jueves, enero 31, 2008

Breve Guía del Votante Católico

Amigos, estamos en año de elecciones en los EE.UU., en Puerto Rico, y en varios países de habla hispana. Muchos de ustedes se preguntarán cómo uno debería votar como un católico. Para ayudarles, hice este manual para el votante titulado Breve Guía del Votante Católico.

Esta guía es una traducción libre de la publicación católica en inglés de InsideCatholic.com, titulada Voting Catholic 2007, específicamente de las páginas 22 a la 25, las cuales contienen a su vez un resumen corto del folleto. El propósito de esta traducción es de proveer a su vez al votante de habla hispana, tanto de los EE.UU. como de otros países, de una guía útil para guiar la conciencia del votante católico al momento de ejercer su derecho al sufragio. La guía está escrita del modo más inclusivo posible, aunque se reconoce que ciertos asuntos pueden adquirir matices diferentes en los distintos países.

Esta guía no busca imponer un punto de vista universal católico, más bien, quiere dar a conocer los principios de la doctrina social católica y su aplicación a temas de interés general. Esta guía busca inspirar y no suplantar el juicio de las conferencias episcopales locales.

Espero que esta guía les sirva de inspiración a la hora de decidir el destino de nuestros países.

- Descarga la Breve Guía del Votante Católico.

P.D.

La Guía contiene unos pocos errores tipográficos y gramaticales que iré arreglando poco a poco. Ese es el costo de la prisa. Por favor, perdonen la molestia.

lunes, enero 28, 2008

Recordamos hoy a Santo Tomás de Aquino

¡Bendito Dios! Por su amor Santo Tomás de Aquino pasó largas horas en oración, estudio y escritura.

Tomás nació en medio de una aristocrática familia, alrededor de 1225. A pesar de la fuerte oposición de los suyos, ingresó a la orden de Santo Domingo a la edad de 19 años. En 1245, sus superiores lo enviaron a estudiar a París, donde sus dotes de humildad hicieron que al principio su gran inteligencia y saber pasasen desapercibidos. Sus condiscípulos llegaron a llamarlo, por su silenciosa y meditativa timidez, y su físico corpulento, “el buey mudo”. Al recibirse de bachiller, siguiendo el orden académico de la época, comenzó a enseñar en la Universidad de París, y compuso obras como sus comentarios sobre el Libro de las Sentencias de Pedro Lombardo, sobre el libro de Isaías y sobre el Evangelio según San Mateo. Cuatro años más tarde, se le confió la cátedra de doctor, encargado de enseñar, discutir y predicar y algún tiempo después, empezó a escribir la Suma contra los Gentiles.

De 1259 a 1268, el santo era muy popular en toda Italia, país en el que enseñó y donde también predicó en muchas ciudades. Hacia 1266, comenzó a escribir la más famosa de sus obras: la Suma Teológica. De vuelta a París, el santo continuó, en medio sus clases, predicaciones y discusiones públicas, la redacción de la Suma, incluido el tratado de la Eucaristía. Dice una tradición que el Crucifijo le habló y le dijo: “Has escrito bien de mí, Tomás”, confirmando su teología eucarística. Posteriormente, Tomás fue llamado nuevamente a Italia y ocupó el cargo de rector en la Universidad de Nápoles.

Al año siguiente, por causa de una poderosa visión, Tomás cesó de escribir y enseñar, sin terminar la Suma Teológica. Se hallaba muy enfermo cuando el Papa Gregorio X lo invitó al Concilio de Lyon, pero durante el viaje su enfermedad se agravó aún más, siendo trasladado a la abadía cistercience de Fossa Nuova, donde falleció en la madrugada del 7 de marzo de 1274.

Fuente: ACIPrensa.

viernes, enero 25, 2008

La 99 protege tanto a la familia como a la democracia puertorriqueña

Amigos, mi posición a favor de la protección de la familia natural en Puerto Rico ha atraído la atención de varios comentaristas y bitacoristas que buscan discutir el asunto desapasionadamente. A esto le doy la bienvenida. Quiero destacar al colega Rafael Omar Torres Delgado, bitacorista de GuerrillaPop, por su contribución de buena fe al tema. Su escrito es uno sagaz y original, sin embargo no puedo estar de acuerdo con él ni con la distorsión que hace de la realidad.

La emmienda 99 no representa un caso de "ingenieria social." Al contrario, representa un recurso legítimo para detener la intentona ingenieril que proviene de sectores llamados "progresistas."

El matrimonio natural entre un hombre y una mujer - o en casos extremos y excepcionales, entre un hombre y varias mujeres - ha sido un hecho de la historia desde antes del advenimiento de la historia escrita. De hecho, la historia denota la existencia del matrimonio natural reconocido en derecho familial, tribal, étnico y civil completamente formado hacen más de 5 mil años. Otros tipos de uniones fueron más o menos toleradas de acuerdo al tiempo y la sociedad, pero nunca reconocido en derecho.

Hasta ahora, que se intenta cambiar lo natural por lo artificial y usar el poder del estado para marginar el escrúpulo moral de la mayoría, atragantándonos una filosofía moral ajena y usando el activismo judicial y la agitación y la propaganda para marginar al resto de nosotros. Esto es lo que hacen las "fuerzas progresistas"; estas fuerzas son los verdaderos ingenieros sociales.

La enmienda busca proteger en derecho positivo lo que ya es derecho natural: el derecho a la familia, a la complementaridad de los sexos, al derecho de la prole a disfrutar de sus padres biológicos en una unión estable y socialmente reconocida - derechos naturales que son soslayados e ignorados por quienes desean cambiar las cosas.

La enmienda le pone un freno al caballo desbocado del cambio y asegura que si la sociedad quiere cambiar el concepto del matrimonio en derecho, que una supermayoría de sus representantes, con el aval del ejecutivo y una mayoría electoral así lo quieran, evitando que el matrimonio entre personas del mismo sexo sea impuesto a consecuencia de la agitación y la propaganda de una minoría apoyada por una elite cultural y ratificada por activistas judiciales. La enmienda 99 protege, no destruye la democracia puertorriqueña y a la vez, protege una definición de la familia en derecho que ha probado su utilidad social durante miles de años.

También se habla de los "derechos" de las personas "gay.' Que no quede duda mi posición al respecto.

Las personas "gay" tienen los mismos derechos humanos que derivan de su propia naturaleza: el derecho al trabajo, al trato igual, a la no discriminación, a la amistad, a su buen nombre, a comer y a aportar al bien común. Eso lo ostentan, no porque son "gay," sino porque son seres humanos y estos derechos dimanan de esa naturaleza.

De hecho, las personas "gay" tienen el mismo derecho a casarse que los heterosexuales, ni más ni menos: con personas del sexo opuesto.

Lo que se busca últimamente es implantar artificialmente un "derecho" mediante una semántica deconstructivista que proteja e impulse un matrimonio entre personas del mismo sexo como algo igual y a veces, hasta superior que lo que la naturaleza demanda. Se pretende imponer este punto de vista a la fuerza mediante el activismo judicial y el uso generoso de la distorsión y el insulto sin consulta alguna contra la mayoría de la sociedad que se le opone y sin mirar las consecuencias. A esto, nosotros oponemos y tenemos nuestras muy buenas razones las cuales expongo frecuentemente en este blog.

Otros dicen que este tipo de uniones deben de ser validadas por causa del mismo amor cristiano. Termino diciendo que apelar al "Amor" para justificar el matrimonio entre personas del mismo sexo te parecerá un gran argumento, pero solamente si olvidas que no si bien no hay Verdad sin Amor, no hay Amor sin Verdad.

Mentirle a las personas que sienten atracción por personas de su mismo sexo diciéndole que su atracción es saludable y que la institución del matrimonio es para ellos, no es amarles. Y mentirle a la sociedad y al votante diciéndole lo mismo es otro embuste.

La tolerancia corta por ambos lados. A nosotros los cristianos no se nos quiere tolerar y se nos quiere marginar de todo diálogo social por la moralidad que abrazamos. Se nos quiere imponer a la fuerza una moralidad extraña que eleva una mentira al rango de institución social. No podemos ni queremos permanecer callados mientras se nos busca aplastar de este modo. Nosotros somos tolerantes, sí, pero no hasta el punto del suicidio.

Lee también en El Visitante:

- El matrimonio en realidad existe únicamente entre un hombre y una mujer

- Queremos la mayor protección al matrimonio, la protección constitucional...

- Firme apoyo eclesial a la enmienda constitucional

jueves, enero 24, 2008

Roban hostias consagradas de parroquia en Puerto Rico

Amigos, nos informa El Nuevo Día que la Parroquia Nuestra Señora de la Monserrate, en Salinas, fue escenario de un escalamiento en el que los ladrones sólo cargaron con el pan de la comunión. Los hechos ocurrieron el pasado lunes, 21 de enero. Según fuentes policiales, desconocidos rompieron el candado de una de las puertas de la iglesia católica, ubicada en la plaza de recreo del pueblo, y se apropiaron de una cantidad indeterminada de hostias. La estructura no mostraba más signos de destrucción y no se reportó otro material hurtado. La querella fue presentada por el padre José Fidel Barrera Cruz, vicario de la parroquia.

Comentario. ¿Y esto nos sorprende? Los pillos fueron directito a robar el Pan Santo. ¿Por qué? Porque ese es el único tesoro de valor alguno, de hecho, infinito, que guardan los templos católicos. ¿Y para qué? Para profanar el Cuerpo y la Sangre del Señor e intimidar y agraviar al pueblo católico, para ponerlo "en su sitio." Con el ambiente anticatólico que promueven muchos, tanto del ala atea y amoral militante y por el otro lado, la hostilidad de las sectas protestantes esto no viene como sorpresa.

