martes, enero 31, 2006

Cristianismo y progreso

Ha dejado una huella inconfundible en el desarrollo de Occidente

Dr. Rodney StarkWACO, Texas, sábado, 21 enero 2006 (ZENIT.org).- La idea de que el éxito de Occidente ha dependido de haber superado las barreras religiosas para progresar es un «completo absurdo», afirma el autor de un nuevo libro.

Rodney Stark (foto a la derecha) defiende esta tesis en «The Victory of Reason: How Christianity Led to Freedom, Capitalism, and Western Success» (Random House) (La Victoria de la Razón: Cómo el Cristianismo llevó a la Libertad, al Capitalismo y al Éxito de Occidente).

Stark, profesor de sociología en la Universidad Baylor, sostiene que, en contraste con otras creencias que acentúan el misterio y la intuición, la teología cristiana privilegia la razón. Este factor --no la geografía, ni un sistema agrícola más productivo, ni la reforma protestante-- está detrás del ascenso de Occidente, sostiene.

El autor observa que está visión está contraste con la postura de muchos intelectuales occidentales del siglo XX. Éstos han mantenido que Occidente se puso por delante de otras culturas precisamente por su capacidad de superar las barreras religiosas para progresar. El crédito que dan a la religión se limitaba a reconocer la aportación del protestantismo, como si los quince siglos anteriores de cristianismo tuvieran poca importancia, dice Stark.

En un capítulo sobre la unión entre razón y teología en el cristianismo, Stark presenta por qué discrepa con estos intelectuales. El ascenso de Occidente, mantiene, se ha basado en cuatro victorias primarias de la razón:
-- La fe en progreso dentro de la teología cristiana;

-- La transmisión de esta fe en progreso a las innovaciones técnicas y organizativas, muchas de ellas fomentadas por los monasterios;

-- La razón ha informado la teoría y práctica políticas, permitiendo la libertad personal;

-- La razón se aplicó al comercio, dando como resultado el desarrollo del capitalismo.
Un don de Dios

Desde los primeros siglos del cristianismo, los Padres de la Iglesia enseñaron que la razón era un don de Dios y el medio para aumentar la comprensión de la Escritura y la revelación. Las religiones orientales, por el contrario, carecieron de la figura de un Dios consciente y todo poderoso, que pudiera ser objeto de reflexión teológica.

El judaísmo y el Islam tenían el concepto de un Dios suficiente para sostener la teología. Pero dentro de estas religiones la tendencia fue hacia una postura construccionista que concebía la escritura como algo que entender y aplicar, no como la base para una investigación posterior.

El cristianismo considera a Dios un ser racional y el universo como creado por Él. De esta forma, a la comprensión humana le aguarda una estructura racional. Y para plantear el desafío estaban los teólogos de la Iglesia católica, que durante siglos se implicaron en un cuidadoso razonamiento que llevó al desarrollo de la doctrina cristiana. Pensadores de primer orden como Agustín y Tomás de Aquino, explica Stark, celebraban el uso de la razón como un medio para lograr penetrar en las intenciones divinas.

Así, cuando tuvo lugar la revolución científica en el siglo XVI, no fue una irrupción repentina del pensamiento secular. Más bien, surgió de siglos de progreso sistemático de loa pensadores escolásticos medievales, y se sostuvo por una invención cristiana del siglo XII, las universidades.

Progreso medieval

Stark dedica un capítulo a derribar la idea de los «Tiempos Oscuros». Mucho antes de que tuvieran lugar el renacimiento y la ilustración, la ciencia y la tecnología europeas habían superado con mucho al resto del mundo. La idea de que la época medieval fue un periodo de estancamiento «es una caricatura creada por los intelectuales del siglo XVIII, antirreligiosos y amargamente anticatólicos», escribe Stark.

Fue en estos siglos cuando se desarrollaron la energía del agua y el viento de forma extensa, permitiendo avances enormes en la manufactura de bienes. Y los notables avances de la tecnología agrícola aumentaron los campos de cultivo que permitieron alimentar las ciudades.

Lejos de oponerse a tales avances técnicos, el cristianismo les dio la bienvenida y los promovió. Por el contrario, tanto el Imperio otomano como China se opusieron a la construcción de relojes mecánicos, por ejemplo. Tampoco la actividad económica tuvo que esperar al protestantismo para prosperar, afirma Stark. Las órdenes monásticas crearon una suerte de proto-capitalismo.

Estimulados por los aumentos de productividad debidos a los avances tecnológicos, los monasterios desviaron la tendencia a una economía de subsistencia hacia un sistema de especialización y comercio. A su vez, esto facilitó el aumento de la economía de moneda, como opuesta al trueque, y la creación del crédito y el préstamo de dinero.

Los monasterios también desarrollaron la ética del trabajo y el aprecio por el valor del esfuerzo económico - mucho antes de la llegada del protestantismo.

Además, los teólogos cristianos (es decir, católicos) redefinieron ideas relacionadas con la carga de intereses y los precios justos de los bienes -elementos esenciales para el desarrollo del capitalismo. Stark también dedica amplio espacio a subrayar el desarrollo del capitalismo en las ciudades estado italianas, que estimularon economías prósperas siglos antes la reforma.

Libertad e igualdad

Aunque las condiciones para el desarrollo del capitalismo han existido en algunos países, en ocasiones faltaba el elemento esencial de la libertad, impidiendo así el progreso económico. La libertad, sostiene Stark, es una victoria de la razón y fue apoyada por los teólogos cristianos que durante mucho tiempo teorizaron sobre la naturaleza de la igualdad y los derechos individuales. De hecho, el trabajo de los teóricos políticos seculares de tiempos posteriores, como John Locke, suelen basarse en ideas desarrollados por eruditos de la Iglesia.

El cristiano en general enseña el valor del individuo y pone de relieve la importancia de la responsabilidad personal en las decisiones morales. Unido a esto está el concento de voluntad libre. Esto era un cambio radical con respecto al pasado, algo evidente, por ejemplo, en la literatura. Stara sugiere comparar las tragedias griegas, donde los personajes son cautivos del destino, con Shakespeare, donde los protagonistas son claramente responsables de sus acciones.

Stark sostiene además que el nacimiento de la democracia en Europa occidental debe sus orígenes, no a la filosofía griega recuperada, sino a los ideales cristianos. El mundo clásico proporcionó ejemplos de democracia, pero éstos no se arraigaban en asumir la igual de todos los ciudadanos. Los ideales enseñados en el Nuevo Testamento, sin embargo, pusieron la base para afirmar la igualdad fundamental de todas las personas.

Los derechos de propiedad, otra condición previa vital para el capitalismo, también deben sus orígenes al cristianismo. Tanto la Biblia como los teólogos más importantes defienden la propiedad privada. Tomás de Aquino sostenía que el poseer propiedades es inherente a la naturaleza humana.

La enseñanza cristiana también contribuyó mucho al concepto de separación entre la iglesia y el estado, y a la limitación de los poderes del soberano sobre los ciudadanos. Estos dos factores permitieron a Occidente evitar un punto muerto del sistema político que condujera al uso arbitrario e ilimitado de la autoridad política, que obstaculiza el desarrollo de una economía moderna.

Razón y fe

Stark no reclama originalidad alguna por sus ideas. Precisa que historiadores eminentes como Henri Pirenne y Fernand Braudel establecieron hace mucho que los hechos históricos contradicen la noción de que la ética protestante del trabajo fue la fuerza que estuvo detrás del capitalismo.

Luego, en 1925, el conocido filósofo y matemático Alfred North Whitehead declaró que la ciencia surgió en Europa debido a la fe en la posibilidad de la ciencia, a su vez derivada de la teología medieval. Con todo, estas verdades se han visto oscurecidas por los mitos populares, afirma Stark.

Al concluir, Stark se pregunta si el cristianismo es irrelevante para la modernidad, ahora que la ciencia y el capitalismo se han establecido tan firmemente. Pero, se apresura a cuestionar, ¿si el cristianismo fuera irrelevante cómo podemos explicar su rápida expansión en muchos países?

Stark observa que en África están creciendo las denominaciones cristianas y, en muchas partes del mundo, las iglesias protestantes están convirtiendo a gran número de personas, o quizá de forma más precisa, cristianizando a muchos que previamente no habían practicado su religión. El cristianismo también está creciendo en China, a pesar de la oposición del gobierno.

«Para muchos no europeos, hacerse cristiano es intrínseco a ser moderno», afirma Stark. Razón y fe, al parecer, no están destinadas a oponerse.

- Visite el sitio-web del Profesor Rodney Stark.

domingo, enero 29, 2006

Jesús es el despreciado – para acogerle

Beata Madra Teresa de CalcutaAmigos, este fin de semana he estado bien ocupado, con mucho trabajo, estudio y lectura en materias pertinentes a mi profesión, académicas y espirituales. La semana entrante promete ser igual de ocupada y el fin de semana próximo más aun que este que cierra.

