezuela hay pobreza, corrupción y falta de paz debidas directamente a las acciones del régimen chavista. Contrario a las declaraciones de sus líderes, no se debe a ningún factor externo a Venezuela. La expansión del estatismo y la correspondiente contracción de la sociedad civil y su marco de expresión ahondan esta crisis. La carrera armamentista y el ánimo beligerante ponen en peligro la paz regional y hemisférica. A los católicos, particularmente a los católicos de Venezuela, les quedará pocos remedios excepto recurrir a la objeción de conciencia para así resistir al tsunami de mal social que se les viene encima. Oremos por ellos y por todos nosotros y por la paz en Venezuela y en todos nuestros pueblos.

Santa Teresa Benedicta de la Cruz

Fuente: Web Vaticana

Amigos, termino esta serie acerca de mis santa carmelitas predilectas reseñando la vida de Santa Teresa Benedicta de la Cruz, conocida en el mundo como Edith Stein, miembro del Pueblo de Dios "según la carne," como lo diría San Pablo, y mártir de Auschwitz.

"Nos inclinamos profundamente ante el testimonio de la vida y la muerte de Edith Stein, hija extraordinaria de Israel e hija al mismo tiempo del Carmelo, sor Teresa Benedicta de la Cruz; una personalidad que reúne en su rica vida una síntesis dramática de nuestro siglo. La síntesis de una historia llena de heridas profundas que siguen doliendo aún hoy...; síntesis al mismo tiempo de la verdad plena sobre el hombre, en un corazón que estuvo inquieto e insatisfecho hasta que encontró descanso en Dios". Estas palabras fueron pronunciadas por el Papa Juan Pablo II con ocasión de la beatificación de Edith Stein en Colonia, el 1 de mayo de 1987.

¿Quién fue esta mujer?

Cuando Edith Stein, la última de once hermanos, nació en Breslau el 12 de octubre de 1891, la familia festejaba el Yom Kippur, la mayor fiesta hebrea, el día de la expiación. "Esto hizo, más que ninguna otra cosa, que su madre tuviera una especial predilección por la hija más pequeña". Precisamente esta fecha de su nacimientó fue para la carmelita casi un vaticinio.

El padre, comerciante de maderas, murió cuando Edith no había cumplido aún dos años. La madre, una mujer muy religiosa, solícita y voluntariosa, una persona verdaderamente admirable, al quedarse sola, debió hacer frente tanto al cuidado de la familia como a la gestión de la gran hacienda familiar; pero no consiguió mantener en los hijos una fe viva. Edith perdió la fe en Dios. "Con plena conciencia y por libre elección dejé de rezar".

Obtuvo brillantemente la reválida en 1911 y comenzó a estudiar germanística e historia en la Universidad de Breslau, más para tener una base de sustento en el futuro que por auténtica pasión. Su verdadero interés era la filosofía. Le interesaban también los problemas de la mujer. Entró a formar parte de la organización "Asociación Prusiana para el Derecho Femenino al Voto". Más tarde escribía: " como bachiller y joven estudiante, fui una feminista radical. Perdí después el interés por este asunto. Ahora voy en busca de soluciones puramente objetivas".

En 1913, la estudiante Edith Stein se fue a Gottinga para asistir a las clases universitarias de Edmund Husserl, de quien llegó a ser discípula y asistente, consiguiendo con él el doctorado. Por aquellos tiempos, Edmund Husserl fascinaba al público con un nuevo concepto de verdad: el mundo percibido no solamente existía de forma kantiana, como percepción subjetiva. Sus discípulos entendían su filosofía como un viraje hacia lo concreto. "Retorno al objetivismo". Sin que él lo pretendiera, la fenomenología condujo a no pocos discípulos y discípulas suyos a la fe cristiana. En Gottinga Edith Stein se encontró también con el filósofo Max Scheler y este encuentro atrajo su atención sobre el catolicismo. Pero todo esto no la hizo olvidar el estudio con el que debía ganarse el pan en el futuro y, en 1915, superó con la máxima calificación el examen de Estado. No obstante, no comenzó el periodo de formación profesional.

Al estallar la primera guerra mundial escribía: "ahora ya no tengo una vida propia". Siguió un curso de enfermería y prestó servicio en un hospital militar austríaco. Fueron tiempos difíciles para ella. Atendía a los ingresados en la sección de enfermos de tifus y prestaba servicio en el quirófano, viendo morir a hombres en la flor de su juventud. Al cerrar el hospital militar en 1916, siguió a Husserl a Friburgo en Brisgovia, donde obtuvo el doctorado "summa cum laude" con una tesis "Sobre el problema de la empatía ".

