jueves, mayo 14, 2015

TODO LO BUENO LLEGA A SU FIN - ESTA ES MI ÚLTIMA ENTRADA EN EL BLOG

Hermanos y hermanas, Paz y Bien a todos en Cristo Jesús nuestro Señor.

Todo lo bueno llega a su fin. Después de 10 años de "blogueo" en español - y de 11 en inglés - he decidido de colgar el ratón. Diez años es un buen recorrido y Uds. me han acompañado en las buenas y en las malas y por esto les estoy agradecido.

Ya es hora de irme. En esta década muchos otros ya deslumbran esta humilde obra en términos de fondo y contenido. Eso es como debe de ser, que otros aumenten mientras uno disminuye.

Así, pues, he decidió reenfocar mis energías en otros retos personales y profesionales, y reentregarme a la voluntad del Señor y a sus planes para mi.

Hermanos y hermanas, esto no es un "adiós", es más bien un "hasta luego." El Dios que es Amor no admite ausencias. Todos estamos presentes en Él.

Dejaré esta página activa mientras la noticia se riega. Poco a poco iré apagando las luces, por así decirlo. Por favor, no se sorprendan del día en que visiten esta obra y no la encuentren.

Gracias mil a todos por estos años tan fecundos.

Termino como terminé la primera entrada en este blog una década atrás: invocando la bendición de nuestro Dios, Padre, Hijo y + Espíritu Santo sobre todos nosotros, por la intercesión de nuestra Madre, María Santísima. 


martes, mayo 12, 2015

Una mirada más a la noción protestante de "Sola Scriptura"



Autor: P. Daniel Gognon, omi | Fuente: Libro No todo el que dice Señor Señor via Catholic.net


¿Cómo podemos saber que la Biblia es inspirada, o sea, es Palabra de Dios? ¿Cómo podemos saber que los 27 libros (ni más ni menos) que forman el NT forman el canon? Por ser el tema tan fundamental para la doctrina protestante queremos mirarlo otra vez ahora, después de haber reflexionado sobre la autoridad de la Iglesia cristiana.

Técnicamente la palabra "inspiración" no aparece en las Escrituras. La palabra que se traduce por "inspiración" es THEOPNEUSTOS que literalmente significa "Dios respiró" La palabra aparece solamente en 2 Ti 3, 16 [1] En la teología católica "inspiración" es una palabra técnica que significa que Dios es el autor principal de la Biblia, aunque utilice a los hombres.

¿Es la Tradición Apostólica inspirada? En un sentido sí. Cuando Dios reveló las doctrinas Él determinó el contenido de estas enseñanzas, pero no fijó directamente la forma en que los Apóstoles expresarían las doctrinas a otros. Entonces, mientras el contenido original que les fue dado era inspirado, las palabras por las cuales fueron expresadas no son. Los Apóstoles pueden expresar una doctrina en varias maneras.

Un ejemplo: un padre de familia puede decir a su hijo "comemos a las 12 en punto" Estas son sus palabras exactas. Pero su hijo puede transmitir el mensaje a sus hermanos diciendo: "Papi dijo que nos sentáramos a la mesa alrededor del mediodía". El mensaje es igual aunque no son las palabras exactas. Así la Tradición oral; nos transmite la voluntad y el mensaje de Dios sin que sean exactamente las palabras que Jesús utilizó. La Tradición enseña en otras maneras la Palabra de Dios encontrada en la Biblia. Sabemos que no siempre entendemos lo que una persona nos está tratando de comunicar hasta que utilice otras palabras. Si es así con un ser humano, aún más con Dios cuya manera no es la nuestra y cuyos pensamientos son más altos que el cielo. Además, las palabras de la Biblia son adaptaciones del ambiente hebreo y griego del medio oriente, por eso necesitamos que las ideas de las Escrituras sean expresadas para el mundo contemporáneo.

Lo importante de la Tradición es que sea VERDAD y no tanto que sea inspirada. No necesito revelación divinamente inspirada que me diga dónde están mis zapatos cuando me levanto en la mañana. Solamente la verdad de dónde están. Si sé est, o me puedo vestir. En teología no se necesita que una verdad sea expresada en las mismas palabras exactas que utilizó Dios para saber que es veraz. Por ejemplo no se necesita que la Biblia diga: "La Trinidad es el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo, tres personas que son un sólo Dios" para que lo creamos. No hay declaración directa así en la Biblia [2]. Solamente necesito saber que la doctrina está implícitamente en ella.