Una de las lecturas que he logrado terminar ha sido la del libro de Peggy Noonan, titulado Juan Pablo el Grande — Recordando a un Padre Espiritual. En ese libro la autora comparte la siguiente meditación escrita por la Beata Madre Teresa de Calcuta, la cual no he encontrado enteramente en la Red, y la quiero compartir con todos ustedes:
Jesús es el hambriento – para alimentarle
Jesús es el sediento – para saciarle
Jesús es el desnudo – para vestirle
Jesús es el desamparado – para cobijarle
Jesús es el enfermo – para sanarle
Jesús es el solitario – para amarle
Jesús es el despreciado – para acogerle
Jesús es el leproso – para lavarle sus llagas
Jesús es el mendigo – para sonreírle
Jesús es el borracho – para escucharle
Jesús es el loco – para protegerle
Jesús es el pequeño – para abrazarle
Jesús es el ciego – para guiarle
Jesús es el mudo – para hablar por Él
Jesús es el tullido – para caminar junto a Él
Jesús es el drogadicto – para ser su amigo
Jesús es la prostituta – para salvarle del peligro y ser su amigo
Jesús es el prisionero – para visitarle
Jesús es el anciano – para servirle.

miércoles, enero 25, 2006

Carta Encíclica "Dios es Amor" del Papa Benedicto XVI

Amigos, el Papa Benedicto XVI ha publicado hoy su primera carta encíclica, Deus Caritas Est o "Dios es Amor," la cual está disponible en Zenit.Org. A continuación, sus párrafos introductorios:
1. « Dios es amor, y quien permanece en el amor permanece en Dios y Dios en él » (1 Jn 4, 16). Estas palabras de la Primera carta de Juan expresan con claridad meridiana el corazón de la fe cristiana: la imagen cristiana de Dios y también la consiguiente imagen del hombre y de su camino. Además, en este mismo versículo, Juan nos ofrece, por así decir, una formulación sintética de la existencia cristiana: « Nosotros hemos conocido el amor que Dios nos tiene y hemos creído en él ».

Hemos creído en el amor de Dios: así puede expresar el cristiano la opción fundamental de su vida. No se comienza a ser cristiano por una decisión ética o una gran idea, sino por el encuentro con un acontecimiento, con una Persona, que da un nuevo horizonte a la vida y, con ello, una orientación decisiva. En su Evangelio, Juan había expresado este acontecimiento con las siguientes palabras: « Tanto amó Dios al mundo, que entregó a su Hijo único, para que todos los que creen en él tengan vida eterna » (cf. 3, 16). La fe cristiana, poniendo el amor en el centro, ha asumido lo que era el núcleo de la fe de Israel, dándole al mismo tiempo una nueva profundidad y amplitud. En efecto, el israelita creyente reza cada día con las palabras del Libro del Deuteronomio que, como bien sabe, compendian el núcleo de su existencia: « Escucha, Israel: El Señor nuestro Dios es solamente uno. Amarás al Señor con todo el corazón, con toda el alma, con todas las fuerzas » (6, 4-5). Jesús, haciendo de ambos un único precepto, ha unido este mandamiento del amor a Dios con el del amor al prójimo, contenido en el Libro del Levítico: « Amarás a tu prójimo como a ti mismo » (19, 18; cf. Mc 12, 29- 31). Y, puesto que es Dios quien nos ha amado primero (cf. 1 Jn 4, 10), ahora el amor ya no es sólo un « mandamiento », sino la respuesta al don del amor, con el cual viene a nuestro encuentro.

En un mundo en el cual a veces se relaciona el nombre de Dios con la venganza o incluso con la obligación del odio y la violencia, éste es un mensaje de gran actualidad y con un significado muy concreto. Por eso, en mi primera Encíclica deseo hablar del amor, del cual Dios nos colma, y que nosotros debemos comunicar a los demás. Quedan así delineadas las dos grandes partes de esta Carta, íntimamente relacionadas entre sí. La primera tendrá un carácter más especulativo, puesto que en ella quisiera precisar —al comienzo de mi pontificado— algunos puntos esenciales sobre el amor que Dios, de manera misteriosa y gratuita, ofrece al hombre y, a la vez, la relación intrínseca de dicho amor con la realidad del amor humano. La segunda parte tendrá una índole más concreta, pues tratará de cómo cumplir de manera eclesial el mandamiento del amor al prójimo. El argumento es sumamente amplio; sin embargo, el propósito de la Encíclica no es ofrecer un tratado exhaustivo. Mi deseo es insistir sobre algunos elementos fundamentales, para suscitar en el mundo un renovado dinamismo de compromiso en la respuesta humana al amor divino.
Por favor, continúa leyéndola en Zenit.Org.

domingo, enero 22, 2006

El Visitante entrevista a SER Monseñor Juan Fremiot Torres Oliver

SER Mons. Juan Fremiot Torres Oliver - Obispo Emérito de PonceAmigos, El Visitante Dominical, el semanario católico de Puerto Rico, presenta hoy una linda e interesante entrevista con el Obispo Emérito de mi ciudad natal de Ponce, SER Mons. Juan Fremiot Torres Oliver, quien está disfrutando de su retiro en España. Mons. Torres fue Obispo de Ponce durante mi adolescencia y muchas veces le serví de monaguillo en sus misas en la Parroquia Santa María Reina. Les invito a que lean la entrevista aquí. Esta es mi cita favorita:
¿Cuál es su consejo para todos los feligreses de Puerto Rico?

Amar a la Iglesia. Que tengan mucho amor a la Iglesia. Y que los fieles se decidan a conocer la Iglesia y su enseñanza. Hay un gran desconocimiento de lo que es la Iglesia. La actitud de gran parte de los fieles es que se trata de una institución más. Parecería como el pertenecer a la Iglesia le hicieran un favor. El amor a la Iglesia debe llevar consigo obedecer lo que la Iglesia quiere que se haga. Esa desobediencia se hace más patente en las prácticas litúrgicas, sobre el modo y la actitud hacia la celebración de la Misa.
Yo me recuerdo que si Monseñor Torres tenía que parar en seco la celebración de la Santa Misa para detener un abuso o un malentendido en progreso que no se ajustara a las normas litúrgicas, él lo hacía de la manera más enfática y sin decir "con permiso." Las amonestaciones ardían en el momento, pero a través de los años he llegado a comprender lo necesarias que eran. ¡Ad multos annos, episcopo meum! (Espero que eso sea buen latín).

sábado, enero 21, 2006

Juan Pablo Magno a Puerto Rico: Opción Preferencial por los Jóvenes

Papa Juan Pablo MagnoDesde los 21 años y pico trascurridos de la visita del Papa Juan Pablo Magno a la Isla, ¿ha mejorado o empeorado la condición de nuestras generaciones jóvenes? Y si no ha mejorado, ¿cuál es el grado de nuestra culpa?

Amigos, en su homilía dada durante su visita a la Isla el 12 de octubre de 1984, el Papa Juan Pablo Magno nos dijo, entre otras cosas:
Otro campo al que habéis de aplicar la enseñanza del Maestro es el de la juventud. A su formación en la fe habrá que dedicar iglesia en Puerto Rico una de sus solicitudes preferenciales, para que Cristo esté presente e inspire la conducta de los jóvenes.

La juventud huye de la mediocridad, vive la esperanza y quiere encontrar su debido puesto en la sociedad de hoy. Por ello su voz debe ser escuchada y debe tener acceso a los bienes espirituales, culturales y materiales de nuestro mundo, para evitar que sea víctima de la frustración, la evasión o la droga.

Pero no olvidéis nunca que para llenar los ideales válidos el alma del joven hay que darle horizontes de sólida educación moral y cultural. Alabo y bendigo, pues, el esfuerzo que la Iglesia hace años en Puerto Rico en favor de la juventud, tanto en la escuela o colegio como en la universidad. Y os aliento a proseguir ese camino, para que todos, de cualquier posición social sean, puedan recibir en los centros educativos de la Iglesia y fuera de ellos una educación integral.
Comentario. Amigos, desde ese entonces, ¿qué ha pasado? Muchas cosas buenas, pero no lo suficientemente buenas como para haber impactado nuestra cultura. Hoy, como nunca antes, nuestra juventud sufre bajos los embates del enajenamiento, de la desesperación, de las tristeza y de la confusión moral reinantes en nuestra Isla. Aquellos que no encuentran sus respuestas en la Iglesia Católica, huyen a las Protestantes, particularmente, las pentecostales, donde satisfacen un ansia emocional, encuentran amistad, y forjan otro tipo de cultura. Otros, terminan rechazando su fe y abrazan todo tipo de conducta destructiva, que no se limita al uso del alcohol, drogas, o inmoralidad sexual; hablo también del materialismo, consumismo, cultos religiosos estrambóticos como la brujería, el ocultismo y la "New Age".

Los católicos de Puerto Rico tenenos que preguntarnos seriamente que hemos hecho para acatar las palabras del Sucesor de Pedro. Desde los 21 años y pico trascurridos de la visita del Papa Juan Pablo Magno a la Isla, ¿ha mejorado o empeorado la condición de nuestras generaciones jóvenes? Y si no ha mejorado, ¿cuál es el grado de nuestra culpa?

Recordemos que nosotros somos la Iglesia, que la Iglesia no es una realidad externa a nosotros, que no podemos actuar con indiferencia y "dejar que el venga atrás arree." Todos somos responsables en parte de la triste situación actual de nuestra sociedad y cultura.

A nosotros nos toca arreglarla; a nosotros nos toca sanar y rescatar la juventud puertorriqueña. Los laicos también somos llamados a colaborar con Cristo y a ayudar al clero y a los institutos de religión. La Iglesia es cuestión de todos. Sin timidez y sin miedo, recomencemos la labor.

jueves, enero 19, 2006

Entrevista al Cardenal Aponte Martínez en ENDI

Todo a raíz de la publicación de su libro.

Amigos, El Nuevo Día Digital (ENDI) a hecho disponible una entrevista a SER Luis Cardenal Aponte Martínez y una galería fotográfica en su página digital. Invito a todos a que escuchen la entrevista y vean las fotos.