Por aquel tiempo le ocurrió un hecho importante: observó cómo una aldeana entraba en la Catedral de Frankfurt con la cesta de la compra, quedándose un rato para rezar. "Esto fue para mí algo completamente nuevo. En las sinagogas y en las iglesias protestantes que he frecuentado los creyentes acuden a las funciones. Aquí, sin embargo, una persona entró en la iglesia desierta, come si fuera a conversar en la intimidad. No he podido olvidar lo ocurrido". En las últimas páginas de su tesis de doctorado escribió: "ha habido personas que, tras un cambio imprevisto de su personalidad, han creído encontrar la misericordia divina". ¿Cómo llegó a esta afirmación?

Edith Stein tenía gran amistad con el asistente de Husserl en Gottinga, Adolf Reinach y su esposa. Adolf Reinach muere en Flandes en noviembre de 1917. Edith va a Gottinga. Los Reinach se habían convertido al Evangelio. Edith tenía cierta renuencia ante el encuentro con la joven viuda.

Con gran sorpresa encontró una creyente. "Este ha sido mi primer encuentro con la cruz y con la fuerza divina que transmite a sus portadores... Fue el momento en que se desmoronó mi irreligiosidad y brilló Cristo". Más tarde escribirá: "lo que no estaba en mis planes estaba en los planes de Dios. Arraiga en mí la convicción profunda de que -visto desde el lado de Dios- no existe la casualidad; toda mi vida, hasta los más mínimos detalles, está ya trazada en los planes de la Providencia divina y, ante los ojos absolutamente clarividentes de Dios, presenta una coherencia perfectamente ensamblada".

En otoño de 1918, Edith Stein dejó la actividad de asistente de Edmund Husserl porque deseaba trabajar independientemente. La primera vez que volvió a visitar a Husserl después de su conversión fue en 1930. Tuvo con él una discusión sobre la nueva fe de la que la hubiera gustado que participara también él. Tras ello escribió una frase sorprendente: "Después de cada encuentro que me hace sentir la imposibilidad de influenciar directamente, se agudiza en mí el impulso hacia mi propio holocausto".

Edith Stein deseaba obtener la habilitación para la libre docencia, algo que, por aquel entonces, era inalcanzable para una mujer. A este respecto, Husserl se pronunciaba así en un informe: "Si la carrera universitaria se hiciera accesible a las mujeres, la podría recomendar encarecidamente más que a cualquier otra persona para el examen de habilitación". Más tarde, sin embargo, se le negaría la habilitación a causa de su origen judío.

Edith Stein vuelve a Breslau. Escribe artículos en defensa de la psicología y de las humanidades. Pero lee también el Nuevo Testamento, Kierkegaard y el opúsculo de los Ejercicios espirituales de Ignacio de Loyola. Se da cuenta de que un escrito como éste no se le puede simplemente leer, sino que es necesario ponerlo en práctica.

En el verano de 1921 fue durante unas semanas a Bergzabern (Palatinado), a la finca de la Señora Hedwig Conrad-Martius, una discípula de Husserl. Esta señora, junto con su esposo, se había convertido al Evangelio. Una tarde Edith encontró en la biblioteca la autobiografía de Teresa de Ávila. La leyó durante toda la noche. "Cuando cerré el libro, me dije: esta es la verdad".

Considerando retrospectivamente su vida, escribía más tarde: "mi anhelo por la verdad era ya una oración".

En enero de 1922 Edith Stein se bautizó. Era el día de la Circuncisión de Jesús, la acogida de Jesús en la estirpe de Abraham. Estaba erguida ante la fuente bautismal, vestida con el blanco manto nupcial de Hedwig Conrad-Martius, que hizo de madrina. "Había dejado de practicar mi religión hebrea y me sentía nuevamente hebrea solamente tras mi retorno a Dios". Ahora tendrá siempre conciencia, y no sólo intelectualmente, sino de manera tangible, de pertenecer a la estirpe de Cristo. En la fiesta de la Candelaria, una fiesta cuyo origen se remonta también al Antiguo Testamento, fue confirmada por el Obispo de Espira en su capilla privada.

Después de su conversión, lo primero que hizo fue volver a Breslau. "Mamá, soy católica". Las dos lloraron. Hedwig Conrad-Martius escribió: "mira, dos israelitas y en ninguna de ellas hay engaño" (cf. Jn 1, 47).

