lunes, abril 30, 2007

¿A dónde se dirige el Socialismo del siglo XXI?

por Carlos Alberto Montaner

La voz y el ecoBien, conocemos las confusas señas de identidad del chavismo y la misión que se ha impuesto. Ahora hay que pronosticar a dónde va a parar todo esto, y cómo y cuándo, posiblemente, ocurrirán los hechos.

Digámoslo rápido: lo probable es que este colosal disparate termine mal y violentamente, con Chávez exiliado, como le sucedió a Perón en los cincuenta, o apartado del poder por los militares, con el alivio y beneplácito de la mayoría, como ocurrió con Velasco Alvarado en 1975. ¿Cuándo? Cuando caigan los precios del petróleo, la inflación se dispare aún más (ya es la más alta del continente), y el desabastecimiento y el desempleo castiguen cruelmente a unos venezolanos que van a culpar a Chávez de haber precipitado al país en una crisis sin precedente en el último medio siglo.

Los seis factores que permiten hacer esta predicción son evidentes:
  • Chávez es un caudillo popular para una parte de la población, pero no es temido ni tomado muy en serio. No lo temen ni sus enemigos ni sus partidarios. Cuando exigió la unidad en un solo partido de todos los grupos que lo apoyan, varias de estas organizaciones se negaron a secundarlo.

  • Aunque el instinto de Chávez lo lleva a tratar de copiar el modelo comunista cubano, en sus filas no existe el menor consenso sobre el destino final de la llamada revolución bolivariana y son muchos los chavistas que piensan que la revolución de Castro es un evento fracasado que pertenece al pasado de América Latina. Por otra parte, la tradición pluripartidista y democrática del país es muy amplia y difícilmente los venezolanos se dejarán atrapar en un sistema de partido único.

  • La desorganización del gobierno y la corrupción imperante son tremendas. Dentro del chavismo no existe nada parecido a una moral revolucionaria. Hay grandes zonas del poder que son sólo asociaciones temporales de malhechores dedicados al enriquecimiento ilícito.

  • Las fuerzas armadas, aunque los mandos no son los mismos de 1999 y hoy la generación de Chávez ocupa la jefatura, distan mucho de estar realmente comprometidas con el proceso político desatado por Chávez.

  • Todas las encuestas revelan de manera sistemática que la amplia mayoría de los venezolanos no quiere vivir bajo un modelo comunista y no simpatiza con la dictadura cubana.

  • El liderazgo de Chávez se mantiene por medio de grandes y constantes erogaciones dirigidas a comprar el apoyo popular e internacional. En el momento en que no disponga de suficientes ingresos ese respaldo interesado se desplomará.
  • Una última pregunta queda flotando en el ambiente: ¿y después de Chávez, qué? Probablemente, unas nuevas elecciones y vuelta a empezar la historia. En la triste aventura, los venezolanos habrán perdido veinte años de desarrollo, una considerable cantidad de recursos y casi toda la inocencia. Pero algo bueno se sacará de esta experiencia: la lección de que no hay error más costoso que entregarle las llaves de un país a un caudillo antidemocrático que tiene un basurero en la cabeza.

    - Lea el artículo entero aquí".

    domingo, abril 29, 2007

    La cruz, ¿signo de maldición o bendición?

    Padre Pedro L. Reyes Lebrón

    Fuente: El Visitante - El Semanario Católico de Puerto Rico

    La Crucifixión por Diego VelázquezEl Ministerio Internacional Creciendo en Gracia de José Luis de Jesús Miranda, quien se llama a sí mismo “Jesucristo hombre”, publica con cierta frecuencia en los rotativos del País una propaganda en contra de la cruz cristiana. Dice que cargar una cruz es hacer burla al sacrificio que Él hizo por nosotros. Además, expone que celebrar la Semana Santa haciendo procesiones de crucificados es un absurdo y que llevar al cuello o en el carro una cruz es símbolo de maldición, ya que trae consigo conciencia de culpabilidad y produce hipocresía, y dice que un verdadero cristiano no vive por símbolos, sino por fe y por lo que está escrito en el evangelio.

    Mi pregunta es, ¿cómo podemos responder a estos ultrajes contra nuestra fe católica?

    Myrna F., San Juan, P. R.


    Habría que ver quién se burla de quién. Por lo que usted nos cuenta, ya se confirma el hecho de que no todos entienden la “Ciencia de la Cruz”. El cristiano lleva una cruz porque sigue a un Crucificado. Pero el Crucificado pide al cristiano algo más que llevar una imagen o una representación de la cruz, exige de él y de cada uno de sus discípulos que se convierta él mismo en imagen de Cristo cargado con la cruz y crucificado y que conforme a ella se deje modelar.

    Nuestro Salvador Jesucristo en distintas ocasiones y con diverso sentido es quien habla de la Cruz: cuando predijo su muerte en cruz (Mt 20, 19; 26, 2) en sentido literal se refiere al madero de ignominia en el que acabará su vida, pero cuando invita al seguimiento y dice: «Quien no toma su cruz y me sigue, no es digno de mí» (Mt 10, 38)… o «Si alguno quiere venir detrás de mí, que se niegue a sí mismo, que tome su cruz y que me siga» (Mt 16, 24), entonces la Cruz es símbolo de todo lo difícil y pesado, tan opuesto a la naturaleza que cuando uno toma esa carga sobre sí, tiene la sensación de caminar hacia la muerte y ésa es la carga que ha de llevar diariamente el discípulo de Cristo.

    La invitación a seguir a Cristo por el Vía Crucis de la vida nos hace comprender el sentido de la muerte en la Cruz: «Quien quiera salvar su vida la perderá; pero quien pierda su vida por amor a mí, la salvará» (Lc 9, 24). Cristo ofreció su vida para abrir las puertas de la vida eterna. Mas para ganar esta vida eterna hay que renunciar a la terrena, hay que morir con Cristo y resucitar con Él: morir con la muerte del sufrimiento que dura toda la vida, con la negación diaria de sí mismo y, si es necesario, con la muerte sangrienta del martirio por el Evangelio.

    Todos los años, el domingo de Ramos y durante la Semana Santa, la Iglesia, a través de la Liturgia, pone ante los fieles los últimos días de la vida de Cristo, su muerte y sepultura con dramática viveza, con la liturgia de la Palabra, y con cánticos apropiados que sin duda nos mueven a participar en esa misma pasión. Ningunas de esas vivencias pueden ser consideradas absurdas para un corazón agradecido y amoroso ante la manifestación del amor de Dios.

    Es curioso que esta secta del pseudo-cristo, el Sr. José Luís de Jesús Miranda, cite tanto a San Pablo para argumentar sus desvaríos irracionales cuando es el mismo San Pablo quien desarrolla la “Teología de la Cruz”. Citemos, por ejemplo, su Carta a los Corintios: “Cristo me envió… a evangelizar y no con artificiosas palabras para que no desvirtúe la Cruz de Cristo. Porque la doctrina de la Cruz de Cristo es necedad para los que se pierden, pero es poder de Dios para los que se salvan”… “los judíos piden señales, los griegos buscan sabiduría, mientras que nosotros predicamos a Cristo Crucificado, escándalo para los judíos, locura para los gentiles, mas poder y sabiduría de Dios para los llamados, ya sean judíos, ya griegos” (1-Cor 1, 17-18 y 22-24).

    La doctrina de la Cruz es un mensaje sencillo, sin adornos, sin pretensión de persuadir con argumentos racionales, sino que saca toda su fuerza del testimonio mismo que anuncia, que no es otro sino a Cristo y este crucificado. La muerte de Cruz es el medio de salvación escogido por la infinita sabiduría y para demostrar que la fuerza y la sabiduría humana es incapaz de conseguir la Redención, le ha sido dada la fuerza salvadora a aquello que según la sabiduría humana parece débil y loco: un Crucificado.

    La fe en el Crucificado nos dice que Cristo ha muerto por nosotros para darnos la vida. Esta fe constituye ya para nosotros una entrada a la vida y el principio de la futura gloria, de ahí que la Cruz sea nuestro título de gloria. “Cuanto a mí, no quiera Dios que me gloríe sino en la Cruz de nuestro Señor Jesucristo, por quien el mundo está crucificado para mí y yo para el mundo” (Gál 6, 14).

    El que se ha decidido por Cristo, está muerto para el mundo y el mundo para él. Lleva en su cuerpo los estigmas del Señor (Gal 6, 17). No sólo toma sobre sí la Cruz que le ha sido impuesta, sino que él mismo se crucifica. “Los que son de Cristo Jesús han crucificado su carne con sus pasiones y concupiscencias” (Gal 5, 24). La Cruz no es fin en sí misma, ella nos eleva hacia lo duradero de la vida eterna. Por todo esto, es que los cristianos adoramos la santa Cruz de nuestro Señor Jesucristo, por la que nos fueron borrados los pecados y fuimos llamados a la vida eterna.

    viernes, abril 27, 2007

    Nueva herramienta de "Snapshots"

    Hola mis amigos, quiero invitarles a que experimenten con una nueva herramienta recién instalada en ¡Vivificat! Simplemente, pasen el apuntador ("mouse") sobre cualquier enlace en el blog para ver una foto del sitio enlazado en una ventanita espacial. Esta nueva funcionalidad es cortesía de SnapShots.com. ¡Disfrútenla!

    Apuntes de aquí y de allá

    Amigos, les presento con una recopilación noticiosa que realizo de vez en cuando, con el objeto de compartir y comentar informaciones interesante halladas en sitios noticiosos y otros blogs en la Red.
  • Tribunal colombiano suspende provisionalmente arresto contra Mons. Betancourt. Lo que sucede es que el Arzobispo de Manizales en Colombia, Mons. Fabio Betancourt Tirado, desacató una demanda judicial que le ordenaba explicar a un Juan Pablo Mejía, ex seminarista expulsado del Seminario Mayor de Manizales por robo y conducta homosexual, a que le explicase las razones por su expulsión. Caramba, ¿pero no fue por robo y conducta homosexual? ¿Qué es lo que intenta este Sr. Mejía? Lo que se busca aquí es usar al estado como alicate para pinchar a la Iglesia y su constitución interna, para conformarla a la fuerza a los nuevos "valores" imperantes en nuestra cultura. Oremos por Mons. Betancourt, que todavía el espectro de su encarcelación no se ha levantado.

  • Fortalecer el verdadero humanismo es el título de una reciente comunicación semanal emitida por el Arzobispo de Valencia, España, mon. Agustín García-Gasco Vicente. En esta nota nos explica que La defensa de los derechos humanos en nuestro planeta está siendo letalmente carcomida por el relativismo, por la arbitrariedad a la hora de reconocer los derechos humanos de los más débiles y desprotegidos. Eso es así. Y las fuerzas que se hacen pasar por nuestras vanguardias culturales debería de sentir vergüenza al negarse a falsear o ignorar esta verdad. Por eso, amigos, hay que resistirles.