Todo esto a raíz de la publicación de su libro, titulado, Unde Hoc Mihi ¿Por qué a mí?: Memorias del cardenal Luis Aponte Martínez.

- Escuche la entrevista al Cardenal Aponte Martínez.

- Accese la galería fotográfica.

- Accese reportaje, A plenitud Aponte Martínez en ENDI.

miércoles, enero 18, 2006

Canción del Profeta

Amigos, hacen varios días que llevo tarareando este himno que aprendí en mi adolescencia, y como que lo llevo "pega'o." Tal vez lo conozcan. Aquí lo comparto con Uds.

Imagen cortesía del Hermano LeónCanción del Profeta

(Coro) Tú me llamas, Señor, y me quieres mandar
a llevar tu palabra por tierra y por mar;
pero yo no podré anunciar tu verdad
porque soy como un niño que no sabe hablar.

1. Ya antes que hubieras nacido
por siempre pensaba en ti
no habías nacido, y ya eras profeta
no habías nacido y te consagré. (Coro)

2. No, no digas que eres un niño
un niño que no sabe hablar.
No sientas tristeza; no temas al mundo,
Pues siempre en la lucha,
Contigo estaré. (Coro)

3.-Tu serás mi antorcha radiante,
que lleve a los hombres la luz.
serás mi profeta, que hable a las gentes,
y lleve en sus labios, palabras de amor. (Coro)

4.- Yo te doy poder sobre el mundo,
poder sobre toda nación;
extirpa y destruye, prepara la siembra,
y planta en los hombres, semillas de amor. (Coro)

lunes, enero 16, 2006

Padre Hugo Irala, C.SS.R., Descansa en Paz

Amigos, quiero compartir una tristeza. Me acabo de enterar que el año pasado, de acuerdo a esta noticia que incluyo abajo, el Reverendo Padre Hugo Irala, C.SS.R., fue a morar con el Señor.

El Padre Hugo, natural del Paragüay, estuvo destacado en la Parroquia Santa María Reina, en Ponce, Puerto Rico, a finales de los años 70, hasta al principio de los 80. Era un hombre dinámico, algo impaciente con los puertorriqueños, fue un genio musical. Con él aprendí la mayoría de las canciones e himnos, muchos de ellos escritos por él mismo, que aun ahora me acompañan.

Los otros días conseguí su dirección y había estado por escribirle, pero lo seguí dejando. Ahora las cartas se las tendré que enviar al cielo.

Padre Hugo fue estricto conmigo y con muchos, lo que ocasionó a veces varios malos entendidos, muchos de ellos debido a cuestiones culturales, pero siempre le respeté. Pero ya no importa. Yo solamente recuerdo lo bueno, la música y su alegría. Padre Hugo, ahora cantas con los ángeles.
Fallece principal impulsor de la música católica en Paraguay

ASUNCION– 10 de Nov 05 (Reddemusicacatolica.com) Con gran pesar los fieles paraguayos y latinoamericanos recibieron la noticia de la partida a la Casa del Padre del sacerdote Hugo Irala Troche, Misionero Redentorista y unos de los principales promotores de la música católica en Paraguay.

El Padre Irala fue reconocido por muchos años como Asesor Nacional de la Renovación Carismática y el principal promotor de la Música Católica en Paraguay.

El sacerdote –que dominaba varios idiomas y tradujo cientos de libros- trabajó de manera especial por promover la música católica en este país siendo el compositor de gran número de canciones así como el principal descubridor de talentos musicales en los niños y en jóvenes de su comunidad

El Padre Irala fue fundador del Grupo XAIRE y padre espiritual de la reconocida cantante Gladys Garcete.

Según afirma la misma Gladys Garcete “el Padre Hugo Irala Troche, fue un verdadero líder y misionero de la Buena Nueva. A sus 71 años aún mantenía el mismo vigor y celo por el evangelio que lo destacara desde su juventud. Quienes le acompañábamos en sus misiones apostólicas lo sabemos bien: ni las horas de trabajo, ni el cansancio de manejar horas o días enteros yendo de un lugar a otro, le impedían hacer su oración personal, su rosario y su comunión diaria”.

“Su alegría contagiante, sus canciones, sus palabras, sus consejos, lo llevaremos grabado en nuestros corazones, pues fue y será por siempre nuestro Padre, nuestro amado Pa´i Hugo!!!” concluyó.

domingo, enero 15, 2006

Semblanza del Movimiento Apostólico de Schoenstatt

Logotipo del Movimiento Apostólico de SchoenstattAmigos, quiero compartir con Uds. una breve semblanza de un movimiento apostólico que llevo bien dentro de mi corazón, el Movimiento Apostólico de Schoenstatt. Casi toda la información que aquí comparto proviene del sitio de los Esclavos de la Misericordia Divina y María Santísima.

El Padre José Kentenich, Fundador de Schoenstatt

Father Joseph Kentenich, fundador de Schoenstatt¿Quién es el Padre Kentenich? "Quien tiene una misión ha de cumplirla, aunque conduzca al abismo más profundo y oscuro, aunque un salto mortal siga a otro", decía con serenidad y total convicción, al atardecer del día 31 de mayo de 1949, en la capillita aún no del todo concluida, a los pies de la cordillera andina, el Padre José Kentenich. Tenía a la sazón 64 años. Esas palabras eran fiel reflejo de su vida. Nació el 18 de noviembre de 1885 en el pueblito de Gymnich (Alemania), a partir de sus nueve años fue internado, durante los cinco siguientes, en un orfanato en Oberhausen. En 1899 ingresa al Seminario Menor de los Padres Pallotinos en Ehrenbreitstein. En 1904 comienza su noviciado. Al cabo de seis años de duras pruebas: una salud muy frágil, crisis de fe que se prolongan por años y un primer rechazo por parte de sus superiores al tratarse su acceso a la ordenación sacerdotal. Es ordenado ministro de Cristo el 8 de julio de 1910. Profesor de latín y de alemán. Director Espiritual en el Seminario Menor de los Padres Pallotinos en Schoenstatt. Fundador del Movimiento Apostólico de Schoenstatt. La Primera Guerra Mundial y la post-guerra. Famoso predicador de retiros para sacerdotes en la década del 20’ y la del 30’; perseguido por el Nacionalsocialismo y prisionero en el campo de concentración de Dachau.

Apóstol internacional (1947-1952). Desterrado en Milwaukee (1952-1965). Rehabilitado en 1965, trabajó activamente en Schoenstatt y Alemania los últimos tres años de su vida. Fallece repentinamente, el 15 de septiembre de 1968, en el Monte Schoenstatt, luego de celebrar la Santa Misa.

Los seres humanos, por nuestra condición sensible, buscamos encontrar a Dios, y a lo divino, encarnado en personas humanas concretas. El hombre no puede vivir sin "arquetipos". No puede sentirse atraído por una religión puramente intelectual, desencarnada. Normalmente llegamos a la realidad invisible, al Dios vivo, a través de signos visibles que nos lo hacen cercano en la tierra. Por eso los hombres y mujeres de Dios siempre son necesarios. Hoy más que nunca.

Dice el Concilio Vaticano II: "...en la vida de aquellos que, siendo hombres como nosotros, con mayor perfección se transforman a imagen de Cristo, Dios manifiesta al vivo ante los hombres su presencia y su rostro" (Iglesia, 50). Y también enseña el Concilio que, ante el fenómeno masivo del ateísmo contemporáneo, es tarea de la Iglesia hacer "transparentes" y "como visibles" a Dios Padre y a su Hijo Jesucristo (Iglesia y Mundo 21). Esto fue el Padre Kentenich: un gran "transparente" de la paternidad de Dios.

Madre, Reina y Vencedora Tres veces Admirable de Schoenstatt

La Bienaventurada Virgen María, Madre, Reina y Vencedora Tres veces Admirable de SchoenstattVamos a explicar ahora el nombre de "esta" Virgen. Comencemos por el final. El hecho de llevar un nombre extranjero, en alemán (idioma difícil para nosotros, los latinos) crea una primera dificultad. A veces se levantan voces preguntando si no sería posible traducir, o eventualmente cambiar, el nombre de "Schoenstatt". Tales reacciones son comprensibles. Pero el nombre no se puede cambiar. ¿Por qué? Porque expresa un vínculo fundamental al lugar concreto (en este caso Schoenstatt, en Alemania) donde la Sma. Virgen ha querido manifestarse. El nombre de una persona, sea individual o colectivo, no es algo accidental. Revela, de alguna manera, lo que la persona es y quiere poner de manifiesto lo típico de su misión. Todo nombre tiene también su historia. Así el de "esta" Virgen, cuyo título oficial es el de "Madre, Reina y Vencedora tres veces Admirable de Schoenstatt".

¿Cómo, entonces, surgió el mismo? Debemos retroceder hasta la fundación de Schoenstatt, a los años de la Primera Guerra Mundial. A través de la Congregación Mariana se introdujo en Schoenstatt el nombre de "Madre tres veces Admirable", ésta se inspiró en la famosa Congregación Mariana de Ingolstadt (donde María era venerada bajo la advocación: "Mater ter admirabilis". Madre tres veces Admirable, título preferido por su santo inspirador, el Padre Rem, SJ). En aquella época circulaba entre los jóvenes congregantes una oración, compuesta por el Padre Kentenich, que comenzaba así: "Madre tres veces Admirable, enséñanos a combatir como luchadores tuyos..."