¿Y qué de la profanación del Cuerpo y la Sangre del Señor? Nosotros entendemos que han sido ultrajados y escupidos anteriormente. ¿Y qué vamos a hacer con el factor de la intimidación? Simplemente orar por los profanadores para que Dios los sane y los salve y nosotros, nosotros seguiremos siendo sal de la tierra y luz de las naciones, sin mirar atrás, con la cabeza en alto y sin miedo a los hombres.

Oremos también por nuestros hermanos de la Parroquia Nuestra Señora de la Monserrate en el pueblo de Salinas, que Dios les aliente en este momento difícil de profanación y ultraje y que este triste y deplorable suceso nos les detenga en su caminar cristiano.

CLARIFICACION. Aparentemente no está claro si el hurto en cuestión fue de hostias consagradas o sin consagrar. Intuí lo primero porque ha habido una racha de hurto de hostias consagradas en los EE.UU., México y Venezuela últimamente. Un robo de pan sin consagrar es, por supuesto, un robo, pero menos de un sacrilegio. Y robarle a un templo que se mantiene con las donaciones del pueblo trabajador católico es robo y falta de respeto. Seguiré informando según lleguen más noticias.

miércoles, enero 23, 2008

Sabios dichos de Santa Teresa de Jesús

"...Procuremos siempre mirar las virtudes y cosas buenas que viéremos en los otros y tapar sus defectos con nuestros grandes pecados... tener a todos por mejores que nosotros..."

"Para mí la oración es un impulso del corazón, una sencilla mirada al cielo, un grito de agradecimiento y de amor en las penas como en las alegrías."

"Tener gran confianza... Quiere su Majestad y es amigo de ánimas animosas, como vayan con humildad y ninguna confianza e sí."

"Guíe su Majestad por donde quisiere. Ya no somos nuestros, sino suyos."

"Tu deseo sea de ver a Dios; tu temor, si le has de perder; tu dolor, que no le gozas, y tu gozo, de lo que te puede llevar allá, y vivirás con gran paz."

"Dios no ha de forzar nuestra voluntad; toma lo que le damos; mas no se da a sí del todo hasta que nos damos del todo".

"Quizás no sabemos qué es amar, y no me espantaré mucho; porque no está en el mayor gusto, sino en la mayor determinación de desear en todo a Dios y procurar en cuanto pudiéremos, no ofenderle".

"Parezcámonos en algo a nuestro Rey, que no tuvo casa, sino en le portal de Belén adonde nació y la cruz adonde murió".

"Harta misericordia nos hace a todos los que quiere Su Majestad entendamos que es El, el que está en el Santísimo Sacramento. Mas que le vean descubiertamente y comunicar sus grandezas y dar de sus tesoros, no quiere sino a los que entiende que mucho desean, porque estos son sus verdaderos amigos".

"No hay que menester alas para ir a buscar a Dios, sino ponerse en soledad y mirarle dentro de sí".

"Quienes de veras aman a Dios, todo lo bueno aman, todo lo bueno favorecen, todo lo bueno lo dan, con los buenos se juntan siempre y los favorecen y defienden. "

"El amor de Dios no ha de ser fabricado en nuestra imaginación, sino probado por obras."

"No le parece que ha de haber cosa imposible a quien ama."

"Mire yo a mi Amado y mi Amado a mí; mire El por mis cosas y yo por las suyas. "

"Sólo amor es el que da valor a todas las cosas. "

"Siempre he visto en mi Dios harto mayores y más crecidas muestras de amor de lo que yo he sabido pedir ni desear. "

"¿Quien no temerá habiendo gastado gastado parte de la vida en no amar a su Dios? "

"¡Oh Señor y verdadero Dios mío! Quien no os conoce, no os ama. "

"Considero yo muchas veces, Cristo mío, cuán sabrosos y cuán deleitosos se muestran vuestros ojos a quien os ama, y Vos, Bien mío, queréis mirar con amor. "

"Use siempre hacer muchos actos de amor, porque encienden y enternecen el alma. "

"La perfección verdadera es amor de Dios y del prójimo. "

"Quien no amare al prójimo no os ama, Señor mío. "

"El amor de Dios es el árbol de la vida en medio del paraíso terrenal. "

El amor de Dios se adquiere resolviéndonos a trabajar y a sufrir por Él. "

"La mejor manera de descubrir si tenemos el amor de Dios es ver si amamos a nuestro prójimo."

- Fuente: Corazones.org

lunes, enero 21, 2008

Marcharán por la Vida mañana en capital estadounidense

Amigos, cristianos de toda estirpe se darán cita mañana en Washington, DC para conmemorar una vez más otro aniversario nefasto de la decisión judicial Roe v. Wade la cual legalizó en 1973 el aborto sin límites en los EE.UU. A lo que a los católicos concierne, las actividades comenzarán esta noche en la Basílica del Santuario Nacional de la Inmaculada Concepción a las 6 de la tarde hora del Este. El programa se encuentra aquí. LifeSiteNews mantiene un programa general aquí (en inglés).

ACIPrensa Digital anfitriona una amplia biblioteca digital sobre el tema del aborto la cual reproduzco abajo. Mientras tanto, oremos por el éxito de esta manifestación y la seguridad de sus manifestantes, así como la pronta abolición del aborto como solución ficticia a nuestros problemas sociales.

FAQ - 100 preguntas y respuestas sobre el aborto

Aspectos Jurídicos:
  • España
  • Aspectos Médicos:
  • Definición
  • Clases de Aborto
  • Métodos para Abortar
  • Efectos Físicos
  • Efectos Psicológicos
  • Efectos en los Médicos
  • Estudios científicos
  • DIU y Aborto
  • Síndrome Post-Aborto
  • Aspectos Religiosos:
  • Católicos y Aborto
  • Documentos eclesiales:
  • Encíclica Evangelium Vitae, Juan Pablo II
  • Declaración sobre el Aborto Provocado, Congregación para la Doctrina de la Fe
  • Ayuda para mujeres que abortaron:
  • Centros de Ayuda
  • Víctimas del Aborto
  • Recursos Gráficos
  • Imágenes
  • Temas de Debate:
  • Aborto Terapéutico
  • Aborto por Violación
  • Argumentos a favor y en contra del aborto
  • Control Poblacional y Aborto
  • Feminismo Radical y Aborto
  • Manipulación del Lenguaje y Aborto
  • Salud Reproductiva y Aborto
  • Píldora del Día Siguiente
  • Testimonios
  • Bernard Nathanson. El Rey del Aborto
  • Carta al hermano que no nació
  • Médico abortista converso
  • Mujeres violadas y aborto
  • Relatos de mujeres que abortaron
  • Yo sobreviví a un aborto
  • Artículos para reflexionar
  • Aborto como método de explotación capitalista
  • Aborto: una opción peligrosa para la mujer
  • Aborto también daña a la mujer
  • Aborto en casos de abuso sexual
  • ADN y aborto
  • Casos Extremos
  • Cultura y contracultura de muerte
  • Eliminar la pobreza, eliminando a los pobres
  • Diario de un bebé por nacer
  • ¿Cómo afecta el aborto a las mujeres?
  • Herencia racista del movimiento anti-vida
  • Mujer, víctima del aborto
  • domingo, enero 20, 2008

    Los demonios de la vida conyugal

    por el Padre Nicolás Schwizer.

    En el amor conyugal, el secreto es no luchar en contra de la edad, sino en unión con ella, tal es la regla de la sabiduría.

    La infancia del amor conyugal. Al inicio es sobre todo alegría y esperanza. El amor es nuevo y está intacto. Los dos viven en estado de descubrimiento permanente.

    Sin embargo, el amor no escapa a los ataques del tiempo. Una primera crisis, la de la desilusión, sacude el hogar naciente. El demonio de la desilusión hace que la imagen ideal que uno había construido del otro, comience a desvanecerse. Para vencer esta crisis habrán de aceptarse en sus imperfecciones. En esta época el matrimonio se constituye realmente.

    La juventud del amor. Al final de la fase de adaptación, un mutuo conocimiento impide mayores roces. El amor se instala. Pero, si no se superó la crisis de la desilusión, el tiempo precipita la segunda crisis, la del silencio. Si el demonio mudo se apodera de los dos, caen en una especie de letargo. La pareja vive, entonces, en retroceso, sin crecer, sin un ritmo seguro, sin dinamismo. Vencer esta segunda crisis es indispensable para que sobreviva el amor.

    La madurez del amor. Alrededor de los 15 años, los esposos han adquirido madurez. Con una juventud madura viven con serenidad. Son los años más hermosos de la vida conyugal. Ya no se habla de felicidad, como cuando uno es joven, simplemente se es feliz. Pero también puede producirse lo contrario, si no encontraron el camino del diálogo y de su unidad. Una tercera crisis, con frecuencia fatal, es la de la indiferencia. El amor se ha transformado en hábito, el hábito en rutina, y la rutina, por fin, en indiferencia. Se vive junto al otro, pero los corazones ya no están en contacto: el tiempo ha paralizado o incluso matado el amor. La vida en común no es más que una apariencia que se mantiene, sea por obligación ya que están los hijos, sea por conveniencia social.

    Con el demonio de la indiferencia instalado, siempre hay lugar para un nuevo amor y, por ello, para la infidelidad y la separación.