  • Finalmente, en un editorial absurdo, titulado, No se juega con la constitución, el editor del diario puertorriqueño El Nuevo Día en su edición digital, ataca al senador Jorge de Castro Font por este atreverse a proponer enmendar la Constitución para incorporarle lo sus valores como católico y como ser humano. El editor acusa al senador de buscar congraciarse con los grupos religiosos más conservadores y se jacta de que que la Constitución de Puerto Rico es reconocida como una de las constituciones de más avanzada en el mundo y no debe ser alterada a la ligera. ¿Reconocida por quién? Miren, la Constitución de Puerto Rico por buena que haya sido, ya está mostrando su edad y necesita un remozamiento urgente. ¿Y qué si esta hubiese de incorporar principios católicos de justicia social y buen gobierno? A juzgar por el desbarajuste que existe en la Isla y el estado general de desorientación de moral social que allí existe, se puede concluir fácilmente que se necesita un nuevo documento puesto al día para proteger nuestra democracia e identidad cristiana. Porque le guste al editor de El Nuevo Día o no, Puerto Rico es una sociedad cristiana de raíz CATOLICA. Eso es parte indeleble de nuestra identidad que debe de ser reconocida en nuestra Carta Magna de gobierno. Y el senador, como todo puertorriqueño, tiene el derecho a expresarse al respecto.
  • Y eso es todo por ahora. Tal vez en el futuro exploraré lo que hablan en la blogosfera boricua según lo descubra en PuertoBlogs, visitando algunos sitios y rindiéndoles mi precioso comentario. Será tal vez la próxima vez, o la que le sigue. Quién sabe…sólo el Señor.

    Islam y derechos humanos

    Fuente: ACEPrensa.

    ¿Es compatible el islam con los derechos humanos y la democracia? Esta cuestión se debate hoy en dos ámbitos: en el más general, la discusión se plantea sobre la universalidad de los derechos humanos frente a los particularismos culturales o religiosos; en el ámbito de Occidente, los interrogantes se suscitan como consecuencia de la integración de inmigrantes musulmanes, y apuntan hacia la armonización del islam con los valores inspiradores de las democracias occidentales.

    En sus diversas aportaciones, los autores de este libro, Islam y derechos humanos, analizan la concepción islámica de los derechos humanos desde una perspectiva jurídica. La obra tiene en cuenta tanto la posición adoptada por los Estados islámicos en la preparación, ratificación y aplicación de los convenios internacionales sobre derechos humanos aprobados en el seno de Naciones Unidas, como el contenido de tres específicas declaraciones de derechos promovidas por la Organización de la Conferencia Islámica.

    Dentro de este marco, su estudio se centra en aquellos aspectos de los convenios donde las diferencias son más acusadas y su aprobación suscita más dificultades, como consecuencia del cumplimiento de ciertos mandatos contenidos en la "sharia" o ley religiosa islámica. Esto ocurre principalmente con la tutela de la libertad religiosa y el derecho a cambiar de religión, la igualdad de derechos de la mujer, la protección de los derechos del menor y los derechos educativos.

    Todos los autores coinciden en definir la posición de los Estados islámicos como ambivalente: por un lado, han ratificado la Declaración Universal de Derechos Humanos de 1948, así como otros textos internacionales de derechos humanos. Pero, por otro, relativizan esos compromisos hasta casi vaciarlos de operatividad, al someterlos a la "sharia" o ley religiosa islámica, para lo cual se sirven bien de la interposición de reservas o de declaraciones interpretativas que les eximen del cumplimiento de las obligaciones derivadas de esos derechos, o bien optan por recurrir a la elaboración de sus propias declaraciones de derechos humanos islámicas.

    El resultado final, según los autores, es que estas declaraciones acaban justificando la perpetuación de violaciones de los derechos humanos fundándose en razones religiosas o culturales.

    Según Motilla, las declaraciones islámicas aceptan la igualdad en dignidad humana pero no de derechos cuando así lo determina la "sharia". En esos casos, el trato diferente según las creencias, el sexo o la condición de la persona, estaría legitimado y no sería discriminatorio.

    Respecto a la libertad religiosa, el estatuto de los no musulmanes que se infiere de las declaraciones estudiadas por Motilla y García Pardo se acerca más a la tolerancia que a la plena libertad religiosa. Por otra parte, ambos autores destacan la prohibición de cambiar de religión, considerada como una auténtica traición a la familia y a los conciudadanos (penada en algunos casos con la muerte), y la prohibición de realizar proselitismo religioso, entre las restricciones más evidentes del derecho de libertad religiosa. Hay otras muchas, vinculadas a la mujer, al menor y a la educación, que son analizadas por el resto de autores en los respectivos campos temáticos.

    La estructura de la sociedad musulmana es un reflejo de la organización familiar. Esto explica, según Rossell, que el derecho de familia permanezca como uno de los últimos baluartes del derecho religioso aplicado en los Estados islámicos. Y así, mientras que en muchos países islámicos se aprecia una progresiva desaparición de la discriminación de la mujer en el ámbito público, en el ámbito privado pervive sobre todo en el matrimonio y en las relaciones familiares. No obstante, la convivencia entre el derecho positivo y la "sharia" en esta materia no se ha afrontado por igual en todos los países islámicos. En algunos, como Túnez, Argelia o Marruecos, se han dado pasos importantes para adecuar las leyes sobre el estatuto personal a lo dispuesto por las normas internacionales, aunque perviven muchas discriminaciones.

    Los autores coinciden en que la percepción de los derechos humanos en las declaraciones islámicas obedece a su raíz teológica, lo que "hace –según Motilla– que éstos descansen, no en un supuesto Derecho natural, como normas impresas por Dios en la naturaleza humana en el modo en que se entiende en la tradición católica, sino en el Derecho revelado por Dios a su Profeta".

    Pero, tal y como reconocen los autores, no existe una idea monolítica sobre la concepción y el reconocimiento de los derechos humanos ni en la doctrina islámica ni entre los Estados islámicos. Los niveles de apertura y flexibilidad varían notablemente.

    martes, abril 24, 2007

    La razón, amiga de la fe y de la ciencia

    Giuseppe Tanzella-Nitti señala los equívocos en el debate sobre el “diseño inteligente”

    Fuente: ACEPrensa

    En los últimos tiempos algunos científicos materialistas se han lanzado a publicar obras de divulgación para descalificar la religión. Al mismo tiempo volvía la polémica en EE.UU. sobre la evolución y el "diseño inteligente". Preguntamos sobre las relaciones entre pensamiento científico y religión a Giuseppe Tanzella-Nitti, que antes de ser profesor de Teología Fundamental, en la Universidad Pontificia de la Santa Cruz (Roma), obtuvo un doctorado en astronomía (1). Tanzella-Nitti es uno de los editores del "Diccionario Interdisciplinar de Ciencia y Fe" (cfr. Aceprensa 65/03), y fundador de un grupo de trabajo que se ocupa de difundir información cualificada y rigurosa sobre estas cuestiones (www.disf.org).

    — En los últimos meses ha renacido el debate entre teología y pensamiento científico, como lo muestran las discusiones sobre la evolución biológica del hombre, el "diseño inteligente" y, en general, el papel de la razón en la fe. ¿A qué se debe este nuevo interés?

    — Es cierto que la relación entre ciencia y fe está volviendo a la actualidad. Pero hay que advertir que muchos temas que la opinión pública considera que pertenecen a la teología o a la fe, son ante todo filosóficos. Preguntarse si este mundo tiene un Creador, qué es el ser humano ante Dios, cuál es su puesto en la creación y qué sentido tiene el mundo en que vivimos, son antes que nada problemas filosóficos. Pertenecen a la cultura del género humano y han inspirado sus manifestaciones culturales y espirituales. El hombre se aventura en estas cuestiones ejercitando su razón, incluso antes que apelando a posturas confesionales, es decir, ligadas a la revelación bíblica o a otras tradiciones religiosas.

    Es claro que de las respuestas a estos interrogantes dependerán también las respuestas que demos a nuestros problemas morales, y por lo tanto a las elecciones que pueden guiar una sociedad y sus leyes. Y justo en este paso tan delicado es donde se inserta la apelación que el cristianismo hace a la razón, reconociéndola no solo como parte de su historia, sino también como condición de su progreso.

    — ¿A qué se refiere en concreto?

    — En los últimos años, en que la religión es vista por la mayoría de la gente como una dimensión privada, casi exclusivamente subjetiva, ligada a la emotividad y al sentimiento, el magisterio de la Iglesia (y también no pocos pensadores) ha vuelto a insistir en las relaciones entre cristianismo y razón, entre religión y razón. Este ha sido el tema de fondo de la encíclica "Fides et ratio" de Juan Pablo II. También Benedicto XVI ha hablado de esto en diversas circunstancias, como en el discurso en la Universidad de Ratisbona.

    La razón, en la fe y en la ciencia

    — Esta común apelación a la razón ¿cómo podría iluminar las relaciones entre pensamiento científico y teología cristiana?

    — Consideremos el tema de la evolución. Si quiere respetar la razón, la teología cristiana tiene que tomar en consideración los conocimientos ciertos que la ciencia puede proporcionarle sobre la historia del género humano, incluida su historia biológica, y emplearlos en su tarea de comprender la Palabra de Dios y hacerla comprensible a los hombres de su tiempo.

    Por su parte, la ciencia debería estar vigilante para no transformarse en ideología. Así ocurre cuando la ciencia cede a la tentación del cientismo y del positivismo, dando respuestas, basadas solo en el método empírico, a cuestiones de orden filosófico, como por ejemplo cuál es la razón última de mi presencia en el mundo, o qué es una persona. Así sucede también cuando considera intocables algunas de sus afirmaciones, aun tratándose de teorías sometidas a debate por una parte no despreciable de otros científicos. La búsqueda de la verdad y la apelación al logos se oponen a la ideología, tanto en la fe como en la ciencia.

    — El tema de la relación entre evolución y creación y el del "diseño inteligente" han atraído la atención de la opinión pública en el último año. En los EE.UU. el asunto ha acabado incluso en los tribunales. ¿Qué es lo que está en juego para el cristianismo y para la fe?

    — Desde la perspectiva cristiana, la evolución biológica y la creación son plenamente compatibles: podríamos afirmar que la evolución –tomando este término no en un significado ideológico, sino en su simple dimensión biológica, como continuo progreso de la complejidad, funcionalidad y morfología de los vivientes–, es en el fondo la manera en que Dios crea.

    Pero entre teología y biología existe una diferencia importante: la teología cristiana no trata de comprender al hombre a partir de las especies inferiores, como hace en cambio la ciencia, sino que sigue el camino inverso: es decir, se esfuerza por comprender el sentido de toda la evolución biológica, y quizá de la evolución cósmica, a partir del hombre.

    El evolucionismo, como todos los "ismos", es por el contrario una posición filosófica: si se lee con atención la Humani generis de Pío XII, se verá que habla del evolucionismo en el contexto del historicismo y del materialismo, criticando la visión apriorística de que el mundo y el hombre sean un producto del azar, del absurdo, que en este universo no haya ningún sentido que comprender, porque no venimos de ninguna parte ni vamos hacia nada ni hacia nadie. Afirmar que nuestra vida carece de sentido no puede ser nunca una conclusión de la ciencia, sino solo una ideología.

    Algo importante en juego

    — La propuesta del "diseño inteligente", hoy vista como alternativa al darwinismo, ¿pertenece al campo científico o al religioso?