Más tarde se añadió al nombre oficial de la Virgen de Schoenstatt la palabra: "Reina". Fue en tiempos de la lucha contra el nacionalsocialismo. Como en todos los demás movimientos e instituciones católicas de Alemania, Schoenstatt fue perseguido por la dictadura nazi. Desde un plano puramente humano, fue una lucha muy desigual. El Padre Kentenich la comparó, en su momento, al enfrentamiento del pequeño David con el gigante Goliath. La Familia de Schoenstatt, juntando fuerzas en sí misma, tomó conciencia de la consagración y de la alianza de amor que la unía a la Virgen María. Surgió entonces en sus filas una corriente de coronación, tanto en Schoenstatt, como más tarde entre los prisioneros schoenstattíanos en el campo de concentración de Dachau. Aquí fue coronada como "Reina del campo de concentración". Con este acto de piedad mariana, querían reconocer, ante María, su desvalimiento humano, pero al mismo tiempo, el poder real de la Sma. Virgen, expresando la total disponibilidad a su servicio. A su regreso del campo de concentración, el Padre Kentenich renovó solemnemente esta coronación en Schoenstatt, el 18 de octubre de 1946, proclamando a la Virgen María "Reina del mundo".

El título de "Vencedora" es más reciente, y surge también de la historia de la Familia de Schoenstatt. Pocos años después de su liberación del campo de concentración, comenzaron para el Padre Kentenich y para Schoenstatt duras pruebas. Esta vez las dificultades fueron con la Iglesia, resultando para el Fundador un destierro de catorce años (1951-1965, la mayor parte de los cuales transcurrió en Milwaukee, U.S.A., de 1952 a 1965). El mismo concluyó con su rehabilitación en Roma, durante el transcurso de la cuarta y última sesión del Concilio Vaticano II, por el Papa Pablo VI. Para Schoenstatt fueron tiempos muy duros. Por momentos no se vislumbraba, humanamente hablando, ninguna solución a los problemas planteados. En medio de muchas oscuridades, el Padre Kentenich mantuvo impertérrito una total confianza en la victoria final de la Sma. Virgen. Los acontecimientos del año 1965 (su ida a Roma y su rehabilitación, que culminaron con su regreso a Schoenstatt en la nochebuena de ese año, tras 14 años de ausencia) produjeron un cambio decisivo en la situación. En reconocimiento a la manifiestación de la Virgen María en la liberación del Padre Kentenich. Éste decide coronarla en Liebfrauénhóhe el 31 de mayo de 1966 y quiso en adelante, el título de Madre y Reina de Schoenstatt se añadiese el de "Vencedora".

Alianza de Amor

Santuario original en Schoenstatt, en la vencidad de Coblenza, AlemaniaLa espiritualidad de Schoenstatt quiere ayudar a las personas en el logro de una honda vivencia de fe. Para ello, por medio de una alianza con la Virgen María procura experimentar a Dios, como al Dios de la vida y la historia; quien con amor de Padre providencial y misericordioso conduce a los hombres. También, como un Padre que nos llama a seguir a Jesús haciéndonos corresponsables por su Iglesia, para servirle como instrumentos y apóstoles y para construir un nuevo orden social. En el cumplimiento de esta tarea, las comunidades de Schoenstatt ofrecen vigorosos impulsos.

Schoenstatt quiere conducir nuevamente al mundo a una profunda alianza de amor con la querida Virgen María, para que la alianza con el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo llegue a ser indeleble, honda e indestructible, y como tal se conserve siempre. Él amplió horizonte del mundo está entre nosotros y nos recuerda que no sólo luchamos por una nueva concepción de la sociedad, sino que también queremos todo un mundo nuevo. La carencia de alma y el sin sentido del mundo se superan en la medida en que estamos penetrados de esta convicción: Dios selló una alianza con sus criaturas.

Interior of a Schoenstatt ChapelLa idea de la alianza es la intención principal de Dios y de la Iglesia y también usted ha sido aceptado en esta alianza divina por la alianza bautismal. En el Nuevo Testamento, la alianza de redención comenzó con el Fiat de María en el momento de la ;Anunciación: fue sellada por la muerte redentora en el Calvario y perfeccionada por el envío del Espíritu Santo en Pentecostés. La Iglesia quiere realizar siempre esta gran intención de Dios. Su tarea es esencialmente aceptar a los hombres en esta alianza de redención entre cielo y tierra por el Bautismo, afirmarlos en ella por los sacramentos de la Confirmación y de la Eucaristía, llamarlos de nuevo, aceptarlos otra vez por los sacramentos de la Penitencia, de la Unción de los Enfermos y santificarlos para los estados especiales de vida con el Orden Sagrado y el Matrimonio.

La alianza redentora que reconocimos como la intención principal de Dios y de la Iglesia, recibe en Schoenstatt un sello original según su misión especial. Así, la idea de la alianza que Schoenstatt pone tanto en el centro de nuestra atención es muy católica y al mismo tiempo muy antigua. La misión de Schoenstatt es llevar a la humanidad, por la Alianza de Amor con María, a la Alianza de Amor con el Dios Uno y Trino.

La original Alianza de Amor schoenstattiana, que en último término se basa en la alianza bautismal, quiere ayudamos a formar vida conscientemente por la idea de la alianza y con eso llevarnos al pleno desarrollo de maduración de la gracia bautismal. La vida de la Alianza de Amor schoenstattiana no es otra cosa que la alianza bautismal vivida con un carácter original.

El pensamiento de alianza ha echado raíces tan profundas en nuestra conciencia y en nuestro sentimiento vital que sin vacilar la podemos designar como nuestra forma fundamental, nuestro sentido fundamental, nuestra fuerza y nuestra norma fundamental.

La alianza con Cristo en la cual nosotros participamos por el bautismo, tiene una modalidad mariana, pues Cristo quiso redimimos con la cooperación de María, su Madre y compañera permanente.

La Alianza de Amor en Schoenstatt no es sino una actualización y profundización de la nueva alianza en Cristo hecha a través y con María. María como colaboradora permanente del Señor y Madre de la Iglesia según el designio del Padre Dios, busca atraer a los hombres hacia sí, para llevarlos, en Ella, a Cristo y comprometerlos en la construcción del Reino de Dios.

La alianza es un compromiso mutuo de amor por medio del cual ambos contrayentes adquieren derechos y deberes. De aquí nuestro lema: Nada sin Ti, nada sin nosotros. El amor impulsa a la alianza, el amor forma la alianza, el amor sirve a la alianza, y el amor permanece fiel a la alianza. Pero el amor no tiene límites.

La Alianza de Amor en Schoenstatt es punto de partida y fundamento para la obra mundial de renovación. Por la Alianza de Amor vivida, Schoenstatt da una respuesta eficaz a las múltiples angustias de la época.

La idea de la Alianza de Amor ha crecido tan profundamente en nuestra conciencia y sentimiento de vida, que la podemos denominar nuestra forma, sentido, fuerza y normas fundamentales.

- Si te gustaría visitar uno--o todos--los Santuarios de Schoenstatt en Puerto Rico, visita este enlace y entérate de más.

- Visita también el Sitio Oficial del Movimiento de Schoenstatt en Puerto Rico.

- An overview in English is also available here.

sábado, enero 14, 2006

La Verdad, ¿qué es la Verdad?

Hablo de la Verdad de la Persona que nos Ama como somos y después nos reta a cambiar la dirección de nuestras vidas; la Verdad escrita en nuestras conciencias cuya voz buscamos ahogar a toda costa; la Verdad escrita en el diseño de nuestros cuerpos; el estado que se alcanza cuando nuestra mente está sincronizada con la realidad. Toda esa Verdad es una, esa Persona que estaba frente a Pilatos, el que dijo "Yo soy el Camino, la Verdad, y la Vida." De esa Verdad hablo.

Amigos, comparto con Uds. mi respuesta la última riposta del usuario "Dark Soul," quien originalmente objetó mi crítica a la columna periodística de Ana Lydia Vega, la cual yo le contesté, él me ripostó, y ahora yo vuelvo a contestar. No se preocupen, que estas vueltas de dimes-y-diretes no son infinitas y hay otros temas que yo quiero discutir. Yo no soy músico de una sola canción.

Como siempre hago en estos casos, discutí los puntos de mi interlocutor uno por uno. Estos se encuentran en itálicas azules. Mis observaciones están escritas en tipo normal. Lean el intercambio original en los comentarios que le siguen al epígrafe original aquí. A continuación, el último intercambio:

O sea, que no te importa lo que dos adultos hagan en sus recamaras, pero si esos mismos dos aduldos deciden llevar su relacion a otro nivel y buscar la proteccion del gobierno entonces esta malo?

Exactamente. Entendiste correctamente.

¿quien tu te crees que eres para imponer tu moral a otros?

"The old stand by." Amigo, porque si no nos imponemos, otros se nos impondrán, como lo están haciendo ustedes. El sable corta por los dos lados.

Ahora, más en serio. La posición homosexualista es de por sí una posición moral, un sistema de moralidad. Tiene sus propios presupuestos filosóficos, sus propios axiomas, su propia visión del ser humano, y sus propias metas, en oposición a las nuestras. Militantes homosexualistas buscan usar herramientas de presión para hacernos conformar pero cuando nosotros respondemos, ellos chillan y dicen "It's unfair! ¡Es injusto!"

Palo si boga, palo sino boga, digo yo. Es el uso de la "ley del embudo," lo ancho para mí, lo estrecho para los demás. Eso es lo que se ve en la propaganda pro-homosexualista.

