martes, julio 29, 2014

Nuestro mundo sería uno mucho mejor ausente Hamas

Hermanos y hermanas, Paz y Bien a todos.

Aunque no haya sido hasta ahora que escriba algo acerca del conflicto corriente entre Israel y el grupo terrorista Hamas en la franja de Gaza, no es que sea por indiferencia. Nadie que tenga un corazón puede pasar por alto la cuantiosa pérdida de vidas, la destrucción de la propiedad y el descalabro social y emocional que este conflicto ha cobrado. Nadie que tenga una onza de humanidad puede permanecer incólume ante tanto niño muerto.

Sin embargo, no puedo culpar al Estado de Israel completamente ni me permito hacer una equivalencia moral entre Israel y el grupo terrorista Hamas. Este último es una banda de asesinos nihilista guiados por una filosofía de odio especializados en matar civiles. Ha sido Hamas quien inició esta ronda de bombardeos por su uso de misiles dirigidos a Israel; ha sido Hamas quien secuestró y asesinó a tres adolescentes sin provocación; es Hamas quien se adhiere firmemente a una política de aniquilación del estado de Israel como su objetivo principal.

Hamas no le pidió permiso de lanzar sus cohetes a los palestinos de Gaza, sabiendo lo que les vendría encima. Y el palestino que se atreva a pedir a Hamas un cese al fuego y el reconocimiento del Estado de Israel se arriesga a perder su vida como traidor y colaboracionista. En su fuero de influencia Hamas es un estado totalitario que no admite disidencia alguna. Su poder se nutre de palestinos muertos: mientras más palestinos mueran, más lucen como campeones. A Hamas le conviene que los israelíes les mate su pueblo.

¿Buscamos realmente la paz en Gaza? ¿Queremos realmente romper este ciclo de tragedias? Entonces Hamas, o tiene que cambiar, o tiene que desaparecer.

Como están las cosas, nuestro mundo sería uno mejor y la vida de los palestinos sería una esperanzadora si el grupo terrorista Hamas dejase de existir.

domingo, julio 27, 2014

"Bien sé yo que el amor gobierna el mundo"

Hermanas y hermanos, Paz y Bien a todos.

Quiero compartir con Uds. este otro pensamiento del Padre Ignacio Larrañaga que expresa muy bien mi sentir acerca de la certeza de la fe ante los embates del diablo, el mundo y la carne que vemos presentes en las noticias que vemos u oímos en los medios.

 Aunque la injusticia levante su martillo vengador, aunque los hospitales no den abasto y en el psiquiátrico no haya vacantes y en los cementerios necesiten contratar más personal..., bien sé yo que fueron la Sabiduría y el Amor los que organizaron la vida.
Aunque nadie haya vuelto del otro lado y los que mueren permanezcan terriblemente silenciosos..., bien sé yo que somos portadores de un alma indivisible e inmortal y al otro lado está la verdadera Vida.

Aunque sé que existe la ley de la transmutación universal por la que las moléculas que arman este mi cuerpo se desintegrarán pero no se irán al vacío sino que formarán parte de otros innumerables cuerpos..., bien sé yo que, en esta misma carne y revestido de esta misma piel, mis ojos contemplarán a mi Redentor.

Aunque las tristezas se vistan de sonrisas y el egoísmo tenga a veces cara de amor y con la palabra paz en sus bocas organicen guerras crueles y la sociedad parezca un circo de payasos..., bien sé yo que Jesús pasó por el mundo vestido de sinceridad.

Aunque no se oiga otro idioma que el de la fuerza y levanten monumentos sólo a los que tienen fama o belleza y sólo los campeones sean rodeados y adorados..., bien sé yo que los niños, los pobres y los enfermos fueron los favoritos de Jesús...

Aunque el tedio visite a viejos y jóvenes y el odio ponga su nido en los corazones, aunque se estrujen la cabeza tramando venganzas y las flores vayan al “basurero y las campanas doblen a muerto y sea el suicidio la única salida para algunos y la fatalidad, la crueldad y la deslealtad parezcan las únicas reinas del mundo..., bien sé yo que el amor gobierna el mundo y que, si mi Dios es todopoderoso, es, también y ante todo, un Padre todo cariñoso que cuida con la ternura de una madre."

miércoles, julio 23, 2014

Yo también soy nazareno

Hermanos y hermanas, Paz y Bien a todos.

Estoy reemplazando temporalmente mi logo con la letra "N" en árabe. Los terroristas del llamado Estado Islámico de Irak y el Levante se refieren a los cristianos de Irak como "nazarenos" y utilizan esta letra para marcar sus hogares para hostigarlos o para destruirlos.

Pues hermanos y hermanas, yo también soy nazareno. Me solidarizo con mis hermanos en Irak y en el Levante. Recemos mucho por ellos quienes están conociendo el martirio, genocidio y limpieza étnica mientras el mundo calla y la opinión pública musulmana en el mundo silba con tranquilidad.


martes, julio 22, 2014

¿Qué es el «Evangelio de la Esposa de Jesús»?

Hermanos y hermanas: Paz y bien a todos.

Hoy recordamos en nuestro santoral a Santa María Magdalena y decidí que esto es un buen tema para tratar hoy.

De vez en cuando - y de cuando en vez - surgen en los medios discusiones sobre si Jesús es casado y con quién. Si has leído El Código de Da Vinci sabes a lo que me refiero.

En septiembre del 2012 una profesora de la prestigiosa Universidad de Harvard, Karen King, publicó en un simposio su estudio de un antiguo fragmento de papiro escrito en lengua copta el cual tituló el «Evangelio de la Esposa de Jesús» . Reproduzco este papiro abajo:

Fragmento del papiro del «Evangelio de la Esposa de Jesús»
Fuente: Universidad de Harvard.