Inmediatamente después de su conversión, Edith Stein aspira a entrar en el Carmelo, pero sus consejeros espirituales, el Vicario general de Espira y el Padre Przywara, S.J., le impiden dar este paso. Acepta entonces un empleo de profesora de alemán e historia en el Instituto y seminario para maestros del Convento dominico de la Magdalena de Espira hasta Pascua de 1931. Por insistencia del Archiabad Raphael Walzer, del convento de Beuron, hace largos viajes para dar conferencias, sobre todo sobre temas femeninos. "Durante el período inmediatamente precedente y también bastante después de mi conversión... creía que llevar una vida religiosa significaba renunciar a todas las cosas terrenas y vivir solamente con el pensamiento puesto en Dios. Gradualmente, sin embargo, me he dado cuenta de que este mundo exige de nosotros otras muchas cosas..., creo, incluso, que cuanto más se siente uno atraído por Dios, más debe "salir de sí mismo", en el sentido de dirigirse al mundo para llevar allí una razón divina para vivir". Su programa de trabajo es enorme. Traduce las cartas y los diarios del período precatólico de Newmann y la obra Quaestiones disputatae de veritate de Tomás de Aquino, en una versión muy libre por amor al diálogo con la filosofia moderna. El Padre Erich Przywara, S.J., la incitó a escribir también obras filosóficas propias. Aprendió que es posible "practicar la ciencia al servicio de Dios... sólo por tal motivo he podido decidirme a comenzar una serie de obras científicas". Encuentra siempre las fuerzas necesarias para su vida y su trabajo en el convento benedictino de Beuron, al que va para pasar allí las fiestas más importantes del año eclesiástico.

En 1931 termina su actividad en Espira. Intenta de nuevo obtener la habilitación para la libre docencia en Breslau y Friburgo. Todo en vano. Compone entonces una obra sobre los principales conceptos de Tomás de Aquino: "Potencia y acción". Más tarde hará de este ensayo una obra mayor, desarrollándola bajo el título de Endliches und ewiges Sein (Ser finito y Ser eterno) en el convento de las Carmelitas de Colonia. No fue posible imprimir esta obra durante su vida.

En 1932 se le asigna una cátedra en una institución católica, el Instituto de Pedagogía científica de Münster, donde tiene la posibilidad de desarrollar su propia antropología. Aquí encuentra la manera de unir ciencia y fe, y de hacer comprensible esta cuestión a otros. Durante toda su vida sólo quiso ser "instrumento de Dios". "Quien viene a mí, deseo conducirlo a Él ".

En 19331a noche se cierne sobre Alemania. "Había oído ya antes algo sobre las severas medidas contra los judíos. Pero ahora comencé de pronto a entender que Dios había puesto una vez más su pesada mano sobre su pueblo y que el destino de este pueblo era también el mío". El artículo de la ley de los nazis sobre la raza ariana hizo imposible que continuara su actividad docente. "Si aquí no puedo continuar, en Alemania ya no hay posibilidades para mí ". "Me había convertido en una extranjera en el mundo".

El Archiabad Walzer, de Beuron, ya no le impidió entrar en un convento de Carmelitas. Durante el tiempo que estuvo en Espira había hecho ya el voto de pobreza, castidad y obediencia. En 1933 se presenta a la Madre Priora del Monasterio de Carmelitas de Colonia. "Solamente la pasión de Cristo nos puede ayudar, no la actividad humana. Mi deseo es participar en ella".

Una vez más Edith fue a Breslau para despedirse de su madre y de la familia. El 12 de octubre fue el último día que pasó en su casa, el día de su cumpleaños y, a la vez, la fiesta hebrea de los tabernáculos. Edith acompaña a su madre a la sinagoga. Fue un día nada fácil para las dos mujeres. "¿Por qué la has conocido (la fe cristiana)? No quiero decir nada contra Él. Habrá sido un hombre bueno. Pero ¿por qué se ha hecho Dios? " . Su madre lloró. A la mañana siguiente Edith tomó el tren para Colonia. "No podía tener una alegría arrebatadora. Era demasiado tremendo lo que dejaba atrás. Pero yo estaba tranquilísima, en el puerto de la voluntad de Dios". Cada semana escribirá después una carta a su madre. No recibirá respuesta. Su hermana Rosa le mandará noticias de casa.

El 14 de octubre Edith Stein entra en el monasterio de las Carmelitas de Colonia. En 1934, el 14 de abril, tuvo lugar la ceremonia de toma de hábito. El Archiabad de Beuron celebró la misa. Desde aquel momento Edith Stein llevará el nombre de Sor Teresa Benedicta de la Cruz.

Escribe en 1938: "bajo la Cruz entendí el destino del pueblo de Dios que entonces (1933) comenzaba a anunciarse. Pensaba que entendiesen que se trataba de la Cruz de Cristo, que debían aceptarla en nombre de todos los demás. Es verdad que hoy entiendo mejor estas cosas, lo que significa ser esposa del Señor bajo el signo de la Cruz. Aunque ciertamente nunca será posible comprender todo esto, puesto que es un secreto". El 21 de abril de 1935 hizo los votos temporales. El 14 de septiembre de 1936, en el momento de renovar los votos, murió su madre en Breslau. "Hasta el último momento mi madre ha permanecido fiel a su religión. Pero, puesto que su fe y su firme confianza en su Dios... fue lo ultimo que permaneció vivo en su agonía, confío en que haya encontrado un juez muy clemente y que ahora sea mi más fiel abogada, para que también yo pueda llegar a la meta".