    — En el origen de esta corriente de pensamiento hay científicos, no teólogos o predicadores televisivos. Ellos han llamado la atención de los estudiosos sobre el hecho de que la presencia de algunas formas en la naturaleza no podía explicarse con los mecanismos del darwinismo clásico, sino que parecía requerir que existieran procesos innatos en algunos órganos y funciones, que, independientemente de las situaciones ambientales o de la selección natural, están destinados a realizarse antes o después.

    Si llamar a esto "diseño inteligente" puede hacer pensar en un Creador que actúa oculto, todo depende del énfasis que hagan los autores: de hecho entre los que sostienen tal corriente hay también científicos no creyentes. La cuestión se ha complicado por el hecho de que los creacionistas –grupos protestantes que mantienen un literalismo bíblico nada teológico– han hecho guiños a los representantes del "diseño inteligente", y estos se han prestado algunas veces al juego, favoreciendo así que los mass media los asociaran un tanto apresuradamente. En el mismo saco ha terminado después cualquiera que crea que existe un Creador y que el mundo responde a su proyecto inteligente.

    Una vez más, modos distintos de entender los mismos términos crean equívocos. Hay un "diseño inteligente" defendido por aquellos biólogos que consideran insuficientes los mecanismos darwinianos, para los cuales el término "inteligente" es en cierto modo una metáfora (la ciencia empírica no puede de hecho demostrar, con sus solos métodos, la existencia de una finalidad inteligente), y hay un "diseño inteligente" que pertenece al pensamiento teológico, que reconoce el mundo como obra del Creador, fuente de inteligencia, pero también sin duda de amor y de voluntad de salvación.

    — ¿Se trata solo de equívocos, sin que haya nada más en juego?

    — En absoluto. En el centro de este debate está en juego la misma visión del hombre, lo que no es poco. ¿Se trata solo de un animal, resultado de una ciega evolución biológica, o al menos de un animal racional, como sostenía Aristóteles, lo que deja espacio a una fuente trascendente de su racionalidad? A mi juicio, es esto lo que se debate, y de esto dependen decisiones de gran importancia: de la bioética a la tecnología, de las leyes que hacen los parlamentos al juicio sobre nuestros comportamientos individuales y sociales.

    [(Nota(1) La versión original y más amplia de esta entrevista ha sido publicada en "Studi Cattolici", n.º 553 (marzo 2007)].

    lunes, abril 23, 2007

    Podcast: "El cultivo del silencio interior" - Final

    Hola amigos, quiero compartir con Uds. el sexto y final podcast de la serie, El cultivo del silencio interior, el cual puede ser escuchado directamente aquí, o descargado de aquí para escucharlo en su IPod o MP3 Player.

    Este podcast cierra esta serie:
  • Parte I
  • Parte II
  • Parte III
  • Parte IV
  • Parte V
  • Final
  • El escrito original, Silencio y Escucha frente a la cultura del ruido y la superficialidad, por el Sr. José A. Pagola, puede ser descardo de aquí.

    domingo, abril 22, 2007

    No nos van a callar

    Amigos, nos informó El Visitante, el Semanario Católico de Puerto Rico la semana pasada:
    Organizaciones denuncian censura mundial

    Vivian Maldonado Miranda

    Portada de El Visitante, 15-21 de abril 2007Una censura mundial a la oposición del “matrimonio” homosexual que ha llevado a proponer, incluso, un organismo que certifique las iglesias y apruebe qué discursos religiosos se pueden decir, es parte de lo que denuncian diferentes organizaciones cristianas y pro-vida.

    Por un lado, el diario digital con sede en España, Forum Libertas, publicó la noticia “Inglaterra estrecha el cerco gay contra los que disientan”, el pasado 19 de marzo. En la misma, denuncia que los parlamentarios británicos recomendaron que las escuelas privadas “sean forzadas a modificar sus enseñanzas religiosas para que cumplan las regulaciones sobre orientación sexual”.

    “El informe de los parlamentarios dice que a los alumnos se les puede enseñar que ‘ciertas religiones’ ven la homosexualidad como pecaminosa, pero no estará permitido enseñar [en los colegios] las creencias doctrinales de una religión particular como si fuesen objetivamente verdaderas”, agrega la noticia.

    El reportaje digital cita que en abril entran en vigor las leyes que prohíben el discrimen por “orientación sexual”—homosexual, bisexual o heterosexual—, por lo que se introdujeron en los planteles libros de cuentos para niños de cuatro años de edad en adelante con personajes y temas homosexuales, lésbicos o transexuales. Entre ellos, “El rey y el rey”, trata sobre un príncipe que rechaza a las princesas y se enamora de otro hombre. Además, el cuento de una niña del espacio con dos mamás y otra historia sobre dos pingüinos machos que se enamoran en un zoológico.

    El escrito también cita que a las enfermeras en Escocia, por instrucciones del Servicio Nacional de Salud en este país, se les instruyó a que eviten las palabras “papá y mamá” cuando hablen con los niños. Deben decir “progenitores, tutores o cuidadores”. “Tampoco se permiten las palabras esposo, esposa, matrimonio”, amplía el escrito, para lo que se les instruyó a las enfermeras que digan “parejas”, “próximos” o “parientes”.

    Por su parte, la organización Vida Humana Internacional (VHI), en una cita de Noticias Globales, denuncia que algunos funcionarios en Canadá perdieron su trabajo por no estar dispuestos a celebrar matrimonios entre personas del mismo sexo. Al respecto, también menciona que el consejero escolar Chris Kempling fue suspendido de su cargo sin derecho a sueldo por escribir una carta al lector en un diario local, en la que criticaba el proyecto sobre la re-definición del matrimonio.

    En el mismo Canadá, VHI denuncia que la Comisión de Derechos Humanos de Ontario multó por $5,000 al dueño de una imprenta por negarse a imprimir el material de una organización gay. A su vez, tres alcaldes canadienses fueron acusados ante esa misma Comisión por discriminación, porque se negaron a proclamar la “Semana de Orgullo Homosexual”.
    Por favor, continúen leyendo aquí.

    Comentario. Amigos, los enemigos de la Iglesia nos quieren amordazar. El proceso ya va a todo vapor en naciones que se definen a sí mismas como "democracias." Dicen que somos "odiosos," por eso nos quieren callar, quieren terminar imponiéndonos su visión moral mientras se canta como víctimas diciendo que somos nosotros los que queremos imponer nuestra moralidad sobre ellos.

    ¡No te dejes engatusar! Estos activistas han manipulado y continuarán manipulando nuestras democracias para imponernos con la fuerza de la ley sus puntos de vista. Si piensas que esto no puede pasar en la Isla o en los Estados Unidos, reconsidera. La tiranía está a la vuelta de la esquina.

    Pssst. Déjame decirte un "secreto." NO NOS VAN A CALLAR. ¡Pero no se lo digas a nadie!

    Los humildes heredarán la tierra

    Un extracto y traducción del libro The Passion of the Lamb, por el Padre Thomas Acklin, OSB.
    La voz de la Iglesia Católica ha sido una consistente al venir insistiendo en la defensa de la verdad del evangelio por todo el mundo en estos tiempos tan confusos, particularmente en lo que respecta a la defensa del valor de la vida humana en todas sus etapas de desarrollo. Ahora más que nunca es importante no tener miedo alguno, que respondamos a la gracia que nos protege de la cobardía para que así la Iglesia continúe proclamando su mensaje con la valentía que Cristo le ha dado y que el Espíritu Santo sostiene dentro de ella.

    La persecución de la Iglesia Católica en nuestros tiempos ha creado un miedo hipersensible a la posibilidad de pleitos judiciales y un terror a la distorsión de las intenciones de la Iglesia en los medios de comunicación. Pero no debemos caer en la tentación de simplemente insinuar lo que queremos decir a través de declaraciones cuidadosamente fraseadas para ser emitidas por un portavoz, habiendo sido antes coladas por una falange de abogados. Las voces de los pastores y seguramente también la de la grey deben de hacerse cada vez más bravas e insistentes y claras. Y nuestras voces deben de ser siempre amables para que, no importa cuánto nos acusen o de qué, para que como Cristo, nunca seamos culpables de sembrar odio.

    sábado, abril 21, 2007

    Las mentiras de los medios de comunicación

    Se cuestiona la cobertura que dan los medios a los temas religiosos.

    Por el padre John Flynn, para Zenit.Org

    CIUDAD DEL VATICANO, viernes, 20 abril 2007 (ZENIT.org).- Los medios y la religión no suelen tener una fácil relación. No es que los periodistas ignoren los temas religiosos, es sólo que falta calidad en la cobertura. El cardenal Tarcisio Bertone, secretario de estado del Vaticano, llamaba la atención sobre ciertas discrepancias.

    En una entrevista a una revista francesa, el cardenal criticaba la cobertura dada por la prensa a la Iglesia católica, informaba el 31 de marzo Reuters. Con frecuencia, indicaba, los medios se concentran en los temas de controversia como el sexo y el aborto, mientras ignoran la labor caritativa llevada a cabo por miles de organizaciones católicas en el mundo.

    «Los mensajes de la Iglesia son sometidos a cierta manipulación y falsificación por algunos medios occidentales», afirmaba el cardenal Bertone.

    El cardenal también decía que se dio información falsa del discurso de Regensburg de Benedicto XVI, del pasado septiembre, con una atención indebida a una cita del Papa a lo que un emperador bizantino decía sobre los musulmanes. El discurso en realidad era una discusión sobre el papel que Dios juega en la sociedad.

    «Los comentaristas que sacan frases de su contexto en una extrapolación engañosa ejercen su labor de forma deshonesta», afirmaba el cardenal Bertone.

    El cardenal también se refirió a la atención dada al documental de Discovery Channel, «La Tumba Perdida de Jesús». Afirmaba que la publicidad dada a tales argumentos engañosos debilita la fe de la gente.

    El documental, emitido el 4 de marzo, es un ejemplo de cómo los reportajes de los medios pueden dar una impresión falsa de los hechos. James Cameron, el director de cine, afirmaba que había una evidencia estadística sólida de que el osario encontrado en un suburbio de Jerusalén en 1980 podía haber contenido los huesos de Jesús y de otros miembros de su familia, informaba el 26 de febrero Associated Press.

    Pronto se examinó la excesiva atención dada por los medios al documental. El Washington Post informaba el 28 de febrero que el arqueólogo bíblico William Dever afirmaba del sensacionalismo que rodeaba el documental: «Sólo pienso que es una vergüenza la forma en que esta historia está siendo inflada y manipulada».

    «Es un truco publicitario, y hará a estos chicos muy ricos, y afectará a millones de personas inocentes porque no saben lo suficiente para separar los hechos de la ficción».

    Presunciones dudosas

    Carl Bialik, que escribe una columna sobre estadísticas para el Wall Street Journal, sometió a examen la supuesta evidencia estadística sólida tras el documental. En un artículo el 9 de marzo, Bialik consideraba la afirmación de que encontrar una tumba con los nombres de Jesús y otros miembros de su familia era tan increíble estadísticamente que era una prueba de que de verdad se trataba de la tumba de Jesús.

    Las afirmaciones estadísticas del documental se basaban en el trabajo del estadístico de la Universidad de Toronto, Andrey Feuerverger. Su trabajo demostraba supuestamente que hay una entre 600 probabilidades de que al venir los nombres sobre la tumba juntos en una familia ésta no pertenezca a Jesús de Nazaret.