    El mediodía del amor. Entre los 45 y los 50 años, surge un nuevo peligro. En ambos es el difícil momento de los cambios físicos y sicológicos. La mujer pierde un atributo de su feminidad, la fecundidad. El hombre va perdiendo un carácter de su virilidad: el vigor sexual. Pero, antes de que se produzca ese declive, se da muchas veces una especie de vuelta a la adolescencia.

    A esa crisis de la mitad de la vida se le ha dado el nombre: el demonio del mediodía. Si el matrimonio entra en esa etapa minado por la indiferencia y la rutina, el demonio del mediodía tiene grandes posibilidades de triunfar.

    El renacimiento del amor. Si la pareja, ha sabido superar esa época turbulenta, entra en el período de una segunda madurez. Es el crepúsculo del amor, el momento en que el matrimonio disfruta de la unidad conquistada, de una armonía, profunda y de una nueva paz. Es la hora de una felicidad serena, sin choques y sin conflictos. El tiempo, que no perdona, ofrece entonces a los cónyuges la inapreciable recompensa del renacimiento del amor.

    El reposo del amor. Vendrá, por último, la hora del reposo en que envejecidos en el amor ambos sólo tendrán reconocimiento el uno para el otro. Ni siquiera la dolorosa perspectiva de la muerte podrá perturbar a vejez del amor. Haberse amado hasta el final convierte la muerte en una cumbre, una victoria. Ante los hombres, como ante Dios, no existe un amor más perfecto que el de dos seres que han envejecido juntos y que se dan la mano para vencer las últimas dificultades, para gozar de las últimas claridades del día.

    Preguntas para la reflexión

    1. ¿Alguno de estos demonios me es conocido?
    2. ¿Qué puedo hacer para enfrentarlos?
    3. ¿Cómo andamos con el diálogo conyugal?

    viernes, enero 18, 2008

    Europeos a vigilar la cristianofobia

    Nosotros deberíamos hacerlo también.

    Amigos, quiero invitarles a que visiten el sitio de Christianophobia in Europe (La Cristianofobia en Europa) que pienso encontrarán interesante. La ONG ¡Europa para Cristo! registrada en Alemania y operando en todas las naciones de la Unión Europea anfitriona el sitio. Su objetivo es la de proveer a las instituciones de dicha Unión, a la OSCE, al Concilio de Europa, a las Naciones Unidas y a otras instituciones con información objetiva y confiable acerca del fenómeno de la Cristianofobia en Europa; a alentar a las víctimas de la Cristianofobia a contar su historia; y a crear conciencia en todas las personas de buena voluntat para que se tome el fenómeno con la seriedad debida. El grupo define la Cristianofobia del siguiente modo:
    Cristianofobia es una palabra compuesta de Cristiano y fobos (φόβος) que significa “ miedo(irracional) ”. Por lo tanto, el término significa miedo u odio irracional hacia los cristianos o hacia el cristianismo en general.

    Consiste de un prejuicio negativo y categórico hacia los cristianos — tanto individual como colectivamente — hacia el cristianismo por entero o en contra de posiciones intrínsecas a la fe cristiana. Ese prejuicio es una forma de intolerancia religiosa; puede ser una simple actitud mental o emocional, o dicha actitud puede resultar en el estereotipo, discriminación o en casos extremos, la persecución de los cristianos.

    El término cristianofobia fue utilizado por primera vez por el jurisprudente judío Joseph Weiler, quien lo introdujo a instituciones internacionales en diciembre del 2004, como consecuencia del rechazo de Rocco Buttiglione como comisionado de la Unión Europea por este ser un católico practicante. A raíz de este evento, emergió un consenso diplomático dirigido a paralizar el auge de la discriminación contra los cristianos en el continente. Estos diplomáticos han demandado que la ONU redacte nuevas medidas contra la Cristianofobia como lo ha hecho con la Islamofobia y el antisemitismo. La Comisión de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos con sede en Ginebra habla ya conjuntamente del "antisemitismo, Islamofobia y cristianofobia" y el uso de este último término ha sido propuesto ante la Asamblea General de las Naciones Unidas.
    El sitio propopne documentar el origen, desarrollo y retórica de los Cristianofobos en Europa y documentar eventos de discriminación individual, violaciones de derechos humanos y civiles, hostigamiento y persecución de cristianos en la Unión Europea.

    Todo esto me suena tristemente familiar. Pienso que necesitamos un movimiento paralelo aquí en las Américas para documentar el mismo fenómeno y particularmente en Puerto Rico, donde está cobrando auge. A ver ¿hay algún voluntario?

    jueves, enero 17, 2008

    "Ley natural" objeto de renovado enfoque académico

    Amigos, y hablando de la ley o moralidad natural, hay que contrarrestar la propaganda pseudoilustrada de quienes la declaran obsoleta o incapaz de proveer una guía moral adecuada proveyendo acceso a la verdad sobre el tema. Por ejemplo, hacen casi dos años la Universidad de Navarra en España le dedicó una jornada entera al asunto. Contó con la asistencia de 200 profesores, entre ellos Knud Haakonssen (Universidad de Sussex), Russell Hittinger (Universidad de Tulsa), David Oderberg (Universidad de Reading), Juan Cruz Cruz (Universidad de Navarra-UNAV), Robert Spaemann (Munich), Alejandro Llano (Navarra), Urbano Ferrer (Murcia), Richard Hassing (Washington D.C.), Alfredo Cruz (Navarra), Carmelo Vigna (Venecia), Montserrat Herrero (Navarra)y Ana Marta González (UNAV), las reuniones se dedicaron a realizar una exploración profunda sobre el tema.

    De acuerdo a Zenit.org y citando a la Dra. González quien organizó esta conferencia,
    "...la ley natural «vuelve a suscitar el interés del ciudadano medio que casi inconscientemente asocia el pensamiento de una ley moral natural con los retos derivados de sociedades marcadas por la diversidad cultural y diversas formas de pluralismo».

    «En efecto, a la vista del carácter plural de nuestras sociedades, así como de los efectos homogeneizantes de la globalización, la propuesta clásica de una ley natural válida para todos los hombres está llamada a encontrar un nuevo eco», admite.

    De ahí que se imponga «la necesidad de revalorizar esta propuesta --observa-- y hacerla objeto de un análisis serio y profundo».
    Los académicos examinaron la validez teórica y práctica del recurso a la ley natural como criterio moral y político. Los simposios resultaron en dos libros: Contemporary Perspectives on Natural Law: Natural Law as a Limiting Concept (ISBN: 07546 6054 0) y Natural law: Historical, Systematic and Juridical Approaches así como en varias noticias y artículos.

    El asunto, como se puede ver, ni está mudo ni es cosa de idiotas. No te dejes engañar por académicos de óptica estrecha y personas de cosmovisión moral incoherente que pretenden decirte lo contrario. Aquí hay mucha tela por dónde cortar.

    Lee también:
  • El derecho natural garantiza la seguridad, asegura el Papa

  • Benedicto XVI presenta la ley natural como fundamento de la democracia

  • Llamamiento de Benedicto XVI a redescubrir la ley natural
  • Un aniversario desapercibido

    El pasado octubre se cumplieron 25 años de la promulgación de la Carta de los Derechos de la Familia, "presentada por la Santa Sede a todas las personas, instituciones y autoridades interesadas en la misión de la familia en el mundo contemporáneo." Un buen documento que debe de ser lectura fundamental para el laicado políticamente activo. El documento puede ser adaptado a varias plataformas políticas. Qué lástima que no se le haya enfatizado como merece.

    miércoles, enero 16, 2008

    El mito de la "mente abierta"

    Amigos, me responde un tal señor Connors en los comentarios del epígrafe que Luis Alberto Ferré publicase en su blog, titulado Una Aberración Constitucional, diciéndome:
    "Señor de Jesús: Vivimos en un país libre en cuanto a libertades individuales se refiere. Nadie está obligándolo a aceptar o “atragantar” como usted dice nada. Imagínese que usted quiera vestirse hoy de amarillo y a alguien que no le guste este color o piense que es antinatural proponga cambiar la constitución porque no quiere que lo “atraganten” con tener que ver personas vestidas de amarillo en la calle. ¿No seria algo insólito? Si usted quiere vivir en un país libre debe entender que no todo se hará como a cada uno le gustaría que se hiciera, pero en eso radica la libertad, en aceptar las cosas aunque no compartamos ese modo de pensar. Recuerde que la mente de los hombres es como un paracaídas, que para que funcione debe estar abierta... "
    Quiero compartir con ustedes mi respuesta:
    Señor Connors: Mi mente está abierta pero no, como decimos en Puerto Rico, "espampanillá." El riesgo de que se me desparramen los sesos de este modo es real.

    Lo que suceda entre adultos con libre consentimiento en sus cuartos y alcobas me tiene sin cuidado. Y como lo reconoce el mismo Arzobispo de San Juan, hay relaciones entre adultos que no son de tipo sexual que merecen cierta protección civil. Pero extender reconocimiento civil a las uniones del mismo sexo equiparándolas al matrimonio natural y no solo protegerlas, sino también ejemplificarlas y propulsarlas en derecho y en la cultura sin importar las consecuencias y en enseñarlas en las escuelas como cosa "normal," esos son otros veinte pesos. Y esta es la agenda que se oculta detrás de esa defensa del matrimonio entre personas del mismo sexo.

    Negarlo es ser ingenuo. Basta con mirar a Europa y Canadá para ver que por ley todos tienen que vestirse de la camisa amarilla a modo de sambenito so pena de cárcel a todo aquel que cuestione en público la "normalidad" del estilo de vida homosexual.

