lunes, abril 25, 2005

El pensamiento de Benedicto XVI en la Declaración Dominus Iesus

Amigos: estaba buscando en la red algún documento pre-papal de Benedicto XVI el cual encarnara su pensamiento que hablase de la posición especial de la Iglesia respecto a las grandes corrientes intelectuales del día, corrientes que amenazan abrumar la misión global de la Iglesia y su custodia del Depósito de la Revelación. Encontré tal documento en lengua española en la muy debatida Declaración Dominus Iesus, la cual fue publicada por la Congregación para la Doctrina de la Fe en agosto del 2000 por el prefecto de esta congregación en aquel entonces, el cardenal Joseph Ratzinger. Quiero compartir con Uds. una de mis citas favoritas de este escrito:
El perenne anuncio misionero de la Iglesia es puesto hoy en peligro por teorías de tipo relativista, que tratan de justificar el pluralismo religioso, no sólo de facto sino también de iure (o de principio). En consecuencia, se retienen superadas, por ejemplo, verdades tales como el carácter definitivo y completo de la revelación de Jesucristo, la naturaleza de la fe cristiana con respecto a la creencia en las otra religiones, el carácter inspirado de los libros de la Sagrada Escritura, la unidad personal entre el Verbo eterno y Jesús de Nazaret, la unidad entre la economía del Verbo encarnado y del Espíritu Santo, la unicidad y la universalidad salvífica del misterio de Jesucristo, la mediación salvífica universal de la Iglesia, la inseparabilidad —aun en la distinción— entre el Reino de Dios, el Reino de Cristo y la Iglesia, la subsistencia en la Iglesia católica de la única Iglesia de Cristo.

Las raíces de estas afirmaciones hay que buscarlas en algunos presupuestos, ya sean de naturaleza filosófica o teológica, que obstaculizan la inteligencia y la acogida de la verdad revelada. Se pueden señalar algunos: la convicción de la inaferrablilidad y la inefabilidad de la verdad divina, ni siquiera por parte de la revelación cristiana; la actitud relativista con relación a la verdad, en virtud de lo cual aquello que es verdad para algunos no lo es para otros; la contraposición radical entre la mentalidad lógica atribuida a Occidente y la mentalidad simbólica atribuida a Oriente; el subjetivismo de quien, considerando la razón como única fuente de conocimiento, se hace « incapaz de levantar la mirada hacia lo alto para atreverse a alcanzar la verdad del ser »;la dificultad de comprender y acoger en la historia la presencia de eventos definitivos y escatológicos; el vaciamiento metafísico del evento de la encarnación histórica del Logos eterno, reducido a un mero aparecer de Dios en la historia; el eclecticismo de quien, en la búsqueda teológica, asume ideas derivadas de diferentes contextos filosóficos y religiosos, sin preocuparse de su coherencia y conexión sistemática, ni de su compatibilidad con la verdad cristiana; la tendencia, en fin, a leer e interpretar la Sagrada Escritura fuera de la Tradición y del Magisterio de la Iglesia.
Y es que solo basta con mirar la blogosfera y el sinfín de material presente en la Red para uno darse cuenta de la mucha porquería neo-gnóstica, "nueva era," hermética que existe por un lado y por el otro, el deconstructivismo filosófico, el ethos "postmoderno" y en fin, el nihilismo y la crasa indiferencia que muestran los "ilustrados" hacia la fe cristiana en general y a la religión católica en particular.

Otros, guiados por un entusiasmo exagerado, buscan reducir las diferencias entre la Iglesia Católica y las otras iglesias cristianas a una cuestión meramente verbal, sin más significado trascendental que el mero orden o antigüedad de ciertas palabras, o dicho de otro modo, de la inutilidad del pasado para guiar el presente. Esta declaración toma este toro por los cuernos y enfatiza:
Existe, por lo tanto, una única Iglesia de Cristo, que subsiste en la Iglesia católica, gobernada por el Sucesor de Pedro y por los Obispos en comunión con él. Las Iglesias que no están en perfecta comunión con la Iglesia católica pero se mantienen unidas a ella por medio de vínculos estrechísimos como la sucesión apostólica y la Eucaristía válidamente consagrada, son verdaderas iglesias particulares. Por eso, también en estas Iglesias está presente y operante la Iglesia de Cristo, si bien falte la plena comunión con la Iglesia católica al rehusar la doctrina católica del Primado, que por voluntad de Dios posee y ejercita objetivamente sobre toda la Iglesia el Obispo de Roma.
Claro, esto no le va a caer bien a muchos y sin embargo, es completamente basada en los documentos del Concilio Vaticano II al cual muchos achacan un espíritu de indiferencia hacia estas cosas, pero del cual no pueden citar nada para apoyar sus planteamientos.