    Pero Bialik apuntaba que este cálculo se basaba en muchas presunciones. Hay diferencias de opiniones sobre cómo deberían interpretarse las inscripciones de la tumba. Elegir interpretaciones diferentes de las del documental debilita gravemente la prueba estadística de que sea la tumba de Jesús, afirmaba.

    Además de los problemas de interpretación de los nombres, hay también evidencias sólo parciales sobre la frecuencia de estos nombres en la población de la época. Ivo Dino, profesor adjunto de estadística en la Universidad de California, Los Angeles, manifestaba a Bialik: «No estaría a gusto tratando con un número como este, porque la audiencia en general no entenderá que es muy, muy subjetivo».

    Las supuestas revelaciones del documental forman parte de una patrón de la cobertura de los medios de cara a la Pascua, explicaba Charlotte Allen, editora de Beliefnet, en un artículo de opinión publicado el 4 de marzo en el Los Angeles Times.

    «Todas estas ‘revelaciones’ son parte de una constante industria casera que construye versiones alternativas del cristianismo que uno ya tiene», comentaba Allen. Con frecuencia los «evangelios» nuevamente descubiertos u otros documentos responden a la necesidad de personas o grupos de encontrar una forma doctrinal alternativa que se adapte a sus ideas personales de cómo debería ser el cristianismo, añadía.

    «Las personas que encuentra las nociones de pecado, salvación, expiación y una vida tras la muerte increíbles o repugnantes puede borrarlas de sus cosmologías personales encontrando un documento antiguo donde no estén», observaba Allen.

    Revelaciones posteriores

    Como si se tratara de una señal, el titular del Times de Londres informaba el 21 de marzo de que «Jesús no fue un trabajador milagroso».

    El artículo informaba del contenido del libro escrito por Benjamín Iscariot, con Jeffery Archer y Francis Molony, titulado «El Evangelio según Judas». Se aseguraba a los lectores del Times que el libro había sido «publicado con la aprobación del Vaticano», y que mostraba que «Jesús no volvió el agua en vino, ni calmó la tormenta en el Mar de Galilea ni anduvo sobre los aguas».

    Como apuntaba el periódico Guardian en su reportaje del 21 de marzo sobre el libro, Archer es más conocido por escribir novelas, y hace poco sufrió una pena de prisión por perjurio. Además, el artículo dejaba claro que el Vaticano no apoyaba el libro.

    Hablando en el lanzamiento del libro, el padre Stephen Pisano, rector del Pontificio Instituto Bíblico, afirmaba que su participación en el evento no significaba que «el instituto, el Vaticano o el Papa apoyen este libro».

    Conforme se acercaba la Pascua venían más cosas. El 3 de abril, el New York Times publicaba un artículo sosteniendo que no hay evidencias arqueológicas del éxodo de Egipto de los judíos guiados por Moisés. Se decía que Zahi Hawass, arqueólogo jefe de Egipto, había afirmado que la historia del Éxodo es «un mito».

    El contexto de la historia del New York Times era curioso. Hawass guiaba a un grupo en un viaje a un fuerte recientemente descubierto al norte del Sinaí, y su comentario sobre el Éxodo fue resultado de la pregunta de un reportero sobre el tema.

    Esta afirmación, que parecía haber sido hecha de paso presentando descubrimientos arqueológicos de diferente naturaleza, se convirtió luego en la base de un artículo de 900 palabras en el New York Times. Además, el artículo destacaba por no incluir opinión o reacción alguna contrastada sobre la veracidad histórica del Éxodo.

    Presentación de las noticias

    La cuestión sobre la cobertura de los medios también surge de la forma en que se presentan o interpretan los acontecimientos. Un caso interesante como ejemplo fue cómo informaron los periódicos de las protestas en Turquía a la última visita del Papa el pasado noviembre.

    Un reportaje el 27 de noviembre en una página web española que examina la cobertura que los medios dan a la Iglesia, «La Iglesia en la Prensa», consideraba las diferencias en los titulares de periódicos de España e Italia.

    Durante la visita, grupos hostiles a la Iglesia católica y a la presencia de Benedicto XVI organizaron una marcha de protesta. Los periódicos españoles subrayaron la hostilidad al Papa y la presencia de miles de manifestantes. En contraste, los titulares de prensa italianos observaron que el número de manifestantes era mucho menor en número que lo pronosticado.

    Los reportajes de los días previos a la protesta hablaron de más de un millón de personas que tomarían las calles. En realidad sólo fueron de 15.000 a 20.000 personas. Los titulares de los periódicos españoles, no obstante, ignoraron de forma deliberada el fracaso de la protesta.

    La lección aquí, como dice el Catecismo de la Iglesia Católica, es que «los usuarios deben imponerse moderación y disciplina respecto a los mass-media» (No. 2496). Quienes usan los medios, continúa, «Han de formarse una conciencia clara y recta para resistir más fácilmente las influencias menos honestas».

    El Catecismo advierte con razón a los fieles en contra de la pasividad en relación a los medios, y recomienda que sean consumidores vigilantes de lo que se dice o se muestra. Dado el comportamiento reciente de los medios sobre la religión, es una sabia recomendación.

    jueves, abril 19, 2007

    Favorece Arzobispo de San Juan «Uniones Compartidas»

    Amigos, según ENDI, el Arzobispo de San Juan, Monseñor Roberto González Nieves,
    …propuso ayer sustituir las uniones de hecho propuestas en el Código Civil por “uniones compartidas” que incluyen a todas las personas que viven bajo un mismo techo.

    Bajo ese concepto jurídico las parejas de un mismo sexo podrían disfrutar de derechos porque González Nieves definió las “uniones compartidas” como aquellas constituidas por dos o más personas que residan bajo un mismo techo y exista entre ellas un conjunto de derechos y deberes que nacen de la vida en común o de un pacto expreso.

    González Nieves dijo que su propuesta es una ampliación a la ponencia que presentó el 14 de febrero pasado para oponerse a las uniones de hecho propuestas en el Código, que son aquellas constituidas por dos personas, que sin estar casadas, viven bajo el mismo techo de manera afectiva, y pública y continúa por un periodo mayor de tres años.

    Mantuvo ayer su oposición a las uniones de hecho porque señaló que son una equiparación del matrimonio. También se opuso a que se le otorguen a las parejas de un mismo sexo el derecho a adoptar o procrear.
    Por favor, siga leyendo aquí.

    Comentario. He leído este tipo de propuesta anteriormente en la revista estadounidense National Review, una revista puntal de movimiento conservador y órgano de varios intelectuales católicos notables, tales como su fundador William Buckley y el académico Michael Novak.

    La idea es la siguiente: si el estado va a expandir el concepto de "unión civil" más allá del matrimonio natural, este reconocimiento no tiene que ser verbalizado en términos de "matrimonio homosexual" pues este, no sería matrimonio válido ni legal por definición. El concepto de "matrimonio" queda reservado a una pareja entre un hombre y una mujer que unen sus talentos y fortunas para traer al mundo nuevos ciudadanos.

    La nueva legislación sería completamente indiferente al sexo o relación familial de los convivientes. Simplemente se limitaría a reconocer una comunidad de usufructos y la sociedad de ayuda mutua constituida por los convivientes. Así, la relación entre dos hermanos o hermanas, un papá o mamá sobreviviente cohabitando con un hijo o hija, dos primos, dos amigos, lo que sea, serían reconocidas por el estado y por la sociedad en general como teniendo varios derechos que antes eran privativos de cónyuges o de padres e hijos.

    Lo bueno de una legislación diseñada de este modo es que no se le concederían derechos especiales a personas homosexuales como tal, pero que no habría nada en la legislación que les impidiese a ellos a aventajarse de los privilegios constitutivos de la nueva ley y de lograr el reconocimiento legal y social de sus "uniones compartidas," cuyos privilegios serían funcionalmente idénticos a los del matrimonio.

    Así se formarían dos tipos de uniones humanas reconocidas por el estado, el matrimonio natural y estas uniones compartidas que abarcarían una amplia gama de relaciones humanas, no solamente aquellas entre personas homosexuales.

    De este modo también, aquellas sectas protestantes o no cristianas que quieran bendecir las uniones entre personas del mismo sexo quedan libres de hacerlo y nosotros los católicos, ortodoxos, episcopalianos y protestantes bíblicos quedarían libres de las presiones del estado, sean directas o indirectas, de reconocer uniones entre personas del mismo sexo como "matrimonios."

    Si esto es lo que el arzobispo tiene en mente, ¡buenísima idea! Espero que la Asamblea Legislativa le dé forma próximamente.

    Constitución Modelo del Estado de Puerto Rico - Archivada

    Amigos, la Constitución Modelo del Estado de Puerto Rico, un documento que yo escribí hacen casi cuatro años, está disponible para descargarse en formato PDF de aquí.

    Para los que no sepan a qué me refiero, cuando hablo del "Estado de Puerto Rico" me refiero a su admisión política a los EE.UU. como un estado más. "Estadidad" es la calidad de ser estado; "estadismo" o "estadoísmo" es el movimiento político que impulsa la estadidad en Puerto Rico y "estadistas" o "estadoístas" el nombre propio que se les da a sus partidarios.

    Cuando escribí esta constitución modelo hacen casi cuatro años, mi propósito era el de idear la posible forma en que el futuro estado de Puerto Rico podría estar organizado políticamente. Es un esbozo de todo lo que es posible bajo el sistema federal estadounidense, basado en un estudio comparativo de las constituciones de los estados de California, Florida, Hawai, Luisiana, Nuevo México, y Texas, así como la proyectada Constitución de la Unión Europea y tomando prestado también ideas de las constituciones de otros países tales como Italia, Irlanda y las Islas Filipinas. La presente constitución de Puerto Rico, vigente desde el 1952, sirvió de precedente y de molde inicial y una gran parte de su texto subsiste en la Modelo.

    En esta Constitución Modelo propuse una serie de mejoras a a la constitución actual de Puerto Rico:
    • Un artículo definidor del estado, su propósito y jurisdicción.

    • Un convenio o pacto con los EE.UU. garantizando la protección del idioma y la cultura.

    • Un artículo pro-Vida fortalecido

    • Una legislatura unicameral

    • Un gobernador con términos limitados asistido por un vicegobernador

    • Una judicatura electa por voto directo en elecciones no partidistas.

    • Regionalización de servicios a través de nuevas subdivisiones Provinciales

    • Limitación del papel del estado en la economía

    • Protección constitucional al empleado público, institución de un código de ética, y compromiso con la transparencia

    • Descentralización del Departamento de Educación

    • Un nuevo convenio con la familia.
    Ni en ese entonces ni ahora me hago de ilusión alguna respecto a que este texto sea el que prevalezca en todo o en parte cuando Puerto Rico sea admitido como estado y reconozco que varias de sus ideas podrían resultar controversiales. Mi deseo era y sigue siendo el de esbozar el futuro y crear interés y discusión para que los amantes de Puerto Rico continuemos ideando e imaginando la estadidad.

    Pero ahora me encuentro muy pesimista en cuanto a la estadidad.

    Francamente, veo la estadidad mucho más lejos ahora que como la veía a finales del siglo pasado o al principio de este. Los cambios en las circunstancias mundiales, en los EE.UU. y en Puerto Rico han degradado la opción estadista de una de probabilidad antes de 1998 a una de posibilidad antes del 9/11 y ahora, a una mera eventualidad en los próximos diez años. Y mientras el bochinche fratricida cunda en las filas estadistas en Puerto Rico, más lejos aun estará la estadidad.