    Tiene Ud. razón, yo me resisto a que una minoría me imponga a la prángana su visión moral usando las armas del estado. Si el estado va a ser neutral en este cuestión, entonces tiene que ser indiferente, impulsando y protegiendo solamente aquellos modos de unión que fortalezca la fibra social y no los que la destruya y estamos hablando de lo que ha sido la regla desde antes que hubiese historia escrita: el matrimonio natural entre un hombre y una mujer. Mi mente está abierta a esa solución y cerrada a la falsedad de la alternativa. Eso es pensar críticamente. Gracias por sus comentarios y gracias a LAFR por permitirme contestar.
    Es una pena ver cómo muchos se creen que mantener "una mente abierta" significa aceptar las cosas de modo acrítico y sin importar las consecuencias. Al contrario, pensar así es sacrificar el pensamiento crítico a favor de una tolerancia sin espina. Pensar así es abrazar la nueva mitología de la posmodernidad.

    ¿Quieres estar con la contracultura? ¡Atrévete a ser cristiano católico!

    martes, enero 15, 2008

    La moralidad sí se legisla

    Amigos, respondiendo a la entrada que Luis Alberto Ferré publicase ayer en su blog, titulada Una Aberración Constitucional, respondo lo siguiente:

    Luis Alberto nos dice que "la moral no se puede legislar." Luis Alberto no está pensando con lucidez. ¡Claro que la moral se legisla! Por eso es que:
    - Si matas a alguien adrede o por negligencia y no en defensa propia, vas preso.

    - Si guías tu automóvil ebrio o bajo la influencia de una droga, te quitan la licencia o vas preso.

    - Si le pegas a alguien que no sea en defensa propia, vas preso.

    - Si maltratas a un menor, vas preso.

    - Si robas, vas preso.

    - Si juras en falso o das falso testimonio, vas preso.
    Todas estas faltas son faltas a la JUSTICIA y la JUSTICIA es un PRINCIPIO MORAL y la base de todo código civil o penal que va desde las sociedades menos desarrolladas hasta las más avanzadas.

    La Justicia: es eso darle a cada cual a lo que tiene derecho natural y no quitarlo sin justo proceso de ley.

    Lo que está en juego, Luis Alberto, es la definición misma de la justicia en Puerto Rico: la mayoría de nuestros ciudadanos entienden que el matrimonio es algo que fluye de nuestra naturaleza propia como seres humanos y que el estado carece de todo poder de redefinirla y que para proteger esa institución NATURAL hay que escribir esa protección en la Constitución para evitar que legisladores oportunistas o activistas judiciales cambien la célula fundamental de la sociedad. ¿Es justo que unos pocos quieran trastocar el papel que la familia juega en nuestra sociedad? No lo es y por lo tanto ese principio hay que defenderlo.

    La redefinición de la familia no es competencia de los ingenieros sociales, de un juez, de un legislador, y menos de las élites sociales y culturales a las cuales tú perteneces. Olvídate de la falacia esa de que "la moral no se legisla." Abrirle paso al matrimonio entre personas del mismo sexo se hace en base a un argumento moral inventado por sus proponentes, quienes buscan imponerlo a la mayoría de nosotros a la fuerza mediante fiat judicial. Y eso, ¿es justo?

    Los verdaderos "activistas de los derechos civiles" no son son los que buscan imponer esa visión, sino los que tu periódico hoy llama "religiosos" y ayer llamó "fundamentalistas" cuando se dieron cuenta que el apodo no daba abasto.

    Para defender derechos primero hay que tenerlos: las familias tenemos derechos y las personas que sufren de atracción a personas del mismo sexo no tienen derechos especiales que acomoden su condición, ninguno que fluya de su naturaleza y de su fin como seres humanos. No hay que ser "religioso" para reconocer ese hecho fundamental. Defendamos entonces los derechos de la familia y legislemos a ese respecto en este momento crítico de nuestra historia.

    lunes, enero 14, 2008

    Le quedó genial

    Amigos, esta talentosa joven dice lo que todo el mundo dice respecto al asunto del llamado Paseo Caribe en Puerto Rico - para los que no saben, se refiere a la construcción de un complejo hotelero y residencial en un área de interés histórico y cultural y la controversia que esto ha generado.

    Esta joven está poseída, logrando hacer un fantástico channelling de acentos, gentes y hasta en varios idiomas de lo que el mundo dice respecto a este revolú - como decimos en Puerto Rico. Ojo, que la joven utiliza expresiones idiómaticas que en Puerto Rico se consideran vulgares pero que en España y en Cuba se utilizan sin inhibiciones y con gran abandono.

    Bueno, y en Puerto Rico también pero entre amigos.

    ¡Fantástica demostración de talento!




    domingo, enero 13, 2008

    Celebramos hoy la Teofanía o Bautismo de Nuestro Señor Jesucristo

    Venid, adoremos a Cristo, en quien el Padre se complace.

    Del Oficio de Lecturas del día, Sermón 39, En las sagradas Luminarias (14-16.20: PG 36, 350-351. 354. 358-359) de San Gregorio Nacianceno, Obispo

    Cristo es iluminado: dejémonos iluminar junto con él; Cristo se hace bautizar: descendamos al mismo tiempo que él, para ascender con él.

    Juan está bautizando, y Cristo se acerca; tal vez para santificar al mismo por quien va a ser bautizado; y sin duda para sepultar en las aguas a todo el viejo Adán, santificando el Jordán antes de nosotros y por nuestra causa; y así, el Señor, que era espíritu y carne, nos consagra mediante el Espíritu y el agua.

    Juan se niega, Jesús insiste. Entonces: Soy yo el que necesito que tú me bautices, le dice la lámpara al Sol, la voz a la Palabra, el amigo al Esposo, el mayor entre los nacidos de mujer al Primogénito de toda la creación, el que había saltado de júbilo en el seno materno al que había sido ya adorado cuando estaba en él, el que era y habría de ser precursor al que se había manifestado y se manifestará. Soy yo el que necesito que tú me bautices; y podría haber añadido: «Por tu causa». Pues sabía muy bien que habría de ser bautizado con el martirio; o que, como a Pedro, no sólo le lavarían los pies.

    Pero Jesús, por su parte, asciende también de las aguas; pues se lleva consigo hacia lo alto al mundo, y mira cómo se abren de par en par los cielos que Adán había hecho que se cerraran para sí y para su posteridad, del mismo modo que se había cerrado el paraíso con la espada de fuego.

    También el Espíritu da testimonio de la divinidad, acudiendo en favor de quien es su semejante; y la voz desciende del cielo, pues del cielo procede precisamente Aquel de quien se daba testimonio; del mismo modo que la paloma, aparecida en forma visible, honra el cuerpo de Cristo, que por deificación era también Dios. Así también, muchos siglos antes, la paloma había anunciado el fin del diluvio.

    Honremos hoy nosotros, por nuestra parte, el bautismo de Cristo, y celebremos con toda honestidad su fiesta.

    Ojalá que estéis ya purificados, y os purifiquéis de nuevo. Nada hay que agrade tanto a Dios como el arrepentimiento y la salvación del hombre, en cuyo beneficio se han pronunciado todas las palabras y revelado todos los misterios; para que, como astros en el firmamento, os convirtáis en una fuerza vivificadora para el resto de los hombres; y los esplendores de aquella luz que brilla en el cielo os hagan resplandecer, como lumbreras perfectas, junto a su inmensa luz, iluminados con más pureza y claridad por la Trinidad, cuyo único rayo, brotado de la única Deidad, habéis recibido inicialmente en Cristo Jesús, Señor nuestro, a quien le sean dados la gloria y el poder por los siglos de los siglos. Amén.

    Antífonas de Laudes

    Ant 1: El soldado bautiza a su Rey, el siervo a su Señor, Juan al Salvador, el agua del Jordán se estremece, la Paloma da testimonio, la voz del Padre declara: «Éste es mi Hijo.»

    Ant 2: Al manifestarse al mundo la gloria de Cristo, la aguas del Jordán son santificadas; sacad aguas con gozo de las fuentes del Salvador; Cristo, el Señor, ha santificado la creación entera.

    Ant 3: Te glorificamos, oh Señor, Dios y redentor, a ti, que con el Espíritu y el fuego purificas el pecado de los hombres.

    Ant 4: Cristo es bautizado y el universo entero se purifica; el Señor nos obtiene el perdón de los pecados; limpiémonos todos por el agua y el Espíritu.

    sábado, enero 12, 2008

    Los Evangelios canónicos ante la historicidad y aportación de los apócrifos II

    Entrevista al profesor de Nuevo Testamento Bernardo Estrada. Segunda parte de la entrevista.

    ROMA, jueves, 10 enero 2007 (ZENIT.org).- Los evangelios apócrifos no nos permiten conocer realmente a Jesús pero nos muestran la evolución del cristianismo.

    Lo afirma el padre Bernardo Estrada, profesor de Nuevo Testamento de la Facultad de Teología de la Universidad de la Santa Cruz de Roma, que está convencido de que los apócrifos, aún no añadiendo nada relevante a nivel histórico, respecto a lo ya afirmado por los Evangelios canónicos, nos permiten sin embargo observar el nacimiento de algunas tradiciones que influyeron en la religiosidad popular y en el arte sacro cristiano.

    --El elenco completo de los 27 libros del Nuevo Testamento es fijado por primera vez en tiempo de Atanasio de Alejandría en 367 D.C. ¿Cómo se llega a elegir estos cuatro Evangelios en el canon de las Escrituras?