En fin, que si quieren conocer la mente del Papa sobre lo que este piensa acerca de las creencias populares anticristianas tan en boga hoy, y del esfuerzo que hacen muchos para denigrar y destruir la Iglesia Católica, lean Dominus Iesus.

- Lean la Declaración Dominus Iesus de la Congregación para la Doctrina de la Fe

Re-editado el 26.4.05 a las 9 AM.

sábado, abril 23, 2005

El Cristo en que creen algunos

El Cristo en que creen algunos carga pistola y lleva un fusil al hombro;
No carga sobre sí los pecados del mundo, pero sí una lata de municiones;
No nos vino a salvar del pecado, pero sí de las "estructuras pecaminosas."
Es el Cristo en que creen algunos…

El Cristo que creen algunos no es el Príncipe de la Paz, sino es un Varón de Guerra;
No es el Cristo que da la otra mejilla, es el Cristo que tira la otra granada;
Es un Cristo que odia a los ricos y arma a los pobres
Es el Cristo en que creen algunos

"¡Bienaventurado los que matan, porque ellos no serán matados!"
Así dice el Cristo en que creen algunos
"Bienaventurados los que persiguen a otros en mi nombre, porque de ellos es
La dictadura del proletariado"
"Bienaventurados los que hacen huelga, los que queman llantas y humillan a sus
Oponentes, porque ellos verán a Marx"
Ese es el Cristo en que creen algunos…

No en balde hay tanta gente atea, porque si Cristo no es quién decía ser,
Pues entonces no hay diferencia entre Él y el Ché Guevara
O tal vez el Ché era el Cristo
Muerto otra vez por la dialéctica histórica
Y por la salvación del proletariado
Y la trascendencia del Amor y el espíritu son solo las alucinaciones disparatadas
De los que sufren el opio de las masas.
Así juran y perjuran los que creen en el Cristo de las Escopetas.

jueves, abril 21, 2005

Y la vida sigue su curso...

Bueno, amigos, con la elección del Papa Benedicto XVI y su instalación próxima, se cierra un capítulo más de la historia de la Iglesia y del mundo y se abre otro. La vida sigue su curso y nosotros los creyentes procedemos con alegría y optimismo. Queda mucho por hacer y es por eso que somos llamados a ser odres nuevos y sal de la tierra. Cómo serlo será el tema de mis próximos comentarios, reflexiones, y elucubraciones.

martes, abril 19, 2005

¡Ratzinger Papa!

¡Bienvenido Benedicto XVI!

Amigos, yo sabía que el Cardenal Razinger era elegible, y que si hubiese sido elegido, iba a ser tremendo Santo Padre, pero aun así, ¡qué sorpresa tan buena! Me encuentro eufórico, jubiloso.

¡Ad multos annos, Benedictus, PP XVI, Pontifex Maximus!

Lo que esta elección presagia para la Iglesia es continuidad con la obra del Papa Juan Pablo Magno y su consolidación. Espero que la claridad doctrinal que emanaba de la Santa Sede durante el pontificado previo también continúe, junto con el fortalecimiento de la disciplina eclesiástica y la interpretación auténtica del Concilio Vaticano II de la cual el antiguo cardenal, hoy Papa Benedicto XVI, fue el arquitecto. La Barca de Pedro ostenta hoy un nuevo y firme capitán, listo para enfrentar las tormentas que se avecinan.

El comentario inicial en la prensa tradicional angloparlante ha sido mayormente negativo, particularmente en BBC Radio, la cual enfatizó el trasfondo doctrinal y teológico del nuevo papa, su edad, su alegada condición cardiaca y francamente, el tono fue su deseo de que feneciese pronto. En CNN en inglés, la cabeza parlante comentaba que los cardenales regresarían a sus países con la obligación de rendir cuentas y explicaciones de por qué eligieron a Ratzinger, particularmente los cardenales de la Europa septentrional y Norteamérica, como si la gente votara por los cardenales y que estos existen para adelantar la necia agenda de unos pocos.