Yo me expreso, persuado, razono y busco convencer también. Al que quiera dialogar conmigo, pues fantástico, al que no, pues adiós.

nosotros simplemente buscamos lo que cada individo desea y lo vamos a lograr le guste a la gente como tu o no.

Ya veremos, amigo. Tal vez hasta tengas razón. El Misterio del Mal tiene que manifestarse plenamente antes de su derrota final. Tal vez en esta vida, triunfen. Pero solamente será por un ratito...

Yo no odio a los "cristianos" solo odio a los que se quieren meter en mi vida y me tildan de "pecador" o mala persona solo porque mi vida es diferente a la de ustedes. Y si eres un fanatico, cualquier persona que siga ciegamente una idea sin sentarse a analizar ES un fanatico.

Tú no me conoces en nada para juzgar el nivel de conocimiento, estudio, reflexión y análisis que yo le dedico a mis ideas. Entre los homosexuales activos yo no juzgo personal e individualmente quién es un pecador, porque un pecador tiene que saber que lo que está haciendo es malo, tiene que estar libre para hacerlo, y hacerlo voluntariamente, para pecar y como yo no tengo una ventana en la conciencia de nadie, no puedo decir quién está pecando, aun cuando el acto en sí sea malo. No porque alguien haga algo manifiestamente malo está pecando necesariamente. Solo Dios y la persona lo saben.

A ver, analicemos. ¿Porque la "actividad" homosexual es mala?

La actividad homosexual es mala por lo que ya dije en el artículo original, que obviamente no leíste, pero repito: porque es estéril, no está abierta a la vida; viola la ley del don entre dos seres que no son complementarios, hace violencia al cuerpo, y daña la psicología de las personas envueltas. El diseño de los cuerpos es para demostrar y comunicar amor entre sexos opuestos y el sexo homosexual es su contradicción más fundamental. Por eso es malo. Oh, y Dios dijo también que era malo, pero dejo eso aparte por el momento.

De nuevo, ¿quien te da derecho a ti a decirme a mi lo que es moral y lo que no es moral?, la moralidad es una variable que cambia de persona a persona y ni tu ni nadie tiene ningun tipo de derecho a imponerme su moral.

Dijistes, "analicemos." "ANALIZAR" es romper algo complejo en sus partes constituyentes para estudiarlas individualmente y descubrir cómo las partes interconectan, interactúan, y si se vinculan entre sí en una relación causa-efecto. Tú ni te molestastes en "analizar." Lo que hiciste fue repetir retórica quemada, trillada y cansada.

Vuelvo entonces a lo que dije al principio. Si no te gusta que te imponga la moral mía, no busques imponernos la tuya.

¿De que "VERDAD" estas hablando?,

¡La pregunta de 64,000 chavitos! La misma que le hizo Pilatos a Cristo cinco minutos antes de que le condenara a morir en la Cruz.

Hablo de la Verdad de la Persona que nos Ama como somos y después nos reta a cambiar la dirección de nuestras vidas; la Verdad escrita en nuestras conciencias cuya voz buscamos ahogar a toda costa; la verdad escrita en el diseño de nuestros cuerpos; el estado que se alcanza cuando nuestra mente está sincronizada con la realidad. Toda esa Verdad es una, esa Persona que estaba frente a Pilatos, el que dijo "Yo soy el Camino, la Verdad, y la Vida." De esa Verdad hablo.

mas bien esa verdad es una mentira que estas forzando solo por tus prejuicios o complejos.

¿Cuánto te debo, amigo? Digo, me hiciste un psicoanálisis y me diagnosticaste así que siento como que te debo algo.

"Psychobabble," amigo. Es fácil llamar "mentira" a la Verdad y acusar al mensajero de padecer toda clase de males nefastos. Eso te libera para condenar la Verdad, matar al mensajero y hacer lo que te venga en gana. Todo en vano.

Mira, yo no te estoy impidiendo nada, haz con tu vida lo que la conciencia te permita. Yo lo que digo es que cuando es cuestión ya de que afecta la familia y la sociedad, pues entonces ya es asunto mío, de hecho, asunto de todos, te guste o no. Se salió del cuarto para ser discutido. Así es.

Claro, me imagino, eso es otro paquete como la teoria de la evolucion *rolleyes*.

En nada tiene que ver. Yo soy evolucionista. A mí la evolución no afecta mi fe. Mi Dios es el Dios de la Evolución, porque mi Dios es GRANDE. Que no es lo mismo que decir que "mi dios es la evolución," ni tampoco se escribe igual.

Ponte a observar el comportamiento de los animales en la calle, zoologico etc para que descubras LA VERDAD.

¡Claro que sí! Descubro la Verdad de que SOMOS MAS QUE ANIMALES. Somos SERES RACIONALES, INCOMPLETOS, DISEÑADOS PARA AMAR. Fíjate, que Verdad tan grande. ¿Por qué no la quieres ver?

Es que a mí me fascinan los diversos razgos y matices de este trillado argumento tuyo, que si un par de pingüinos lo hacen, nosotros también podemos hacerlo. ¿No es mejor derivar lecciones morales de los leones, que atacan sus presas y se las comen? ¿O de las viudas negras, que se comen a los machos después de aparearse? O tal vez de las gatas domésticas, que matan a los gatitos que ellas perciben como enfermos?

Mejor sería sacar esas "lecciones," así los seres humanos no tendrían límite alguno en actuar como actúan, ¿no crees?, con la moralidad del depredador, la del poder absoluto de vida y muerte sobre los más indefensos, que las lecciones derivadas de un par de pingüinos que siguiendo su programación natural-biológica ciegamente y sin capacidad de escoger hacen lo que hacen, por causa de estrés.

¿Eso es lo que tú crees que somos, amigo, entes ciegos, incapaces de percibir, definir y escoger entre lo bueno y lo malo?

¿Te ofendió? Esa era la idea, ahora entiendes lo que nosotros sentimos cada vez que a alguno de ustedes les da con hablar mierda de nosotros sin saber.

¿Y tú conoces a Jesús para hablar de El así? Porque mis sentimientos, heridos o no, son irrelevantes, lo que importa es la Verdad, la Verdad sobre Dios, la Verdad sobre el Amor, la Verdad sobre nosotros mismos.

Mis sentimientos palidecen ante la ofensa que cometiste hacia la Majestad Divina por tratar de ganar un punto de debate. La ofensa es tan grande debido a la Majestad infinita y eterna de Quien ofendiste, que no puedo llamarla "pecado" porque para eso, como te dije antes, se necesita tener pleno conocimiento, libertad y voluntad y si tú lo conocieras a El, no lo hubieras dicho. No creo que sabías lo que decías.

De la misma forma en que TU piensas que yo soy una persona "vil" e "inmunda" por mis comentarios,

Exacto. ¿Tú dirías algo así delante de tu papá y tu mamá? O si no los tienes, de quienes actúan como ellos en tu vida. Sabes que no porque vendría el tapaboca más rápido que volando. Pero ahora, como yo estoy detrás de esta pantalla, eres VALIENTE. Y como Dios está detrás de otra pantalla, eres más valiente todavía.

Santa Teresa de Jesús tenía mucha razón cuando dijo que los hombres somos cobardes para todo excepto para desafiar a Dios. Aquí se verifica otra vez esa sabia observación.

...lo mismo pensamos nosotros de ustedes, que son unos ignorantes acomplejados.

Mucho te convendría que fuésemos ignorantes y acomplejados, pero el día que descubras que no es así, se te caerá el castillo de cartas.

En vez de gastar tantas energias tratando de criminalizar la homosexualidad, que de hecho NUNCA lo van a lograr,

Es que yo no estoy buscando "criminalizar la homosexualidad." Las condiciones mentales tan arraigadas no se pueden criminalizar. Lo que me opongo es a su legalización y reconocimiento, que no es lo mismo, ni se escribe igual.

deberian invertir mas tiempo en fiscalizar a sus sacerdotes, que esos si son una amenaza real para la sociedad.

Esto es una aseveración muy interesante y que viene mucho al caso, ya que la inmensa mayoría de los incidentes de abuso sexual de parte de los sacerdotes no es "pedofilia"--que es el abuso sexual de jóvenes pre-pubescentes--si no "efebofilia," que es el abuso sexual de jóvenes PUBESCENTES, en su mayoría, del mismo sexo. O sea, que la mayoría de los casos consisten de ABUSO HOMOSEXUAL DE MENORES. ¡Qué cosas! ¿Eh?

Yo no tengo ninguna objeción a que un hombre que sufra de atracción por personas del mismo sexo, o sea, de tendencias homosexuales, sirva de sacerdote, después de que este sea de castidad probada y acreditada, ya que la castidad célibe es un don de Dios. Pero al que no aguante los impulsos de su inclinación, que se vaya o lo despidan antes de que con su abuso mate las almas de inocentes, como ha venido sucediendo.

Yo, encantado de que los arresten y los echen a la cárcel y que castiguen a los que los escondieron o facilitaron su acceso a menores, porque todo esto se debe al abrazo ingenuo de la modernidad sin cualificaciones por parte de obispos y sacerdotes blandengues, y de sustituir la rectitud derivada de la fe por el simple cultivo de diversos estados psicológicos "buenos." Ya las trágicas consecuencias son de todos conocidas. Ahora lo que estamos viendo es la purificación dolorosa de la Iglesia. Hay que limpiar casa.