En el recordatorio de su profesión perpetua, el 21 de abril de 1938, hizo imprimir las palabras de San Juan de la Cruz, al que dedicará su última obra: "que ya sólo en amar es mi ejercicio ".
La entrada de Edith Stein en el convento de las Carmelitas no fue una huida. "Quien entra en el Carmelo no se pierde para los suyos, sino que le tienen aún más cercano; y esto porque nuestra profesión es la de dar cuenta de todos a Dios ". Dio cuenta a Dios sobre todo de su pueblo.

"Pienso continuamente en la reina Ester, que fue sacada de su pueblo para dar cuenta ante el rey. Yo soy una pequeña y débil Ester, pero el Rey que me ha elegido es infinitamente grande y misericordioso. Esto es un gran consuelo " (31.10.1938).

El 9 de noviembre de 1938 se puso de manifiesto ante todo el mundo el odio que tenían los nazis a los judíos. Arden las sinagogas, se siembra el terror entre las gentes judías. La Madre Superiora de las Carmelitas de Colonia hace todo lo posible para llevar al extranjero a Sor Teresa Benedicta de la Cruz. La noche de fin de año de 1938 cruza la frontera de los Países Bajos y la llevan al monasterio de Carmelitas de Echt, en Holanda. Allí redacta su testamento el 9 de junio de 1939.

"Ya desde ahora acepto con gozo, en completa sumisión y según su santísima voluntad, la muerte que Dios me haya destinado. Ruego al Señor que acepte mi vida y muerte... de manera que el Señor sea reconocido por los suyos y que su Reino venga con toda su magnificencia para la salvación de Alemania y la paz del mundo... ".

Icono por Fray Robert Lentz, OFM. Haga clic en la imagen para obtenerla. Ya en el monasterio de Carmelitas de Colonia, a Edith Stein se le había dado permiso para dedicarse a las obras científicas. Allí había escrito, entre otras cosas, De la vida de una familia judía. "Deseo narrar simplemente lo que he experimentado al ser hebrea". Ante "la juventud que hoy es educada desde la más tierna edad en el odio a los judíos..., nosotros, que hemos sido educados en la comunidad hebrea, tenemos el deber de dar testimonio".

En Echt, Edith Stein escribirá a toda prisa su ensayo sobre Juan de la Cruz, el místico doctor de la Iglesia, con ocasión del cuatrocientos aniversario de su nacimiento, 1542-1942. En 1941 escribía a una religiosa con quien tenía amistad: "una scientia crucis (la ciencia de la cruz) sólamente puede ser entendida si se lleva todo el peso de la cruz. De ello estaba convencida ya desde el primer instante y de todo corazón he pronunciado: Ave, Crux, Spes unica (te saludo, Cruz, única esperanza nuestra)". Su estudio sobre San Juan de la Cruz lleva como subtítulo: " La ciencia de la Cruz ".

El 2 de agosto de 1942 llega la Gestapo. Edith Stein se encuentra en la capilla con las otras Hermanas. En cinco minutos debe presentarse, junto con su hermana Rosa, que se había bautizado en la Iglesia Católica y prestaba servicio en las Carmelitas de Echt. Las últimas palabras de Edith Stein que se oyen en Echt están dirigidas a Rosa: "Ven, vayamos, por nuestro pueblo".

Junto con otros muchos otros judíos convertidos al cristianismo, las dos mujeres son llevadas al campo de concentración de Westerbork. Se trataba de una venganza contra el comunicado de protesta de los obispos católicos de los Países Bajos por los progromos y las deportaciones de los judíos. "Jamás había pensado que los seres humanos pudieran llegar a ser así, y tampoco podía pensar que mis hermanas y hermanos debieran sufrir así... cada hora rezo por ellos. ¿Oirá Dios mi oración? En todo caso, oye ciertamente sus lamentos". El Prof. Jan Nota, cercano a ella, escribirá más tarde: "para mí, ella es, en un mundo de negación de Dios, una testigo de la presencia de Dios".

Al amanecer del 7 de agosto sale una expedición de 987 judíos hacia Auschwitz. El 9 de agosto Sor Teresa Benedicta de la Cruz, junto con su hermana Rosa y muchos otros de su pueblo, murió en las cámaras de gas de Auschwitz.

Con su beatificación en Colonia el 1 de mayo de 1987, la Iglesia rindió honores, por decirlo con palabras del Sumo Pontífice Juan Pablo II, a "una hija de Israel, que durante la persecución de los nazis ha permanecido, como católica, unida con fe y amor al Señor Crucificado, Jesucristo, y, como judía, a su pueblo ".