Por otro lado, los liberales que apoyan a rajatabla el aborto, la ordenación de mujeres, la validación del comportamiento homosexual, el aborto y otras imposibilidades, deben de estar arrastrándose por el piso por los retortijones que la elección les ha causado. Como dije anteriormente en mi ensayo en inglés, titulado The Next Pope Should Clean House, espero que el Papa Benedicto limpie casa y bien pronto. La Barca de Pedro no necesita de este peso muerto.

Oremos por nuestro nuevo Santo Padre y por la Iglesia; demos gracias al Señor por habernos concedido el hombre indicado para estos tiempos.

lunes, abril 18, 2005

Hoy Comienza el Cónclave

Hoy, a las diez de la mañana hora de Roma, el Colegio de Cardenales de la Iglesia Católica celebró una Santa Misa en anticipación al Cónclave, el cual comenzará a las 4 de la tarde hora local hoy. El Cónclave--que quiere decir "bajo llave" en latín--es el antiguo mecanismo que la Iglesia utiliza para elegir al Sumo Pontífice. Los "cardenales" son la encarnación contemporánea del antiguo presbiterio de Roma, el cual era el organismo que elegía al Obispo de Roma, o sea, al Papa, en la antigüedad. Los cardenales se reunen "bajo llave" para asegurar su independencia al momento de elegir al Romano Pontífice. En este momento tan importante y solemne se acostumbra a orar el Veni, Creator Spiritus:
Ven, Espíritu Creador,
visita las almas de tus fieles
y llena de la divina gracia los corazones,
que Tú mismo creaste.
Tú eres nuestro Consolador,
don de Dios Altísimo,
fuente viva, fuego, caridad
y espiritual unción.

Tú derramas sobre nosotros los siete dones;
Tú, el dedo de la mano de Dios;
Tú, el prometido del Padre;
Tú, que pones en nuestros labios
los tesoros de tu palabra.

Enciende con tu luz nuestros sentidos;
infunde tu amor en nuestros corazones;
y, con tu perpetuo auxilio,
fortalece nuestra débil carne.

Aleja de nosotros al enemigo,
danos pronto la paz,
sé Tú mismo nuestro guía,
y puestos bajo tu dirección,
evitaremos todo lo nocivo.

Por Ti conozcamos al Padre,
y también al Hijo;
y que en Ti, Espíritu de entrambos,
creamos en todo tiempo.

Gloria a Dios Padre,
y al Hijo que resucitó,
y al Espíritu Consolador,
por los siglos infinitos. Amén.

Oremos: Señor Jesús, Tú eres nuestro pastor eterno y guía. En tu misericordia dale a tu Iglesia un pastor que siempre siga tus pasos y que su cuidado nos traiga tus bendiciones. Te lo pedimos por Jesucristo, Nuestro Señor. Amén.

jueves, abril 14, 2005

El episcopado francés pide aclarar ambigüedades en la ley sobre el final de la vida

Para que no se convierta en una justificación del abandono de enfermos
PARÍS, jueves, 14 abril 2005 (ZENIT.org).- Ante la aprobación de la ley sobre los derechos de los enfermos y el final de la vida, que instaura el derecho «a dejar morir», el episcopado francés pidió este miércoles que las autoridades aclaren las «ambigüedades» del texto legislativo.

Un comunicado firmado por el arzobispo Jean-Pierre Ricard, presidente de la Conferencia Episcopal de Francia, explica que «el texto votado prevé el reconocimiento jurídico por una parte del derecho de todo enfermo a rechazar los tratamientos e incluso los cuidados que le son propuestos, si ésta es realmente su voluntad, y por otra la legitimidad de poner fin a tratamientos que se hayan convertido en inapropiados».
Por favor, prosiga leyendo aquí.

Comentario breve. En otro signo de las implicaciones mundiales del caso de Terri Schiavo, ahora los obispos franceses están exigiendo clarificationes en un proyecto de ley pendiente ante su gobierno para evitar la eutanasia y la disposición inapropiada de los enfermos necesitados de cuidados especiales.