    --Padre Estrada: Ya antes de finales del siglo II, san Ireneo, obispo de Lyon y mártir, afirma en un célebre pasaje que «dado que el mundo tiene cuatro regiones y son cuatro los vientos principales (...) el Verbo creador de cada cosa (...) revelándose a los hombres, nos ha dado un Evangelio cuádruple, pero unificado por un único Espíritu» («Contra las herejías», III 11, 8).

    La Iglesia había ya definido entonces los cuatro textos que se usaba en la liturgia. Veinte años antes de Ireneo, también Justino habla de los cuatro Evangelios o de la memoria de los Apóstoles, que eran mencionados o leídos durante las celebraciones eucarísticas. ¿Entonces cómo se llegó a esta selección? En realidad se llegó a través de un proceso en el que el Espíritu Santo se abrió paso de modo natural y espontáneo. Cuando se difundía un texto que afirmaba algo extraño, los mismos fieles, unidos a su pastor, lo rechazaban. Por tanto, no habían sido preparados por nadie, aunque ya en el siglo II existía la conciencia de que el Evangelio era cuádruple: es decir, uno solo, porque una sola es la predicación sobre la vida, las obras y las palabras de Jesús, pero con cuatro imágenes diversas, cada una de las cuales ofrece un toque personal.

    --La otra cuestión que surge ahora es cómo la tradición apostólica llegó a incluir entre los Evangelios canónicos también el Evangelio de Juan, el más diverso respecto a los otros en cuanto a contenido y exposición, tejido a menudo de reflexiones espirituales y teológicas. Además, algunos estudiosos atribuyen la paternidad de este escrito a discípulos pertenecientes a diversas «escuelas de Juan», como se puede notar en este pasaje: «Este es el discípulo que da testimonio sobre estos hechos y los ha escrito; y nosotros sabemos que su testimonio es verdadero» (Juan, 21,20).

    --Padre Estrada: El hecho de que sus autores no fueran necesariamente los cuatro que son mencionados en los títulos, no desmerece la historicidad de los Evangelios. Querría decir también que ni siquiera hay motivo para dudar si no hay razones serias. Por lo que se refiere al Evangelio de Juan, es cierto que un núcleo se remonta al apóstol pero también que hubo discípulos que reflexionaron sobre las palabras de Jesús y encontraron otras fuentes y redactaron un Evangelio que se aparta un poco de los demás. De hecho, es el Evangelio más espiritual, donde no se habla nunca de la crucifixión y del sufrimiento, porque para el evangelista Juan la hora de la pasión se identifica con la glorificación y la suprema «elevación» de Jesús.

    Juan presenta ya la misión del Cristo a partir de la Resurrección. Es un Cristo que ha triunfado y vencido a la muerte. Por otra parte, es imposible explicar el relato tan detallado y crudo de la Pasión sino a la luz de la plena convicción que los evangelistas tenían de la Resurrección. ¡De lo contrario, habría sido simplemente masoquismo! El sufrimiento sirvió para nuestra salvación.

    Juan relata muchísimos diálogos de Jesús con el Padre como si no tocara la tierra sino que estuviera constantemente inmerso en la contemplación del rostro de Dios y ya glorificado. Mientras que en los otros Evangelios Jesús es un hombre con todas sus características y sus límites humanos. El hecho de que el Evangelio de Juan haya sido retocado por una comunidad de discípulos, que se encontraba probablemente en Éfeso, y ampliado o quizá ensamblado de otro modo, se comprueba en el pasaje que usted ha citado, y que es considerado un apéndice, un añadido posterior por parte de un discípulo que hace de Juan un testigo veraz. Si se lee el capítulo 20 se comprende que estamos ante un final: «Estas cosas han sido escritas para que creáis que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios y para que, creyendo, tengáis vida en su nombre» (Jn, 20, 31)

    --Lucas en su Evangelio, compuesto en torno a los años 80 del siglo I, alude a los «muchos otros» que han escrito sobre los sucesos de Jesús, casi atestiguando la existencia de una multiplicidad de Evangelios, aquellos mismos Evangelios que luego fueron considerados apócrifos...

    --Padre Estrada: En realidad, cuando Lucas inicia el prólogo el Evangelio y dice «porque muchos se han puesto a escribir un relato sobre los acontecimientos que sucedieron entre nosotros», no se está refiriendo a libros sino a los testimonios de muchas personas que recibieron la predicación apostólica y que trataron de poner por escrito los hechos y las palabras de Jesús.

    Ciertamente esas son las fuentes a las que acuden también los evangelistas. Pero de ello no debemos deducir necesariamente que se tratara de verdaderos libros. Quizá Lucas, que tenía presente el Evangelio de Marcos, se dio cuenta de que otros trataron de redactar o poner en orden los hechos ligados a la vida de Jesús. Pero eso no quiere decir que en el siglo II se hubieran difundido los Evangelios apócrifos. El fragmento más antiguo del «Evangelio de Tomás» se remonta a finales del siglo II, que probablemente es la fecha de composición de aquél Evangelio. No antes. Mientras que nosotros sabemos que muchos Evangelios son fechados en el siglo I incluso en las citas contenidas en la Primera Carta de Clemente, un texto atribuido al Papa Clemente I (88-97) escrito en griego hacia finales del siglo I.

    En la «Didajé» o «Doctrina de los doce Apóstoles», que se puede considerar como el catecismo cristiano más antiguo, habiendo sido escrita algún decenio después de la muerte de Cristo, se cita el «Padrenuestro» tal como lo recitamos hoy.

    Además sabemos que el fragmento más antiguo del Nuevo Testamento está dentro del papiro Rylands (P. 52), que contiene partes del Evangelio de Juan y se remonta a en torno al 125 D.C., y es por tanto una copia escrita a menos de 30 años de distancia del original.

    --Aunque descartados porque no contienen verdades divinas reveladas, algunos Evangelios apócrifos han llegado hasta nosotros en largos fragmentos, como el «Evangelio copto de Tomás» o el «Evangelio de Pedro», siendo incluso utilizados entre los monjes cristianos de Siria y de Asia Menor. ¿Qué valor tienen? ¿Añaden informaciones útiles al relato de los cuatro evangelistas?

    --Padre Estrada: Sobre todo, es necesario decir que entre los Evangelios apócrifos hay algunos que, al presentar la figura de Jesús o al renovar la enseñanza se inspiran en el gnosticismo, que es la teoría filosófico-religiosa que, en los primeros siglos del cristianismo (I-IV), se contrapuso violentamente a la Iglesia católica. En 1945, en la aldea de Nag Hammadi, en el Alto Egipto, se descubrió una antigua biblioteca copta que custodiaba 13 códices, todos escritos en el siglo IV, algunos de los cuales contenían dichos de Jesús, para expresar sin embargo conceptos no cristianos.

    Todos los estudiosos concuerdan, por ejemplo, en afirmar que el «Evangelio de Tomás» --el que ha suscitado mayor interés-- es un Evangelio gnóstico que contiene las doctrinas y las orientaciones de una comunidad, nacida como herejía dentro del cristianismo, y que pretendía atribuir a Jesús su concepto de la salvación y todos los principios de la fe según su punto de vista. Por ejemplo, no reconocen la muerte en cruz porque la única salvación vendría de la «gnosis», es decir del conocimiento. Mientras que la materia es siempre causa de pecado o está ligada al demonio. El «Evangelio de Tomás», como los otros Evangelios gnósticos, se limita a notificar dichos de Jesús sin insertarlos en la narración de lo que hizo. Es una especie de «Confucio cristiano» del siglo II.

    Entonces, podemos preguntarnos si los Evangelios apócrifos contienen alguna verdad. Ciertamente. Por ejemplo, los protoevangelios nos cuentan los primeros años de vida de Jesús. En este sentido, el más famoso es el «Protoevangelio de Santiago», atribuido a Santiago, hijo de José, que lo habría tenido, junto con otros tres hermanos y dos hermanas, de un matrimonio anterior al suyo con María. Este texto tuvo cierta influencia en la tradición y en la iconografía, tanto que la presencia del buey y el asno en la gruta del Nacimiento y el nombre de los padres de María, Joaquín y Ana, nos llegan justo de esta fuente.

    Ciertamente el contenido de los Evangelios apócrifos puede diferir. Algunos contienen verdades y amplificaciones fantasiosas respecto a los Evangelios canónicos, así como un gusto teatral propio de un cristianismo popular, aún permaneciendo en lo fundamental de la ortodoxia; mientras que muchos otros, sobre todo aquellos de orientación gnóstica, contienen falsedades porque quieren convencer de la validez de su herejía.

    Bajo el perfil histórico, no nos dicen nada más de lo que ya sabemos por los Evangelios según Mateo y Lucas, de los que ellos dependen. Su intención no es histórica, quieren hacer obra de edificación. Frente a la sobriedad de los Evangelios, que relatan también realidades sobrenaturales de manera «natural» y sobria, sin añadir circunstancias innecesarias, se elige responder al deseo del pueblo cristiano añadiendo de manera más amplia y colorida detalles para subrayar aspectos y hechos de la infancia y la adolescencia de Jesús y María. Pero en realidad de esa manera dan una imagen de Jesús no conforme con la realidad, como sucede en el «Evangelio de la Infancia», de Tomás, donde se le describe como un niño que ya es capaz de hacer milagros.

    Por tanto, se puede decir que si no tuvieran aunque fuera una pequeña parte de verdad nadie los hubiera aceptado. Su importancia está en el hecho de hacer ver una época, un desarrollo del cristianismo, una confluencia de varias corrientes teológicas y religiosas. Su utilidad está en lograr mostrar la evolución del cristianismo.