    De todos, quiero que este texto esté disponible a los estudiosos sobre el tema si no como una Carta Magna práctica y realista, entonces como la visión política y testimonio de un católico creyente en la democracia, la libertad, la Cultura de la Vida y la solidaridad entre los puertorriqueños y entre nuestros pueblos.

    - Constitución Modelo del Estado de Puerto Rico

    miércoles, abril 18, 2007

    Corte Suprema de los EE.UU. ratifica prohibición sobre método abortivo

    Amigos, de acuerdo a ENDI/AP:
    Washington - La Corte Suprema de Estados Unidos ratificó hoy la prohibición de un tipo de aborto incluida en una ley que fue firmada por el presidente George W. Bush en el 2003.

    El ente judicial determinó por 5-4 que el procedimiento, que consiste en extraer el feto intacto del útero de la mujer, para luego aplastarlo o escindir el cráneo, no viola el derecho constitucional de la mujer para abortar.

    Los oponentes de la ley, que tiene alcance nacional, “no han logrado demostrar que es inconstitucional en una fracción considerable de los casos relevantes”, escribió el juez Anthony Kennedy en representación de la mayoría.
    La decisión de la Corte Suprema es una victoria para Bush y para los grupos que se oponen al aborto, quienes esperaban un dictamen así de un ente que se ha vuelto más conservador desde el acceso de Bush a la Casa Blanca.

    Es la primera vez que la corte prohibe un caso sobre cómo efectuar un aborto.
    Por favor, siga leyendo aquí.

    Comentario. Amigos, estas son muy buenas nuevas para los millones de indefensos que son sentenciados a muerte por el crimen de atreverse a vivir dentro de los vientres de sus madres con la excusa de que no han respirado su primer trago de aire. La decisión también representa un golpe a la industria abortífera en lo EE.UU., a la subcultura "médica" que le da vida y la mantiene corriendo, y la vanguardia "progresista" que la justificaba por todos los medios.

    Esto me llena de esperanza. Tarde o temprano, la decisión Roe v. Wade que una vez legalizó el aborto en los EE.UU caerá, pero ya para más de 40 millones de víctimas es demasiado tarde.

    lunes, abril 16, 2007

    Vedado de Centroamérica charlatán boricua que se dice «anticristo»

    Amigos, la agencia de noticias Reuters informa que los gobiernos de las hermanas repúblicas de El Salvador, Guatemala y Honduras, le prohibieron la entrada a sus respectivos países al cultista boricua José Luís de Jesús Miranda, quien se hace llamar "Jesucristo Hombre" y "anticristo", multimillonario líder de la secta "Creciendo en Gracia". Reuters cita a Miranda refiriéndose a los sacerdotes como "maricones" y llamando "pequeñas muñecas" a las pesadas estatuas de Jesús que encabezan procesiones con miles de devotos durante la Semana Santa. Fustigando al Papa, Miranda dijo que a este "le debe dar vergüenza" y le ordena "ponerse los pantalones como hombre y decir la verdad y que pare de enseñar esta mierda," de acuerdo a Reuters. Cuando el presidente de El Salvador, Tony Saca, prohibió a Miranda entrar a su país el pasado mes de marzo, describiendo al cultista como "un peligro para la salud mental," Miranda contestó "que el país debería ser castigado con un terremoto por su decisión." Carlos Cestero, el "obispo de obispos" del culto de Miranda y su mano derecha declaró en defensa de Miranda que "los gobiernos de estos pequeños países son marionetas de la Iglesia Católica," según Reuters. Algunos de sus seguidores más generosos le han donado a Miranda sus empresas, autos de lujo, joyas y casas en Houston y Miami Beach, según sus seguidores más cercanos, concluye el reportaje.

    Lean el artículo completo aquí. La referencia a "maricones" ("faggots") ocurre en la versión en inglés, la cual pueden leer aquí.

    Comentario. De acuerdo a mi experiencia, cuando una persona recurre a la vulgaridad para defender sus ponencias, es que no le queda más razón. No que Miranda alguna vez tuvo razón alguna, lo que implica que sus declaraciones lo hunden más profundamente en la cuneta de la falsedad y el embuste.

    Me alegro que no le dejaran entrar a estos países. Espero que los gobiernos de Costa Rica, Panamá y Nicaragua tampoco lo dejen entrar a timar y robarle el dinero a la gente pobre de sus países. Y el hecho de que amenazó con un "terremoto" como castigo a la gente de El Salvador demuestra elocuentemente que este charlatán ni es Cristo, ni que su corazón se encuentra cerca de El.

    Qué persona más ridícula y desvergonzada es este timador.

    viernes, abril 13, 2007

    El derecho de resistencia

    Amigos, antes de retirarme por el fin de semana quiero compartir con Uds. los párrafos 400 y 401 del Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia, que creo son relevantes a la situación actual en Puerto Rico:
    400 Reconocer que el derecho natural funda y limita el derecho positivo significa admitir que es legítimo resistir a la autoridad en caso de que ésta viole grave y repetidamente los principios del derecho natural. Santo Tomás de Aquino escribe que « se está obligado a obedecer ... por cuanto lo exige el orden de la justicia ». El fundamento del derecho de resistencia es, pues, el derecho de naturaleza.

    Las expresiones concretas que la realización de este derecho puede adoptar son diversas. También pueden ser diversos los fines perseguidos. La resistencia a la autoridad se propone confirmar la validez de una visión diferente de las cosas, ya sea cuando se busca obtener un cambio parcial, por ejemplo, modificando algunas leyes, ya sea cuando se lucha por un cambio radical de la situación.

    401 La doctrina social indica los criterios para el ejercicio del derecho de resistencia: « La resistencia a la opresión de quienes gobiernan no podrá recurrir legítimamente a las armas sino cuando se reúnan las condiciones siguientes: 1) en caso de violaciones ciertas, graves y prolongadas de los derechos fundamentales; 2) después de haber agotado todos los otros recursos; 3) sin provocar desórdenes peores; 4) que haya esperanza fundada de éxito; 5) si es imposible prever razonablemente soluciones mejores ». La lucha armada debe considerarse un remedio extremo para poner fin a una « tiranía evidente y prolongada que atentase gravemente a los derechos fundamentales de la persona y dañase peligrosamente el bien común del país ». La gravedad de los peligros que el recurso a la violencia comporta hoy evidencia que es siempre preferible el camino de la resistencia pasiva, « más conforme con los principios morales y no menos prometedor del exito ».
    Y espor eso, amigos y hermanos, que ¡Resistiremos!

    miércoles, abril 11, 2007

    Intelectuales puertorriqueños que sufren de analfabetismo moral

    Antonio Fernós López, Norma Rodríguez Roldán y Ricardo Alfonso García.

    Amigos, lo que enfrentamos en Puerto Rico es un problema de "analfabetismo moral." Esta condición es endémica en nuestras vanguardias intelectuales. Esto se deduce claramente de lo que estos mismos intelectuales proclaman creer.

    Personajes como el ya discutido Antonio Fernós López, o como la directora de la Escuela Graduada de Trabajo Social de la UPR, Norma Rodríguez Roldán, y el profesor Ricardo Alfonso García, de la Clínica de Asistencia Legal (Sección de Derechos Humanos y Discrimen por Orientación Sexual) revelan terribles incoherencias en sus ponencias al decir o solidarizarse con disparates como este citado hoy en un artículo en ENDI:
    Las concepciones moralistas-religiosas no deben guiar la revisión del Código Civil, mucho menos cuando se aplican selectiva e inconsistentemente contra un grupo o sector, .
    La moralidad natural no se deriva, como estos intelectuales dicen frecuentemente, de las "leyes naturales" que se deducen de la ciencia empírica. La moralidad, derecho, o ley natural es más bien el fruto de una reflexión filosófica ordenada que lleva al estudiante a considerar el principio y fin de los seres humanos como seres racionales y examinar su naturaleza común. Mezclar el empirismo con este tipo de reflexión sin distinguir categorías es caer en una falacia elemental que lleva a conclusiones viciadas.

    Por eso es que yo digo que estos profesores son analfabetas morales, incapaces siquiera de elucidar una gramática moral que sea coherente y que valide sus planteamientos. Una sociedad concebida sin moralidad precedente sería una que niegue al ciudadano sus derechos inalienables, donde el ejercicio arbitrario del poder será cosa cotidiana y la violencia, sea violencia física o judicial contra individuos e instituciones que no se ajusten a los reclamos de la nueva "moralidad," cuestión rutinaria.

    La moral natural precede a la ley humana positiva—esa que se formula en congresos, parlamentos y asambleas legislativas. Eso es así por que el concepto de «justicia» es un principio moral y solo después legal, en cuanto a su aplicación práctica. Por eso es que robar es un delito, y también el rapto, la violación, el perjurio y el homicidio. Estos actos son delitos en tanto son injusticias. Negar la existencia de una moralidad precedente a la ley es negar que estos actos sean delitos punibles porque sin moralidad precedente, conceptos como «justicia» y «equidad» pierden vigencia. Negar a priori la preeminencia de la moralidad sobre la ley humana positiva lleva a absurdos.

    Negar la existencia de una moralidad precedente también destruye la posición legal de los abogados del homosexualismo. Si no hay moralidad precedente, esta afirmacion del profesor Ricardo Alfonso García estaria plagada de contradicciones y de fuerza moral:
    La prohibición de matrimonio entre personas del mismo sexo no promueve ningún interés apremiante del Estado y, por lo tanto, es inconstitucional en tanto viola el debido proceso de ley sustantivo, la igual protección de las leyes, y la protección contra los ataques abusivos al dignidad y a la vida privada y familiar
    Si no hay moralidad precedente, entonces no hay justicia, porque la justicia es un concepto moral, como vimos. Por lo tanto, ¿qué nos importa que haya o no justo proceso de ley y equidad? ¿Cómo puede el Prof. García quejarse coherentemente de los ataques abusivos al dignidad y a la vida privada y familiar si no hay moralidad precedente?

    Si no hay moralidad precedente, ¿qué nos importaría el comportamiento ajeno por destructivo que sea? ¿Por qué molestarnos en legislar? ¿Qué valor tendría la «dignidad» individual si no hay moralidad precedente? ¿No es la «dignidad» otro concepto moral? Sin moralidad precedente tendríamos que permitir a todos a vivir con completa libertad ya que el derecho a la autonomía persona, o sea, a ser nuestra propia ley, sería absoluto.

    Las afirmaciones de García asumen la existencia de una moralidad precedente a la ley positiva, por supuesto que sí, aunque él no lo quiera reconocer. La diferencia es que a él no le gusta la moralidad que hasta ahora nos ha regido y la quiere cambiar por un facsímile que le deje a una minoría a hacer lo que le venga en gana, sin respetar la integridad de la cultura y de la sociedad puertorriqueña.

    Encuentro curioso ver a esta gente que se dice sentirse oprimida porque otros les imponen su moralidad, virando la tortilla para tratar de imponernos la de ellos, la de una minoría, sobre el resto de nosotros.