Miren que interesante termina el artículo:
Al presentar la ley, el ministro de Salud, Philippe Douste-Blazy, afirmó este miércoles: «Mientras sea ministro rechazaré la eutanasia». Al votarse la ley, abandonaron el hemiciclo en señal de protesta los senadores socialistas y comunistas.
A la izquierda le importa un bledo la vida de los más necesitados, me parece a mí. Si un ser humano es incapaz de impulsar la dialéctica histórica, a ese hay que echarle a un lado como inservible. Eso es lo que parecen decir con su "protesta."

lunes, abril 11, 2005

Tony Croatto - Habitando la Tierra Luz

El pasado 2 de abril, casi desapercibido por el fallecimiento del Santo Padre Juan Pablo Magno, pasó también a morar con el Señor el cantante puertorriqueño Tony Croatto. Y digo "puertorriqueño" porque aunque nació en Italia, no murió italiano. Murió boricua.

La magia de Tony lo fue su música. Yo mismo lo escuché varias veces en persona cantando la música de Puerto Rico, la música "brava" con olor a tierra adentro y lo veía transformarse de alegría y nunca lo vi de ninguna otra manera excepto como uno de los nuestros, nunca como a un extranjero.

Hace mucho tiempo, también visité su estudio de música en la planta baja de su residencia en el Barrio Caimito, a las afueras del Área Metropolitana de San Juan. Subí allá el día que Padre Hugo Irala, C.SS.R., unos de mis preceptores juveniles y músico él también, fue a grabar un disco. Cuando me presentaron a Don Tony, en aquella época en la cumbre de sus poderes creativos y de su madurez adulta, yo, un adolescente flacucho peludo e inseguro, simplemente me quedé sin habla. Después lo espié a través de una ventana del estudio, mientras caminaba por su "finquita" y se sentaba a contemplar el panorama. Tony Croatto fue un hombre de la tierra y de esa savia telúrica brotaban sus canciones: "Homenaje a César Concepción, Amanece, Madre Tierra, Yo Habito la Tierra Luz, Creo en Dios" y tantas otras que yo me paso cantando y aprendiendo a tocar en mi guitarra.

Tony no ha muerto. Tony vive en los que tocamos su música y cantamos sus canciones. Dios te tenga en su seno, Tony, allá en la Tierra Luz.

domingo, abril 10, 2005

¿Sería factible la democracia cristiana dentro de nuestros contextos?

Estaba yo "surfeando" la Red y se me ocurrió investigar más a fondo el fenómeno--que lleva más de un siglo--de la llamada "democracia cristiana" o "Movimiento Demócrata Cristiano," motivado por mi corriente lectura del libro de Carlos Alberto Montaner, titulado, Los Latinoamericanos y la Cultura Occidental en donde se menciona este movimiento.

Me encontré con varias fuentes bien informativas en español y en inglés las cuales describen un movimiento de alcance mundial bien polifacéico y no siempre similar, en Europa y en América Latina.

La mejor descripción la encontré en una especia de "catecismo" impreso en Chile, en donde el Partido Demócrata Cristiano es una fuerza política y lo que leí ahí, me gustó. Por ejemplo, se definen como "humanistas cristianos"
En función del bien común, pretende construir un mejor orden de las relaciones en sociedad, entre los propios hombres y entre éstos y el entorno que les rodea. Este nuevo orden, se construye sobre la base de algunas inspiracionesfundamentales que dan cuenta de una determinada concepción del hombre y su situación histórica, que ha considerado en sus principios el mensaje evangélico cristiano,
cuyas características son,
El profundo respeto por la dignidad de la persona humana (personalismo), la valoración del sentido de la comunidad humana (comunitarismo), la solidaridad como criterio de convivencia social, el pluralismo de visiones como signo de respeto a la igualdad de las personas y la apertura al mundo.
Se autodenominan "personalistas" porque creen que
...la persona en el centro de todo el sistema de valores éticos. Concibe que la razón suprema es la causa del hombre, de todo hombre (hombre o mujer, rico o pobre, de cualquier raza, de cualquier religión).
Se consideran participantes de las vertientes "comunitarias, solidarias y pluralistas" porque
...entiende que el desarrollo pleno de la persona, sólo se obtiene en la comunidad formada por otras personas unidas en un destino común. La comunidad es asumida como la unión natural de personas en función de intereses individuales asumidos como parte de un todo, que compromete por igual a todos y cada uno de sus integrantes...¿Porqué es solidaria?...Porque entiende que la suerte de otras personas no noses indiferente. Los éxitos y fracasos de los demás nos benefician o afectan ineludiblemente. En la adversidad, el otro es un hermano que debe ser acompañado o auxiliado,por nuestra comunidad de origen y destino...¿Porqué es pluralista? Porque entiende que todas las personas son iguales en dignidad y derechos. A partir de esta convicción fundamental, todos tenemos derecho a pensar en la mejor manera de ordenar nuestras relaciones en sociedad, con base en nuestras creencias particulares, con la sola limitación de respetar el mismo derecho, que es reconocido a los otros.
Fíjense, si eso es así, he sido "demócrata cristiano" sin saberlo desde hace ya mucho tiempo.