    - Fuente: Zenit.org

    - Regresar a la primera parte.

    jueves, enero 10, 2008

    Los Evangelios canónicos ante la historicidad y aportación de los apócrifos

    Amigos, reproduzco la primera parte de una entrevista efectuada por Zenit.org al padre Bernardo Estrada, profesor de Nuevo Testamento de la Facultad de Teología de la Universidad de la Santa Cruz de Roma, respecto a la relación entre los escritos apócrifos - no inspirados - con los cuatro Evangelios reconocidos.

    ROMA, miércoles, 9 enero 2008 (ZENIT.org).- La consistencia histórica de los Evangelios está en su misma génesis, es decir, en la continuidad entre la predicación de Jesús, la predicación apostólica y su redacción.

    Lo afirma en esta entrevista concedida a Zenit el padre Bernardo Estrada, profesor de Nuevo Testamento de la Facultad de Teología de la Universidad de la Santa Cruz de Roma, el cual cita algunos testimonios ajenos a la Biblia, que enriquecen el contenido de los Evangelios.

    --¿Nos puede explicar cómo tuvo lugar el proceso de redacción de los Evangelios?

    --Padre Estrada: Podemos decir que los Evangelios se inician con la predicación de Jesús, quien no escribió de su puño y letra prácticamente nada sino aquellas pocas palabras trazadas en la tierra cuando le llevaron a una mujer sorprendida en adulterio. De Jesucristo se sabe, sobre todo, que predicaba. Hay que subrayar a este respecto que la exigencia de predicar y enseñar de memoria era una costumbre constante de la época, porque la escritura era impracticable en condiciones normales.

    Sin embargo, después de la pasión y muerte de Jesús, la predicación de la Iglesia se fundó justamente en el acontecimiento pascual. Es este el fundamento de toda nuestra fe, no sólo porque Pablo lo dice al final de la Carta a los Corintios sino porque precisamente el kerygma, el anuncio fundamental de la Iglesia tras Pentecostés, fue «Jesucristo crucificado y resucitado». El Evangelio como tal era, como afirma San Pablo, proclamación del «gozoso mensaje»: Dios nos ha salvado de la muerte eterna con la muerte y resurrección de su Hijo Jesús.

    Sólo en la segunda mitad del siglo II, san Justino, al escribir en el año 160 su «Apología», afirma que las memorias de los Apóstoles son denominadas «Evangelios». Es el primer testimonio en el que se pasa del Evangelio como anuncio predicado al Evangelio como texto. Tras esta declaración apostólica, podemos decir que los autores sagrados, es decir los evangelistas de los que al menos dos eran apóstoles, llegan a la redacción de los libros.

    Por esto se puede decir que los Evangelios tienen una consistencia histórica porque reflejan estos tres estadios en su formación, dándose siempre una continuidad. Una continuidad que une la predicación de Jesús, la predicación apostólica y la redacción de Evangelio.

    --Los Evangelios «canónicos», es decir los aceptados por la Iglesia por su origen «apostólico» y por su «conformidad con la norma de la fe» de las primitivas comunidades cristianas y las mayores Iglesias de origen apostólico, fueron compuestos entre el 60 y el 100. ¿Cuáles son los criterios que atestiguan su historicidad?

    --Padre Estrada: Los exponentes más radicales de la crítica histórica consideraban que había una distancia tal entre la redacción de los Evangelios y la vida de Jesús que toda una generación de testigos oculares había desaparecido. Pero esto no es verdad. El primer Evangelio, que se sabe que fue escrito por Marcos, se remonta al año 64, es decir 34 años después de la fecha probable de la muerte de Jesús. ¿En aquellos años qué se hizo? Esencialmente se predicó el Evangelio en diversos lugares, se reflexionó sobre ese anuncio, dándole una sistematización teológica, que es lo que hizo Pablo. De hecho, los Evangelios se escribieron después de que Pablo elaborara prácticamente toda su teología. En torno al 64, todas las Cartas habían sido escritas, incluidas las pastorales, si es verdad que él fue su autor. Podemos decir que, en aquellos años, los Evangelios sufrieron una evolución más teológica que biográfica, porque los hechos y dichos de la vida de Jesús estaban ya comprobados.

    --Entonces, ¿cuáles son los criterios para poder separar con cierta seguridad lo que es histórico de lo que no lo es?

    --Padre Estrada: En la segunda mitad del siglo XX, se desarrollaron diversos criterios históricos, entre ellos el de la «discontinuidad», que se concentra en aquellas palabras o aquellos hechos de Jesús que no pueden derivar ni del judaísmo del tiempo de Jesús, ni de la Iglesia primitiva después de Él. Por ejemplo, en el Evangelio de Mateo, Jesús afronta de manera crítica las escrituras y Moisés, como no lo hubiera hecho nunca ningún rabino, revelando la superioridad de la nueva ley proclamada por Él, que no calca el estilo exterior de los fariseos, sino que se asienta en la intimidad del corazón.

    Otro criterio es el que se llama de la «dificultad», según el cual la Iglesia no habría nunca comunicado un hecho que pudiera humillar a Jesús, como por ejemplo la cruz, que es el caso más emblemático y paradigmático. El bautismo por obra de Juan, si no hubiera sucedido realmente, no lo hubiera podido ser imaginado por ningún autor. Así como la aparición a las mujeres, porque en aquel tiempo las mujeres no eran testigos cualificados en Israel.

    --Las notables afinidades entre los textos de Mateo y Lucas han llevado a diversos estudiosos a afirmar la existencia de una fuente común, haciendo pensar que en realidad recurrieron a fuentes indirectas y no de primera mano. ¿Usted qué piensa?

    --Padre Estrada: Podemos admitir que los Evangelios de Mateo y Lucas tuvieran una fuente común, porque existe una serie de narraciones, sobre todo de dichos, que no aparecen en Marcos. Pero lo que sorprende no es que Mateo y Lucas tuvieran una fuente común sino las diferencias. Por ejemplo, los dos relatan la infancia de Jesús pero cada uno lo hace a través de eventos que el otro ni siquiera conoce. En Mateo, el protagonista de la infancia de Jesús es José, mientras que en Lucas es María. Si se hubieran dado demasiadas afinidades, esto habría podido llevar a suponer que hubo un acuerdo entre los dos. Evidentemente, cada evangelista tenía una fuente propia a la que recurrir y otra compartida.

    --¿Hay fuentes históricas independientes de los Evangelios canónicos que enriquecen su contenido?

    --Padre Estrada: La historicidad de los Evangelios sólo es avalada por los mismos Evangelios, mediante su proceso de formación. Pero hay sin embargo testimonios ajenos a la Biblia que no hay que despreciar. El primero es el de Plinio el Joven, que fue procónsul de Bitinia entre los años 111 y 113, y que en una de las cartas enviadas al emperador Trajano escribe que los cristianos «solían reunirse antes del alba y entonar a coros alternos un himno a Cristo como si fuera un dios». Por tanto, afirma que estaban convencidos de la divinidad del Cristo.

    Suetonio, en cambio, en su obra «Vida de los doce césares», refiriendo un hecho acontecido en torno al 50, afirma que Claudio «expulsó de Roma a los judíos que por instigación de Cresto eran continua causa de desorden» (Vita Claudii XXIII, 4). Suetonio escribió «Chrestus» en lugar de «Christus», no conociendo la diferencia entre judíos y cristianos, y por la semejanza entre Chrestòs, que era un nombre griego muy común, y Christòs que quería decir el «ungido», el «Mesías». Por tanto, existían en Roma judeocristianos y --diría-- judíos no convertidos que discutían entre sí sobre Cristo y que podían aparecer a los ojos de la autoridad romana como causa de desorden público.

    Y luego está el testimonio del historiador romano Tácito que, en los «Anales», narra el incendio que estalló en Roma en el año 64, del que fue acusado el emperador Nerón, el cual hizo de todo «para hacer cesar tal rumor», y por ello «se inventó culpables y sometió a penas refinadísimas a quienes la plebe llamaba cristianos, detestándoles por sus hechos nefandos». Tácito afirma además que «el origen de este nombre era Cristo, el cual bajo el imperio de Tiberio fue condenado al suplicio por el procurador Poncio Pilatos; y esta superstición, momentáneamente dormida, se difundía de nuevo, no sólo en Judea, punto central de aquel mal, sino también en Roma, donde confluyó de todas partes y fue considerado honorable todo lo que hay en ello de torpe y de vergonzoso». («Anales» XV, 44).

    - Segunda Parte.

    martes, enero 08, 2008

    Los benedictinos y el arte

    Amigos, animado en el espíritu benedictino que quiero que paulatinamente llene esta bitácora, quiero invitarles a que lean esta entrevista hecha al profesor y monje Eduardo López-Tello García y publicada recientemente en Zenit.org. Reproduzco aquí su inicio:
    P. Eduardo López-Tello García, OSBROMA, martes, 8 enero 2008 (ZENIT.org).- Los benedictinos han forjado la historia de Europa, incidiendo especialmente en el arte y la cultura. Un libro sobre la herencia artística benedictina ilustra esta influencia.

    El profesor y benedictino Eduardo López-Tello García es uno de los coeditores de un voluminoso libro sobre Benedicto y el arte, editado en alemán y en italiano y presentado en Roma en el Ateneo Pontificio San Anselmo.

    Para este benedictino español, del monasterio alemán de Sankt Ottilien, los benedictinos han visto en el arte una manera de acercarse a Dios.