    El conflicto que vemos en Puerto Rico es uno entre moralidades opuestas, aunque nuestras elites lo quieran disfrazar como luchas a favor de la "tolerancia" y la "libertad." Lo que los defensores del homosexualismo intentan hacer es reformar radicalmente la moralidad natural precedente que ha sido hasta ahora el eje de nuestro sistema legal, y sustituirla por una moralidad artificial, incoherente y oportunista a como dé lugar.

    No te dejes engatusar por estos personajes que se creen peritos en el asunto; que no se aprovechen de tu nobleza y te caminen por encima. Acuérdate que son analfabetos morales.

    Haz valer tus principios. Llama a tu legislador y déjale saber que tú no quieres cambio alguno en la moralidad natural que como hasta ahora ha sido el fundamento de nuestras leyes. Que en Francia, España y Alemania hagan lo que quieran, que en Puerto Rico seguiremos obrando bien.

    Intolerancia sin máscara

    Milton Picón - Presidente de Morality In Media y pastor evangélico
    “Intolerancia es la incapacidad de considerar seriamente la alternativa a una proposición” (G.K. Chesterton)

    Se oye hablar de literatura de odio e intolerancia, pero, a menos que uno se tome el tiempo de leer “Mein Kampf” (Mi lucha) de Adolfo Hitler, no tiene la oportunidad de saborear de primera mano ese género de escritos.

    Hasta estas últimas semanas. La discusión sobre la revisión del código civil se había mantenido dentro de un ambiente de respeto, hasta los otros días.

    Un columnista quien se identifica como un catedrático de la reconocida universidad del País, ha suscrito un ensayo que refleja una actitud que confiamos sea la excepción. Es difícil buscar el adjetivo correcto para describir su ensayo, pero “perturbador” parece una buena selección.

    Esta persona indudablemente apoya en bloque todas las enmiendas propuestas al Código Civil. Pero no es el apoyo incondicional de personas a las enmiendas lo que es perturbador, sino lo que dicen él y otros sobre quienes no las apoyan. Según algunas personas las siguientes expresiones o adjetivos son aplicables a los opositores del Código o a sus acciones: “faltos de información jurídica elemental”, “fanático ignorante”, “republicanos yankófilos” “indignos sucesores”, “arrogancias ignorantes”, “bufos”, “payasos”, “alucinados fanáticos irracionales”, “histeria calvinista”, “gritos de Sodoma y Gomorra”, “púlpitos medievales” y “mercaderes de la fragilidad humana”.

    El uso peyorativo de estas palabras y expresiones no solamente revelan odio y hostilidad hacia todo el que no endosa el nuevo Código, sino hacia quienes en general difieren de él, o sea, hacia casi un 90% de la población puertorriqueña. La perturbación se convierte preocupación por varias razones.

    Primero, es incorrecto que el derecho constitucional favorezca el propuesto Código. Abogados y juristas que han expresado su apoyo total a las enmiendas propuestas han señalado correctamente que la legislación o código actual podría ser inconstitucional, no que es inconstitucional. Hasta ahora la ley es la ley actual. Ningún tribunal con jurisdicción sobre Puerto Rico ha declarado que aquí existe un derecho al matrimonio por parte de parejas de igual sexo o igual derecho para las parejas heterosexuales de hecho que para los matrimonios. El número de estados que han escogido proteger, a nivel de sus constituciones, el matrimonio entre hombre y mujer sobrepasa ya los 25, versus dos o tres que han querido optar por las uniones civiles o el matrimonio homosexual. Por ello la legislación actual podría ser inconstitucional o podría ser revalidada como constitucional, pero hasta el día de hoy es constitucional.

    Segundo, tampoco es correcto que la separación de Iglesia y Estado requiera que la Asamblea Legislativa ignore el punto de vista de quienes se oponen al nuevo Código por razones religiosas. De hecho, lo opuesto es la verdad: es discrimen por razón de punto de vista que el Gobierno rechace unos planteamientos por la sola razón de que tienen un fundamento religioso. La jurisprudencia actual ha creado una zona de acomodo donde no viola la separación de Iglesia y Estado cuando los valores religiosos se han convertido en valores societarios.

    Tercero, que catedráticos de una escuela de derecho aboguen por que se censuren como “dañinos” las opiniones de opositores a sus ideas resulta despreciable. Mucho más cuando representan instituciones que dan un grado doctoral religioso y tienen hasta una Oficina de Vida Religiosa. Que sus fundadores fueran presbiterianos señala a una raíz calvinista y que fueran misioneros apunta a que usaron del “púlpito medieval”.

    En estas circunstancias, podrá existir toda la libertad académica concebible, ¿pero ello justifica que profesores desprecien a grado sumo y públicamente los valores de la institución que les da albergue? ¿Dónde esta el respeto y la ecuanimidad?

    Cuarto, los asuntos sobre los que versa el proyecto de Código Civil no se circunscriben a los temas del matrimonio de parejas del mismo sexo como lo han querido presentar los ideólogos que lo favorecen. Un sinnúmero de asuntos que afectan profundamente las relaciones de parentesco están en revisión. En este contexto no es extraño que las emociones sean fuertes y las posiciones contundentes.

    Para usar una imagen de Lawrence H. Tribe, se trata de un enfrentamiento entre absolutos. El lenguaje destemplado e inflamatorio, las etiquetas discriminatorias, las generalizaciones infundadas y los ataques “ad hominem” no son argumentos a favor de las ideas de quien los profiere sino simple y llana irresponsabilidad que promueve el discurso de odio.
    Comentario. Excelente contestación por parte del Rvdo. Picón a la columna del catedrático Antonio Fernós López que apareció la semana pasada en ENDI, titulada, Confusión sobre el Código Civil. Yo también escribí un epígrafe al respecto el mismo día, Cuidado con los juristas vestidos con piel de oveja.

    - Fuente: ENDI

    martes, abril 10, 2007

    Decálogo para una campaña sobre la homosexualidad

    Juan Luis Lorda, Profesor de Teología de la Universidad de Navarra.

    Desde hace unos meses se ha intensificado en los medios de comunicación una campaña que busca privilegios para las uniones homosexuales. Como tiende a confundir los datos, hay que hacer un esfuerzo por aclararse.
    1. Cualquier consideración sobre la sexualidad parte de la base de que es una función biológica con un orden orgánico evidente y claramente visible. Los actos homosexuales lo contradicen, como contradice la función de comer introducirse alimentos por la oreja.

    2. Desde el punto de vista biológico, sólo hay dos sexos: varón y mujer. El sexo está impreso en todas y cada una de las células del cuerpo humano y tiene una expresión muy clara en los órganos sexuales. Muy excepcionalmente, se dan casos de hermafroditismo (mezcla parcial de caracteres sexuales), que suele comportar serias alteraciones orgánicas y requerir intervenciones quirúrgicas.

    3. La homosexualidad no es hermafroditismo. Tampoco es un fenómeno perfectamente determinado y estable. Cualquier persona puede sentir alguna vez afectos o intereses que podrían considerarse homosexuales. Pero se considera propiamente homosexualidad al interés y deseo sexualmente intenso y permanente hacia personas del mismo sexo, y falta de atracción por personas del sexo contrario. Esto puede variar porque no es un estado o tendencia definitiva. También puede asociarse a alteraciones psíquicas más profundas.

    4. Según la literatura especializada y la experiencia común, esa inclinación suele producirse por condicionamiento del ambiente familiar o cultivada por el sujeto. Se suele formar en la juventud por una interrupción en el desarrollo espontáneo de los intereses sexuales, asociada a deficiencias en la autoestima como varón o como mujer. Y se refuerza por el condicionamiento, si se da una práctica homosexual. Por más que se ha buscado, no se ha podido demostrar que exista una predisposición genética.

    5. Sentir una inclinación sexual no hace a una persona ni mejor ni peor. La moral y la honradez de las personas no dependen de las inclinaciones que sienten, sino de lo que libremente quieren y hacen. Por otra parte, sentir no da derecho a nada ni ante la moral ni ante la ley. La inclinación habitual e intensa por el dinero, por ejemplo, no da derecho a apropiárselo.

    6. Sienta lo que sienta, toda persona tiene que esforzarse en controlar sus impulsos. Esto cuesta a todos, y, a veces, puede resultar difícil. Por eso, el sistema educativo y el ambiente social deben ayudar a controlarse más que a desatarse. El descontrol sexual es una de las mayores causas de infelicidad y violencia en el ser humano.

    7. Si la práctica homosexual es muy arraigada, puede no bastar el esfuerzo personal y necesitar ayuda externa. Si no se consigue controlar la conducta o hay mucho sufrimiento, es conveniente acudir a especialistas con experiencia en esta terapia (evitar ideólogos). Mejor si tienen un criterio cristiano. Merece comprensión y ayuda, como cualquier otra dificultad en la vida.

    8. Desde el punto de vista social, la relación homosexual es una relación privada, que sólo afecta a dos particulares, no aporta ningún beneficio público y es bastante inestable. La familia en cambio es una unión que se orienta por sí misma al amor mutuo y a la procreación y educación de los hijos. Encauza y despliega intensas fuerzas naturales de cohesión, de paternidad y de maternidad. Y contiene un enorme potencial humano, educativo, económico y asistencial. Por eso, cada familia es un bien de alto interés social, que es conveniente distinguir y proteger.

    9. Se hace violencia a las cosas (y mucho daño al orden social) cuando se confunde la relación homosexual con el matrimonio y la familia. Por otra parte, si se le conceden privilegios, se discrimina injustamente otras formas de convivencia humana sin sexo: dos hermanos, parientes o amigos que viven juntos (sin sexo) o las comunidades religiosas. Por supuesto, la inclinación o la relación homosexual no añade ninguna capacidad para adoptar o educar niños.

    10. El cristianismo cree que la vida humana es sagrada y que el sexo debe vivirse siempre dentro del matrimonio como manifestación de la entrega mutua de los esposos y quedando abierto a la vida. Subordina el sexo a la entrega de los esposos y a la vida. Otra cosa es inmoral. En cambio hay un liberalismo sexual que pone en primer lugar el derecho a disfrutar del sexo. Y está dispuesto a sacrificarle el matrimonio, la familia y la vida humana. Por eso, el cristianismo es una cultura de vida. Mientras que este liberalismo sexual es una cultura de muerte. De hecho, a medida que se difunde, hay más traiciones al amor, más familias que se disuelven y más madres que matan a sus hijos antes de nacer.
    Los cristianos tenemos el derecho y el deber de exponer honradamente nuestras convicciones; que son perfectamente coherentes y respetuosas con la naturaleza del sexo, del amor conyugal y del misterio de la vida, y muy beneficiosas para la vida social. Al defenderlas no tratamos de ofender a nadie, sino de ayudar a todos.

    lunes, abril 09, 2007

    Homilía Pascual del Papa Benedicto XVI - AD 2007

    Papa Benedicto XVIVATICANO, 08 Abr. 07 / 04:35 am (ACI).- El Papa Benedicto XVI invitó a los católicos este Domingo de Resurrección a imitar la fe de Tomás, primero incrédulo y luego creyente, y pronunciar el “Señor mío y Dios mío” ante las tragedias del mundo de hoy que ponen a prueba la fe del creyente, pero que exigen también un testimonio de la victoria del Resucitado.