Con la Tradición Apostólica solamente necesito saber que es doctrina de los Apóstoles y no tradición de hombres condenada por Jesús (Mt 15, 3). Con tal de que la Tradición Apostólica sea infalible no tienen que ser exactas las palabras que la expresan.

El mandamiento bíblico de 2 Ts 2, 15 retened la doctrina ... aprendida sea por palabra o por carta nuestra, sigue vigente y tiene que ser obedecido a menos que sea superado por otro mandamiento en otra parte del NT; que diga que la Tradición Apostólica cesaría de ser obligatoria en un tiempo futuro.

Si alguien niega la posición católica, tendría que admitir que sola Scriptura no se aplicaba en el tiempo apostólico antes del NT. Para demostrar que ahora sí se aplica, el hermano evangélico tiene que demostrar que hubo un cambio de paradigma al final de la era apostólica. Tiene que ofrecer citas que demuestren que toda la Tradición Apostólica iba a ser puesta por escrito y que habría una sola fuente de Tradición. Y NO HAY TAL CITA.

Y puesto que la Tradición Apostólica, transmitida fuera de la Escritura Apostólica (Biblia) no tiene que ser materialmente distinta a las Escrituras, sino solamente repeticiones (o interpretaciones auténticas de la Escritura), el hermano tendría que probar lo imposible: Que no existe ninguna interpretación de la Escritura Apostólica transmitida a través de los siglos hasta hoy. Él no puede.

El problema de sola Scriptura


Los reformadores afirmaron que toda las enseñanzas cristianas que tratan fe y práctica, tienen que ser derivadas solamente de la Biblia. Entonces la teología tiene que reflexionar sin la Tradición o el Magisterio (si no, no sería "sola la Biblia). Esto implica el derecho absoluto de la interpretación privada de cada persona. Si cualquier otro le dice cómo interpretarla no será "solamente la Biblia". Habrá otra fuente (la opinión de la persona o del comentario). ¿Pero quién quiere o puede ser teólogo? En la práctica es el pastor quien define la doctrina, y si un feligrés de una congregación comienza a pensar distinto lo pueden excomulgar.

Si sola Scriptura hubiera sido el plan de Dios, no hubiera podido surgir antes de una cierta etapa en la historia Europea. Si Dios hubiera querido que sola Scriptura fuera su deseo para todos, ¿ hubiera sido posible que el cristiano regular la siguiera? No. Primero, para que cada cristiano pudiera leer la Biblia y decidir por sí mismo qué quiere decir, necesitaría tener una copia. Entonces sola Scriptura implica lo siguiente:. 
  1. La capacidad tecnológica de imprimir. (No la hubo por 1, 400 años. Todo fue copiado a mano).
  2. Imprimir grandes cantidades de Biblias a precio barato.
  3. La capacidad tecnológica de almacenar y distribuir tales cantidades. (Factible en el primer mundo recientemente.)
  4. Bastante dinero impreso para que los campesinos pudieran comprar (No se pagan 1,000 Biblias con 5,000 gallinas!) Esto es reciente.
  5. La traducción de la Biblia en los miles de idiomas conocidos (alcanzable en este siglo).
  6. La apertura política y económica. (En la China comunista esto no existe).
  7. La capacidad de leer y entender por sí mismo, que para la mayoría de la historia cristiana ha sido menos del 1% de la población mundial.
  8. Tener bastante tiempo para leer, estudiar, investigar suficientemente para saber cómo interpretarla.
  9. La capacidad de escribir para poder recordar esta información .
  10. Para poder estudiar se necesitan, lexicones, diccionarios de griego y hebreo. Por ejemplo; ¿Qué significa la palabra griega BAPTIZO (bautizar) por inmersión?, ¿tiene un significado más amplio?
  11. Necesita otras herramientas como comentarios para saber de otras maneras de interpretar. (Sabemos por ejemplo que la palabra griega EIS tiene significados primarios y segundarios).
  12. Necesita la capacidad de decidir entre varios argumentos y maneras de interpretar.
  13. Entonces Sola Scriptura requiere EDUCACIÓN y ENTRENAMIENTO universal en lógica, semántica, etc. Algo que ni siquiera existe hoy.
  14. Sola Scriptura requiere buena nutrición que el 90% de las personas en la historia no han tenido porque sabemos que sin bastante alimentación el cerebro y la capacidad de estudiar y aprender disminuyen.
  15. Fundamental: No podemos utilizar sola Scriptura sin que primero, sepamos cuáles son las Escrituras en primer lugar. La Biblia no nos da una lista de los libros inspirados, necesitamos la Tradición de la Iglesia [3].
  16. El hecho que la Biblia dice que la Iglesia "es columna y baluarte de la verdad" (2 Ti 3, 15) dice que hay algo más que sola Scriptura guste o no guste a los evangélicos.
Es sabido que todo lo que los Evangélicos escriben de Jesús en su conjunto cubre solamente 18 días enteros de los 33 años de la vida de Jesús. ¿Qué de los otros 12027? Es significativo que la Biblia no presenta 99% de la vida de Jesús. El Apóstol Juan dice: Y hay también otras muchas cosas que hizo Jesús, las cuales si se escribieran una por una, pienso que ni aun en el mundo cabrían los libros que se habrían de escribir (Jn 21, 25). Piénsalo. ¿Por qué Juan no escribió más si la Biblia es imprescindible para la Fe?