    El libro, editado junto al profesor Cassanelli, lleva por título «Benedicto. La herencia artística» (en italiano «Benedetto. L'eredità artistica», Milán 2007, y en alemán «Benediktinische Kunst. Kultur und Geschichte eines europäischen Erbes», Regensburg 2007).
    Sigue leyendo aquí.

    Aprovecho esta ocasión y tema para invitarles también a que visiten el sitio digital de la Abadía Benedictina de Mount Angel en donde el hermano Claude Lane se desempeña como iconógrafo. Pueden examinar su obra aquí (sitio en inglés).

    lunes, enero 07, 2008

    Patatús socialista ante manifestación multitudinaria católica en España

    Amigos, el encuentro multitudinario a favor del matrimonio y la familia el pasado domingo 30 de diciembre ha dejado al oficialista Partido Socialista Obrero Español (PSOE) en un estado de pánico. La manifestación superó por mucho los 200,000 asistentes que esperaba el Obispo Auxiliar de Madrid, Mons. César Franco, llegando a alcanzar los dos millones de manifestantes. Funcionarios del PSOE reaccionaron al borde de la histeria. De acuerdo a ACIPrensa,
    ...el Presidente del partido, Manuel Chaves, calificó el acto a favor de la familia de "arcaico e integrista"; mientras que el secretario de Organización del PSOE, José Blanco calificó de "muy graves" las críticas de los cardenales Antonio Rouco Varela, Agustín García-Gasco y Antonio Cañizares, a quienes describió como "agentes electorales del principal partido de la oposición".

    Además, el partido en bloque, elaboró una declaración titulada "Las cosas en su sitio", en la que señalan que los socialistas no van a dar "un paso atrás" en su política a favor del aborto, el divorcio y contra la familia. Incluso el ex Ministro socialista José Bono, que se proclama "católico de izquierda", afirmó que actos como el del domingo "se apartan de los fundamentos esenciales de la democracia".
    En una contundente columna de opinión escrita por Edurne Uriarte para el rotativo español ABC, ella cuestiona el compromiso del PSOE a la libertad de palabra desmenuzando la cadena de falacias lógicas perpetradas por el oficialismo español, mientras que el editorial de dicho periódico calificó los comentarios socialistas como "evidentemente endebles" y "ofensivos para la multitud de personas concentradas en la plaza de Colón, en un acto participativo y orientado a la expresión natural de sus propias convicciones" mientras que en una carta al editor Pilar Pérez opinó que "si las familias están presentes en las calles, en los medios, en el día a día de la vida social, habrá que tenerlas en cuenta, legislar convenientemente por el bien de ellas y darse cuenta de que existen, se manifiestan, conocen sus derechos y los defienden."

    Mientra tanto, la Asociación Católica de Propagandistas reaccionó diciendo en parte que
    ...El laicismo niega a la Iglesia la defensa de sus enseñanzas. Pretende arrojarla a una perpetua zozobra haciéndola depender de la benevolencia de quienes manejan un poder inmenso. El laicismo persigue el destierro civil de la Iglesia recluyéndola en las sacristías. Debemos recordar que la política no puede deslegitimar instituciones legítimamente naturales. No toda legitimidad procede de la ley positiva.
    Comentario. La reacción del PSOE es la reacción arquetípica de las formaciones de izquierda cuando descubren que carecen de falcutades omnímodas: consiste del insulto, el chisme y el improperio. El PSOE pensaba que los católicos españoles se iban a tirar como alfombras al suelo para que los paladines del progreso les pasaran por encima a su gusto. El despertar fue amargo para el PSOE, pues resulta que la aglutinación de fuerzas en Madrid representa una porción sustancial del electorado peninsular y que por lo tanto, el futuro político del PSOE se torna incierto en cara a las próximas elecciones.

    Quiero declarar mi apoyo y solidaridad a mis cohermanos católicos de España en su lucha por la familia y por el derecho a la vida. Espero que el éxito de su campaña se torne también en uno en las urnas.

    Somos miembros de la Familia Trinitaria

    P. José P. Benabarre Vigo


    Fuente: El Visitante

    El cristiano que realmente viva estas verdades, poco tiene que envidiar a la Virgen María y menos a San José, en sus relaciones con Jesús.

    En el Domingo de la infraoctava de Navidad, la Iglesia celebra la Fiesta de la Sagrada Familia de Nazaret: José, María y Jesús -por ese orden, como familia humana. Familia pequeña, pero entrañable, de la cual todos deseamos haber formado parte. ¡Sueño imposible, pues aquel hecho ni nada semejante se repetirá! Sin embargo, tenemos algo grande a lo que todos podemos aspirar: pertenecer a la familia íntima de la Santísima Trinidad. Realidad inimaginable para la mente humana; pero hecha posible por el nacimiento humano del Hijo eterno de Dios Padre: el Verbo encarnado, ¡Jesús bendito por los siglos!

    Hijos de Dios Padre

    Por el hecho de haber sido creados de la nada, todos los seres -animados e inanimados- salieron de la mente y corazón de Dios. Por tanto, todos, en algún sentido, son hijos de Dios. Y, entre todos los seres, nadie más hijos de Dios Padre celestial que los hombres -¡claro, y las mujeres también!- pues, como nos dice el Autor del Génesis, “somos su imagen y semejanza” (1,26,27).

    Mas para el cristiano (el bautizado válidamente con el bautismo de Cristo), aun hay algo más admirable: ¡Somos hijos reales de Dios Padre! Adoptados, sí; pero hijos de verdad, después de las formalidades de la adopción.

    Debemos la doctrina de este don inefable e inapreciable al admirado San Pablo, que nos la presenta nada menos que en tres de sus cartas. En Romanos 3, 15, nos dice: “No recibisteis un espíritu de esclavitud para recaer en el temor; antes bien recibisteis un espíritu de hijos adoptivos, que nos hace exclamar: ¡Abbá, Padre!”

    En Gálatas 3, 26, añade una de las razones de esa adopción: “Pues todos sois hijos por la fe en Cristo Jesús”. Y en Efesios 1, 5 repite la misma verdad y razón: ... “Os eligió de antemano para ser sus hijos adoptivos por medio de Jesucristo...”.

    Por su parte, San Juan (1 3, 1) exclama entusiasmado: “Mirad qué amor nos ha tenido el Padre para llamarnos hijos de Dios, pues ¡lo somos!”. Verdad que repite en el versículo 2.

    Un rápido recuento de las veces que Jesús empleó la fórmula “Vuestro Padre”, refiriéndose a nuestras relaciones con Dios Padre, y nos trae San Mateo, arroja un total de 19.

    Hermanos de Jesucristo

    El hecho de ser hijos de Dios Padre nos convierte automáticamente en hermanos de Jesucristo. Esta hermandad no es imaginaria, sino real.

    Como El, somos dioses. El, por derecho propio y en plenitud (Efesios 1,23); nosotros, por pura gracia (Juan 10,36).

    Como El, todos somos llamados a llevar nuestra cruz y, así, participar en su obra redentora (ver Colosenses 1,24).

    Como El, todos perenecemos en plenitud al Reino celestial, cuya herencia compartirá con nosotros, si amamos a los hermanos de verdad (Mateo 25, 31 ss), y ahora compartimos sus penalidades (Romanos 8, 17).

    Esta hermandad nos la confirmó el mismo Jesús en un momento bien solemne de su vida, aquel cuando dio a Magdalena el encargo de anunciar a sus hermanos que había resucitado, y que se subía a su Padre y nuestro Padre... (Juan 20, 17).

    Templos del Espíritu Santo

    Nuestra relación familiar con el Espíritu Santo nos es, a primera vista, tan íntima como la que tenemos con el Padre celestial y con su Hijo, Jesucristo que, en algún sentido, es sustancial. Mas si recordamos la verdad que no hay mas que una Divinidad, un sólo Dios, nuestra relación con las tres divinas Personas es, en algún sentido, idéntica. Y si vivimos en gracia de Dios, es decir, si no tenemos pecado mortal en nuestra alma, somos templo del Espíritu Santo. Es decir, El mora en nosotros (1 Corintios 6, 19) y nos inspira (Lucas 12, 12); verdad también en relación al Padre y al Hijo, Jesús (Juan 14, 23).

    El cristiano que realmente viva estas verdades, poco tiene que envidiar a la Virgen María y menos a San José, en sus relaciones con Jesús. Bien es verdad que su relación fue ganada por ser, ella, María, su madre humana, y él, José, su padre legal, custodio y nutricio; mientras que nuestra relación ha sido totalmente obtenida por gracia. Por gracia, ¡pero no menos real

    sábado, enero 05, 2008

    Celebramos hoy la Epifanía de Nuestro Señor Jesucristo

    Amigos, quiero desearles una feliz Fiesta de la Epifanía de Nuestro Señor Jesucristo, celebrada en mi Puerto Rico querido como el Día de los Tres Reyes Magos. En honor a la fiesta no voy a estar pasquinando este fin de semana. Resumiré el "blogueo" el lunes si Dios quiere. Disfruten por el momento el contenido actual.

    viernes, enero 04, 2008

    Santa Sede y autoridades musulmanas a conversar

    Amigos, de acuerdo a la BBC:
    El Vaticano invitará a los más reconocidos estudiosos del Islam a Roma para renovar el diálogo y mejorar las relaciones de las dos religiones.

    La invitación del Papa Benedicto XVI es la respuesta a una carta que le enviaron 138 eruditos musulmanes de todo el mundo, en octubre pasado.

    Los teólogos advirtieron en su misiva que "la supervivencia del mundo" está en peligro si musulmanes y cristianos no pueden lograr la paz.