Me pregunto si este ideario prendería en los EE.UU. o en Puerto Rico, y si en los EE.UU., cual sería el mejor partido para cultivarlo; y de los de Puerto Rico, ¿cuál se atrevería?

Seguiré estudiando esta vertiente política por estos medios.

- Lean El ABC de la Democracia Cristiana Internacional

- Adquiera Los Latinoamericanos y la Cultura Occidental en Amazon.com

sábado, abril 09, 2005

¡Selena Vive!

Bueno, esta pasquinada se desvía un poco de la temática general como la llevo hasta ahora en esta versión española de Vivificat!, pero es que como todo buen latinoamericano, a mí la música buena interpretada por cantantes originales que transmiten con su arte el sentir de su pueblo, pues me gusta y siempre me llega al corazón.

Viví en Texas por muchos años y aunque no escuchaba regularmente el género músical denominado "norteño" o "Tex-Mex," cada vez que Selena salía en la radio--en aquel entonces vivía todavía--yo pausaba y subía el volumen. Es que esta muchacha proyectaba algo bien espacial, un entusiasmo, una sencillez, un ansia por comunicar su creatividad y por darle expresión a su gente que era contagioso. Es una lástima que la quien le quitó su vida lo hizo por envidia de su belleza y de su éxito. Pero obligados estamos por orar por ella también, ya que no hay hoyo tan profundo del cual el Señor no pueda rescatar a nadie.

Antier pude ver un especial en una telecadena hispana celebrando su cumpleaños, celebrado en el Reliant Stadium en Houston. El espectáculo fue bueno y bien emotivo, digno elogio de la vida, carrera y familia de la cantante cuya muerte prematura nos llena de tristeza a todos.

Selena le dió vuelo a la música Norteña, creando puentes hacia otros hispanos e incluso angloamericanos, por su genio, por su voz y por su música. Como ella, no habrá otra.

viernes, abril 08, 2005

Restos mortales de Juan Pablo II reciben cristiana sepultura

Nos veremos otra vez en la Gloriosa Mañana por venir

The Holy Father's coffin lies in its final resting place - CNN/AP/Osservatore Romano PhotoLos restos mortales del Santo Padre Juan Pablo II recibieron cristiana sepultura en Roma, en la gruta bajo la Basílica de San Pedro, al mediodía hora de Roma. Millones pasaron frente a su cuerpo en capilla ardiente; numerosos jefes de estado y de gobierno asistieron a la Misa fúnebre presidida por el Cardenal Ratzinger, Decano del Colegio de Cardenales. Miles de millones más presenciaron la ceremonia en los medios de comunicación. Así termina la vida y misión del Papa Juan Pablo el Grande. Oremos:

Que los ángeles te acompañen al paraíso, que los mártires te reciban a tu llegada y te guíen a la ciudad santa, Jerusalén. Que los coros de ángeles te reciban y que con Lázaro, quien una vez fue pobre, obtengas el descanso eterno. Amén.

miércoles, abril 06, 2005

La vocación de padre en el Papa Juan Pablo II

S.E.R. Monseñor Javier Echevarría, Prelado del Opus Dei, comparte con nosotros varias meditaciones y semblanzas del Papa Juan Pablo el Grande, una de ellas publicadas en un periódico diario de Puerto Rico, titulada En la casa del Padre. Me impactaron particularmente estas palabras:
S.E.R. Monseñor Javier Echevarría, Prelado del Opus DeiJuan Pablo II se ha caracterizado por sus muchas cualidades y facetas, y no faltarán en estas horas quienes enaltezcan su papel en la historia de la Iglesia y de la humanidad, sus virtudes humanas y sobrenaturales, sus talentos. Para mí -como para innumerables hombres y mujeres en todo el mundo-, el Papa ha sido, antes que nada, un padre. En su persona hemos experimentado de modo muy intenso que la Iglesia está unida por los lazos de comunión propios de una familia; que el Papa es un padre para los católicos de los más diversos países, que es principio y fundamento de unidad en la Iglesia, fuente de fraternidad entre todos los hombres, promotor de la paz.