¡Es irónico que los protestantes que rechazan la Tradición utilizan una Biblia basada en ella! Cuando una persona se convierte, generalmente acepta lo que le enseña la persona que le lleva el mensaje. Si el que le evangelizó era evangélico, el nuevo converso acepta que solo hay 66 libros de la Biblia. Es normal, es lo que le enseña, son pocos quienes investigan anteriormente. (Es la queja en contra de los que se hacen testigos de Jehová). Es semejante al que se hace mormón después de su conversión: acepta el libro de mormón (o el Corán en el caso del musulmán, o los 73 libros en el caso del que se hace católico). Es decir, en parte, sus creencias dependen de quién le llevó el mensaje. En otras palabras, sobre la cuestión de la inspiración bíblica, el nuevo converso subconscientemente está aceptando una "tradición" de una Iglesia, en este caso, la tradición protestante es la autoridad.

Parece que sola Scriptura salió de un grupo de teólogos intelectuales con grandes ideales del Renacimiento que tenían el estudio, herramientas, tiempo, nutrición necesaria y dinero para comprar Biblias para su investigación. Es obvio que para la mayoría de los cristianos, Dios espera que obtengan y mantengan su conocimiento. Quiere decir que sola Scriptura no forma parte del plan de Dios.

Una vez que vemos que hay dos fuentes de una sola verdad: la escritura y la Tradición queda la pregunta ¿cómo sabemos cuál Tradición viene de los Apóstoles (o sea, el canon de ésta)? Y la respuesta es igual a cómo sabemos el canon del NT: por el magisterio de la Iglesia. Así como la Iglesia decidió el canon, así lo mismo decide (discierne) la Tradición Apostólica [4].
Los Obispos en el Concilio de Roma en el año 382 d.C. bajo el Papa Dámaso I, aceptaron los libros que fueron escritos directa o indirectamente por los Apóstoles. Pero ¿cómo sabían cuáles fueron? POR TRADICIÓN: Los que estaban de acuerdo con la Tradición ortodoxa teológica (que excluyó los escritos gnósticos) y los que LA TRADICIÓN mantenía, venían de los Apóstoles. Y si el evangélico está de acuerdo con el canon del NT entonces tiene que admitir que la Iglesia decidió infaliblemente cuáles libros lo componían. La Iglesia pudo hacer esto cientos de años después de la muerte del último Apóstol, ¿con qué base negaría el hermano, que la Iglesia no puede igual con el canon de la Tradición? Para decidir la "apostolicidad" de la Biblia tiene que haber primero apostolicidad de la Tradición de la Iglesia.

La Iglesia es la esposa viva de Cristo y reconoce su voz. Sabe distinguir entre Tradición Apostólica y tradición de los hombres, porque sabe distinguir la voz de su Esposo en ella.