    En el momento más intenso de la homilía pronunciada durante la Misa del Domingo de Resurrección, celebrada en el atrio de la Basílica Vaticana a las 10:30 a.m. –hora de Roma- el Santo Padre se preguntó: “¿El dolor, el mal, las injusticias, la muerte, especialmente cuando afectan a los inocentes - por ejemplo, los niños víctimas de la guerra y del terrorismo, de las enfermedades y del hambre-, ¿no someten quizás nuestra fe a dura prueba?”.

    “La humanidad actual –siguió el Pontífice- espera de los cristianos un testimonio renovado de la resurrección de Cristo”; y por eso propuso al Apóstol Tomás como un modelo para los cristianos de hoy.

    En efecto, el Papa señaló que si en este Apóstol que pidió meter su mano en el costado de Cristo para creer “podemos encontrar las dudas y las incertidumbres de muchos cristianos de hoy, los miedos y las desilusiones de innumerables contemporáneos nuestros, con él podemos redescubrir también con renovada convicción la fe en Cristo muerto y resucitado por nosotros”.

    Concluida la Santa Misa, el Santo Padre se dirigió a la logia principal de la Basílica Vaticana desde donde pronunció e impartió el mensaje y bendicón "Urbi et Orbi" y envió sus saludos pascuales en 62 lenguas.

    Lea la homilía completa aquí.

    domingo, abril 08, 2007

    Domingo de Pascua de la Resurrección del Señor - AD 2007

    Secuencia Pascual

    Ofrezcan los cristianos
    ofrendas de alabanza
    a gloria de la Victima
    propicia de la Pascua.

    Cordero sin pecado
    que a las ovejas salva,
    Dios y a los culpables
    unió con nueva alianza.

    Lucharon vida y muerte
    en singular batalla,
    y, muerto el que es la Vida,
    triunfante se levanta.

    «¿Qué has visto de camino,
    María, en la mañana?»
    «A mi Señor glorioso,
    la tumba abandonada,

    los ángeles testigos,
    sudarios y mortaja.
    ¡Resucitó de veras
    mi amor y mi esperanza!

    Venid a Galilea,
    allí el Señor aguarda;
    allí veréis los suyos
    la gloria de la Pascua. »

    Primicia de los muertos,
    Sabemos por tu gracia
    que estás resucitado;
    la muerte en ti no manda

    Rey vencedor, apiádate
    de la miseria humana
    y da a tus fieles parte
    en tu victoria santa.

    ¡Cristo ha resucitado! ¡En verdad ha resucitado!
    La muerte no tendrá la última palabra.

    sábado, abril 07, 2007

    Hermanos de sangre y ... amantes

    Amigos, el colega y hermano en Cristo, David Morrison, blogmaster de Sed Contra, compartió con su audiencia anglohablante el pasado mes de marzo sus comentarios sobre una noticia publicada en la BBC acerca de una pareja de alemanes, Patrick Stuebing y Susan Karolewski quienes son hermanos de sangre y amantes también. Traduzco seguidamente el epígrafe de David para nuestros lectores:
    ¿Ven la pareja alemana en la fotografía a la derecha? Bueno, pues son amantes sin estar casados, no que eso sea algo sorprendente en estos días, y son padres de cuatro niños lo que es poco usual, pero todavía no es nada extraordinario.

    También son hermanos de sangre. Y sabían que eran hermano y hermana cuando empezaron a ser amantes y continuaron teniendo sexo como hermano y hermana llegando a concebir y a dar a luz a cuatro niños. Y como el incesto es contra la ley en Alemania, ellos están intentando anular estas leyes contra el incesto utilizando argumentos bien familiares a los oídos del público americano [y puertorriqueño, añado yo] curtidos en las batallas libradas en nuestro país sobre si reconocer o no el matrimonio entre personas del mismo sexo.

    El abogado de la pareja, Endrik Wilhem, ha apelado al cuerpo judicial supremo de Alemania, la Corte Constitucional Federal, para que esta ordene la abolición de las leyes prohibiendo el incesto en ese país.

    Bajo el código penal de Alemania, el cual data de 1871, el sexo entre familiares cercanos es un crimen punible por hasta tres años de prisión.

    "Esta ley es obsoleta y viola los derechos civiles de la pareja."

    "¿Cómo es que padres discapacitados, o gente con enfermedades hereditarias, o mujeres mayores de 40 años de edad se les deja tener hijos? Nadie dice que esto es un crimen.

    "Esta pareja no le está haciendo daño a nadie. Esto es discriminación. Y dicho sea de paso, no debemos de olvidar lo valioso que es todo niño," dijo el Dr. Wilhelm.

    ¿Qué más se puede decir? En picada seguimos para abajo.
    Comentario. Lo que implica el colega David en su blog es correcto. Si se legislase para reconocer el matrimonio entre personas del mismo sexo y para soslayar el matrimonio tradicional, no quedaría razón moral alguna para prohibir otro tipo de uniones, y la moral en sí quedaría reducida a los dictados de la ley humana positiva — a la legislación promulgada por los órganos de gobierno.

    Atiendan bien esta lección. Esto no es ya un caso hipotético. Esto es un caso actual. Esto está pasando ahora. No es un invento. Si el matrimonio entre un hombre y una mujer se echa a un lado, cualquier unión entre seres humanos, familiares o no, singular o plural, será posible. Y para aquellos que dicen que no hay diferencia fundamental entre los seres humanos y los animales, el negar el status único del matrimonio natural llevaría a uniones absurdas, porque lo único que se necesitaría para legislar es una minoría depravada que grite y gima que se le están violando sus derechos civiles para que la ley les acomode.

    Amigo y amiga que me lees, no te dejes engañar por las voces contrarias diciendo que esto no va a pasar, voces como las de Antonio Fernós López y otros. Ellos, o se están haciendo los ingenuos o te están mintiendo.

    Llama a tu legislador y asegúrate que el nuevo Código Civil mantenga el matrimonio natural en su justo sitial y que no reconozca ante el estado y la sociedad ninguna unión de otro tipo.

    Declaración de la Conferencia Episcopal Puertorriqueña


    La Iglesia Católica que peregrina en Puerto Rico, con sus obispos, sacerdotes, diáconos, personas consagradas y fieles, comparte los gozos y las esperanzas del pueblo puertorriqueño y apoya toda gestión en favor de su genuino bienestar y concordia, y de su promoción material, social y espiritual. Por eso, ante la propuesta del nuevo Código Civil, reafirma algunos principios del derecho natural y de la multicentenaria cultura cristiana de nuestro País, referentes especialmente al libro de la familia.

    La Iglesia Católica:
    • Proclama la dignidad de la persona y la inviolabilidad de la vida humana desde el momento de la concepción hasta su fin natural. El respeto debido al derecho a la vida de todo ser humano inocente es incondicional e innegociable. Cualquier intervención con el embrión humano, no necesaria médicamente para su propio beneficio, y la destrucción de embriones humanos con el fin de usarlos en la investigación científica o con cualquier otro fin, son incompatibles con el respeto incondicional a su vida. De la misma manera, el aborto directo constituye un acto inmoral en todos los casos. La Iglesia ama y defiende la vida por encima de cualquier cálculo utilitario.

    • Anuncia la belleza y grandeza de la sexualidad humana como don precioso de Dios para la expresión del amor y la transmisión responsable de la vida. Todo acto sexual conyugal debe conservar intacto este doble significado. Y cualquier intervención artificial con la intención de hacer estéril el acto sexual humano es inmoral. La ética cristiana enseña que la sexualidad humana adquiere su plena expresión solamente en el matrimonio entre el hombre y la mujer.

    • Reafirmamos como única institución natural del matrimonio el consorcio indisoluble entre un hombre y una mujer en lo humano y en lo divino, para la mutua complementación y la ordenada procreación y formación de los hijos e hijas. Toda legislación que dé el nombre, derechos y funciones de “matrimonio” a cualquier unión de hecho, o entre personas del mismo sexo, es discriminatoria de la incomparable función del verdadero matrimonio en la vida de los esposos y en la crianza de los hijos e hijas.

    • Sostiene la firmeza y responsabilidades de la unión permanente de los esposos y lamenta la frivolidad de algunos causales de divorcio civil, sin exigir remedios sociales o terapéuticos en las crisis conyugales y moderar la presión de los medios de comunicación.

    • Cree en la institución de la familia de padre, madre, e hijos e hijas, como ámbito de entrega amorosa y complementación integral, frente al relativismo, individualismo, hedonismo y materialismo, que pretenden invadir, anular y explotar a la familia que es base y clave de toda sociedad humana.

    • La Iglesia Católica se une a las expresiones de otras confesiones religiosas y de personas de buena voluntad que ven amenazados los valores éticos de la familia y de la persona humana en los citados temas del nuevo Código Civil.

    • Invita a los legisladores a que, al redactar el nuevo Código Civil de Puerto Rico, asuman su responsabilidad en conciencia según la herencia cultural de sus padres, en la perspectiva futura de los hijos y con el respeto a la ley natural asignada por el Creador por encima de toda moda, degradación o intereses humanos.

    Sábado de Gloria de la Pasión del Señor AD 2007- Humildad Extrema

    Icono de Jesucristo - Humildad ExtremaTened entre vosotros los mismos sentimientos que Cristo:

    El cual, siendo de condición divina, no retuvo ávidamente el ser igual a Dios. Sino que se despojó de sí mismo tomando condición de siervo haciéndose semejante a los hombres y apareciendo en su porte como hombre; y se humilló a sí mismo, obedeciendo hasta la muerte y muerte de cruz. Por lo cual Dios le exaltó y le otorgó el Nombre, que está sobre todo nombre. Para que al nombre de Jesús toda rodilla se doble en los cielos, en la tierra y en los abismos, y toda lengua confiese que Cristo Jesús es SEÑOR para gloria de Dios Padre.

    - Filipenses 2:5-11 (Biblia de Jerusalén)


    viernes, abril 06, 2007

    Viernes Santo de la Pasión del Señor - AD 2007

    Oración ante un Crucifijo

    Mírame aquí, oh bondadoso, dulcísimo Jesús, postrado de rodillas en Tu divina presencia, para pedirte y rogarte, con todo el fervor de mi alma, que Te dignes grabar en mi corazón los más vivos sentimientos de fe, esperanza y caridad; un verdadero arrepentimiento de mis culpas, y un propósito firme de enmendarme de ellas, mientras con sumo afecto y dolor contemplo Tus cinco llagas, teniendo presente, oh buen Jesús, lo que ya había puesto en Tus labios el profeta David:“Han taladrado Mis manos y Mis pies; han contado todos Mis huesos.” Amén.

    La Cruz es...

    La cruz es la esperanza de los cristianos
    La cruz es la resurrección de los muertos
    La cruz es el camino de los perdidos
    La cruz es el salvador de los caídos
    La cruz es el bastón de los cojos
    La cruz es el guía de los que no ven
    La cruz es la fuerza de los débiles
    La cruz es la meta de los sacerdotes
    La cruz es la esperanza de los desesperados
    La cruz es la libertad de los esclavos
    La cruz es el poder de los reyes
    La cruz es el agua para las semillas
    La cruz es la consolación para los encadenados
    La cruz es la fuente para los sedientos
    La cruz es ropa para los desnudos
    ¡Gracias, Padre, por la cruz! Amén

    jueves, abril 05, 2007

    Jueves Santo de la Pasión del Señor - AD 2010


    El Cordero inmaculado nos sacó de la muerte a la vida
    Melitón de Sardes, obispo - Homilía sobre la Pascua 65-71


    Muchas predicciones nos dejaron los profetas en torno al misterio de Pascua, que es Cristo: a él la gloria por los siglos de los siglos. Amén.