Me atrevería a decir que Juan Pablo II ha representado de modo excelso el papel principal de su vida, el papel de padre, la función de vicario de Cristo. Imagen, con toda su personalidad; y símbolo vivo entre nosotros. Ojalá sepamos entender y secundar todo lo que Dios nos pide, de modo tan claro y cercano, y acertemos a hacer de la Iglesia, como Juan Pablo II nos ha reclamado, “casa y escuela de la comunión”
.
Mi propia como padre me dice que de las cosas más difíciles de aprendar es cómo ser buen padre y luego como educar a los hijos de uno a que lo sean. Eso es así particularmente con aquellos de nosotros que no disfrutamos de ejemplos paternales perfectos-aunque, ¿quién no se queja de sus padres?

Juan Pablo II aprendió a ser buen padre porque tuvo un buen padre y una buena madre. Su buen ejemplo lo guió por el resto de su vida y eso, considerando que sus padres no le duraron mucho. La lección aquí es que no importa que tan buenos, malos, o mediocres hayan sido nuestros padres, nuestra obligación es ser buenos padres con nuestros hijos, que nuestro pasado no nos excusa de obrar bien.

Es bien irónico que una persona célibe como Juan Pablo el Grande haya podido ser una figura paternal para tantos, pero ahí lo tenemos, sin más evidencia necesaria que la realidad de su obra.

- Lea En la casa del Padre en El Nuevo Día Interactivo

lunes, abril 04, 2005

Tiempos fuertes templan las almas

Amigos: los últimos días han sido fuertes para nosotros los católicos. La injusta muerte de Terri Schiavo, seguida por la del Santo Padre Juan Pablo II, han pesado sobre nosotros, especialmente porque ocurrieron durante la Semana Santa y la primera semana de Pascua, respectivamente, tiempos que son de por sí fuertes y llenos de significado.

Estoy convencido de que estas cosas no han pasado por casualidad, sino que entran en el plan de Dios. Dios nos ha mostrado, en la pasión y muerte de Terri Shiavo y la del Santo Padre, que el dolor y el sufrimiento tienen valor redentor cuando son asimilados al sufrimiento redentor de Cristo Jesús. Quien sufre a semejanza de Cristo, sufre con Cristo y ayuda a redimir al mundo. Entonces, el sufrimiento humano constituye a los hombres en otros Cristos y por lo tanto, no siempre debe de ser rechazado a toda costa como si fuese un anti-valor.

Terri y el Papa murieron en tiempos de fiesta y las próximas fiestas de la Iglesia--la Ascensión de Jesús y Pentecostés--nos recuerdan que Cristo nunca nos ha privado de su presencia en la Iglesia. Cristo vive en el cristiano y subsiste en su corazón con una presencia viva.

Roguemos al Señor que estas fiestas que se avecinan llenen a la Iglesia como en un nuevo Pentecostés, ante la inaugaración de un nuevo Sumo Pontífice y la alborada de una nueva era para la Iglesia Universal.

sábado, abril 02, 2005

Papa Juan Pablo el Grande (1920-2005)

pero la Iglesia continuará

El Sucesor de San Pedro, Obispo de Roma, Siervo de los Siervos de Dios, el Papa Juan Pablo II, ha sido llamado a su recompensa eterna por el mismo Señor a quien él sirvió toda su vida. Empezando como actor, y luego como laborero esclavo, y luego como sacerdote, obispo, arzobispo y finalmente, Vicario de Cristo, Karol Woytila dió el todo por el todo por su Señor. Su lema fue Totus Tuus, todo tuyo Cristo, todo tuyo María Santísima, a quien amó como Madre durante toda su vida.

No me cabe duda que la historia lo recordará como Juan Pablo "el Grande." Este gigante del espíritu rescató a la Iglesia cuando se encontraba en confusión debido a las interpretaciones extremas de la labor renovadora del Concilio Vaticano Segundo, y la puso en el curso debido bajo la guía infalible y amorosa del Espíritu Santo.

Hoy quedamos huérfanos. Pero la Iglesia nunca queda sola, porque su Fundador siempre queda con ella hasta el fin del mundo.