Entonces las dos fuentes mutuamente se complementan: La Tradición verifica la Escritura y la Escritura verifica la Tradición.
_____________________________________
NOTAS:
[1]  Y obviamente no se toma así literalmente porque Dios no respira, no tiene pulmones ni boca. Es la manera bíblica de decir que Dios inspiró la Biblia con su "aliento", que es su mismo Espíritu.
[2] Muchos hermanos dicen "si no está en la Biblia no lo creo", sin embargo la palabra Trinidad no está y creen en ella. ¿Cómo puede uno creer en sola Scriptura y en el dogma de la Trinidad? Además, ¡no creen en la Tradición que sí está en la Biblia!
[3] Y si décimos que cada quien es dirigido por el Espíritu Santo como dijeron los reformadores, entonces otra vez no es sola Scriptura,. Porque el mismo Espíritu de Dios es una autoridad extrabíblica, en este sentido, igual que un Papa o un Concilio. La tercera persona de la Trinidad no se identifica con las verdades que se expresan en la Biblia por medio de los seres humanos. Si toda la verdad revelada es encontrada en los 66 libros de la Biblia como dijo Calvino, entonces la revelación directa del Espíritu Santo de cuáles libros son inspirados no están en la Biblia. ¡Es una revelación fuera de la Biblia!
[4] Algunos dicen que la misma Biblia se auto autentica, pero esta idea ni siquiera es bíblica. En 1 S 3 cuando Dios habló a Samuel, él tuvo que ir al sacerdote Elí para reconocer que la palabra era de Dios. No era automáticamente obvio para Samuel. Igual en 1 R 13 donde "el varón de Dios" se equivocó. ¿Por qué Dios , dio la regla de Dt 18 sobre cómo distinguir profetas falsos y verdaderos si es automáticamente claro? La Biblia explícitamente nos dice que tenemos que "probar todo" (1 Jn 4, 1 y 1 Ts 5, 20-21). Dios nos manda probar la revelación.

viernes, mayo 08, 2015

Espíritu Santo: paloma y agua



Padre Nicolás Schwizer

El idioma más adecuado para hablar del Espíritu Divino, por su carácter misterioso, es el de los símbolos e imágenes. El Espíritu Santo escapa a la definición matemática. Se presta a la imaginación, a la poesía, a la metáfora.

La paloma. Es la imagen más conocida y más tradicional. ¿Por qué Él se escogió la paloma como símbolo suyo? Las razones de los teólogos no convencen. Parece ser más un asunto de poesía que de teología.

“Ven, amada mía, paloma mía, ven desde las grietas de la roca, déjame oír tu voz, porque tu voz es dulce” (Cant 2,14). Todo el libro del Cantar de los Cantares es un poema de amor, y al amor le gusta expresarse en metáforas. Y así la paloma se hace ternura, inocencia, sencillez. Es fácil acercarse a ella, no se espanta, no hace daño. Esos mismos rasgos se aplican espontáneamente al Esp. Santo. Así idealizamos la paloma, para que se ajuste más al modelo divino que representa. Hay animales con suerte.

La paloma aparece al final del diluvio. Noé la envía desde el arca para saber si la tierra ya está seca. La primera vez vuelve al no encontrar donde posarse. En su 2ª salida vuelve con un ramo de olivo en el pico. Y en su tercera salida ya no vuelve más (Gen 8, 8 12). La paloma fue fiel al volver con el verde mensaje, y fue inteligente al no volver cuando vio que podía quedarse en la tierra recobrada. Esa fidelidad e inteligencia de la paloma también le va bien al E. Santo. Sabe cuándo venir y cuándo marcharse.

Desde entonces, la paloma con el ramo de olivo ha sido símbolo de paz entre el cielo y la tierra, firmada con arco iris para que no haya más diluvios y no vuelva a peligrar el género humano.

Rabinos entendidos ven la paloma también en la creación: “el espíritu de Dios aleteaba sobre las aguas” (Gen 1,2). Comparan la paloma que vuela sobre las aguas originales de la creación con la paloma que vuela sobre las aguas conquistadas del diluvio.

La paloma, símbolo del Espíritu creador, anuncia después del diluvio un segundo inicio, una segunda creación.

 Y, finalmente, la paloma sobre las aguas del Jordán (Mt 3,16). Representa la bajada del Espíritu de Dios sobre Jesús, en el momento de su Bautismo, al comienzo de su vida pública. Evoca la nueva creación, el mundo nuevo que inaugura Jesús en la fuerza del Espíritu Divino. Y así en los grandes momentos de la humanidad está presente la paloma, reflejándonos algo del Espíritu Santo.

El agua. Otro símbolo es el agua. “Entonces Jesús gritó: Si alguien tiene sed, venga a mí y beba. Si alguien cree en mí, el agua brotará en él. Esto lo decía refiriéndose al Espíritu que iban a recibir los que creyeran en Él” (Jn 7, 37 39).

Apenas puede haber imagen más bella y significativa para el Espíritu de Dios que el agua viva, clara, libre, alegre. El pueblo judío que se había formado en el desierto conocía el valor del agua y lo consideraba un verdadero don del cielo. Y no es extraño que los ríos sean sagrados en muchas civilizaciones. Y tampoco es extraño que el mar nos hable de Dios si lo contemplamos en silencio.