    Él vino desde los cielos a la tierra a causa de los sufrimientos humanos; se revistió de la naturaleza humana en el vientre virginal y apareció como hombre; hizo suyas las pasiones y sufrimientos humanos con su cuerpo, sujeto al dolor, y destruyó las pasiones de la carne, de modo que quien por su espíritu no podía morir acabó con la muerte homicida.

    Se vio arrastrado como un cordero y degollado como una oveja, y así nos redimió de idolatrar al mundo, como en otro tiempo libró a los israelitas de Egipto, y nos salvó de la esclavitud diabólica, como en otro tiempo a Israel de la mano del Faraón; y marcó nuestras almas con su propio espíritu y los miembros de nuestro cuerpo con su sangre.

    Éste es el que cubrió a la muerte de confusión y dejó sumido al demonio en el llanto, como Moisés al Faraón. Éste es el que derrotó a la iniquidad y a la injusticia, como Moisés castigó a Egipto con la esterilidad.

    Éste es el que nos sacó de la servidumbre a la libertad, de las tinieblas a la luz, de la muerte a la vida, de la tiranía al recinto eterno, e hizo de nosotros un sacerdocio nuevo y un pueblo elegido y eterno. Él es la Pascua de nuestra salvación.

    Éste es el que tuvo que sufrir mucho y en muchas ocasiones: el mismo que fue asesinado en Abel y atado de pies y manos en Isaac, el mismo que peregrinó en Jacob y fue vendido en José, expuesto en Moisés y sacrificado en el cordero, perseguido en David y deshonrado en los profetas.

    Éste es el que se encarnó en la Virgen, colgado del madero, sepultado en tierra, y el que, resucitado de entre los muertos, subió al cielo.

    Éste es el cordero que enmudecía y que fue inmolado; el mismo que nació de María, la hermosa cordera; el mismo que fue arrebatado del rebaño, empujado a la muerte, inmolado al atardecer y sepultado por la noche; aquel que no fue quebrantado en el leño, ni se descompuso en la tierra; el mismo que resucitó de entre los muertos e hizo que el hombre surgiera desde lo más hondo del sepulcro.

    - Fuente: El Testigo Fiel

    miércoles, abril 04, 2007

    Cuidado con los juristas vestidos con piel de oveja

    Amigos, el catedrático de derecho puertorriqueño, Antonio Fernós López, escribió una columna para El Nuevo Día Interactivo publicada hoy, titulada Confusión sobre el Código Civil donde dijo el siguiente equívoco:
    La obediencia religiosa y la teología, son artículos del ámbito de las creencias espirituales. No pertenecen al ámbito de la Ley de los Hombres (y las Mujeres). Por eso también no están en las constituciones.

    Los papas ya no son soberanos padres de todos los soberanos ni coronan emperadores ni excomulgan monarcas. Y si no lo hace el Papa de Roma, menos podrán otros mercaderes de la fragilidad humana. ¡Basta ya! Legislen conforme a Derecho.
    Comentario. El Dr. Fernós es experto en ocultar su fanatismo y su estrechez de pensamiento bajo la respetable toga del letrado. Es más lo que no dice, que lo que dice. Y esto lo digo juzgando por el tenor del artículo completo, no solamente por estos dos párrafos. Pero vamos a lo que nos concierne.

    En la cultura occidental, el derecho romano que nos trasmitió la Iglesia se basa en la ley o moralidad natural. Así lo dijeron San Agustín y Santo Tomás de Aquino; como lo reafirmó el moralista Suárez en el siglo XVI cuando del seno de la Iglesia nació el concepto de derechos humanos y de derecho internacional. Sin embargo, la ignorancia de estos hechos que pasa por "ilustración" en nuestros rarificados círculos académicos ha llevado a "intelectuales" como el Dr. Fernós a falsificar la historia y el papel jugado por la Iglesia en el desarrollo del derecho.

    Invocar el espectro de conspiraciones vaticanas es una falacia de distracción y una calumnia. Negarles el derecho a personas de fe a influir en la formulación de las leyes y a brindar su filosofía legal al escrutinio de estas es una falta de respeto tanto a esas personas como al papel histórico de la Iglesia en este asunto.

    Ni nos vamos a callar ni nos vamos a rendir. Nos vamos a hacer escuchar y vamos a influir en estos procesos conscientes de nuestra responsabilidad social e histórica. Al Dr. Fernós y a todos los que les cantan sus glorias y ríen sus gracias, si no les gusta, que no se lo coman. Pero seguiremos nuestra resistencia.

    - Aprendan algo más sobre la ley natural en este artículo al respecto en la Enciclopedia Católica en inglés.

    martes, abril 03, 2007

    La Iglesia cultiva la semilla de la libertad en Cuba

    Y en toda América.

    Amigos, les invito a que lean el artículo del vaticanista italiano Sandro Magíster, titulado, Cuba. Cómo es que la Iglesia cultiva la semilla de la libertad. La pieza consiste de una entrevista al activista católico cubano Dagoberto Valdés Hernández. Así es que empieza:
    ROMA, 2 de abril del 2007 – Desde que Fidel Castro, al fines de julio del año pasado, dejado el poder formalmente, para Cuba y para la Iglesia católica cubana se ha iniciado la gran vigilia. El destino es más que nunca incierto. Pero la meta hacia la cual los católicos cubanos apuntan resueltamente se define con una palabra: libertad.

    Uno de los más autorizados testimonios de este camino de Cuba y de la Iglesia cubana hacia la libertad es Dagoberto Valdés Hernández, 52 años, tres hijos, ingeniero agrario, fundador, en 1993, del Centro de Formación Cívica y Religiosa de la diócesis de Pinar del Río y, en 1994, de la revista “Vitral”.

    Cuando Castro conquistó el poder en Cuba, en 1959, Valdés era un niño. Vivió los pocos meses de luna de miel entre la Iglesia y el nuevo régimen, pero sobre todo la larga fase de libertad anulada, de violencia institucionalizada, de persecución. En la universidad, como católico, le fue prohibido el acceso a las facultades de humanidades, y por lo tanto se especializó en agronomía. Pero su punto de referencia en cuanto a las ideas es Félix Varela, sacerdote, filósofo y político, padre de la independencia cubana y maestro de un liberalismo católico en muchos aspectos semejante al de pensadores contemporáneos suyos como Antonio Rosmini y Alexis de Tocqueville. Trabaja en la Empresa del Tabaco, pero a mitad de los años noventa el régimen lo castigó por la actividad de formación cívica que había comenzado a desarrollar en la diócesis de Pinar del Río. Lo obliga a recoger yaguas, un tejido fibroso que se obtiene de la palma y sirve para embalar el tabaco. Pero Valdés no se rinde, más aún, intensifica su actividad de formación. La revista “Vitral”, por el nombre de los ventanas multicolores que adornan muchas casas cubanas, se convierte en la voz de un pequeño pero influyente think-tank católico-liberal, baluarte de las ideas democráticas y de la visión humanística-cristiana del hombre en la Cuba comunista. Gracias al viaje de Juan Pablo II a Cuba, en 1998, en el Vaticano también se dan cuenta de él, aprecian su actividad y el año siguiente lo nombran miembro del Pontificio Consejo para la Justicia y la Paz.

    La que sigue es una de las pocas entrevistas que Dagoberto Valdés Hernández ha dado a un diario extranjero. Y es la primera en la que afronta directamente la cuestión de la transición de Cuba a la democracia, con una particular atención al rol de la Iglesia católica cubana.
    Por favor, continúa leyendo aquí.

    Comentario. El mito de que la llamada "revolución cubana" ha sentado una pauta de dignidad, igualdad, avance social, y progreso para los residentes de Cuba es uno muy arraigado en las mentes de nuestras vanguardias. Si hay un dogma fundamental entre ellos es este: que Fidel es el padre, el Ché es el hijo, y ahora Hugo Chávez es el espíritu santo de una trinidad socialista que supuestamente tiene los mejores intereses del pueblo pobre en mente, que su postura desafiante ante los EE.UU. es equivalente a una cruzada y que si no se están con ellos, pues se están contra ellos y contra todo lo bueno que ellos dicen defender.

    La realidad es más bien otra.

    Cuba es un país de infraestructura desquebrajada. Esto normalmente sucede cuando el gobierno central sobrecalienta la economía con gastos, pero después inhibe la iniciativa privada a desarrollar o a dar seguimiento al gasto original. Al país no producir suficiente renta para mantener la infraestructura creada por el gasto del gobierno central, el país entero se cae y su sociedad empieza a funcionar cotidianamente en modo de supervivencia.

    La miseria en Cuba no se debe al "bloqueo" de los EE.UU. Se debe más bien a la ineficiencia objetiva de un sistema al cual se aferra una oligarquía preocupada por mantener el poder y velar por sus intereses, primero bajo Fidel Castro y ahora bajo sus testaferros y sicarios mientras el gran Comandante agoniza lentamente.

    Este descenso paulatino hacia la miseria se ha verificado en toda nación que abraza el socialismo. Se observó en la Europa central y oriental antes de la caída del bloque soviético; se ha visto en la Argentina peronista y en el México priísta; se ve hoy día en Zimbabwe y en Norcorea y ya las grietas del desmoronamiento se asoman en la Venezuela "bolivariana." Estas son observaciones objetivas que las grandes mentes "científicas" forjadas por el marxismo achacan al error en la aplicación de su dogma, pero que rehúsan reconocer como síntomas de un defecto fundamental de su sistema.

    ¿Ven lo que pasa cuando al hombre se le ve solamente como un animal, sin alma y sin dignidad racional propia? Si al hombre se le ve solamente como un animal que requiere ser amaestrado mediante el uso efectivo de violencia y adoctrinamiento político como si fuese una foca o un león de circo, tarde o temprano surgirá alguien que trate a los seres humanos de ese modo, y hasta disfrazado de "libertador." Una vez este "libertador" y su claque lleguen al poder, dividirá esa sociedad entre amaestradores y animales y el país entero se convierte en un circo de espectáculos, apariencias y payasadas. Esto viene pasando en Cuba y amenaza con suceder en otros de nuestros lares hispanos. Pero ya eso es otro tema.

    Y ahora, entra la Iglesia, la única entidad en Cuba donde el cubano puede ser libre, porque es ahí que su alma puede escapar de las cadenas que los sicarios del sistema quieren imponerle. Es en la Iglesia donde el cubano puede escapar la miseria que le rodea y la humillación de un sistema que lo trata como un animal y no como a un ser pensante dotado de una dignidad individual inalienable como hijo de Dios que es. La Iglesia tiene en sus manos el destino de esa sufriente isla.

    Dagoberto representa un activismo católico auténtico y completo. Durante esta Semana Santa, oremos por Dagoberto y por los que con él luchan por una Cuba libre, justa, democrática y cristiana, por un Puerto Rico mejor, y por un nuevo amanecer de justicia y paz en toda América.