Hoy guardamos luto. Pero recordamos el ejemplo de Juan Pablo, quien, al igual que su Maestro, supo demostrar que el sufriemiento y el dolor son redentivos y fuente de santidad y de esperanza eterna para aquellos quienes lo abrazan con generosidad.

Oremos:
Señor, te encomendamos el alma de tu siervo Juan Pablo y te suplicamos, Cristo Jesús, Salvador del mundo, que no le niegues la entrada en el regazo de tus patriarcas, ya que por él bajaste misericordiosamente del cielo a la tierra.

Reconócelo, Señor, como criatura tuya; no creada por dioses extraños, sino por ti, único Dios vivo y verdadero, porque no hay otro Dios fuera de Ti ni nadie que produzca tus obras.

Llena, Señor, de alegría su alma en tu presencia y no te acuerdes de sus pecados pasados ni de los excesos que lo pudo haber llevado el ímpetu o ardor de la concupiscencia.

Porque, aunque haya pecado, jamás negó al Padre, ni al Hijo, ni al Espíritu Santo; antes bien, creyó, fue celoso de la honra de Dios y adoró fielmente al Dios que lo hizo todo. Te lo pedimos, Padre, en el Nombre de tu Hijo Jesús, quien vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo, todo honor y toda gloria, por los siglos de los siglos. Amén.

viernes, abril 01, 2005

A Terri Schiavo la mataron; los vivos pagaremos las consecuencias

Que no quede duda de mi opinión respecto a la muerte de Terri Schiavo acaecida ayer: a Terri, la mataron. La mató su esposo, Michael, quien no fue fiel a su matrimonio y quien tenía graves conflictos de interés como consecuencia de eso. La mató el abogado de su esposo, George Felos, quien se autodefinió como un "ángel de misericordia" que trajo alivio y paz a esa jóven mujer incapacitada. Y la mató también el juez sobre su caso, George Greer, el cual en un desplante de positivismo legal, puso una definición estrecha de seguir "un justo proceso legal" por encima de los derechos fundamentales de este ser humano incapacitado.

Esto es lo que pasa cuando se divorcia a la ley de la conciencia. Las cortes ya no buscan justicia, porque se han tragado la peligrosa ficción filosófica de que la "verdad" no existe y para evitar preguntar como Poncio Pilatos, "¿veritas? ¿qui est veritas?"--los togados de toda estirpe se han dedicado a reforzar un sistema legal sin referencia moral externa. En el caso de Terri Schiavo, el efecto ha sido similar uno de aplanadora, porque le aplastaron sus derechos, y aplastaron todo argumento contrario y toda duda razonable a favor de la supervivencia de esa sistema y del mantenimiento de su coherencia interna, al costo de la vida de esta ciudadana. Sobre este altar legal, Terri Schiavo fue sacrificada.

Todas estas acciones han sentado terribles precedentes legales, siendo el principal la unción, por parte de los sistemas judiciales tanto estatal como federal, de un reyezuelo con poderes monárquicos absolutos en un condado de la Florida, capaz de paralizar o ignorar a todos los demás poderes mediante su dictado judicial.

Si bien es cierto que el sistema judicial, a través de la pena capital, ha sido responsable de quitarle la vida a reos inocentes, esto se explica como un fallo del proceso judicial o de su defensa , o de cualquier otra circunstancia que haya viciado el fallo del jurado. Pero lo terrible del caso de Terri ha sido de que las cortes fallaron una y otra vez positivamente, validando el proceso legal que llevó a Terri a su muerte, sin encontrar defecto alguno. Efectivamente, como Pilatos hacen casi dos mil años, estos togados se lavaron las manos, satisfechos de que al menos siguieron la letra de la ley aun cuando esto le costase la vida a una persona incapacitada a quien la ley debía proteger.

Algo apesta aquí, hermanos y hermanas. Vean las consecuencias de las ideas que se han venido sembrando desde hace tiempo: de que no hay tal cosa como una verdad objetiva y absoluta y sin verdad, pues tampoco hay tal cosa como justicia objetiva y absoluta; que los preceptos morales no anteceden al derecho positivo y que este último puede actuar sin referencia a ellos. Hoy, esas ideas han sido validadas y han cobrado nuevas fuerzas y ante ellas hay que anteponer con nuevos bríos la razón, el derecho natural, y la defensa de la dignidad humana. Fracasemos en esto, y los vivos pagaremos las consecuencias en la tiranía que se avecina.