En fin, yo no necesito conversion alguna ya tengo una relacion con Dios estable y no necesito de intermediarios ni de un librito estupido que me reprima, soy feliz y me acepto como soy y eso es lo único que importa.

Hey, allá tú con tu conciencia, pero no vengas tampoco tú a dictar a la mía. Lo demás lo decidirán las urnas.

Pero sí, necesitas conversión y SANACION. Dios te Ama, pero te reta a ser mejor, a tomar tu cama y andar. Pero, en lo profundo de tu ser, donde se esconde lo que queda de tu Libertad, ahí tendrás que escoger entre El y lo demás.

Aprende la tolerancia qee para ser catolico bastante hipocrita que estas siendo con tus semejantes, Jesus enseñó a amar no a odiar.

De acuerdo al diccionario, "tolerar" es "permitir algo que no se tiene por lícito, sin aprobarlo expresamente." Lo puedes verificar aquí.

Yo tolero, y doy tolerancia, pero tú no buscas tolerancia, tu buscas la aprobación del comportamiento homosexual no solamente de mi parte, sino también del estado a quien yo le he delegado ciertos poderes, y de mi Iglesia. Es cierto que Jesús enseñó a amar y no a odiar, por eso después de haber perdonado a la adúltera le dijo "Vete, y no peques más." Total, que todo ese conocimiento proviene del "librito estúpido" al cual desprecias.

¿Quieres mi tolerancia? La tienes. ¿Quieres mi aprobación? Quédate esperando.

Y que Dios te bendiga--eso es algo que según se pide, Dios lo da, no tienes que esperar.

Non plus ultra.

viernes, enero 13, 2006

Blog Católico "Soy Numerario del Opus Dei"

Amigos,

Antonio González, numerario del Opus DeiQuiero extenderles una cordial invitación a que visiten la bitácora ("blog") de el amigo Antonio González (foto a la derecha), titulada, Soy Numerario del Opus Dei. Antonio describe su blog de la siguiente manera:
- Cuenta lo que hace una persona del Opus Dei en su vida privada . Esto es lo que realmente interesa al público y no se habla de ello en casi ningún sitio: las páginas a favor del Opus Dei son demasiado "oficiales", y las páginas en contra suelen publicar rumores y leyendas.

- Este es un tema (el tema del Opus Dei), como todos sabemos, muy polémico y controvertido .

- Lo escribe una persona de 22 años, que se identifica con sus datos personales. Esto da más morbo e interés a la página.

- Responde personalmente las preguntas que se le hacen.

- Publica las respuestas a esas preguntas en el blog.

- Emplea el formato blog, que tanto crecimiento está teniendo en los últimos meses.

- Emplea un estilo directo, personal. Lo cual tiene mucha más llegada a los lectores, que una serie de argumentos o explicaciones a favor o en contra del Opus Dei.

- Cuenta experiencias vividas y no teorías: es un blog "objetivo" . Se limita a narrar unos hechos, una vida, y deja que el lector forme su propia opinión.

- Por último, por ser del género testimonial, interesa a lectores de todo tipo , no sólo interesados por temas religiosos.
Aplaudo el apostolado digital de Antonio, uno muy necesario departe de una generación, inspirada por Juan Pablo Magno, que se propone reclamar nuestra cultura para Cristo de acuerdo a nuestros carismas particulares, en este caso, dentro del carisma legado de San Josemaría Escrivá a sus hijos espirituales. Visiten el blog de Antonio aquí.

martes, enero 10, 2006

La escritora Ana Lydia Vega no te dice la verdad sobre el homosexualismo

La Iglesia, por la gracia concedida por Jesucristo, posee la verdadera solución amorosa hacia la persona homosexual, una que toma en consideración su naturaleza en sus dimensiones física, mental y espiritual. Pero Ana Lydia Vega busca tapar el cielo con la mano y te quiere vender otro cuento.
Amigos, el pasado 6 de enero, El Nuevo Día Interactivo (ENDI) publicó una columna de opinión escrita por mi compatriota, la escritora Ana Lydia Vega, titulada, Felicidades, Elton John, en donde esta presenta una defensa del estilo de vida homosexual. En esa defensa, la Sra. Vega afirma, entre otras cosas, lo siguiente:
Mientras continúa aumentando el número de los países que abrazan el espíritu libertario de la época, otros permanecen atascados entre la ignorancia y el miedo. La cruzada represiva del fundamentalismo religioso arrecia. Bajo la mano dura del Papa Benedicto XVI, la iglesia católica ha llegado a definir la homosexualidad como “una inclinación desordenada” que conduce a “un mal moral intrínseco”. Además de un obvio rezago en el campo del conocimiento, esa postura absurda refleja una peligrosa regresión a los tiempos sombríos de la Inquisición.
Como la mayoría de las defensas del estilo de vida homosexual que predominan en los medios de comunicación y en la Internet, este argumento es falso porque distorsiona tanto el origen como el motivo de la oposición católica al estilo de vida homosexual, así como los orígenes y consecuencias psicológicas de esta condición. La ponencia de la Sra. Vega es un ejercicio en ignorancia y mala fe.

Hablemos claramente

Vamos a poner los puntos sobre las íes. A continuación, reproduzco una sección de un artículo de ACIPrensa, titulado, Las prácticas homosexuales, que considero relevantes a esta conversación y que expresan gráficamente, con claridad y caridad, el profundo error de la posición defendida por la Sra. Vega, visto estrictamente desde el punto de vista médico y biológico.

Querido lector, si eres una de esas personas que se avergüenzan de hablar de las funciones sexuales y excretorias con la terminología correcta, y si te ruboriza este tipo de charla te recomiendo que termines de leer aquí y que no prosigas:
Para pensar con precisión y cuidadosamente sobre este asunto necesitamos ser muy explícitos y muy gráficos, por lo que pido disculpas, pues el hacerlo me obliga desafortunadamente a caer en el terreno de lo indecente, de lo vulgar y hasta de lo patológico.

Vamos a ver: ¿cómo puede llamarse opción sexual a algo que consiste en introducir a alguien de su mismo sexo un pene por el ano o un plástico por la vagina? ¿Es eso algo normal o sano?

No reparen en la dureza de las palabras, lo duro no son las palabras, sino la realidad que se oculta bajo eufemismos como "libertad de opción sexual" o "tercer sexo".

Y la realidad que oculta es lo que acabamos de describir... como todo el mundo sabe, aunque a menudo no se exprese.

Y de ella se deriva toda la estética homosexual que nos entra por los ojos, y que tanto repele, chirría, a tantos hombres y mujeres, incluidos muchos de los que apoyan el reconocimiento de las parejas homosexuales.

Analicemos por un momento los "actos homosexuales" en sus practicas más comunes según las estadísticas de un estudio hecho por investigadores homosexuales:

- 93% informaron mantener relaciones sexuales anales
- 92% informaron mantener relaciones sexuales orales y anales
- 17% informaron restregar sus cuerpos con las heces de su compañero y hasta ingerirlas
- 29% informaron orinar dentro de sus compañeros
- 37% informaron prácticas sadomasoquistas
- 42% informaron realizar "fisting", insertar la mano o el brazo por el recto del compañero
- 12% informaron usar enemas por placer
- 15% informaron mantener sexo con animales

A esto debemos añadir el alto nivel de promiscuidad entre los homosexuales que según un estudio hecho en los EE.UU por los Centros para el Control de Enfermedades (Centers for Disease Control), señalaba que un 50% de los varones homosexuales habían tenido más de 500 compañeros sexuales diferentes, y según el estudio anterior ya mencionado el 73% de los varones homosexuales adultos mantuvieron relaciones sexuales con muchachos de 19 años o menores.

En general, los varones homosexuales desean insertar sus penes por el ano y el recto de otros varones, o que otros varones inserten sus penes en su propio ano y recto.

El ano está diseñado para la defecación, es decir, la salida de excrementos, es un orificio de salida y no de entrada y no un órgano para el sexo. El excremento es un derivado neutro y natural de los animales y de la vida biológica humana que es ética y estéticamente aceptable siempre que se disponga de él de una forma apropiada.

EL RECTO "NO" ESTA DISEÑADO -por Dios, si usted es un creyente, o por la naturaleza, si usted es un evolucionista no creyente; elija su posición- PARA SER UN ORGANO SEXUAL. El sexo anal contamina el pene con excremento y el canal rectal con semen. El recto no tiene lubricación natural conectada al sexo, como es el caso de la vagina. Los tejidos rectales se rasgan fácilmente y se dañan con cicatrices, por eso la transmisión de enfermedades venéreas ocurre más frecuentemente en el sexo anal que en el sexo natural de pene y vagina. La transmisión del SIDA en heterosexuales, por ejemplo, es menos frecuente que en las relaciones anales homosexuales. De hecho, si no fuera por esta razón y por la promiscuidad de los homosexuales y bisexuales varones, el mal del SIDA no estaría tan extendido hoy en el mundo.

EN CAMBIO EL PENE Y LA VAGINA "SI" ESTAN DISEÑADOS -por Dios, si usted es un creyente, o por la naturaleza, si usted es un evolucionista no creyente; elija su posición- EL UNO PARA EL OTRO. Todo hombre que desea insertar su pene en la vagina de su esposa, o toda mujer que desea tener el pene de su marido inserto en su vagina, no desea algo que es inherentemente o estéticamente repugnante o éticamente extraviado. Al contrario, esos deseos y ese acto heterosexual es inherentemente "natural, bueno, excelso y sublime", en el sentido escatológico, ético, estético, médico, y psicológico de esos adjetivos y términos. El pene y la vagina están diseñados (por el numero uno de los sexólogos que es Dios o por la naturaleza si usted no es creyente) para acomodar y dar la bienvenida el uno al otro.