    La carta de 29 páginas enviada a Roma el año anterior, fue una decisión sin precedentes de los guías espirituales musulmanes para promover el debate con la alta jerarquía de las diferentes iglesias cristianas.

    Fue una invitación a los cristianos a lograr unidad con los musulmanes en los aspectos más esenciales de sus respectivas religiones -los principios del amor y de un solo Dios.
    Sigue leyendo aquí.

    Comentario. Buenas noticias en el frente del diálogo interreligioso y precisamente la reacción que el Santo Padre buscaba provocar en su controvertido discurso en la Universidad de Ratisbona hace más de un año. El Santo Padre ha invitado a las autoridades musulmanas a sostener un "diálogo objetivo." Y hay mucho que dialogar, opino yo, ya que la fe islámica distorsiona dogmáticamente el origen e integridad de la Biblia, del Evangelio y de la Persona de Jesucristo, de un modo que la hace indiferente a los hallazgos de la alta crítica textual y literaria, algo que la Biblia ha sobrevivido pero que es considerado como superfluo por los musulmanes cuando impacta sobre el Corán.

    Yo sé que este diálogo no empezará por ahí pero tarde o temprano los musulmanes tendrán que enfrentar la posibilidad de que el Corán contenga este tipo de distorsiones y falsedades.

    - Lee mi extensa discusión acerca del discurso del Papa en Ratisbona aquí y aquí.

    miércoles, enero 02, 2008

    Por un cura bueno: Padre Pedro Ortíz

    Amigos, comienzo este nuevo año reproduciendo una entrevista que la periodista Keila López Alicea le hiciese al Padre Pedro Ortíz, párroco de Nuestra Señora de la Providencia en Caguas, para el periódico El Nuevo Día:

    Pedro Rafael Ortiz - Foto Xavier J. Araújo / ENDIMisas de aguinaldo con reguetoneros, encuentros de jóvenes católicos que acampan en medio de la montaña y asambleas de líderes comunitarios y ambientalistas, son todas actividades que organiza un sacerdote.

    A lo largo de su vida sacerdotal, Pedro Rafael Ortiz se ha destacado por su activismo comunitario, trabajando de cerca tanto con los sectores pobres como con los jóvenes y con artistas y políticos. Son 25 años de labor social que ha dedicado a integrar la religión católica en la vida de las personas, ya sea a través de la cultura, la música o la diversión.

    Él relata que haber nacido en un hogar humilde del barrio Cañabón de Barranquitas lo preparó para servirle a Dios y a sus semejantes. Allí, donde vivió con su familia como agregados en una hacienda, conoció de primera mano la opresión contra los pobres y el olvido en que los mantenía sumidos el gobierno.

    ¿Cómo comenzó su labor comunitaria como sacerdote?

    Desde el primer momento que pensé ser sacerdote sentía que Dios me había convocado a servir y me había elegido para hacerlo través de la Iglesia, a través del sacerdocio diocesano, que me da esa perspectiva más local. Pasa el tiempo y ha sido el mismo Dios, ha sido la misma comunidad, la que me ha transformado. Cada comunidad en la que he estado ha dejado una marca en mí y, al cabo de 25 años, hoy me siento con toda la fuerza y la energía y un mayor deseo de ser un mejor colaborador con mi gente de sectores pobres, de comunidades donde todo puede parecer más difícil. Yo no puedo estar en un lugar cómodo porque no enriquece mucho. Lo mío es estar en lugares que no imaginaba nunca estar y que no hubiese querido estar. El templo debe ser donde se congregan los de las comunidades. Si no soy capaz de encontrarlos en sus comunidades no puedo convocarlos al templo, el espacio físico, y eso es el resultado del trabajo en las comunidades.

    Además de la labor religiosa y comunitaria, también trabaja en otros proyectos, como en la Alianza Comunitaria y Ambiental en Acción Solidaria y como director del Instituto de Ética Aplicada de la Universidad del Turabo. ¿Cómo maneja todos los proyectos en que está envuelto?

    Todo es parte de un solo proyecto. Yo no pongo una línea entre mi comunidad, el sacerdocio y la gente... todo es una vertiente diferente de un solo proyecto que Dios me dio. Sacerdote, líder, periodista... todo es una extensión de mi trabajo para traer el Reino de Dios.

    Recién salimos de una misa de aguinaldo amenizada por artistas del patio que la congregación se disfrutó al máximo y en Semana Santa coordinó un Sermón de las Siete Palabras con un mensaje ambiental. ¿Qué lo motiva a hacer estas ceremonias fuera de lo usual?

    Siempre he estado muy preocupado por los rostros concretos de la gente. Y contrario a lo que se pueda pensar, dar servicio fuera de la Iglesia no me desconecta, sino que me integra más al rostro de cada persona y al rostro colectivo de las comunidades más pobres. Cada misa es un proceso de aprendizaje, la gente vive en situaciones de tanto atropello que la Iglesia está llamada a dar una luz de esperanza y a crear proyectos de integración con el pueblo. De igual modo hemos traído los proyectos de ecología social y de integración del arte. Ahí traemos artistas y en la liturgia convergen con el pueblo para que den una palabra de aliento y esperanza.

    ¿De todos los proyectos que ha realizado, cuál recuerda más?

    Algo que me impactó fue el Diálogo de Reconciliación Nacional, que reunió a la sociedad civil, artistas, sindicatos, políticos, académicos. Todas esas herramientas se congregaron con mucho tiempo para dialogar y trabajar duro. De ahí en adelante el diálogo social se abrió; después de ahí, la agenda social fue marcada. Le doy gracias a Dios que me permitió vivir la grata experiencia de ver a toda esa gente sentada en la misma mesa.

    martes, enero 01, 2008

    El misterio del 20 de enero de 1942

    Padre Nicolás Schwizer

    Padre Joseph KentenichEl 20 de enero de 1942 es para el Padre Kentenich no sólo uno de los cuatro hitos, sino también el eje de nuestra historia.

    Muchos conocemos las circunstancias y los hechos de ese día: El Fundador se encuentra en la cárcel y es declarado apto para ir al campo de concentración de Dachau. Pero se le abre la posibilidad de salvarse si pide un nuevo examen médico. Y el día 20 de enero, el Padre toma la decisión de no aprovechar esa posibilidad e ir libremente a Dachau.

    Ahora, ¿cuál es el misterio de ese día? Pienso que, como en la vida de Cristo, es un misterio de la cruz, del amor y de la resurrección.

    1. Misterio de la cruz

    La cruz, el gran misterio de la vida y muerte de Cristo, lo es también en la vida de sus discípulos, los cristianos. Así lo entiende también el Fundador: Él debe ser ahora Padre de los suyos desde la cruz. Por eso les dice en una de sus cartas desde la cárcel: "No crean que serían en primer lugar mis retiros, mis consejos o mis palabras, lo que más les podrían ayudar ahora. Lo más fecundo que puedo hacer es mi entrega por Uds. en la cruz."

    Su tarea ahora no es buscar su libertad, librarse del campo de concentración. Su tarea es imitar a Cristo, el Buen Pastor, en su pasión: arriesgar la propia vida por sus ovejas, y arriesgar también la existencia de su Familia. Porque en aquel momento, la obra todavía no estaba suficientemente formada y desarrollada para poder existir sin su Fundador.

    También la Familia de Schoenstatt debe entrar en este misterio de la cruz. Por eso, el Padre Kentenich trata de despertar disponibilidad y apertura hacia la cruz, a través de las cartas y escritos que le envía. Toda la Familia está llamada a asemejarse a Jesucristo crucificado.

    Pasa lo mismo que pasó en tiempos del Señor: la cruz separa los verdaderos y falsos discípulos.

    También en Schoenstatt se prueba la verdadera fidelidad de sus seguidores: están los que pertenecen sólo exteriormente a la Familia, los que comparten sus ideas, su espiritualidad, su pedagogía. Y están los que forman parte interiormente de Schoenstatt: los que están dispuestos a jugarse por el Padre y su destino, a seguirle por el mismo camino de la cruz.

    2. Misterio de amor

    En la vida de Cristo, Él no buscaba la cruz y la muerte. Quería amar y obedecer. Sólo aceptaba las cosas como venían. Y cuando se le exigía, daba la vida libremente, en un gesto de amor infinito.

    Lo mismo el P. Fundador. Toma la decisión del 20.01 por amor y confianza en Dios. Deja atrás la seguridad humana, para entregarse totalmente en manos de Dios. Sólo quiere aceptar y cumplir el deseo y la voluntad de Dios. Lo importante para él no es la cruz como tal, sino la voluntad del Padre. Comenta el mismo Fundador: “La fecundidad lograda no fue consecuencia de un heroísmo humano, sino consecuencia del cumplimiento de la condición pedida por Dios, de haber descubierto lo que Dios exigía.”

    3. Misterio de la resurrección

    Lo que consuela a un cristiano, le da ánimo, esperanza y confianza es el hecho de que la cruz nunca es lo último: toda tristeza se convierte en alegría, todo fracaso en victoria, toda pasión y cruz en resurrección. Así fue no sólo en la vida de Cristo, sino también en la vida del Padre Kentenich y de la Familia de Schoenstatt: La decisión del 20 de enero regala una fecundidad inmensa.

    Preguntas para la reflexión

    1. ¿Qué opino hoy de aquella decisión del Padre Fundador?

    2. ¿Cuál es mi aporte para llevar adelante la misión del Padre Fundador?

    3. ¿A qué vicio o comodidad podría como parte de la cruz en mi vida?