Como pueden observar, es un fragmento y por lo tanto su traducción es fragmentaria. Dice así, línea por línea:
1. ] "no [para] mí. Mi madre me dió la vi[da]"
2. ]." Los discípulos le dijeron a Jesús ".[
3. ]negar. María (no) es digna[
4. ]..." Jesús les dijo: "Mi esposa...[
5. ]..."ella es capaz de ser mi discípula...[
6. ]. Que se hinchen los malvados...[
7. ]. Por mí, estoy con ella porque...[
8.        ]una imagen[
Y eso es todo. Por eso es que se le llama el «Evangelio de la Esposa de Jesús», por lo que se lee en la línea número 4. No es por lo que escribió la supuesta esposa de Jesús y no porque ella sea la protagonista. Y ni siquiera esto es el papiro completo, es un fragmento, un pedacito de algo cuyo resto sigue perdido por el momento.

Y de estas líneas muchos ven y quieren concluir diciendo "¡Ajá! Mira pa'llá. La Iglesia Católica nos miento diciéndonos que Cristo fue célibe. Ellos falsificaron el mensaje original y blá blá blá" etc.

Hermanos, sabemos ya desde poco después de la era apostólica que el movimiento gnóstico - el equivalente antiguo de lo que hoy llamamos "Nueva Era" - tuvo una gran producción literaria donde se abarcaban estos temas. No es nada nuevo y sus contenidos no son de origen apostólico. Hasta su tenor es distinto. Los escritos gnósticos nunca fueron recibidos como canónicos por la Iglesia y hoy, por más que descubran, tampoco.

Peor, que el argumento viene de un fragmento. La frase "mi esposa"  en la línea 4 es simplemente un sujeto. El predicado no lo conocemos porque está en la parte del papiro que se perdió. La oración no continúa en la línea 5, es decir, la oración que dice "ella es capaz de ser mi discípula" no completa la frase de la línea 4. Falta algo entre las dos.

¿Y si el predicado de la oración "Mi esposa..." hubiese sido "...es la Iglesia"? Todo el emebeleco construido sobre la frase "Mi esposa" se vendría abajo. Pero esta espada analítica es de doble filo: si no sabemos el predicado de la oración que empieza "Mi esposa..." no podemos decir nada de su significado, sea uno que verifique las creencias gnósticas o el que yo suplo, lo que haría el fragmento consonante con la ortodoxia.

Pero no podemos afirmar con certeza ni lo uno ni lo otro. Pero, ¿por qué otros afirman el casorio de Jesús con tanta fuerza? Pues no $é. Lo tengo que pen$ar. Caben mucha$ razone$.

jueves, julio 17, 2014

La raza es algo a flor de piel - mi perfil de ADN de acuerdo a Ancestry.com

Hermanos y hermanas, Paz y Bien a todos.

Recientemente me hice la prueba de ADN patrocinada por el sitio de investigación genealógica Ancestry.com. Pueden observar los resultados en la imagen a la derecha. Hagan "clic" sobre ella para hacerla más grande. Mientras lean el perfil, quiero que tengan en mente que soy un puertorriqueño de piel blanquecina-oliva, de aspecto mediterráneo como algunos le dicen, sin ningún rasgo o hermosura relativa o particular.

Lo primero que me sorprendió ver en este perfil genético es ver por vez primera mi herencia amerindia en números fijos: 25% de mis genes provienen de mis ancestros taínos. Aunque es de conocimiento popular en Puerto Rico que muchos somos mestizos de europeos y taínos - y como verán, de más aun - me sorprende ver la prueba. Si en Puerto Rico los taínos hubiesen sobrevivido como pueblo particular, yo hubiese podido ser miembro de la tribu.

El 23% de ADN de origen africano es menos sorprendente, ya que la mezcla es más evidente por mi línea paterna. Ese 10% norteafricano - mrisco, berberisco, tal vez sefardí - es lo mismo que decir "andaluz" y por lo tanto no muy revelatorio para mí. Pero ese 7% del Senegal sí que lo es, ya que confirma de una vez por todas que tengo un ancestro - tal vez del pueblo mandinga - que vino encadenado a nuestro hemisferio como esclavo.

El resto de mi herencia genética - el 50% - es europea, con más de un cuarto siendo ibérica pero también un 8% original de Italia y Grecia, pueblos con los que siempre he sentido una simpatía singular, particularmente el italiano. Un 4% de mis genes son de origen escandinavo, consecuencia de la generosidad vikinga durante sus saqueos y destrucciones en la Europa medieval. Un 3% de mis genes se originaron en Irlanda - otro pueblo con quien siento afinidad y también tengo esa traza de Europa oriental, incluyendo judía de esta área que no he logrado confirmar por medio de documentos. Ser descendiente de Abrahán según la carne, sea como judío asquenazí o sefardí - como lo creo más probable - sería un gran honor para mí y una bendición particular.

¿Pero a cual herencia le rendiré pleistesía? A todas, a ninguna, mas a Jesucristo Nuestro Señor ante quien ya no hay "ni hombre ni mujer, ni griego ni judío."

Honro a todos mis ancestros por igual, sin quienes yo no estaría aquí. Ellos sobreviven en mí y sus sufrimientos son los míos. Los amo a todos y ruego por su descanso eterno en ese Reino en donde un día los conoceré. Gracias Señor, por el don de la vida; gracias a todos mis ancestros por hacerme posible.