Por eso, cuando la mujer y el hombre se preparan a expresar su amor y se excitan sexualmente ocurren diversos cambios favorables en la vagina y el pene

Cada experiencia de amor, debería ser una regocijante explosión celestial de energía y creatividad. Debería tener una dimensión mística y sagrada, pues es la unión íntima entre el marido y la esposa para disfrutar del amor conyugal que Dios (como el más grande sexólogo) originalmente diseñó.

Ese amor debería ser lo más valioso y sagrado en la vida. Sin embargo, cuando el amor sexual se experimenta de forma inmadura o equivocada nos degrada y produce trágicos resultados. (Fuente)

La homosexualidad es curable

Amigo lector: la Sra. Vega denigra la posición de la Iglesia como una ignorante e inquisitoria. Son mentiras de ella. Lo que ella no quiere decirte es que la homosexualidad es una condición curable:
Mucha gente no sabe que la génesis psíquica de esta condición sexual carece en absoluto de misterio y que su terapia es posible. El método que he utilizado consta de dos partes: la primera consiste en hacer adquirir al interesado una visión clara de la propia identidad y de su propio mundo afectivo; la segunda, en afrontar esa situación. Llevamos a las personas a reírse de sí mismas (el humorismo puede ser muy saludable) y a la adquisición de hábitos positivos: valentía, honestidad consigo mismo, autodisciplina, capacidad de amar a los demás; así, hasta lograr que el homosexual pierda sus hábitos neuroinfantiles.

Es esencial neutralizar la autoconmiseración crónica. Es obligado decir que:

- En un treinta por ciento de los casos, la curación es completa: acaban desarrollando actitudes y hábitos sexuales normales y afectivos y una vida emotiva adulta. Por supuesto, una curación sólo sexual no sería una curación completa.

- Otro treinta por ciento de personas cambia más o menos gradualmente, pierde sus obsesiones homosexuales y asume una actitud emotiva nueva, aunque no lo suficiente para poder hablar de curación completa.

- Hay otros que progresan con extremada lentitud por su estado neurótico grave, pero también éstos, si son ayudados por una asistencia y un tratamiento constructivos, adquieren fuerza y coraje y poco a poco van perdiendo sus depresiones, nerviosismos y ansiedades. (Fuente)

De hecho, en Octubre del 2003, la revista científica Archives of Sexual Behavior publicó el famoso estudio realizado por uno de los expertos en epidemiología psiquiátrica más importantes en el mundo, Robert L. Spitzer, que a través de numerosos casos médicos demuestra que la homosexualidad es una enfermedad y puede curarse.

El estudio fue presentado en el año 2001 en el Congreso de la Asociación Psiquiátrica Americana, luego de que Spitzer se retractara de la postura que lo hizo impulsar en 1973 el retiro de la homosexualidad de la lista de desórdenes psiquiátricos.

La investigación-basada en más de 200 casos- explica cómo los hombres y mujeres homosexuales son capaces de ser "predominantemente heterosexuales" luego de una psicoterapia ofrecida en su gran parte por organizaciones religiosas.

Según el Dr. Spitzer-profesor de psiquiatría en la Universidad de Columbia en Nueva York-aunque la mayoría de homosexuales se declaran seguro de sus preferencias sexuales, otro grupo preferiría adoptar un estilo de vida heterosexual.

"Considero que las personas que se sienten angustiadas por su homosexualidad tienen todo el derecho de llevar a cabo esta terapia", afirmó el experto y agregó que "en algunos de los sujetos, los reportes de cambio en la orientación sexual fueron sustanciales y creíbles".

Los 200 pacientes que participaron en el estudio -143 hombres y 57 mujeres- provinieron principalmente de Estados Unidos y Canadá, pero otros de Europa.

Según el psiquiatra, "este estudio nos da evidencia de que hombres y mujeres homosexuales son capaces de cambiar su orientación sexual. Casi todos los participantes manifestaron cambios sustanciales en su orientación, y no sólo en una supuesta 'actitud'". (Fuente)
O sea, que si eres una persona con orientación homosexual, y quieres recibir tratamiento para eliminar la inclinación, tienes un derecho ineludible e innegable a ello.

La posición de la Iglesia falseada

La Sra. Vega, como fiel propagandista de las tendencias homosexualistas que saturan los medios, el arte y la literatura, falsea la posición moral de la Iglesia y acusa al Papa Benedicto XVI casi de inventarla. Otra distorsión de la Sra. Vega. En realidad:
La Iglesia Católica, reflexionando a la luz de la Palabra de Dios y de la recta razón bajo la guía del Espíritu Santo, siempre ha enseñado que el acto homosexual es un pecado objetivamente grave. La Congregación para la Doctrina de la Fe declaró en 1975: "Según el orden moral objetivo, las relaciones homosexuales son actos privados de su regla esencial e indispensable. En las Sagradas Escrituras están condenados como graves depravaciones e incluso presentados como la triste consecuencia de una repulsa de Dios"

La Iglesia, sin embargo, distingue entre la maldad objetiva de la actividad homosexual y la responsabilidad subjetiva de quien la realiza. En esa misma declaración del 75 se nos enseña que: "Este juicio de la Escritura no permite concluir que todos los que padecen de esta anomalía son del todo responsables, personalmente, de sus manifestaciones; pero atestigua que los actos homosexuales son intrínsecamente desordenados y que no pueden recibir aprobación en ningún caso." Esto no quiere decir que las personas que practican estos actos siempre sean subjetivamente excusables, sino que a veces la ignorancia, el abuso de otras personas, las influencias ambientales muy fuertes, etc., pueden conducirlas a realizar actos no totalmente libres. Sin embargo, tales actos son gravemente malos en sí mismos, pues ofenden a Dios y van en contra del bien auténtico de la persona humana.

La Iglesia también distingue entre la inclinación homosexual (u homosexualidad) y la actividad homosexual (u homosexualismo), enseñando que la primera no es pecado en sí misma, aunque inclina a actos que sí lo son. Comentando sobre su declaración del 75, la Congregación, en 1986, en una carta a los obispos sobre la atención pastoral a las personas homosexuales, expresó lo siguiente: "...la Congregación tenía en cuenta la distinción comúnmente hecha entre condición o tendencia homosexual y actos homosexuales...Sin embargo, en la discusión que siguió a la publicación de la Declaración, se propusieron unas interpretaciones excesivamente benévolas de la condición homosexual misma, hasta el punto de que alguno se atrevió incluso a definirla indiferente o, sin más, buena. Es necesario precisar, por el contrario, que la particular inclinación de la persona homosexual, aunque en sí no sea pecado, constituye sin embargo una tendencia, más o menos fuerte, hacia un comportamiento intrínsecamente malo desde el punto de vista moral. Por este motivo la inclinación misma debe ser considerada como objetivamente desordenada"

La Iglesia, siguiendo el ejemplo y la enseñanza del mismo Cristo, hace una tercera distinción: la de condenar al pecado, pero tratar con misericordia al pecador. Por eso la Declaración del 75 expresó: "Indudablemente, estas personas homosexuales, deben ser acogidas, en la acción pastoral, con comprensión y deben ser sostenidas en la esperanza de superar sus dificultades personales y su inadaptación social. También su culpabilidad debe ser juzgada con prudencia." Sin embargo, dicha atención pastoral no debe degenerar en una aceptación de la actividad homosexual como algo no reprobable. Por eso la carta del 86 puntualizó: "Quienes se encuentran en esta condición deben, por tanto, ser objeto de una particular atención pastoral, para que no lleguen a creer que la realización concreta de tal tendencia en las relaciones homosexuales es una opción moralmente aceptable." (Fuente)

Conclusión

Elton John y su parejo - Turkish News photoEn fin, que esta "boda" de Elton John no es algo que se deba celebrar y elogiar: este pseudoevento fue una tragedia, desgracia, e infamia en donde se coronó, para la adulación pública, una vida llena de errores, abuso y extravagancia con la legalización de una relación contra natura.

La escritora Ana Lydia Vega, como intelectual de vanguardia que es, piensa y cree que la liberación humana se alcanzará el día que la humanidad se libre de todo armazón moral que le prohíba, impida, o inhiba de actuar de acuerdo al principio del placer y de las emociones desordenadas que fluyan de ese trastoque. Pero las consecuencias de estos comportamientos, eso, ella no los menciona porque no es conveniente difundirlos.

En su tirada, la Sra. Vega ni siquiera se molesta en formular un argumento, ni de analizar las consecuencias médicas, morales y psicológicas del comportamiento homosexual, ni de conocer, exponer y analizar lo que la Iglesia enseña en base a los conocimientos que esta tiene de este fenómeno después de 2,000 años de experiencia con el asunto. La susodicha escritora se cree que con repetir los vanos y trillados eslóganes de nuestra era ella prueba su argumento pero lo que demuestra es su vacuidad.

La Iglesia, por la gracia concedida por Jesucristo, posee la verdadera solución amorosa hacia la persona homosexual, una que toma en consideración su naturaleza humana en su dimensión física, mental y espiritual. La Iglesia busca sanar a la persona homosexual y sanarla en todo su ser en atención a su vocación eterna como hijo o hija de Dios que es. Pero los homosexualistas califica a ese proyecto como uno odioso y retrasado—tan lejos ellos están de la voluntad de Dios.