El Espíritu Santo refresca y vivifica, limpia y santifica, arrastra y fecunda. Y el bautismo es el signo sacramental del nuevo nacimiento. En ese sentido dice la carta a Tito (3,5): “En el bautismo nacimos a la vida, renovados por el Espíritu Santo”. Termina el último libro de la Biblia, el Apocalipsis, con la llamada del Espíritu y la Esposa a la cita profética: “El que tenga sed, que se acerque, y el que quiera, reciba gratuitamente el agua de la vida” (22,17). El agua del Espíritu que apaga la sed del alma y da vida eterna. Nuestra cita diaria con el agua viva ha de convertirse en cita con el Espíritu que mueve las aguas de la creación y la redención.

Preguntas para la reflexión

1. ¿Cuál es mi símbolo preferido del ES? ¿Por qué?
2. ¿Relaciono el agua con el ES?
3. ¿Cómo puedo aumentar mi relación con el ES?

domingo, mayo 03, 2015

A la hora de orar, hay que ser "pacientes" con Dios

P. Ignacio Larrañaga, OFMCap (+2014)

Lo más difícil, para los que se han embarcado en la milicia de la fe, es tener paciencia con Dios. La «conducta» del Señor para con aquellos que se le entregaron es, muchas veces, desorientadora. No hay lógica en sus «reacciones». Por eso mismo no hay proporción entre nuestros esfuerzos por descubrir su rostro bendito y los resultados de ese esfuerzo; y muchos pierden la paciencia y, confundidos, lo abandonan todo.

Dios es el manantial donde todo nace y todo se consuma. Es el pozo inagotable de toda vida y gracia. Todo lo dispone y dispensa según su beneplácito. En el dinamismo general de su economía, sólo existe una dirección: la de dar. Nadie puede exigirle nada. Nadie puede cuestionarlo, enfrentándolo con preguntas.

Las relaciones con El no son de la naturaleza de nuestras relaciones humanas. En nuestras interrelaciones hay contratos de compraventa, trabajo y salario, mérito y premio. En la relación con Dios no existe nada de eso. Sólo hay regalo, gracia, dádiva. El es de otra naturaleza: El y nosotros estamos en diferentes órbitas. El que se decide a tomar en serio a Dios, lo primero que necesita hacer es tomar conciencia de esta diferencia y aceptarla con paz. Eso significa tener paciencia con Dios.

Sí. El está en otra órbita; en la órbita de la pura gratuidad. Nosotros no podemos trazar coordenadas paralelas, como quien dice: Después de hacer millares de experimentos en materia pedagógica, se ha llegado a esta constante: en quince horas de enseñanza de matemáticas, con esta pedagogía, un alumno de coeficiente intelectual normal aprende (es una constante) nueve lecciones. Es un experimento científico: a tal causa, tal efecto. Está comprobado.

Nosotros no podemos ahora levantar un paralelismo diciendo: quince horas de oración, con este método y estas circunstancias, tienen que dar, en una persona normal, el siguiente y palpable resultado: cinco grados de paz y dos grados de humildad. No podemos sacar tales deducciones:
estamos en diferentes órbitas. Al contrario, pueden suceder cosas completamente imprevisibles, por ejemplo, que quince horas de oración nos den por resultado un grado de paz y que, al día siguiente, una hora de oración nos dé quince grados de paz.

Si en la vida con Dios hubiese constantes, no habría en este mundo gente que dejara de rezar. Por ejemplo, si por una hora de oración se consiguiera normalmente dos grados de paz, todo el mundo encontraría tiempo para orar. Pero en el mundo de la gracia no hay ley de proporcionalidad ni cálculo de probabilidades ni constantes psicológicas.

Es bueno caminar hacia Dios por métodos de oración ya experimentados, pero sin perder de vista el telón de fondo que es el misterio de la gracia. Paciencia significa tomar conciencia y aceptar con paz el hecho de tener que movernos en esta dinámica extraña, desconcertante e imprevisible que, no raras veces, pone en jaque la paciencia y la fe.

jueves, abril 30, 2015

Bloguipausa en efecto

Hermanos, Paz y BIen a todos.

Mis deberes que pagan por mi casa, techo y comida me están impidiendo escribir en el blog por el momento. Les invito a que disfruten el contenido en línea o a que accedan a mi cuenta de Twitter o a otras publicaciones descritas en http://www.vivificat.org . Que el Buen Señor nos bendiga a todos.