Activistas pro-gay como Ana Lydia Vega—y no olvidemos a Cecilia La Luz, obediente discípula de los "Maestros Ascendidos" y columnista habitual de ENDI que tañe la misma campana—tergiversan la realidad humana enredando esas dimensiones para justificar no la libertad, sino el libertinaje. Ellas saben bien que el gran obstáculo a sus designios políticos, legales y culturales es la moralidad judeocristiana proclamada, explicada y defendida por la Iglesia Católica Romana. No en balde ellas dirigen sus ataques más mezquinos contra ella, para ridiculizarla y así restarle credibilidad.

Si me dan a escoger entre lo que dice la Iglesia y lo que dice Ana Lydia Vega, escojo, con pleno uso de razón e inteligencia, lo que dice la Iglesia por sobre las cantaletas pueriles de la escritora Ana Lydia Vega y Cía. Amigo lector, no te dejes engañar tú tampoco.

- Te invito a que leas mi crítica al artículo de la activista homosexualista Cecilia La Luz, publicado aquí el pasado noviembre, titulado Vanas Lecciones de la Moralidad Pingüina, en donde cuestiono en detalle su tonta creencia de que si existen pingüinos "gay," pues entonces es natural y moral para los seres humanos serlo.

- Te invito también a que leas toda la gama de artículos sobre la homsexualidad que ACIPrensa Digital nos presenta en su sitio web.

- Finalmente, te invito a que leas la serie de escritos sobre la antropología cristiana y la homosexualidad en la biblioteca digital de EWTN.

jueves, enero 05, 2006

Filman película que difama y denigra a Santa Teresa de Jesús como símbolo sexual

Santa Teresa de JesúsAmigos, de acuerdo a ACIPRENSA:
MADRID, 11 Dic. 05 (ACI).- Hace unos días comenzó el rodaje de una polémica película que, según anticipa con aplausos la prensa socialista, presentaría una versión denigrante de Santa Teresa de Jesús, mostrándola como una feminista revolucionaria sexual que describía sus experiencias místicas como “orgasmos carnales”.

El diario socialista El País, vocero oficioso del PSOE, publicó una nota que abunda en elogios para la nueva cinta del guionista y director Ray Loriga. La sinopsis oficial que circula en los sitios dedicados al cine español anuncia ambiguamente la cinta como la historia de una mujer “que no se conforma con el destino que se le presupone: Casarse con un caballero. Ingresa en un convento de clausura y desde esos muros inicia una cruzada de oración y sacrificio que la convierten primero en una rebelde y una loca, más tarde en una líder y, finalmente en una santa. Esta es la crónica de una mujer única para un tiempo difícil. Una mujer excepcional que nunca fue una mártir. Una mujer hermosa y fuerte que hizo historia”.

Sin embargo, El País describe una de las escenas ya rodadas así: “Aparece santa Teresa en el claustro vestida con el hábito blanco diseñado por la japonesa Eiko Ishioka y dan ganas de quitárselo. El traje es una belleza y Paz Vega (actriz que encarna a Santa Teresa) está arrebatadora, morbosamente sexy, dentro de ese cajón de seda con un crucifijo bordado”.

El diario cita declaraciones de Loriga que no dejan lugar a duda alguna. El cineasta sostiene que este versión “ha querido huir de ‘la santa Teresa de las estampitas’ para acercarse a fondo a esa Teresa ‘mujer, humana, sexual, revolucionaria, feminista, inteligente y verbosa’”.

“Teresa fue una de las primeras mujeres de la historia que se negó a aceptar los roles femeninos que le ofrecían la sociedad y la Iglesia. No quiso ser ni María Magdalena ni la Virgen María, esos dos arquetipos monstruosos; ni tampoco esposa y madre esclava. Por eso escribió 'la libertad está en la celda'. Pero lo que la hizo extraordinaria de verdad fue su capacidad para expresarlo todo, la sexualidad, el amor, la mística, la política”, sostiene Loriga.
- Lea el artículo completo aquí. (Letras en negrita presenta el énfasis original de ACIPRENSA)

Comentario. Los "intelectuales de vanguardia" saben bien que tienen que distorsionar lo bello, lo hermoso, lo puro, lo santo, a través del sucio prisma de sus antivalores y así protegerse de toda crítica refiriéndose a su empresa como "arte" y a la oposición como fanáticos e ignorantes. Este fenómeno no es único de España, pero me entristece particularmente de que sea un hijo de esta país el que cometa este abuso. En cuanto a estos intelectuales de pacotilla, hay que rezar por su conversión.

domingo, enero 01, 2006

El Papa Benedicto frente al terrorismo, al nihilismo y al fundamentalismo fanático

Pope Benedict XVI - AP PhotoCIUDAD DEL VATICANO (ABC.ES) - El papa Benedicto XVI pidió a la ONU que adquiera una conciencia "renovada" de sus responsabilidades para promover la justicia, la solidaridad y la paz en el mundo, durante la misa de Año Nuevo celebrada este domingo en el Vaticano y consagrada al tema de la paz.

El Pontífice urgió al mundo a un "sobresalto de valor y de fe en Dios y en el hombre, para elegir emprender el camino de la paz". Este llamamiento se dirige "a todos", dijo, "a los individuos, a los pueblos, a las organizaciones internacionales y a las potencias mundiales".

La ONU en particular debe "adquirir una conciencia renovada de sus responsabilidades para promover valores de justicia, solidaridad y paz en un mundo cada vez más marcado por el amplio fenómeno de la globalización", declaró el Papa.

Benedicto XVI subrayó que era "más necesario trabajar juntos por la paz" frente "a las situaciones de injusticia y de violencia que persisten en varias partes del mundo", y a las "amenazas nuevas y más insidiosas contra la paz" que son "el terrorismo, el nihilismo y el fundamentalismo fanático".

- Lea el artículo completo aquí.

Solemnidad de Santa María, Madre de Dios

Fuente: ACI Prensa

Santa María, Madre de Dios - Foto cortesía ACI PrensaLa Solemnidad de Santa María Madre de Dios es la primer Fiesta Mariana que apareció en la Iglesia Occidental, su celebración se comenzó a dar en Roma hacia el siglo VI, probablemente junto con la dedicación –el 1º de enero– del templo “Santa María Antigua” en el Foro Romano, una de las primeras iglesias marianas de Roma.

La antigüedad de la celebración mariana se constata en las pinturas con el nombre de “María, Madre de Dios” (Theotókos) que han sido encontradas en las Catacumbas o antiquísimos subterráneos que están cavados debajo de la ciudad de Roma, donde se reunían los primeros cristianos para celebrar la Misa en tiempos de las persecuciones.

Más adelante, el rito romano celebraba el 1º de enero la octava de Navidad, conmemorando la circuncisión del Niño Jesús. Tras desaparecer la antigua fiesta mariana, en 1931, el Papa Pío XI, con ocasión del XV centenario del concilio de Éfeso (431), instituyó la Fiesta Mariana para el 11 de octubre, en recuerdo de este Concilio, en el que se proclamó solemnemente a Santa María como verdadera Madre de Cristo, que es verdadero Hijo de Dios; pero en la última reforma del calendario –luego del Concilio Vaticano II– se trasladó la fiesta al 1 de enero, con la máxima categoría litúrgica, de solemnidad, y con título de Santa María, Madre de Dios.

De esta manera, esta Fiesta Mariana encuentra un marco litúrgico más adecuado en el tiempo de la Navidad del Señor; y al mismo tiempo, todos los católicos empezamos el año pidiendo la protección de la Santísima Virgen María.

El Concilio de Éfeso

En el año de 431, el hereje Nestorio se atrevió a decir que María no era Madre de Dios, afirmando: “¿Entonces Dios tiene una madre? Pues entonces no condenemos la mitología griega, que les atribuye una madre a los dioses”. Ante ello, se reunieron los 200 obispos del mundo en Éfeso –la ciudad donde la Santísima Virgen pasó sus últimos años– e iluminados por el Espíritu Santo declararon: “La Virgen María sí es Madre de Dios porque su Hijo, Cristo, es Dios”. Y acompañados por todo el gentío de la ciudad que los rodeaba portando antorchas encendidas, hicieron una gran procesión cantando: "Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén".

Asimismo, San Cirilo de Alejandría resaltó: “Se dirá: ¿la Virgen es madre de la divinidad? A eso respondemos: el Verbo viviente, subsistente, fue engendrado por la misma substancia de Dios Padre, existe desde toda la eternidad... Pero en el tiempo él se hizo carne, por eso se puede decir que nació de mujer”.

Madre del Niño Dios

“He aquí la sierva del Señor, hágase en mí según tu palabra”

Es desde ese fiat, hágase que Santa María respondió firme y amorosamente al Plan de Dios; gracias a su entrega generosa Dios mismo se pudo encarnar para traernos la Reconciliación, que nos libra de las heridas del pecado.

La doncella de Nazareth, la llena de gracia, al asumir en su vientre al Niño Jesús, la Segunda Persona de la Trinidad, se convierte en la Madre de Dios, dando todo de sí para su Hijo; vemos pues que todo en ella apunta a su Hijo Jesús.

Es por ello, que María es modelo para todo cristiano que busca día a día alcanzar su santificación. En nuestra Madre Santa María encontramos la guía segura que nos introduce en la vida del Señor Jesús, ayudándonos a conformarnos con Él y poder decir como el Apóstol “vivo yo más no yo, es Cristo quien vive en mí”.

- Más información sobre María, Madre de Dios, en ACI Prensa.